14
días
han pasado desde el robo de nuestras instalaciones. No nos rendimos, seguimos comprometidos con informarte.
SUSCRIBITE PARA QUE PODAMOS SEGUIR INFORMANDO.

Migrantes africanos en Honduras, Foto tomada de Internet

Casi 90 mil africanos y asiáticos que migraron irregularmente a EE.UU. pasaron por Nicaragua en 2023

Según el Instituto Nacional de Migración de Honduras (INM) entre enero de 2023 y febrero de 2024 entraron a su territorio, procedentes de Nicaragua, 49,336 migrantes irregulares africanos y 40,588 asiáticos

En el extremo oeste de África, Abdoulaye Doucouré celebra el éxito de su agencia de viajes, en los últimos meses de 2023 vendió 1,200 boletos de una nueva ruta para migrantes. Por unos 10 mil dólares te traen al Aeropuerto Internacional de Managua Augusto C. Sandino y desde aquí hay que recorrer por tierra Honduras, Guatemala y México para llegar a Estados Unidos. Doucouré le dice a un periodista de la agencia AP, que en Senegal este es el tema de moda. Pero las estadísticas muestran que es un boom generalizado, ya que más de 100 mil africanos y asiáticos usaron esta ruta, contabilizando casi 90 mil el año pasado.

La ruta que desde finales de 2021 Daniel Ortega comenzó a impulsar oficialmente, con la suspensión del requisito de visa para los cubanos y el establecimiento del cobro de una multa de alrededor de 150 dólares para ciudadanos de otras nacionalidades que llegan sin visa, reduce los riesgos que implica para africanos y asiáticos navegar por el Mediterráneo para llegar a Europa y desde allí volar hacia algún país de América Latina para seguir por tierra hasta Estados Unidos.

Además, recorta el camino porque llegan a la terminal aérea de Managua y desde aquí solo les resta cruzar Honduras, Guatemala y México para alcanzar la meta de pisar suelo estadounidense.

Lea también: Aeropuerto de Managua rompe nuevo récord en cruce de migrantes, mientras régimen revela que mantiene con vida al turismo con ese flujo

Nicaragua no publica datos, Honduras sí

Desde el punto de vista económico, esta ruta le deja ganancias millonarias a Nicaragua y desde el político mete en aprietos a Estados Unidos, porque agudizó la crisis migratoria que enfrenta, a tal punto que lo obligó a imponer una política de restricción de visas y a amenazar con otras sanciones a los involucrados en estos vuelos chárter.

Pero, a pesar del auge de este negocio, en Nicaragua es difícil saber cuántos africanos y asiáticos la están usando, ya que las entidades están publicando los datos con más de un año de atraso. Hace pocos días el Instituto Nicaragüense de Turismo (Intur) publicó su anuario estadístico del 2022 en el que disfraza a los migrantes como turistas.

Lo poco que se sabe es que desde la entrada en vigencia de la suspensión de visa a los cubanos, la diferencia entre los pasajeros que entran a Nicaragua en avión y los que se van por esa vía comenzó a dispararse. Los reportes del Banco Central de Nicaragua (BCN) detallan que entre enero de 2022 y noviembre de 2023 desembarcaron en el aeropuerto de Managua 1.45 millones de viajeros, pero solo 830,100 salieron del país por esa vía. Esto supone que unos 601,800 pasajeros salieron por tierra hacia Honduras para seguir su travesía en busca del llamado sueño americano.

Otro tema relacionado: Orteguismo deja en el limbo el origen de US$333.7 millones de dólares en ingresos por turismo

113,238 africanos y asiáticos en cinco años

Esta presunción la confirman los reportes estadísticos del Instituto Nacional de Migración de Honduras (INM), que entre el 1 de enero de 2019 y el 25 de febrero de 2024 registraron el ingreso de 874,235 migrantes irregulares procedentes de Nicaragua, de ese grupo 113,238 eran africanos y asiáticos. Ochenta de cada cien de estos migrantes entraron a Honduras por las zonas de Danlí y Trojes, municipios cercanos a los puestos fronterizos de Las Manos (Ocotal) y Teotecacinte (Jalapa), ambos ubicados en Nueva Segovia; los veinte restantes ingresaron por Choluteca, es decir, por zonas aledañas al puestos fronterizo del Guasaule en Chinandega.

Según el reporte del INM de Honduras, de los 874,235 migrantes irregulares que recibieron en el periodo mencionado en los Centros de Atención de Migrantes Irregulares (CAMI), los venezolanos fueron el grupo más numeroso con 322,846 migrantes, en segundo lugar se ubicaron 198,777 cubanos, luego 119,712 haitianos, seguidos de 76,431 ecuatorianos, y en el quinto lugar 19,384 colombianos.

A partir del sexto puesto, la lista la dominan los africanos y asiáticos que en total sumaron 113,238 viajeros y que antes de esta fecha en algunos años ni siquiera aparecían en estos reportes. 63,493 eran ciudadanos de 23 países de África, el 78 por ciento de ellos, que equivale a 49,336 personas, llegó entre enero de 2023 y el 25 de febrero de 2024. Mientras que 49,745 eran oriundos de 17 países de Asia, el 81 por ciento de ellos, que corresponde a 40,588 personas, entró a Honduras entre enero del 2023 y el 25 de febrero del 2024. En total, entre el 1 de enero del 2023 y el 25 de febrero del 2024 entraron a Honduras desde Nicaragua 89,924 africanos y asiáticos.

También puede leer: Nicaragua con el tránsito de migrantes aparenta “recuperación sin precedentes” del turismo

89,924 migrantes cruzaron en 14 meses

Eso provocó que africanos y asiáticos entraran a la lista de los diez países que más migrantes aportaron al grupo de 874,235 personas que en el lapso mencionado entraron a Honduras procedentes de Nicaragua. En el sexto lugar se ubicó Guinea, país ubicado en África Occidental, cerca de Senegal, con 16,031 migrantes. En el séptimo puesto se ubicaron 15,251 chinos; Senegal quedó en octavo lugar con el ingreso de 11,517 ciudadanos; luego India con 7,833 personas, y Mauritania en el décimo lugar con 6,995 migrantes.

El tráfico masivo de africanos y asiáticos que se registró durante el 2023 y se mantuvo en los dos primeros meses de 2024, coincide con el colapso que provocó el año pasado la demanda de boletos a Managua de viajeros procedentes desde diversos destinos de América Latina, Europa y África. Esto obligó a las aerolíneas a suspender la venta de boletos hacia la capital nicaragüense.

Sin embargo, la suspensión no frenó el tráfico de migrantes. Al contrario, en el Aeropuerto Internacional de Managua se disparó la llegada de vuelos chárter y por primera vez en su historia esa terminal recibió vuelos directos procedentes de Europa, Asia y África.

También puede leer: Esto compran a Nicaragua los 29 nuevos aliados que Ortega ha buscado para sustituir a EE. UU.

Coincide con fortalecimiento de relaciones

El boom de estos viajes también concuerda con el fortalecimiento de relaciones diplomáticas con muchos de los países de donde provienen estos migrantes. En el último año, Daniel Ortega abrió consulados, nombró embajadores concurrentes, envió delegaciones oficiales o simplemente firmó acuerdo de establecimiento de relaciones con seis de los 23 países de África (Camerún, Angola, Egipto, Togo, Etiopía y Burkina Faso), de donde vinieron más migrantes. También hizo lo mismo con ocho de los 17 países de Asia (China, India, Vietnam, Kirguistán, Kazajistán, Jordania, Siria e Irán), cuyos ciudadanos utilizaron la ruta por Nicaragua para llegar a Estados Unidos.

Doucouré les comentó a los reporteros de la agencia de noticias AP que la nueva ruta por Nicaragua comenzó a ofrecerse en Dakar, capital de Senegal, en los primeros meses del 2023 y se popularizó tanto a través de las redes sociales que en las calles todos hablan de Nicaragua y los boletos aéreos se pueden conseguir con facilidad.

Aunque algunos de los usuarios de esta ruta, entre ellos los migrantes indios, tienen que pagar hasta 72 mil dólares para llegar a Estados Unidos a través de Nicaragua, en general según testimonios que recogió la agencia AP, los africanos pagan unos 10 mil dólares, precio accesible y una ruta menos riesgosa que la tradicional acuática a través del Mar Mediterráneo para llegar a Europa y luego cruzar a América, ya que esta implicaba cruzar la selva panameña conocida como Tapón de Darién.

Migrantes seguirán usando la ruta

El senegalense Gueva Ba le contó a AP que hizo 11 viajes en barco desde Marruecos para llegar a Europa y en todos los intentos fracasó. En cambio, el año pasado en un solo viaje llegó a Managua y desde ahí siguió hasta Estados Unidos. Desafortunadamente después de pasar dos meses en un centro de detención lo deportaron junto con otros 131 compatriotas.

Ante esta ola migratoria de africanos y asiáticos, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos​ (CBP por sus siglas en inglés), solo ha incluido a China, India y Birmania en la lista de países de procedencia de los migrantes irregulares que entran a ese país, el resto se incluye en la categoría “Otros” que el último año promedió unos 30 mil ingresos por mes.

Aunque Gueva Ba no se pudo quedar en Estados Unidos como sí lo han hecho miles de sus compatriotas, también tuvo suerte de regresar con vida tras sus intentos fallidos de llegar a Europa. Según la Organización Internacional de las Migraciones (OIM) entre 2014 y el inicio de este año, 29,098 migrantes desaparecieron o murieron mientras intentaban llegar a Europa a través del Mar Mediterráneo.

Por tanto, mientras siga funcionando el puente aéreo que Daniel Ortega le tendió a los africanos y asiáticos que aspiran migrar en busca del llamado sueño americano, el nombre de Nicaragua seguirá sonando alto y fuerte en las calles de Senegal y de muchos otros países de Asia y África.

Puede interesarte

×

El contenido de LA PRENSA es el resultado de mucho esfuerzo. Te invitamos a compartirlo y así contribuís a mantener vivo el periodismo independiente en Nicaragua.

Comparte nuestro enlace:

Si aún no sos suscriptor, te invitamos a suscribirte aquí