14
días
Con nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann, detenido e instalaciones tomadas. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD! ¡LA DICTADURA NO PUEDE
OCULTAR LA VERDAD!
Con nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann, detenido e instalaciones tomadas. #LibertadParaLosPresosPolíticosdeNicaragua #LibertadParaLosPresos
PolíticosdeNicaragua

Gustavo Petro y la vicepresidenta electa, Francia Márquez. Getty Images

Triunfo de Gustavo Petro, el primer presidente de izquierda en Colombia, ¿qué significado tiene en América Latina?

El 7 de agosto asume el gobierno de Colombia, Gustavo Petro. Este es el panorama que avizoran en la región analistas consultados

Contenido Exclusivo CONTENIDO EXCLUSIVO.

El presidente electo de Colombia, Gustavo Petro, durante su primer discurso de victoria, tras ganar en la segunda vuelta electoral, aseguró que en su gobierno “nunca habrá persecución política ni jurídica, solo habrá respeto y diálogo” como parte de sus tres ejes fundamentales: la paz, la justicia social y la justicia ambiental. Petro, de 62 años, es el primer presidente de izquierda en ese país y se espera que el próximo 7 de agosto asuma el poder por un período de cuatro años. ¿Qué significado tiene su victoria en América Latina?

Por ahora, Petro es el más reciente presidente de izquierda electo este año, se une a los más recientes presidentes de América Latina con esa ideología, tras el ascenso en Honduras de Xiomara Castro, en enero y Gabriel Boric, de Chile, en marzo.

Lea además: Petro y Hernández tras la Presidencia de Colombia. ¿Qué representa para Nicaragua?

El ahora presidente electo colombiano fue exguerrillero en el movimiento M-19, representante, senador y alcalde de Bogotá, y compitió tres veces en elecciones presidenciales en los años 2010, 2018 y 2022, año en que finalmente venció a su rival Rodolfo Hernández, rompiendo así una larga tradición de gobiernos conservadores y liberales en Colombia.

¿Qué representa la victoria de Petro en América Latina?

LA PRENSA consultó a catedráticos y expertos en derecho y relaciones internacionales quienes responden a esta interrogante, pero además comparten sus previsiones sobre el futuro de la izquierda en América Latina y las relaciones diplomáticas entre Colombia y Nicaragua, gobernada por Daniel Ortega quien en los últimos años arremetió en contra del presidente saliente Iván Duque y a su país al que acusa de ser “narco Estado”.

Carlos Cascante Segura, profesor de la Escuela de Relaciones Internacionales de la Universidad Nacional de Costa Rica (UNA), señala que se debe tener en cuenta que Petro en Colombia representa un “cambio monumental” debido a que “es una sociedad que buscaba una necesidad inmensa de cambio político”.

Carlos Cascante Segura, experto costarricense. LA PRENSA / TOMADA DE INTERNET

No obstante, reconoce que por la estructura política de Colombia el margen de acción de Petro “no es tan amplio”, por eso prevé que “siempre tendrá que negociar con sectores que lo adversan, tendrá el peso de las Fuerzas Armadas de Colombia (FARC) que son muy relevantes en el plano político de ese país”.

Añade que, por otra parte, “tendrá que mantener una relación inteligente con los Estados Unidos que sigue siendo el principal socio comercial de Colombia, y con quien se tiene una relación especial”.

Le puede interesar: Cancilleres del istmo preparan reunión sobre elección de secretario del SICA con nueva terna propuesta por Ortega

Por su parte, el profesor de Ciencias Políticas en Colombia, Vicente Torrijos, indicó que sin duda Petro actuará en el hemisferio en dos dimensiones. La primera, señala, es como izquierdista que es, “va a tratar de refundar, relanzar y liderar la izquierda en América Latina. La izquierda en América Latina en este momento está completamente acéfala. En el fondo no hay un liderazgo claro, hay muchas tendencias dispersas, hay un Grupo de Puebla, hay algunas expresiones institucionales en la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac). Y en general lo que se ve es una dispersión, una dispersión, digamos, sistémica”.

“Es entonces el momento propicio para un intelectual como Petro, que además tiene un aparato partidista sólido en Colombia, más una red continental de la izquierda que le es completamente afín, tal como lo demuestra el hecho de que todos los gobernantes de izquierda hayan sido los primeros que le felicitaran el propio domingo. Antes que cualquier otro tipo de regímenes”, agregó.

Vicente Torrijos, profesor de Ciencias Políticas en Colombia. LA PRENSA / TOMADA DE INTERNET

Por lo anterior, este experto sostiene que Petro goza de suficiente legitimidad entre los gobiernos de izquierda, debido a que obtuvo el “respaldo y aprecio de los líderes en América Latina”, lo que en su opinión “todo eso sirve para sustentar la idea de que Petro verdaderamente va a llenar ese gran vacío que hay en la izquierda, que en su momento lo tuvo Fidel Castro, pero generando mucha aversión, fomentando la violencia. Luego Hugo Chávez con el intervencionismo y con el apoyo a grupos al margen de la ley, con lo cual Petro tiene por lo menos la oportunidad histórica de ir mucho más allá de su sólido proyecto político interno en Colombia y trasladar esa misma energía política al resto de América Latina y el Caribe”.

Torrijos considera que si Petro no sabe aprovechar su legitimidad sería “una decepción, sobre todo para quienes le siguen, por cuanto le ven con un perfil mucho más allá de la simple izquierda en Colombia. Eso, por una parte, y la otra dimensión es la que tiene que ver con las relaciones con los Estados Unidos y con los demás gobiernos liberales”.

En segundo momento, Torrijos señala que está completamente ligada con su relación con los Estados Unidos, y contrario a lo que muchos podrían pensar, “yo creo que a Petro le va a suceder con EE. UU. algo muy parecido a lo que aconteció con el presidente Felipe González, del Partido Socialista Español. Cuando llega al poder en los años 80 y después de haber estado muy en contra de la integración de España a la Alianza Atlántica, entró a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), pues al llegar al poder lo primero que hace es recomendarle a su propia población que voten masivamente por el sí en la consulta para decidir si España ingresaba o no a la OTAN”.

“Entonces, guardando la analogía de la manera más estricta, lo que yo creo es que Petro no va a renunciar para nada a la condición que tiene Colombia en este momento en la Alianza Atlántica (OTAN) como aliado estratégico. No como miembro, claro (sino como aliado) y que eso por supuesto lo explotará al máximo para darle una proyección a Colombia de acuerdo a una proyección global que ya está conquistada, que ya está ganada”.

Colombia fue designado aliado principal extra OTAN desde hace un mes por designación del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, lo que lo convierte en el tercer país de Latinoamérica en tener este estatus, junto con Argentina (1998) y Brasil (2019). Esta designación consiste principalmente en una relación de cooperación con las fuerzas militares estadounidenses.

La OTAN, según su portal web, es una alianza de países de Europa y Norteamérica. Constituye un enlace único entre estos dos continentes, lo que les permite consultar y cooperar en el campo de la defensa y la seguridad y realizar juntos operaciones multinacionales de gestión de crisis, está conformada actualmente por 30 países.

Analista internacional Carlos Murillo Zamora. LA PRENSA / CORTESÍA
Analista internacional Carlos Murillo Zamora. LA PRENSA / CORTESÍA

El experto en derecho internacional, temas de integración y catedrático de la Universidad de Costa Rica (UCR), Carlos Murillo Zamora, se atreve a asegurar que para América Latina “hay un horizonte más comprometedor con Petro en Colombia, con Boric en Chile. Hay un problema en América Latina con Argentina con el presidente Alberto Fernández que uno no sabe quién gobierna si él o la vicepresidenta. Fernández tiene una posición muy débil que no le permite proyectarse fuera”.

Petro y Boric, una “izquierda distinta”

En diciembre de 2021 Gabriel Boric, de 35 años, fue electo presidente de Chile, asumió en marzo de 2022. De tendencia izquierdista, representa un progresismo que surgió de las protestas estudiantiles de 2011 que demandaban la gratuidad de la educación. No obstante, pese a su tendencia ideológica no ha dejado a un lado la crisis de derechos humanos que vive Nicaragua y en varias ocasiones ha expresado su solidaridad con todas las personas presas políticas que mantiene el régimen orteguista.

Por lo anterior, los expertos consultados por este Diario insisten en asegurar que Petro seguirá el modelo de una “izquierda distinta”.

Gabriel Boric, presidente de Chile, desde el Palacio de La Moneda. Getty Images

Cascante Segura considera que “Petro mantendrá la lógica de una izquierda democrática, no autoritaria, no es el talante de Petro y me parece que si se quiere acercar a la línea de Gabriel Boric tendrá una actitud similar ante la dictadura de Nicaragua y Venezuela”.

Le invitamos a leer: Presidente electo de Chile cataloga como “brutal” la crisis sociopolítica en la que está sumergida Nicaragua

Con lo anterior coincide Murillo Zamora, quien valora que aunque durante la campaña a Petro lo acusaron de “comunista, de extrema izquierda, de pretender convertir a Colombia en una nueva Venezuela, lo cierto es que el discurso de él y el plan de gobierno es muy claro de que él no es de esa izquierda de Ortega, Maduro y Díaz-Canel”.

Este experto opina que Petro “ha sido muy claro cuál es la percepción de él en cuanto a Ortega, además con Nicaragua hay diferendos territoriales desde la perspectiva de Colombia que no puede cambiar Petro por más de izquierda que sea, o sea Petro es una izquierda moderada parecida a la de Boric en Chile y no lo que muchos esperan de que viene a acercarse a Ortega y a Maduro”.

Lea también: Las veces que el presidente electo de Chile, Gabriel Boric, ha condenado al régimen de Ortega

A su vez, refiere que si Petro va a tener algún acercamiento con Venezuela “no es porque le guste Maduro, es porque es un vecino y no se lo puede quitar de ahí y tiene que resolver una serie de problemas serios que tienen entre Colombia y Venezuela”.

Añade que por su parte Cuba espera que sea “otro contribuyente para darle limosna al gobierno cubano y mantenerlo vivo, porque no genera nada y la gente se le muere de hambre”.

Torrijos reconoce que “no hay duda de que Petro no va a desgastar la posibilidad de reconstruir una izquierda socialdemócrata basada en el respeto por ciertos valores fundamentales, mostrando su adhesión a un régimen completamente desgastado, aislado, ilegítimo y completamente despótico como el de Daniel Ortega en Nicaragua. Es que no tendría sentido. No es racional, no intelectualmente, no tiene asidero alguno”.

Esto ha dicho Petro sobre Nicaragua

El ahora gobernante de izquierda en los meses más álgidos de la crisis sociopolítica de Nicaragua, en 2018, se pronunció en contra de la violación de derechos humanos en el país ejecutados por el régimen Ortega-Murillo.

El 26 de junio de 2021 Petro escribió en su cuenta de Twitter que “en Venezuela como en Nicaragua no hay un socialismo, lo que hay es el uso de una retórica de izquierda del siglo XX para encubrir una oligarquía que se roba el Estado, una minoría que gobierna para sí misma y viola los derechos de la mayoría”.

En otra de las ocasiones que Petro se refirió a la crisis nicaragüense fue tras el resultado de las polémicas elecciones presidenciales de noviembre pasado, cuando aseguró que no reconocería el resultado electoral.

“Cuando un candidato, que al mismo tiempo es presidente y ya hemos tenido ese caso en Colombia, pone presos a sus opositores y persigue a sus opositores y los ‘chuza’, pues eso no es democracia. Yo no las reconocería (las elecciones en Nicaragua), porque al igual que yo critiqué el que a mí, por ejemplo, en el gobierno Uribe se me hubiera perseguido, por la misma razón que acaba de suceder en Nicaragua, pues no puedo aceptar lo que pasó“, apuntó.

Le puede interesar: Petro, el nuevo presidente de Colombia

El 21 de abril pasado, tras el falló a favor de Nicaragua dictado por la Corte Internacional de Justicia de La Haya en el tercer caso contra Colombia, denominado “Presuntas Violaciones de Derechos Soberanos y Espacios Marítimos en el Mar Caribe“, Petro se pronunció en su cuenta de Twitter.

“La Corte de La Haya prohíbe la actividad pesquera de los raizales en el mar que ya fue excluido de nuestra Nación. Y nos prohíbe toda actividad como país en ese mar que era nuestro. El uribismo le hizo perder de soberanía a Colombia”, indicó Petro en ese momento.

En ese mismo hilo del tuit, Petro dejó entrever que él apuesta por un acuerdo bilateral con Nicaragua para, según él, “recuperar los derechos de pesca de la comunidad de San Andrés”. 

Régimen saludó la victoria de Petro

Tras las elecciones en Colombia, Daniel Ortega y Rosario Murillo felicitaron al presidente electo Petro y a la vicepresidenta electa, Francia Márquez.

“Con todo respeto y mucho cariño a su pueblo, saludamos su victoria electoral de hoy 19 de junio. Esperamos lo mejor para las familias de ese hermano país, que han confiado y confían en sus propuestas y programas de vida, con paz, bienestar y derechos”, le escribieron los dictadores nicaragüenses a Petro y Márquez, reportaron medios oficialistas.

Y agregaron “que en nuestra América caribeña sigamos fortaleciendo una historia como nuestros pueblos esperan y merecen”.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: