14
días
han pasado desde el robo de nuestras instalaciones. No nos rendimos, seguimos comprometidos con informarte.
SUSCRIBITE PARA QUE PODAMOS SEGUIR INFORMANDO.

Fachada de la Cancillería de Nicaragua. LA PRENSA/Archivo

Artistas, policías retirados, periodistas, ex UNEN e hijos de funcionarios son los diplomáticos de Nicaragua

Críticos dicen que el primordial requisito para ser embajador de Nicaragua es "ser fieles a la dictadura Ortega Murilo" sin importar sus hojas de vida

“Los embajadores no fueron de carrera sino a la carrera”. Esa era una de las expresiones que se usaban en los años ochenta para referirse a la escasa profesionalización de los embajadores de la “revolución sandinista”. Para los críticos, las cosas no son muy diferentes en este segundo gobierno del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), bajo la dictadura de Daniel Ortega y su esposa Rosario Murillo.

Entre la lista de leales sandinistas que conforman el servicio exterior de Nicaragua, el único identificado con una larga trayectoria diplomática es Francisco Campbell, aunque no se le conocen estudios en ese campo. Campbell inició su carrera como embajador en Zimbabue, Tanzania, Angola y Zambia en los años ochenta; fue diputado sandinista ante el Parlamento Centroamericano (Parlacen) y lleva 10 años siendo embajador de Nicaragua en Estados Unidos.

Lea además: El nepotismo gobierna Nicaragua. Familias completas controlan el gobierno, ministerios y embajadas. Estos son los casos

Francisco Campbell, embajador ante Estados Unidos. LAPRENSA/Archivo

Pero la carrera diplomática de Campbell es opacada por el hecho de que su núcleo familiar, esposa e hijos, también fungen como funcionarios de la Embajada en Washington y del cuerpo diplomático del régimen, manejando la embajada como que fuera un negocio familiar.

Particularmente su hijo, Michael Campbell Hooker, fue embajador ante la Organización de Estados Americanos (OEA) y embajador ante la India, cargos de los que fue removido en 2022, pero aún se mantiene como ministro asesor del presidente de la República para las Relaciones Internacionales y con el Gran Caribe, nombrado en abril de 2021.

La esposa del embajador de Nicaragua en Washington, Miriam Hooker, es cónsul de esa embajada y su hija, Mabel Leilani Campbell Hooker, es la agregada de Prensa y Cultura de la misma.

Canciller es exmilitar

En cuanto a la cabeza del Servicio Exterior nicaragüense, el canciller Denis Moncada Colindres es un general del Ejército en retiro del Ejército sandinista en los años ochenta, de profesión abogado. En este segundo gobierno de Ortega, primero apareció como representante ante la OEA y desde 2017 ha sido ministro de Relaciones Exteriores, tras renunciar a ese cargo Samuel Santos.

Dennis Moncada, canciller orteguista, ante la Asamblea General de la ONU. LA PRENSA / AP
Denis Moncada, canciller orteguista, ante la Asamblea General de la ONU. LA PRENSA /Archivo

Otro diplomático orteguista es Valdrack Ludwing Jaentschke Whitaker, quien llegó a ocupar 16 cargos en el servicio diplomático. Antes de ingresar a la diplomacia, Jaentschke trabajó en el Ministerio de Defensa durante la Administración de Enrique Bolaños (2002-2007), ha sido miembro del Gabinete Económico Financiero en representación de la cancillería, viceministro de Relaciones Exteriores para el Caribe, representante de Nicaragua ante la Asociación de Estados del Caribe (AEC) y representante ante la Comunidad del Caribe (Caricom), entre otros.

Sin hojas de vida destacadas

Apartando a estos tres diplomáticos, los demás miembros del servicio exterior son considerados “personas desconocidas, sin hojas de vida destacadas” y leales miembros del FSLN y del régimen Ortega Murillo, según un exdiplomático que habló con LA PRENSA bajo condición de anonimato. También algunos sobresalen por ser hijos de funcionarios orteguistas.

El exdiplomático recordó que los gobiernos liberales que precedieron a Ortega (1990-2002) trabajaron en la aprobación de una Ley de Servicio Exterior, para profesionalizar a los miembros del cuerpo diplomático nicaragüense, pero dijo que los mismos liberales “la aplicaron a medias”, y cuando Ortega retornó al poder básicamente la desechó.

Lea además: Ortega hizo 102 movimientos en el servicio exterior durante 2021. Estos fueron los más relevantes

La olvidada Ley de Servicio Exterior estableció la creación de una Academia Diplomática, convocatoria a servicio público, evaluación de rendimiento académico. También establecía que para ser diplomático era necesario saber más de un idioma, tener título universitario reconocido por el Estado, entre otros requisitos.

Dos tipos de diplomáticos

El exdiplomático explicó que existen dos tipos de embajadores en una carrera diplomática seria: en primer lugar, “los profesionales, que han hecho carrera en el servicio exterior, subiendo poco a poco de rango y cumpliendo con los reglamentos”.

Y la segunda categoría “es la de los embajadores políticos, generalmente nombrados en lugares estratégicos o de gran importancia para el país”. Este tipo es nombrado directamente por el presidente, sin cumplir con la carrera diplomática, “aunque todos los miembros de su equipo suelen ser profesionales de carrera”, explicó el exdiplomático.

También dijo que generalmente el profesional diplomático es de una carrera de letras por lo común, leyes, sociología o economía. Además, la calificación exige conocimientos especializados en relaciones internacionales, derecho internacional, organismos internacionales, idiomas extranjeros.

“Las cancillerías serias cuentan generalmente con una academia diplomática que administra las capacitaciones y cursos que deben seguirse según el escalafón”, puntualizó el exdiplomático.

Ortega solo exige lealtad

El político opositor y miembro de la comisión de relaciones internacionales de Unamos, Héctor Mairena, dijo que la política exterior del régimen Ortega Murillo está orientada a defender su proyecto político dictatorial y establecer alianzas con los países que los apoyan o son afines. Bajo esa base, Mairena valoró que los embajadores de Nicaragua tienen como primordial requisito “ser fieles a la dictadura Ortega Murillo y a sus intereses” nada más.

“Yo diría que los representantes diplomáticos del orteguismo son fichas, primero fieles a los intereses de la dictadura y segundo, fichas que la dictadura mueve como le da la gana de una forma caótica y que deja muy mal parada la política exterior de Nicaragua”, manifestó Mairena.

Artistas y escritores

Entre los embajadores nicaragüenses se pueden encontrar artistas, poetas, escritores, entre ellos, la embajadora ante Rusia, Alba Azucena Torres, quien es miembro de la Asociación Nicaragüense de Escritoras, de la Unión de Escritores de Rusia, y de la Academia de Literatura de La Federación de Rusia. También el exembajador ante España y actual embajador ante Argentina, Carlos Midence, es escritor y especialista en historia de América e historia cultural. Y el artista plástico Luis Iván Briones González (actual embajador ante Guatemala), amigo de Camila Ortega (hija de la pareja dictatorial) y exasistente de la ministra de Educación.

Luis Iván Briones. LA PRENSA/Foto tomada de Facebook

Gadiel Osmani Arce Zepeda es otro diplomático con un oficio poco tradicional. Antes que fuera delegado en el cargo de ministro consejero con funciones consulares de la Embajada de Nicaragua en Brasil, Arce era instructor de artes marciales en la Academia Nicaragua Brazilian Jiu Jitsu, ubicada en Las Colinas de Managua. También tenía su propia academia en esa práctica.

Gadiel Osmani Arce Zepeda. Foto tomada de los medios de comunicación oficialistas

Arce oficialmente no ha sido nombrado embajador ante Brasil, pero los medios oficialistas lo citan de esa manera y su participación en las actividades diplomáticas es como embajador de Nicaragua en Brasil, según las publicaciones oficiales.

Expolicías y periodistas

Expolicías también figuran en la lista de miembros del servicio exterior, como el exsubdirector de la Policía Nacional, Juan Francisco Bautista Lara, quien fue embajador ante el Vaticano por algunos meses, o el comisionado general en retiro y exjefe de la Dirección de Auxilio Judicial, conocida como el Chipote, Juan Ramón Gámez Morales, quien fue embajador ante Guatemala por al menos nueve meses.

El exsubdirector general de la Policía, Francisco Javier Bautista Lara, fue recibido ante la Santa Sede el 5 de octubre de 2020. Foto/ Cortesía

Periodistas oficialistas como Consuelo Sandoval, recientemente nombrada embajadora ante Panamá; Arturo McFields Yescas, el exembajador ante la OEA que se le rebeló en público a la dictadura, ejercía como periodista antes de comenzar a trabajar para el cuerpo diplomático en Washington. La exalcaldesa de Managua y ahora embajadora de Nicaragua en Venezuela, Daysi Torres, también es de profesión periodista.

Elecciones
Daysi Torres, al presidir una sesión del Concejo Municipal de Managua en su calidad de alcaldesa. LAPRENSA/Archivo

Ex UNEN

Rosalía Bohórquez e Isaac Lenín Bravo Jaen son dos exdirigentes de la Unión Nacional de Estudiantes de Nicaragua (UNEN), brazo político del régimen sandinista en las universidades públicas, y fueron nombrados embajadores tras demostrar gran lealtad a la dictadura.

Rosalía Bohórquez es embajadora de Nicaragua ante la Oficina de la Organización de Naciones Unidas (ONU) en Ginebra, Suiza.

Isaac Lenín Bravo Jaen fue nombrado embajador de Nicaragua en Irán en 2020. Se mantuvo en la dirigencia estudiantil durante 10 años, hasta 2016, sin que estuviera claro si estudiaba Ingeniería en Sistemas o Ingeniería en Computación, se decía que había dejado una carrera a medio terminar por la otra. En diciembre de 2018, Bravo recibió la Orden de la Independencia Cultural Rubén Darío, tras su activa participación en la represión contra las protestas estudiantiles.

Isaac Lenin Bravo Jaen
Momento en que Isaac Lenin Bravo Jaen recibe la Orden de la Independencia Cultural Rubén Darío, en diciembre de 2018, de manos de Daniel Ortega y su esposa, Rosario Murillo. Foto publicada por los medios de comunicación oficialistas

Las Gutiérrez y otros hijos de funcionarios

María Fernanda Gutiérrez Gaitán y María Michelle Gutiérrez Gaitán, hijas gemelas del diputado sandinista Wálmaro Gutiérrez, fueron miembros del servicio exterior hasta 2022.

María Fernanda Gutiérrez Gaitán estaba en el cargo de consejera con funciones consulares de la Embajada de la República de Nicaragua en la Confederación Suiza.

Y María Michelle Gutiérrez Gaitán estaba en el cargo de consejera de la Misión Permanente de la República de Nicaragua ante la ONU, con sede en Nueva York, Estados Unidos de América.

Las Gutiérrez fueron asignadas en esos cargos el 22 de enero de 2020.

Según sus perfiles profesionales, disponibles en el sitio LinkedIn, María Fernanda estudió Marketing y Publicidad en la Universidad Americana (UAM), de donde se graduó en 2017. María Michelle no precisa la carrera que estudió, pero también se graduó en la UAM en el 2016. Según su perfil en LinkedIn, trabajó en el Departamento de Administración de Proyectos de la Empresa Nicaragüense de Transmisión Eléctrica (Enatrel) desde abril del 2017.

Wálmaro Gutiérrez, diputado oficialista y presidente de la Comisión de Producción, Economía y Presupuesto de la Asamblea Nacional. LA PRENSA/ Asamblea Nacional

Su padre, el diputado sandinista Wálmaro Gutiérrez es una de las caras más reconocidas de la Asamblea Nacional, por su larga trayectoria en el Legislativo. El pasado período completó 25 años en el curul parlamentario y con este próximo período de cinco años, que comenzó en enero, cumplirá 30 años en el cargo en 2026.

Irana Venerio Fernández —hija del exguerrillero sandinista fallecido, Raúl Venerio—, fue por 11 meses embajadora de Nicaragua ante el Gobierno del Reino de Bélgica y embajadora y jefa de Misión de Nicaragua ante la Unión Europea y ante la Comunidad Europea de la Energía Atómica. Sus nombramientos fueron cancelados en enero de 2022.

Irana Venerio Fernández, hija del exguerrillero fallecido, Raúl Venerio.

Hernán Estrada Román, hijo del ex procurador general de la República, Hernán Estrada, fue embajador ante la oficina de la ONU y otros organismos Internacionales y ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) en 2015, cuando su papá aún estaba en ese cargo público.

Rodrigo Coronel Kinloch, sobrino del exvicecanciller Manuel Coronel Kautz, era embajador de Nicaragua en Corea del Sur desde 2020, embajador de Nicaragua en el Estado de Brunei Darussalam desde 2021; embajador de Nicaragua en Filipinas desde 2021; embajador de Nicaragua en la Mancomunidad de Australia desde 2019 y embajador de Nicaragua en el Reino de Tailandia desde 2019. Fue destituido recientemente de todos esos cargos.

Rodrigo Coronel Kinloch. Foto tomada de internet

Política Daniel Ortega embajadores Nicaragua archivo

Puede interesarte

COMENTARIOS

  1. Hace 1 año

    Puros parásitos, vividores y rufianes, como sus jefes

×

El contenido de LA PRENSA es el resultado de mucho esfuerzo. Te invitamos a compartirlo y así contribuís a mantener vivo el periodismo independiente en Nicaragua.

Comparte nuestro enlace:

Si aún no sos suscriptor, te invitamos a suscribirte aquí