14
días
han pasado desde el arresto de nuestro gerente Juan Lorenzo Holmann, y la toma de las instalaciones. Nuestra Redacción está hoy en el exilio. ¿Vas a permitir que la dictadura se salga con la suya?

Débora Eunice Arróliga

La historia de una de las primeras nicaragüenses beneficiadas con el parole humanitario de EE. UU.

Débora Eunice Arróliga y su hijo de 10 años viajarán el 28 de enero a Estados Unidos luego de que su novio llenó el formulario de patrocinador bajo el nuevo programa que permite a nicaragüenses entrar legalmente a EE. UU.

En cuenta regresiva la doctora nicaragüense Débora Eunice Arróliga y su hijo de 10 años aguardan con entusiasmo y agradecimiento abordar su primer viaje a Estados Unidos, al ser parte de los primeros migrantes nicaragüenses beneficiados con el programa de “parole humanitario” que a inicios de este año el gobierno norteamericano anunció para personas de Nicaragua, Haití y Cuba.

“Todavía estamos que no lo creemos”, contó a LA PRENSA Arróliga, de 30 años y oriunda de Managua. Junto a su novio, también nicaragüense, Anthony Barboza, radicado en Orlando, Florida, decidieron aplicar al programa una vez que EE. UU. lo anunció.

“Nosotros aplicamos por la noche del día 6 de enero, tomamos el día para recopilar los requisitos que le piden al patrocinador, como estado de cuenta y otros requisitos que utilizamos para llenar el formulario”, compartió la médica nicaragüense.

Una vez completaron el formulario recibieron respuesta 12 días después. “El 18 (de enero) ya tenía en mi bandeja de entrada un correo de confirmación y a él (el novio) le llegó otro mensaje de que había sido aprobado para ser patrocinador de este programa”, aseguró.

Débora Eunice Arróliga
La doctora nicaragüense Débora Eunice Arróliga. LA PRENSA/Cortesía

Un sueño hecho realidad

La idea de emigrar de manera legal a Estados Unidos inició en 2021, cuando ella y su novio se comprometieron. Sin embargo, dos veces solicitó la visa de turista y las dos veces se la negaron.

Por ello, cuando el gobierno de Joe Biden anunció el programa —a inicios de 2023— no dudaron ni un segundo en aplicar porque estaban confiados en que cumplían con los requisitos establecidos. Y así fue.

“Nosotros como pareja teníamos planes de hacer el procedimiento como se debe según la ley, poder hacer el trámite bajo el procedimiento del matrimonio, pero nunca pensamos hacerlo de manera ilegal”, señala.

Arróliga se describe como una persona cristiana, servicial, tranquila y dice estar enamorada de su carrera. Cuenta que desde que tenía 6 años anhelaba en convertirse en doctora y, aunque por ahora tuvo que renunciar a su trabajo en una empresa médica privada, aspira a seguir creciendo en su carrera.

“Yo decía voy a ser médica, me costó mucho mi carrera, muchos sacrificios, lágrimas, desvelos, pero estoy feliz por haber alcanzado esa meta en mi vida, ahora tengo otra que espero poder cumplir”, dijo.

Le invitamos a leer: Lo que necesita saber para llenar la solicitud de parole para el ingreso de nicaragüenses a EE.UU.

Su familia, dijo la doctora, la apoya en todo, “solo ellos saben cuánto me ha costado tener esta oportunidad ahorita que nos ha alegrado tanto, estamos todavía que no nos lo creemos, me ha costado y ellos lo saben por eso se alegran muchísimo”.

Débora Eunice Barboza Arróliga junto a su novio. LA PRENSA/Cortesía

Lea más en: ¿Cómo se demuestra la capacidad económica para patrocinar el ingreso de un nicaragüense a EE. UU.? Aquí la explicación

Su novio es un vivo ejemplo de superación y ella no duda en reconocerlo. “Él tiene nueve años de estar allá en EE. UU., el país que le brindó la oportunidad. Su trabajo es camionero, él trabaja para sí mismo porque es el dueño de una compañía de camioneros”, contó.

Hasta ahora, este es el primer caso de migrantes nicaragüenses beneficiados que se ha hecho público. EE. UU. espera recibir mensualmente un total de 30 mil migrantes —de Nicaragua, Haití, Cuba y Venezuela— que tengan patrocinadores para que puedan viajar legal al país norteamericano y puedan recibir un permiso de residencia y trabajo por un período de dos años.

Brinda recomendaciones

Arróliga, desde su experiencia, recomienda a los interesados en aplicar al programa “informarse y completar todos los pasos con mucho cuidado”. Para iniciar el proceso, lo primero que se tiene que hacer es que el patrocinador cree una cuenta en el sitio web U.S Citizencenship and Inmigration Services, una vez iniciada la sesión encontrar el formulario I-134 A que está disponible solo en inglés.

“Con respecto al formulario (recomiendo) que lo hagan de manera tranquila, el formulario está en inglés, tiene preguntas de desarrollo que son directas al patrocinador. Por ejemplo: ¿De qué manera va a ayudar al beneficiario? Las respuestas se tienen que escribir en inglés porque no solo es llenar datos personales”, comentó la beneficiada.

A su vez advirtió que se debe tener mucha cautela al completar los datos “porque un número o un código que envíe mal eso hace que el proceso sea más lento”.

“Yo sé que hay muchísimas dudas sobre el proceso, muchas personas no creen aún leyendo nuestro testimonio. Este es un programa bastante rápido y si tienen a alguien que los pueda patrocinar que lo aprovechen para que viajen, cumplan sus sueños o metas, y que sobre todo pongan todo en las manos de Dios que él va a ir abriendo las puertas”, finalizó la médica nicaragüense.

Ahora solo le queda esperar a que llegue el 28 de enero para viajar y reunirse con su novio.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: