14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!

Monumentos y lugares nombrados en honor a Rubén Darío

Rubén Darío, el poeta que le dio nombre a teatros, plazas, parques y colegios en Nicaragua y otros países del mundo

La huella cultural que dejó el poeta Darío ha hecho que su nombre esté en diversos lugares y se le han erigido diversos monumentos.

Bibliotecas, centros educativos, monumentos y museos llevan por nombre Rubén Darío, en honor al poeta, periodista y diplomático Félix Rubén García Sarmiento, quien marcó un precedente en la poesía y es considerado como el máximo representante del modernismo literario en lengua española. Te hacemos un recuento de algunos lugares que llevan su nombre en Nicaragua y el mundo.

Teatro Nacional

El Teatro Nacional Rubén Darío es para los nicaragüenses el más emblemático y el primero en la memoria cuando mencionan el nombre de este célebre poeta. Se encuentra ubicado en la capital de Nicaragua, Managua; su construcción duró aproximadamente cinco años y fue inaugurado el 6 de diciembre de 1969. Su planificación se concretó gracias al interés de un reducido grupo de personas encabezadas por Hope Portocarrero, quienes se dieron cuenta de que al país le hacía falta un edificio dedicado a las artes en memoria de Darío.

Uno de los datos más interesantes de este patrimonio cultural es que su construcción sobrevivió al terremoto del 23 de diciembre del 1972, de una magnitud de 6.2 grados en la escala de Richter y esto se debe a su sistema antisísmico japonés. Expertos de la Universidad de Stanford determinaron que su daño durante el terremoto fue menos del 2 %. Luego del triunfo del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) en 1979, se le cambió el nombre a “Teatro Popular Rubén Darío” por un Decreto de la Junta de Gobierno de Reconstrucción Nacional, sin embargo, durante el periodo de la presidenta Violeta Barrios de Chamorro fue derogado, regresando al teatro su nombre original.

Bibliotecas

De igual manera, por su aporte en el arte literario diversas bibliotecas a nivel nacional llevan el nombre del también conocido Príncipe de las Letras Castellanas, entre ellas la Biblioteca Nacional que se encuentra en el Palacio de la Cultura, que fue creada en 1871, pero fue abierta al servicio público oficialmente hasta el 1 de junio de 1882 por el presidente de ese entonces Joaquín Zavala.

En la ceremonia de inauguración estuvo presente el joven poeta Darío, quien años más tarde trabajaría en dicha biblioteca, hecho importante para cultivar su vocación por las letras. Según especifica el sitio web de Biblioteca Nacional de Maestras y Maestros, “según biógrafos y críticos, gracias a ese trabajo pudo leer todos los volúmenes de la Biblioteca de autores españoles y sumergirse en la literatura francesa y en otras obras de su interés”. Posteriormente y en su homenaje, la Biblioteca Nacional lleva su nombre.

La Biblioteca del Banco Central de Nicaragua (BCN), que se ubica en el km 7 de Carretera Sur en Managua, antiguamente se llamaba Roberto Incer Barquero quien fue un economista destacado y presidente del BCN, pero en el año 2016, en las vísperas del natalicio del poeta decidieron renombrarla como Rubén Darío. “Como parte del homenaje al insigne poeta, el Banco Central de Nicaragua (BCN) oficializó el renombramiento de su Biblioteca Rubén Darío”, citó El Nuevo Diario (END) la declaración pública que emitió el banco. Además, “considerando que este recinto educativo y cultural posee una amplia colección de la obra literaria de Darío, manuscritos originales y otras expresiones artísticas en que sobresalen la numismática, pintura y escultura”, agregó END.

De igual manera, el sistema bibliotecario del recinto universitario de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN) en Managua lleva el nombre del célebre poeta y escritor. Al igual, que diversas bibliotecas municipales a nivel nacional como las ubicadas en Nindirí y León. Así como diversas escuelas, centros educativos e institutos a nivel nacional llevan el nombre del poeta.

La comunidad educativa suele decir que si querés confundir a alguien lo enviés al colegio Rubén Darío, porque en la misma ciudad se puede encontrar más de uno. Sobre todo en el caso de Managua, donde se dan a conocer por número como el Colegio Rubén Darío #2 o por distrito, como el Colegio Rubén Darío Distrito IV.

Monumentos y museos

Uno de los atractivos turísticos de la capital es el parque donde se ubica el Monumento a Rubén Darío de gran importancia cultural. Fue construido en 1933 y lo reinauguraron el 1998 por el mal estado en el que se encontraba. Mide alrededor de 6.2 metros de altura y en algunas guías de viaje se encuentra como atractivo turístico.

Este monumento es criticado porque la estatua de Darío está unida con una especie de clavo o tornillo ubicado en la parte inferior de la espalda del poeta.

En el año 2016, la Alcaldía de Granada invirtió aproximadamente un millón de córdobas en la construcción de un monumento en honor al Príncipe de las Letras Castellanas e inspirada en el verso del Coloquio de los centauros. “Es un monumento a la inmortalidad de las obras poéticas de Rubén Darío, mostrando la visión del centauro medón en relación a la muerte, es algo muy hermoso, ahora las personas podrán venir y admirar esta escultura”, dijo Pedro Vargas, escultor de la obra.

En la ciudad de León se construyó una plazoleta llamada Rubén Darío donde igualmente se encuentra un monumento del poeta que fue inaugurado el 29 de octubre de 2020. Igualmente, en esta ciudad se encuentra la Ruta Rubén Darío que tiene diversos puntos de atractivos turísticos que inician en la plazoleta, en las cercanías se puede visitar el Parque Centenario Rubén Darío que se destaca por tener una placa de Darío. Igualmente, en esta ruta se erige la construcción de la Catedral de León donde descansan los restos mortales del poeta y, la Casa Museo y Archivo Rubén Darío donde el poeta habitó los primeros 14 años de su vida y donde se exhiben manuscritos originales.

Celebración Jornada Dariana

En el año 1959 en el departamento de Chinandega nace la celebración de la Jornada Dariana y ese primer año fue organizada por un comité conformado por intelectuales de la ciudad. En esta jornada se celebra un concurso de Musa Dariana, que como parámetro fundamental tenía la posición económica y pertenecer a las familias más prestigiosas del departamento. Además, las concursantes debían tener conocimiento de literatura y de la vida del poeta.

A partir del año 2007, esta actividad es responsabilidad de la Alcaldía Municipal, la Biblioteca Municipal y el Ministerio de Educación y tiene como característica involucrar a todos los sectores sociales y culturales del departamento de Chinandega.

Orden Rubén Darío

El 21 de enero de 1982 la Asamblea Nacional aprobó la creación de la Orden de la Independencia Cultural Rubén Darío, que según indica es “la máxima distinción que otorgue Nicaragua a nacionales y extranjeros por sus méritos en el campo de la cultura, la educación y las ciencias”.

En agosto 2020 el gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo le entregó esta orden a la cadena Telesur. “La cadena internacional de TeleSUR recibe Orden de la Independencia Cultural Rubén Darío por parte del Gobierno de Nicaragua por su compromiso por visibilizar la verdad de los pueblos de la región y resto del mundo”, indicó la cadena.

Rubén Darío dio nombre a calles y plazas en el mundo

España es uno de los países que más cariño ha mostrado al poeta nicaragüense y en su honor ha nombrado una estación de metro en la Línea cinco, situada bajo el Paseo de Eduardo Dato, entre la glorieta de Rubén Darío y el conocido Paseo de la Castellana.

En el sitio de Monumentos urbanos de Madrid, España, aparece el monumento a Rubén Darío. “La Glorieta del Cisne fue rebautizada en 1922 de Rubén Darío, como homenaje del Ayuntamiento de Madrid al gran poeta modernista y diplomático nicaragüense Félix Rubén García Sarmiento (19837-1916) verdadero nombre del autor de obras inmortales como Prosas profanas, Azul o Cantos de vida y esperanza, y embajador de su país en nuestra capital entre 1907 y 1909″, detalla el sitio.

Monumento a Rubén Darío en Madrid.

En los “espacios verdes” de Buenos Aires, Argentina, se encuentra la Plaza Rubén Darío. La plaza antes conocida por Plaza Justo José de Urquiza recibe su nombre actual por Ordenanza 51.924 del 28 de agosto de 1997. En la Plaza Rubén Darío se encuentra el monumento Canto a la Argentina, dedicado al poeta nicaragüense, obra del escultor argentino José Fioravanti, homenaje que rindió la República Argentina en 1967 con motivo del centenario de su nacimiento; el monumento consta de una base de mampostería y espejo de agua revestido en mármol travertino, la figura de Rubén Darío emerge esculpida en bronce y flanqueada por dos figuras mitológicas, en su coronamiento surge la figura de un caballo alado que simboliza a Pegaso. Este monumento se encontraba originalmente en la Plaza Evita junto a la Biblioteca Nacional, cuyos jardines habían sido diseñados por Rubén Darío. Pero en 1997, con la inauguración del actual Monumento a Evita, el de Darío fue trasladado a su lugar actual y es por eso que la plaza recibe el nombre del poeta nicaragüense.

Monumento "Canto a la Argentina" - Homenaje a Rubén Darío - Buenos Aires
Monumento Canto a la Argentina – Homenaje a Rubén Darío (Buenos Aires)

¿Quién era Rubén Darío?

El poeta autor de las célebre obra Azul (publicada en 1888), nació en Metapa en 1867 y falleció en la ciudad de León en 1916. Se le conoce por ser el iniciador y máximo exponente de la corriente del modernismo hispanoamericano. Algunas de sus obras más famosas son Prosas profanas (publicada en 1896), Cantos de vida y esperanza (1995) y Azul.

Rubén Darío, Nicaragua, poesía

Sus primeros años transcurrieron en la ciudad de León, donde fue criado por sus tíos, a quienes consideró sus verdaderos padres. Se educó con los jesuitas, pero antes estudió en varias escuelas de León. Fue considerado como un lector precoz, y en su autobiografía señala que “fui algo niño prodigio. A los tres años sabía leer”.

Fue corresponsal del diario La Nación, de Buenos Aires, que en esa época fue el periódico con mayor difusión de toda Hispanoamérica, asimismo colaboró con varios periódicos, publicando artículos en La Prensa, La Tribuna y El Tiempo.  

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: