14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!

Bernardo Pastrana y Jorge Mondragón fueron los primeros condenados a cadena perpetua en el país. LA PRENSA/ Cortesía/Archivo

Estas fueron las 10 cadenas perpetuas que se dictaron este 2021 desde que entró en vigencia la ley

Doce nicaragüenses se encuentran en las cárceles de país cumpliendo cadena perpetua. La Ley 1058 entró en vigencia en enero de este año y aún hay dos solicitudes en proceso, incluida la que sería la primera mujer en ser sentenciada a pasar su vida en la prisión

Contenido Exclusivo CONTENIDO EXCLUSIVO.

Se acercaban los días patrios, era el 12 de septiembre de 2020, cuando los asesinatos de dos hermanitas en la comunidad Lisawé, en Mukulukú, conmocionaron al país. Rosario Soza Centeno, un hombre de 32 años, violó y asesinó a machetazos a las niñas de 10 y 12 años.

Los crímenes de las niñas causaron gran revuelo en el país. Por lo que dos días después de sus muertes, en sus acostumbradas alocuciones al mediodía, la vicepresidenta Rosario Murillo anunció que Daniel Ortega instruía a la Corte Suprema de Justicia (CSJ) a que presentara propuesta de ley de cadena perpetua para los «crímenes de odio, crueles, aberrantes, humillantes y denigrantes».

Fue así que el 19 de enero de este 2021 entró en vigencia la Ley 1058, mejor conocida como Ley de cadena perpetua. La prisión de por vida solo será revisable hasta que el reo cumpla 30 años de cárcel. Los delitos que abarca son femicidios, asesinatos agravados y parricidios.

Desde que los jueces pueden dictar esta condena, se han impuesto diez cadenas perpetuas en 2021. En total, se pidieron 12 sentencias de por vida, pero hay dos casos en los que los judiciales todavía no han emitido su sentencia. Por estas condenas hay 13 nicaragüenses que pasarán su vida en la cárcel.

Estas son las cadenas perpetuas que se impusieron en este 2021:

Kendra Contreras, conocida como "Lala" fue asesinada a sus 22 años. LA PRENSA / CORTESÍA
Kendra Contreras, conocida como «Lala» fue asesinada a sus 22 años. LA PRENSA/ Cortesía

1.El crimen de Lala

Los primeros condenados a cadena perpetua son Bernardo Arístides Pastrana Ochoa y Jorge Luis Mondragón Acosta, quienes en un juicio celebrado el pasado 18 de mayo, decidieron admitir hechos por el asesinato de Kendra Contreras, conocida como Lala, una joven trans a la que mataron de manera cruel.

El asesinato de Lala ocurrió el pasado 3 de marzo por la madrugada. La joven fue amarrada a un caballo por más de 400 metros y para rematarla sus asesinos la atacaron a pedradas hasta morir en un camino rural de la comarca La Ceiba, en Somotillo, departamento de Chinandega.

Los asesinos ocultaron el cuerpo en la maleza, y nuevamente le dejaron caer más piedras sobre la cabeza. Estas piedras fueron recolectadas por la Policía como pruebas para incriminar a los delincuentes.

Para dictar su sentencia, la judicial Rosa Baca determinó que los asesinos se ensañaron con Lala, al «aumentar deliberada e inhumanamente el sufrimiento de la víctima y causar a ésta padecimientos innecesarios para la ejecución del delito, como lo fue amarrarle del cuello y de los pies, para en dos ocasiones distintas arrastrarlo en un
caballo por un camino, hasta que se reventó la correa utilizada para ese macabro propósito y también el hecho de haberle dejado caer piedras en la cabeza cuando se encontraba gravemente herido y de último darle puntapiés en la cabeza».

Además calificó la agresión como «violenta, cruel e inhumana». Los sujetos cumplen su pena en el Penitenciario de Chinandega.

José Antonio Castro Muñoz, sentenciado a cadena perpetua por femicidio .LA PRENSA/Archivo
José Antonio Castro Muñoz fue sentenciado a cadena perpetua por femicidio .LA PRENSA/Archivo

2. El femicida de San Rafael del Sur

José Antonio Castro Muñoz mató de varios machetazos a su expareja, una joven de 19 años, en San Rafael del Sur. Horas antes que el sujeto privara de la vida a su expareja Ingrid de los Ángeles Baltodano Pérez, de 19 años, este la interceptó frente a una iglesia ubicada en el barrio Julio Buitrago, en San Rafael del Sur, y le pidió en medio de llantos que lo perdonara por todo el daño que le había hecho; le dijo que la amaba y que por favor no lo dejara, pues no podía vivir sin ella. Al negarse y dejarle claro que no quería nada con él, la amenazó con cortarle la cabeza, palabras que ya le habría dicho en ocasiones anteriores.

Pero ese día, el 28 de febrero de 2021, el sujeto cumplió sus amenazas. Castro atacó a machetazos a Ingrid Baltodano cuando estaba en parque, la joven madre trató de refugiarse detrás de unos árboles, pero cuando corría se cayó, situación que fue aprovechada por el sujeto para propinarle 10 machetazos. La joven murió un día después en el Hospital Antonio Lenín Fonseca, en Managua.

El 13 de mayo, Castro se declaró culpable como una manera de evadir la cadena perpetua, ya que la admisión de hechos es una atenuante a la hora de dictar sentencia, pero de nada le valió porque el 3 de junio la jueza Segunda Especializada en Violencia de Managua, Aleyda Irías le impuso pasar el resto de su vida en la cárcel.

Ingrid Baltodano dejó dos hijos en la orfandad. Los menores están al cuido de la familia materna.

En octubre pasado, Castro apeló la sentencia, la cual quiere que reduzcan de perpetua a 30 años de cárcel.

Luis Evelio García Estrada, de 28 años, admitió haber matado a su pareja e hijastro. LA PRENSA/ Cortesía

3. Mató a su pareja y un niño de 15 meses de nacido

En junio pasado, la jueza Jazohara Zamora Rivera, del Juzgado de Distrito Especializado en Violencia de Siuna, condenó a cadena perpetua a Luis Evelio García Estrada, de 28 años, quien admitió haber matado a su pareja Jessica del Carmen Guido y su hijo de iniciales J.A.G. de 15 meses de nacido (hijastro del acusado).

El sujeto, sin ningún remordimiento, admitió los hechos en la audiencia preliminar, que es la primera audiencia del proceso judicial. “Fue el sábado en el camino, la maté a ella y a él también y me vine, usé un machete de donde el vecino donde trabajábamos, hace ocho días hoy”, dijo fríamente García.

En diciembre de 2020, la víctima inició una relación con García. El 18 de mayo de 2021 el sujeto le dijo que se fueran a Rosita, ya que había encontrado trabajo como güirisero. El sujeto celaba a la joven con los otros trabajadores y la amenazaba constantemente.

«Si no sos mía, no vas a ser de nadie», le decía García a la joven, según la acusación que presentó la Fiscalía. La joven estaba atemorizada y tenía pensado separarse de su verdugo, pero el sujeto comenzó a sospechar y planificó el crimen.

El 29 de mayo de 2021, exactamente a las 10:00 de la mañana, el femicida trasladó a la joven junto con el niño, de Rosita a la comunidad Wasminoma, en el camino se desvió a un punto de minería artesanal, para prestar un machete a un vigilante, aduciendo que lo utilizaría para buscar leña y que luego se lo regresaría.

A la joven Jessica Guido le propinó tres machetazos en presencia de su hijo, al cual posteriormente le asestó dos machetazos en el rostro que le ocasionaron la muerte. El sujeto arrojó el cadáver de la mujer a un barranco ubicado a 16 metros de donde cometió el crimen, mientras que el cuerpo del pequeño lo tiró a otro barranco ubicado a 9 metros de la escena del crimen.

Dary Carazo y Norlan Castillo cuando fueron presentados por la Policía en f

4. Violaron y asesinaron a mujer en Jinotega

Dary Iván Carazo Merlo, de 25 años y Norlan Otoniel Olivas Castillo, de 20, fueron condenados a pasar el resto de sus vidas en la cárcel por haber violado, robado y  asesinado de varios machetazos a Martina del Carmen Vargas Pérez, de 41 años, el pasado 21 de febrero en la comunidad La Estación, municipio San Sebastián de Yalí, departamento de Jinotega.

La jueza Engracia Inés Flores, del Juzgado Especializado en Violencia de Jinotega, manifestó que hubo agravantes como misoginia por la cantidad de heridas que le provocaron a la víctima, y placer al cometer el crimen, el cual quedó reflejado, pues en el cuerpo de la señora no solo se encontraron cortaduras, sino también rayones con letras, “como si la víctima era pizarra para escribir”.

Según el Ministerio Público, Norlan Olivas, era amigo de la víctima, la interceptó y se ofreció a acompañarla por un cafetal. El sujeto llevaba un machete y, estando en la zona, la amenazó con volarle la cabeza si gritaba. Seguidamente, se colocó detrás de ella, y al resistirse, le propinó dos machetazos en la cabeza, momento en que ambos sujetos procedieron a violarla. Luego cada uno le asestó varias heridas para terminar de matarla. La víctima fue despojada de una cartera donde llevaba dinero.

Ambos cumplen su condena en el penal de Waswalí, en Matagalpa.

René Roberto Gontol Juárez, de 49 años, deportado de Estados Unidos, es señalado de matar a su pareja. LA PRENSA/Policía

5. Acuhilló a su expareja cuando esta chineaba a su hija

René Roberto Gontol Juárez después de matar a su expareja huyó hacia los Estados Unidos, pero lo deportaron, así que apenas se bajó del avión fue detenido por las autoridades.

Gontol era acusado de matar a Jenny Verónica Aguirre Rojas, de 32 años, cuando ella estaba de espaldas a él, cargando en sus brazos a la hija de ambos, de 16 meses de nacida. El hecho ocurrió en Achuapa, departamento de León.

La sentencia la dictó el juez Luis Felipe Alvarado Palma, titular del Juzgado de Distrito Especializado en Violencia de León, quien indicó en su fallo que Gontol, deberá cumplir la condena en el Sistema Penitenciario de Chinandega.

Según la Fiscalía, Aguirre y el hombre de 49 años comenzaron una relación de pareja en 2017, pero en octubre de 2020 la víctima terminó la relación por el maltrato que recibía.

El 28 de febrero pasado, Gontol llegó al restaurante donde la víctima trabajaba como mesera y cuando entregó a la hija de ambos, el sujeto la acuchilló nueve veces por la espalda. Aguirre trató de pedir ayuda a una compañera de trabajo, María Concepción Caldera, a quien alcanzó a gritarle: «¡Concha corré, que este maldito me mata, corré, ayúdame!». Caldera logró ver cómo Jeny caía al suelo y la bebé quedaba con toda la ropa cubierta de sangre a la par de su mamá agonizante.

Roberto Reyes Martínez sentenciado a cadena perpetua por el crimen de la migrante nicaragüense, Norma Saravia Rugama . LA PRENSA/ Archivo.
Roberto Reyes Sequeira sentenciado a cadena perpetua por el crimen de la migrante nicaragüense Norma Saravia Rugama. LA PRENSA/ Archivo

6. Coyote mató a migrante boaqueña

El coyote nicaragüense Roberto de Jesús Reyes Sequeira, de 31 años, quien asesinó a la migrante boaqueña Norma Saravia Rugama, de 51, fue otro de los condenados a cadena perpetua. Reyes se dedicaba al tráfico de migrantes en condición ilegal en la frontera nica con Costa Rica, hacia donde se dirigía Saravia.

La sentencia para Reyes fue dictada en el Juzgado Noveno Distrito Penal de Juicio de Managua, donde fue celebrado el proceso por considerarse de relevancia nacional.

Norma Saravia desapareció el 30 de marzo de 2021 y su cadáver fue encontrado el 13 de abril en una zona boscosa limítrofe con Costa Rica, en la reserva La Esperanza, departamento de Río San Juan. Reyes fue capturado por agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de Costa Rica en territorio tico y entregado posteriormente a las autoridades nicaragüenses.

Lea también: Fiscalía pide cadena perpetua para «coyote» que mató a mujer migrante

Norma Saravia migrante nicaragüense asesinada por Roberto Reyes Sequeira . LA PRENSA/ archivo
Norma Saravia fue estrangulada, confirmaron las autoridades nicas. LA PRENSA/Cortesía

La Fiscalía detalló en su acusación que Reyes estranguló a Norma Saravia para robarle sus pertenencias.

La pena de cadena perpetua para Alexander Díaz Tórrez. LA PRENSA/Archivo.
Alexander Díaz, señalado de haber asesinado al joven Farling Aburto. LA PRENSA/Cortesía

7. Crimen en cuarto de hostal granadino

El sujeto Alexander Díaz Tórrez, de 29 años, purga cárcel de por vida luego de asesinar al joven Farling Aburto Betancourt, de 21 años, crimen ocurrido el pasado 14 de julio en un hostal granadino.

Alexander Díaz mató al joven para robarle una computadora gamer, valorada en 1,600 dólares, la cual había puesto a la venta por Facebook.

Cuando iba a iniciar el juicio, el sujeto admitió hechos. La Fiscalía inmediatamente solicitó la cadena perpetua, de igual manera lo hizo el abogado acusador particular Gabriel Díaz. El juez suplente del Juzgado Distrito Penal de Juicio de Granada, Erick José Brenes Vela, dictó la cadena perpetua contra Díaz Tórrez, la cual será revisable hasta que cumpla los 30 años de cárcel.

Farling Aburto era estudiante universitario. LA PRENSA/Cortesía Oniel Guerrero

«El acusado utilizó un arma blanca de tipo bayoneta que mide 22 centímetros de largo por 4 de ancho y procedió a intimidar a la víctima, quien al ver que no se trataba de la compra de su computadora, este trató de defenderse, iniciando un forcejeo entre él y el acusado, por lo que el acusado al ver que la víctima se resistió al robo, de manera violenta e inhumana procedió a agredirlo físicamente con el arma blanca aludida hasta matarlo», añadió el judicial.

Lea también: Esclarecen crimen de universitario en hostal de Granada

Para dictar su sentencia el juez también valoró el ensañamiento y alevosía a la hora de cometer el crimen, ya que Díaz apuñaló 37 veces a Farling Aburto Betancourt, quien era estudiante universitario.

Miguel Ángel Jirón fue hallado culpable de asesinato agravado y robo agravado. LA PRENSA

8. Cárcel de por vida para hermanos nicaragüenses

El juez Noveno Distrito Penal de Juicio de Managua, sentenció a cadena perpetua a los hermanos Alexander y Miguel Ángel Jirón Ampié, quienes asesinaron al finquero costarricense Víctor Manuel Rodríguez Barrantes, de 56 años.

En la sentencia dictada por el juez Luden Quiroz se indica que los hermanos Jirón Ampié actuaron con alevosía y ensañamiento al perpetrar el crimen entre la medianoche del 6 de febrero del 2021 y la madrugada del día siguiente. El asesinato ocurrió en Costa Rica, pero los hermanos fueron capturados en nuestro país. Nicaragua no extradita a sus nacionales, por lo que fueron juzgados en Managua.

Esta fue la primera vez que la justicia nicaragüense impone la cadena perpetua a connacionales por un crimen cometido en el extranjero. 

Los condenados se ensañaron con la víctima al someterlo a sufrimiento innecesario, introduciéndole trapos en la boca, tapándole las fosas nasales con trozos de tela y vendándole los ojos, indica el judicial al referirse al agravante de la alevosía.

El dictamen forense aportado como prueba por el Ministerio Público en el juicio indica que Víctor Manuel Rodríguez fue estrangulado y recibió un golpe en la región craneal con un objeto contuso y patadas en otras partes del cuerpo.

Los nicas eran trabajadores de Rodríguez. Según la Fiscalía el móvil del crimen fue económico porque los hermanos debían la renta de un cuarto que alquilaban a una hermana de la víctima, su familia pasaba dificultades económicas en Nicaragua y ellos se habían quedado sin trabajo en aquel país. De la casa del finquero, los nicas se llevaron varios artículos.

Alexander Jirón se declaró culpable en la primera audiencia de juicio, mientras su hermano Miguel Ángel fue declarado culpable por el juez, porque en todo momento negó los cargos formulados en su contra.

Clementina Elissete Cruz fue asesinada por su pareja Benito Ramón Tórrez. LA PRENSA/Redes sociales

9.Acuchilló 34 veces a su esposa y luego la remató con hacha y barra metálica

El juez Luis Felipe Alvarado Palma, del Juzgado Especializado en Violencia de León, dictó cadena perpetua en octubre pasado contra Benito Ramón Tórrez Pérez, de 57 años, por el femicidio de Clementina Elisette Cruz Urbina, de 45 años, crimen ocurrido el pasado 26 de julio en el reparto Las Mercedes primera etapa, en León.

Tórrez Pérez le dio 34 cuchilladas a la víctima, además la golpeó y le provocó otras heridas con un hacha, para rematarla con una barra metálica.

El reo, quien es conocido como Moncho, admitió el crimen en el inicio del juicio el pasado 4 de octubre. Según la acusación que había presentado la Fiscalía, la víctima tenía 26 años de vivir con Benito Tórrez y habían procreado tres hijos. Fue entre enero y febrero de este año que el hombre empezó a comportarse más violento, la ofendía  constantemente, le hacía escenas de celos en su negocio de pizzería familiar y la amenazaba con matarla.

El día del hecho en horas del mediodía, la víctima llegó a la vivienda después de hacer unas gestiones, y Tórrez se presentó con un cuchillo en sus manos y aprovechándose que estaba sola le propinó 34 cuchilladas, algunas de las heridas fueron en la oreja, ceja, labio, cuello y antebrazos, posteriormente la golpeó con el hacha y la barra metálica.

Roberto Pérez Gutiérrez fue condenado a cadena perpetua por el asesinato de su vecina. LA PRENSA/Archivo

10. Intentó violar y estranguló a su vecina

La última cadena perpetua del año fue dictada por el  juez Tercero Especializado en Violencia de Managua, Edén Aguilar, quien se la impuso a Roberto José Pérez Gutiérrez, de 29 años, por el asesinato agravado de su vecina, la señora Lucía del Socorro Martínez Alonso, de 57 años. 

El hecho ocurrió en el barrio Ducualí, donde la madrugada del pasado 4 de julio el sujeto escaló el portón de la casa de la señora, ingresó a su cuarto e intentó violarla. La víctima, quien padecía esquizofrenia, intentó defenderse y el sujeto la estranguló. Antes de matarla, la golpeó varias veces en el rostro y resto del cuerpo.

Una de las circunstancias que establece la Ley 1058 para imponer la cadena perpetua es que la víctima «sea especialmente vulnerable por razón de enfermedad o discapacidad física o psíquica para resistir». El sujeto cumplirá su condena en el Sistema Penitenciario Nacional de Tipitapa, La Modelo.

Todavía sin sentencia padre e hija

La Fiscalía también solicitó cadena perpetua para el sujeto Bismarck Alí Carvajal Moreno por haber violado y matado a su hija I.M.C., de 17 años. La solicitud fue hecha en octubre. Hasta este 20 de diciembre, el juez no ha emitido una sentencia.

Tampoco lo ha hecho un judicial de León por el crimen cometido por Aracely Vega en contra de su mamá Dominga Elena Lazo Zeas, de 54 años, hecho ocurrido el 10 de julio pasado en la comunidad de Mina La India, municipio de El Jicaral, departamento de León.

Vega Lazo, de 32 años, se convirtió en la primera mujer para quien la Fiscalía pide la cadena perpetua.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: