14
días
han pasado desde el arresto de nuestro gerente Juan Lorenzo Holmann, y la toma de las instalaciones. Nuestra Redacción está hoy en el exilio. ¿Vas a permitir que la dictadura se salga con la suya?

Triunfo de Violeta Barrios de Chamorro como candidata de la Unión Nacional Opositora (UNO) en 1990 . LA PRENSA/ARCHIVO

¿Cuáles deben ser los mecanismos adecuados para elegir a los candidatos opositores en medio de la represión de la dictadura?

Ante la ausencia de mecanismos democráticos abiertos para captar la preferencia de la ciudadanía, las fuerzas opositoras barajan distintas opciones para definir una alternativa que permita la mayor participación ciudadana posible y evitar de esta forma "los dedazos"

Contenido Exclusivo CONTENIDO EXCLUSIVO.

Nicaragua abrió sus puertas a un año electoral sin libertades de movilización, organización, expresión y de propaganda política, que facilite a los partidos u organizaciones políticas opositoras la realización de unas elecciones primarias como mecanismos democráticos para la selección de candidatos.

Ante la ausencia de mecanismos democráticos y libres para captar la preferencia de la ciudadanía, debido a la represión impuesta por la dictadura, la oposición apuesta a alternativas a través de la tecnología para lograr la mayor participación ciudadana y elegir a sus candidatos, evitando así que la nominación de los liderazgos nacionales sea a través del “dedazo”, que ha sido la práctica política-histórica del país o la designación, a partir de pequeños grupos de poder político o económico, al margen de las preferencias ciudadanas. En esto coinciden cuatro líderes opositores consultados por LAPRENSA.

Lea además: Estos son los partidos políticos que el orteguismo ha “descabezado” desde el 2007 

Juan Sebastián Chamorro, miembro de la Alianza Cívica y quien fungió como su director ejecutivo, manifestó que eventualmente en un año electoral es inevitable empezar a hablar de candidaturas, por lo que considera que es importante ir quitando la idea o el concepto de que una candidatura o un cargo público es algo negativo. “El servicio público es algo que se debe de celebrar y se debe de promover, no para servirse sino para servir al pueblo”.

Chamorro opina que esta (el proceso de selección de candidatos) es una discusión que se va a tener que dar y que eventualmente se va a tener que llegar a nombres y apellidos de personas que van a liderar los procesos electorales. “No solamente estos, sino todos los que vienen y aspiramos a que más gente, sobre todo los jóvenes, puedan participar en elecciones, en comicios transparentes, justos, seguros, observados, eso es parte de la democracia”, expresó.

Lea también: Asamblea Nacional iniciará este jueves el proceso para elección de su nueva junta directiva 

Violeta Granera, miembro del Consejo Político de la Unidad Azul y Blanco (UNAB), dijo que hay que dejar detrás la pretensión de imponerle al pueblo candidaturas. “Primero, la gente debe opinar sobre las personas en las que confían más, y segundo, porque si logramos elecciones libres, siempre serán en un contexto difícil y por lo tanto se requeriría de mucho compromiso para salir a votar y defender el voto. Para lograrlo deberemos estar confiados en que lucharemos por candidaturas que representan los intereses de todos”, valoró.

¿Cuáles deben ser los mecanismos adecuados de selección?

El politólogo y dirigente opositor, Félix Maradiaga —también miembro del Consejo Político de la UNAB—, señaló que la represión impuesta por el régimen no permite el nivel de participación ciudadana que desde la agrupación opositora quisieran tener. “Yo no puedo opinar por toda la oposición, puedo opinar en mi carácter personal, porque no sé lo que otras organizaciones tengan en mente, pero te puedo decir que la Unidad Nacional ha propuesto que nuestra preferencia hubieran sido una gran elección primaria abierta. Creemos que hubiese sido un proceso sumamente esperanzador, en donde los nicaragüenses pudieran participar en un proceso de primarias internas”, manifestó.

Maradiaga reveló que la UNAB había diseñado un proceso para la realización de unas elecciones primarias, pero la represión, que en su caso incluso ha conllevado a que se le imponga casa por cárcel de facto, cambió un poco las cosas. “Teníamos la metodología, todas las propuestas hechas para que el nicaragüense que quiera, desde el líder de un pequeño gremio académico, estudiante, personas de distintos orígenes, sociales y políticos, pudieran participar, pero obviamente nos cayó una etapa de represión, en la cual incluso varios de los liderazgos estamos en una situación de arresto domiciliar”, lamentó.

Coalición Nacional, Félix Maradiaga, Nicaragua
Félix Maradiaga, miembro de la comisión de la Coalición Nacional. LA PRENSA/ Roberto Fonseca

Chamorro coincidió por separado con Maradiaga, en que en muchos países los sistemas electorales formales establecen elecciones primarias. “El problema es que en la mayoría de estos países el sistema electoral, como el Consejo Supremo Electoral (CSE) en Nicaragua, que ya sabemos que es completamente corrupto, es el que administra estos procesos primarios, entonces en nuestro país esto no es una posibilidad en estos momentos”, indicó.

Asimismo recordó que la represión complica aún más las cosas, ya que para hacer un proceso de primarias se tendría que hacer política, hablar con la ciudadanía, visitar lugares, y eso en el país está restringido. Pero eso no quita que existan métodos que son fundamentales para la selección de candidaturas para estas elecciones y para las que vengan, alentó.

Podría interesarle: Juan Sebastián Chamorro: “La casilla del CXL es el vehículo más apropiado como base de una plataforma electoral”

“Es importante algún proceso de selección participativo, es decir, que no sea a través del dedazo como ha sido la tradición en el pasado o que sea una selección de arreglo de cúpulas. Eso la rebelión de abril lo ha dejado bastante claro y ha generado una conciencia de la importancia que existan liderazgos donde la participación de la gente pueda de alguna manera ser escuchada”, añadió Chamorro.

Por su parte, la jurista y académica, también miembro de la Alianza Cívica, María Asunción Moreno, opinó que “el mejor mecanismo para la elección de los candidatos a nivel nacional, específicamente la presidencia o las dispensaciones nacionales, deberían realizarse a través de una primaria en las que participen todos aquellos ciudadanos que sienten que tienen liderazgos y que cuentan con la capacidad para poder ser electos en estas candidaturas y por lo tanto que impulse ahí su liderazgo. Eso es lo que pasa en todos los países donde hay un sistema democrático y realmente funciona muy bien”.

cadena perpetua, Daniel Ortega, Constitución Política de Nicaragua, Poder Judicial, abuso de poder, crímenes de lesa humanidad
María Asunción Moreno, catedrática. LA PRENSA/ CORTESÍA

Sin embargo, para que se den las primarias es necesario que existan condiciones de ejercicio a las libertades políticas y eso tendría que verse desde el punto de vista si el régimen permite la celebración de estas primarias. “El otro mecanismo según las condiciones y circunstancias que enfrentemos en este proceso electoral podrían ser las encuestas como un mecanismo serio y de consulta amplia para ver qué ciudadanos y ciudadanas son los que tienen mayor valoración y aceptación en el campo electoral”, comentó la doctora Moreno.

El uso de la tecnología como alternativa 

En un contexto como el de Nicaragua debido a la represión, además de la pandemia, una de las alternativas que sustituye la participación ciudadana presencial es la tecnología, coinciden los dirigentes opositores. Maradiaga considera que en este caso se puede hacer un proceso de selección en dos fases.

La primera es la nominación con respaldo ciudadano real. “Que nadie se autonomine, sino que venga de un respaldo político real, de una base política auténtica. ¿Quién te respalda, cuántas personas te respaldan, quién te nominó? y  como fase dos, es la de un liderazgo de unificación de la oposición. Que debería someterse a una consulta ciudadana mucho más amplia”, señaló.

Lea además: Estos son los 18 partidos habilitados para competir contra el FSLN en las elecciones 2021 

Las elecciones de este año se realizarán el 7 de noviembre por disposición constitucional. En estos comicios se elegirán presidente, vicepresidente, diputados nacionales y ante el Parlamento Centroamericano (Parlacen). Es por eso que ante la situación que vive el país, Chamorro asegura que a nivel de la Alianza Cívica también se ha hablado de algunas posibilidades como son la realización de encuestas y debates para la selección del candidato que sea más apto, y tenga más chance de ganar en la posición correspondiente.

“A veces nos concentramos solamente en el presidente y vicepresidente, pero en realidad aquí estamos hablando que una elección te incluye parlamento, Parlacen y las próximas municipales; estamos hablando de miles de personas, porque sobre todo en las alcaldías hay entre diez a cuarenta concejales. Entonces son muchos cargos de elección popular los que están en juego en el futuro próximo”, expresó el exdirector ejecutivo de la AC.

Juan Sebastian
Juan Sebastián Chamorro, director ejecutivo de la Alianza Cívica. LA PRENSA/Roberto Fonseca

Toda esta selección requiere de una participación política de candidatos que se expongan al escrutinio público. “Es necesario que el público conozca qué piensan, cuáles son sus posiciones y que gane el que tenga las mejores ideas, los mejores proyectos. Dadas las situaciones actuales, un proceso primario es bastante complejo, es costoso, difícil de administrar, pero eso no quita que no se pueda escoger un mecanismo donde haya participación de la gente. Sobre todo, yo creo que se puede hacer encuestas de opinión de profundidad, sobre cómo percibe a cada líder opositor la población”, opinó Chamorro.

Según el líder opositor, existe un tiempo formal ya establecido para el registro de alianzas y candidaturas que es a mediados del año electoral, pero eso debe ser el resultado de una negociación política de la oposición y que debido a las circunstancias que enfrenta el país  debe darse en el primer trimestre del año a más tardar.

La Coalición Nacional ya cuenta con una propuesta de selección 

Maradiaga reveló que a lo interno de la Coalición Nacional ya existe una propuesta de selección de candidatos, una metodología diseñada y un documento firmado por los miembros de esta plataforma opositora en septiembre de 2020, con excepción de la Alianza Cívica, que en ese momento había suspendido su participación dentro de la CN, y tiempo después anunció que se retiraba definitivamente de ese espacio creado para unir a los sectores adversos al régimen de Daniel Ortega.

Lea también: MRS votará por cambios cruciales en su convención del 7 de enero

“En este documento nos comprometemos en que no vamos a permitir el dedazo y nos comprometemos a un método de consulta”, explicó Maradiaga. No obstante, aclaró que aún se está trabajando en su definición. “Lo que según me han explicado es que sería a través de una macroencuesta aleatoria, que es lo más democrático. No es una encuesta tradicional, sino de que es una consulta ciudadana aleatoria, es decir al azar, donde se consulta en una fecha determinada a personas en todo el país para definir esos liderazgos y se van haciendo varias consultas hasta que la lista se va achicando”, detalló.

Violeta Granera, por su parte, también destacó que en la Coalición Nacional han firmado un compromiso con un método de selección democrática de candidaturas, que implica que cada grupo proponga sus precandidaturas, y estas se sometan al escrutinio público a través de encuestas amplias, procesos de debates públicos sobre la oferta electoral y asambleas territoriales en la medida de lo posible.

Violeta Granera, política nicaragüense. LA PRENSA / Óscar Navarrete.
Violeta Granera, política nicaragüense. LA PRENSA / Óscar Navarrete.

“No serían unas primarias tan abiertas como es lo deseable, debido al contexto de represión, pero cambia la práctica política de que algunos ‘iluminados’, sea de grupos partidarios o de grupos económicos, pretendan saber qué es lo que el pueblo espera de esas candidaturas. Esta propuesta de método está abierta para toda la oposición, porque la única salida a este régimen por la vía electoral implica un clima propicio, reformas electorales, pero también la unidad más amplia posible. Yo sostengo que esta última condición es esencial y seguiré luchando porque se logre”, expresó Granera.

“Aunque parezca que no es el momento de hablar de candidaturas, yo creo que lo que nos falta es tiempo y que todos los procesos para llegar a esa salida tienen que darse al mismo tiempo. La propuesta está abierta y es necesario que todos nos comprometamos a respaldar a las candidaturas que surjan de esa consulta”, insistió la dirigente opositora.

UNAB se prepara para seleccionar a sus liderazgos políticos 

Por otro lado, Maradiaga explicó que en el caso interno de la UNAB han realizado procesos democráticos de consultas muy rigurosas e intensos desde su fundación. “Estos procesos se hacen en la asamblea ciudadana de la Unidad Nacional”, señaló. Sin embargo aclaró que la UNAB por el momento no tiene un candidato oficial, pero que ya su asamblea ciudadana estableció un método de consulta que tiene varias fases.

“La primera es el respaldo de un número mínimo de diez organizaciones. Organizaciones acreditadas a la Unidad Nacional. Dos, aceptar esa nominación, inscribirse y pasar un proceso interno hasta llegar a una elección, que en el caso de la UNAB no se han definido las fechas”, precisó.  Maradiaga reiteró que la Unidad Nacional no está nominando candidato presidencial en este momento, sino que va a ser una consulta para liderazgo político de la organización opositora.

Podría interesarle: Consejo Supremo Electoral finalmente reactiva su sitio web en un año de elecciones 

Además expuso que para la selección de nominados a liderazgos nacionales, o precandidatos, hay dos elementos fundamentales que hay que tomar en cuenta. Lo primero es, quienes quieran asumir la responsabilidad de liderar a la oposición en esta fase tienen que someterse al escrutinio público.

“Ser un libro abierto en tus credenciales profesionales, en tus pensamientos políticos, en tus posicionamientos históricos frente a la dictadura. Estar claros de quiénes hemos sido de posiciones firmes frente a la dictadura claramente y quiénes han tenido otras posiciones”, dijo.

Lea además: Alianza Universitaria llama a conformar una alianza electoral antes de mayo de 2021

Proceso de selección de UNO que derrotó a Ortega en los 90 

La Unión Nacional Opositora (UNO) fue una coalición de partidos políticos de Nicaragua liderada por Violeta Barrios de Chamorro, con el objetivo de derrotar en las elecciones del 25 de febrero de 1990 al FSLN que mantenía en la Presidencia al actual dictador Daniel Ortega y que para entonces, al igual que en estos tiempos, optaba por la reelección.

La coalición que pese a sus diferencias triunfó ante el dictador, fue fundada oficialmente el 6 de junio de 1989, y su reglamento fue aprobado el 20 del mismo mes.​ Estaba formada por 14 partidos entre liberales, conservadores, democratacristianos, socialcristianos, socialdemócratas, socialistas y comunistas. Pero ¿cómo esta coalición opositora seleccionó a sus candidatos que derrotaron hace 30 años Ortega? 

Luis Sánchez Sancho, quien fue el jefe de información y prensa de la UNO en los años noventa y actualmente es editorialista de LA PRENSA, recordó que la situación de aquella época era casi similar a la que se vive hoy en el país. “No había libertades de movilización, de organización, expresión, de propaganda y por lo tanto no había posibilidad de hacer ni la elección primaria ni la encuesta porque todo el sistema de investigación, de opinión, estaba en manos del Frente Sandinista y no había confianza en las encuestadoras”.

Lea también: Obispos se organizan para acompañar a los nicaragüenses ante lo que temen como un “violento” año electoral 

Sin embargo, resalta que había una enorme presión de encontrar una salida. “La situación ya era insoportable, la guerra, la hambruna, el racionamiento, etcétera. Había que encontrar una solución y eso finalmente obligó a todas las partes, derecha, centro e izquierda, llegar a un acuerdo que finalmente lograron sacar la fórmula que ganó en febrero del noventa”. Para este período, Sánchez rememora que la comunidad internacional participó en este proceso de una manera más activa.

“Fueron dos escogencias. Ambas muy importantes, sobre todo en aquella época que fue sobre la candidata presidencial y su fórmula. Y la escogencia de los diputados que fue todavía mucho más complicada, porque es la asignación plural de muchos cargos a elegir. Primero se examinaron y se conocieron las posibilidades de hacer una primaria o una encuesta, pero ambas posibilidades se desecharon porque no había en el país condiciones para ese tipo de ejercicio que son democráticos. La dictadura sandinista era muy fuerte”, señaló.

Por lo que se decidió por un mecanismo interno de la UNO entre los 14 partidos que pudiera ser los más democrático posible. Detalla que los 14 partidos estaban representados en el Consejo Político por tres delegados cada uno, pero para la elección de precandidatos se decidió que solo habría un voto. Es decir, 14 partidos, 14 votos.

Daniel Ortega Saavedra impuso la banda presidencial a Violeta Barrios de Chamorro.  LA PRENSA/ARCHIVO

De manera que el candidato que tuviera 10 votos ese sería el elegido y luego se pensaba hacer los mismo para elegir al vicepresidente. Para llegar a esta fase, hubo primero un examen general donde surgieron como candidatos doña Violeta B. de Chamorro, el expresidente Enrique Bolaños Geyer, Virgilio Godoy, Miriam Argüello y Agustín Jarquín. “Básicamente en los primeros sondeos quedó fuera Miriam Argüello y Agustín Jarquín, y quedaron tres precandidatos, doña Violeta que tenía el respaldo de siete partidos, le faltaban tres; el doctor Godoy que era el presidente del PLI (Partido Liberal Independiente) que tenía 4 votos y el ingeniero Bolaños tenía tres votos”, explicó.

Posteriormente se convocó a una reunión para escoger a los candidatos. Sánchez Sancho recuerda que luego de tres rondas las cifras no se modificaron, los tres precandidatos mantenían sus votos. Se dio un receso y se convocó para dos días después. “Ahí ya había que ver si se llegaba a un acuerdo. Se hicieron negociaciones, cabildeo y eso. En esos cabildeos se llegó a la conclusión de que no había manera de que esos números se movieran. Los siete, cuatro y tres. Entonces que tal vez había que experimentar una fórmula distinta. Que en vez de elegir candidatos a presidente solamente, elegir a los dos, presidente y vicepresidente,  y de esa manera se podían sumar los votos”, recordó.

Podría interesarle: Estas son las variables políticas y electorales proyectadas para Nicaragua en 2021 

Comenta que se llegó al acuerdo después de mucho deliberar que se escogiera entre tres posibilidades, una doña Violeta porque era la que tenía la mayor cantidad de votos sin discusión. Sería una fórmula Violeta-Virgilio, otra Violeta-Bolaños y Violeta-Jarquín. “Hubo cuatro rondas para que pudieran llegar finalmente a una definición en la cual ya doña Violeta y Virgilio Godoy tuvieron los 10 votos y así pudieron salir electos”. Por supuesto, recuerda que eso significó una serie de negociaciones paralelas “para ver cómo es que se iba a escoger a los candidatos a diputados, cómo es que se iban a distribuir los cargos principales de gobierno en caso de ganar la elección del 25 de febrero, lo cual fue muy difícil”.

La escogencia de candidatos a presidente y vicepresidente fue de esa manera. Sánchez considera que fue un proceso bastante democrático, ya que el voto era secreto y había la posibilidad de cabildear, de hacer negociaciones. “Básicamente en el sistema político de los partidos estos establecen sus formas de escogencias de sus dirigentes y candidatos, generalmente de acuerdo como ellos lo determinen, uno es por convención nacional. Pero si deciden por otro medio que garantice el mecanismo democrático, como este que escogieron por necesidad los partidos de la UNO, se pueden hacer”, recomendó.

Sánchez, quien tuvo participación en primera línea en la selección de los candidatos de la UNO, también recordó que cada uno de los 14 partidos asumió el compromiso de acatar el resultado que se obtuviera.

COMENTARIOS

  1. Hace 2 años

    Creo que deben salir varios precandidatos de cada organizacion que integran tanto a la Alianza Civica como de la Coalicion Nacional. De estos precandidatos escoger uno que represente a cada uno de estos dos bloques y de estos dos candidatos elegir uno para Presidente y otro para Vice Presidente y comprometerse todos a darle su apoyo a quienes sean electos para encabezar a la oposicion unida en un solo bloque.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: