14
días
Con nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann, detenido e instalaciones tomadas. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD! ¡LA DICTADURA NO PUEDE
OCULTAR LA VERDAD!
Con nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann, detenido e instalaciones tomadas. #LibertadParaLosPresosPolíticosdeNicaragua #LibertadParaLosPresos
PolíticosdeNicaragua

Canasta básica sube a 17,332.52 córdobas, tras encarecerse 2,375 córdobas en el último año

En los últimos dos meses la canasta básica ha desacelerado su encarecimiento, pero eso no ha impedido que la misma solo este año se haya elevado 1,077.14 córdobas en cinco meses

En los primeros cinco meses del año, la canasta básica, que contiene los principales alimentos para la dieta de los nicaragüenses, al igual que otros servicios y vestuario, aumentó 1,077.14 córdobas, según cifras del Instituto Nacional de Información de Desarrollo (Inide). El incremento acumulado en el último año es más fuerte, impulsado por la crisis internacional de logística y la guerra de Rusia en Ucrania.

En concreto, hasta mayo la cesta familiar en Nicaragua ascendió a 17,332.52 córdobas, un nivel nunca antes visto y que, si se compara con el observado en diciembre de 2021 (16,255.38 córdobas), significa un incremento equivalente al 6.6 por ciento.

Los números oficiales precisan que, entre abril y mayo, la cesta familiar se encareció 112.84 córdobas, lo que podría ser un ligero impacto del actual subsidio a los combustibles que impuso el régimen de Daniel Ortega a partir del 8 de abril. Y es que, según el Inide, en los meses anteriores la variación era mayor y superior a 200 córdobas, por ejemplo, entre febrero y marzo se registró un aumento mensual de 267.96 córdobas en la canasta.

Lea también: Canasta básica en Nicaragua se dispara y alcanza otro nivel histórico: 17,219 córdobas

Cabe mencionar que los precios de los carburantes influyen en el costo final de la canasta básica, pues los productos que conforman esta deben movilizarse y se les aplica el costo del transporte hasta el lugar donde se distribuyen.

Ortega tomó esa medida para contrarrestar la tendencia alcista en el precio del petróleo, y —con recursos provenientes de los impuestos de los nicaragüenses— lleva nueve semanas consecutivas implementando un subsidio general para los carburantes, que en su momento se reveló que costaba al erario cuatro millones de dólares semanales.

Sin embargo, diversos especialistas han coincidido en que el Gobierno tomó la medida de congelar los combustibles cuando estos se encontraban en un nivel muy alto, por lo que realmente no observan una diferencia significativa en el costo de vida de las familias nicaragüenses.

Archivo/LA PRENSA

Variaciones en el último año

En mayo del año pasado, los nicaragüenses desembolsaban 14,957.11 córdobas para adquirir los productos y servicios que contempla la cesta familiar, es decir que solo en un año, esta ha experimentado un incremento equivalente al 15.8 por ciento.

Existe una diferencia monetaria de 2,375.41 córdobas entre ambos periodos, según los números oficiales.

Lo cierto es que en los últimos meses se ha exhibido una escalada consecutiva y acelerada en el costo de la canasta, manteniéndose con una marcada tendencia alcista (Vea infografía).

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) advirtió este mes que el costo mundial de las importaciones de alimentos va camino de alcanzar un nuevo récord de 1.8 billones este año, pero la mayor parte del aumento previsto corresponde a la subida de los precios y los costos del transporte y no al aumento de los volúmenes.

“Es preocupante que muchos países vulnerables paguen más, pero reciban menos alimentos”, señala la FAO en la última edición del informe Perspectivas alimentarias.

Upali Galketi Aratchilage, economista de la FAO, editor principal del informe Perspectivas alimentarias, dijo que “en vista del aumento de los precios de los insumos, las preocupaciones suscitadas por las condiciones atmosféricas y el incremento de la incertidumbre del mercado como consecuencia de la guerra de Ucrania, las últimas previsiones de la FAO apuntan a la probabilidad de que se contraigan los mercados alimentarios y de que los costos de las importaciones de alimentos alcancen un nuevo récord”.

Las grasas animales y los aceites vegetales son los productos que más contribuyen al aumento de los costos de las importaciones previsto para 2022, aunque seguidos de cerca por los cereales en el caso de los países desarrollados. Los países en desarrollo, en su conjunto, están reduciendo las importaciones de cereales, semillas oleaginosas y carne, lo que refleja su incapacidad para cubrir el aumento de los precios.

Es por eso que se prevé que la producción mundial de los principales cereales disminuirá en 2022 por primera vez en cuatro años y que la utilización mundial también registrará un descenso por primera vez en 20 años. Sin embargo, se prevé que la utilización de cereales para el consumo humano directo no se verá afectada, ya que la reducción de la utilización total obedecerá a una disminución del uso de trigo, cereales secundarios y arroz.

Además se prevé que la producción y utilización mundiales de maíz alcanzarán nuevos récords a causa del incremento de la producción de etanol en el Brasil y Estados Unidos de América y de la producción industrial de almidón en China, según la FAO.

¿Cuáles son los productos que más aumentaron de precio?

En Nicaragua, la canasta básica, de 53 productos (alimentos, vestuario y usos del hogar), está diseñada para cinco personas, dos adultos y tres menores de edad. Las cifras oficiales indican que, de los tres segmentos, el grupo de los 23 alimentos —que representan el 69.6 por ciento del total de la cesta— fue el que más experimentó encarecimiento en sus precios.

Según las cifras del Inide, la sección de alimentos pasó de 11,096.45 córdobas en diciembre de 2021 a 12,062.72 córdobas en mayo del corriente, un nivel nunca antes visto. El incremento equivale al 8.7 por ciento y la diferencia monetaria es de 966.27 córdobas.

En mayo de 2021 esta sección se ubicaba en 10,026.61 córdobas, lo que significa que para este año la canasta ha aumentado 2,036.11 córdobas. Al respecto, especialistas han explicado a este Diario que los nicaragüenses, con el fin de solventar los gastos de la canasta, han reducido la ingesta de alimentos y están adquiriendo productos de menor calidad, lo que trae consigo repercusiones en la salud de la persona.

Le puede interesar: Nicaragüenses pagan altos precios por la comida, pese a vivir en un país eminentemente agropecuario. ¿Por qué?

En la sección se encuentran los alimentos básicos, carnes, lácteos, huevos, cereales y perecederos. De estos segmentos, los que más bajaron su precio en mayo (en comparación con diciembre) fueron los huevos, el tomate, cebolla, papas, chiltoma y repollo.

En paralelo, se incrementó el precio del arroz, frijol, azúcar, aceite, posta de res, posta de cerdo, pollo, chuleta de pescado, leche, queso seco, tortilla, pinolillo, pan, ayote, plátano verde y naranjas.

Por ejemplo, el Inide detalla que en mayo la libra de frijol rojo, importante en la dieta de los nicaragüenses, se encareció 1.64 córdobas. Además, uno de los productos que más aumentó de precio fue el aceite, al pasar de 68.67 córdobas por litro a 80.97 córdobas.

Lea además: Tres medidas que Ortega puede tomar para frenar el aumento de la canasta básica, además de congelar los combustibles

El pasado 6 de junio, el ministro de Fomento, Industria y Comercio, Jesús Bermúdez, explicó que el aumento fuerte del aceite “se debe a que Indonesia ha restringido las exportaciones de aceite en bruto, eso está provocando una menor oferta a nivel internacional y el incremento del precio. Por otro lado, el aceite de girasol, que es producido en Ucrania y Rusia, no está saliendo al mercado internacional y eso está provocando una menor oferta de aceite que nosotros utilizamos para hacer el aceite refinado”.

Archivo/LA PRENSA

Por otro lado, el queso seco pasó de 86.93 córdobas en diciembre pasado a 92.11 córdobas este año. Lo mismo sucede con la libra de posta de res, pasó de comercializarse en 113.35 córdobas a ubicarse en 123.67 córdobas.

Un sociólogo, quien prefirió el anonimato por temor a represalias, explicó a finales de mayo que existen varios factores que inciden en que los alimentos se mantengan con altos precios en Nicaragua, a pesar de ser este un país eminentemente agropecuario.

Entre los factores que enumeró destacan: la producción en el país continúa siendo baja; la migración campesina “profunda” está influyendo negativamente en la producción nacional; el encarecimiento de los insumos agrícolas, y el aumento de la inflación mundial como consecuencia de la invasión rusa a Ucrania.

¿Cuánto subieron usos del hogar y vestuario en marzo?

La sección de usos del hogar —que representa el 19 por ciento del total de la canasta— se contabilizaba en 3,351.20 córdobas en diciembre de 2021 y este año el monto ascendió 3,422.48 córdobas, es decir, se registró un crecimiento del 2.1 por ciento.

Lea además: Cómo los históricos precios de los combustibles en Nicaragua empiezan a golpear la demanda de gasolina y diésel

Asimismo, si se coteja con el costo que esta sección mantenía en mayo de 2021 (3,178.29 córdobas), para el quinto mes de este año se registra un aumento de 244.19 córdobas.

Los productos que más aumentaron su precio hasta mayo fueron: jabón de lavar ropa, detergente, pasta dental, escoba, papel higiénico, toallas sanitarias, desodorante y gas butano, usado en la mayoría de los hogares nicaragüenses para cocinar.

En el caso de vestuario, en el periodo de referencia de 2021 el valor de la sección totalizó 1,807.72 córdobas y este año la cifra se ubicó en 1,847.32 córdobas, lo que se traduce como un aumento de 2.1 por ciento.

Imagen referencial. Archivo/LA PRENSA

La entidad señala que las prendas con mayor incremento de precios son: pantalones jeans, camisas mangas cortas, calzoncillos, sostenes, sandalias y zapatos de cuero natural.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: