14
días
han pasado desde el robo de nuestras instalaciones. No nos rendimos, seguimos comprometidos con informarte.
SUSCRIBITE PARA QUE PODAMOS SEGUIR INFORMANDO.

Imagen referencial. Cortesía/LA PRENSA

Economía de Nicaragua tomó impulso en febrero, según datos del BCN

El Banco Central de Nicaragua informó la semana pasada que mantiene su perspectiva de entre 3.5 y 4.5 por ciento el crecimiento esperado para este año, tras el 4.6 por ciento reflejado el año pasado.

Luego de un arranque de año frío, la economía de Nicaragua en febrero tomó impulso y se expandió 5.6 por ciento, según refleja la variación del Índice Mensual de la Actividad Económica (IMAE), difundido por el Banco Central (BCN), en el que indicó que el promedio de los últimos 12 meses fue de 4.7 por ciento.

En enero las actividades económicas se expandieron a un ritmo mensual de 3.7 por ciento, mientras que en febrero se aceleró, acercándose rápidamente al seis por ciento con relación a igual periodo del año pasado. De esta manera, el indicador concluyó el primer bimestre con una tasa de 4.6 por ciento.

Entre los sectores con mayor dinamismo figuraron hoteles y restaurantes, comercio, explotación de minas y canteras, construcción, energía y agua, intermediación financiera y servicios conexos, pecuario y otros servicios.

Sin embargo, actividades claves en la construcción del Producto Interno Bruto siguen transitando por el terreno negativo: la pesca y acuicultura, así como la agricultura. “La disminución en pesca y acuicultura fue resultado de la menor producción y captura de camarón, entre otros productos del mar; y en la agricultura se debió a menor producción de los cultivos de café y tabaco, entre otros”, precisó el máximo emisor bancario.

Por el lado del crecimiento, la industria manufacturera se expandió 1.8 por ciento (1.1 por ciento en el acumulado enero-febrero), debido a la mayor producción de textiles, puros, carnes y pescados, bebidas, productos no metálicos, y derivados de petróleo, entre otros. No obstante, hay contracciones en la producción de arneses, azúcar, entre otros productos.

Agro con sabor agridulce

Y aunque la agricultura está en descenso, el pecuario está creciendo. El sector se expandió 5.1 por ciento (5.7 por ciento a febrero), debido al aumento en la matanza bovina, porcina y avícola; y crecimiento en las exportaciones de ganado en pie.

Menor producción en cultivos como el café, tabaco, maíz, banano, arroz, entre otros, ocasionó que la agricultura se contrajera en febrero 2.2 por ciento, para un acumulado de -4.4 por ciento.

Detrás de una contracción de 17.1 por ciento a febrero y -10.6 por ciento mensual, la pesca y acuicultura reportó menor producción de camarón de cultivo, y disminuciones en la captura de camarón de arrastre y otros productos de la pesca, como pepino de mar, cangrejo y pulpo.

Entre las actividades que se destacan por su crecimiento figura la explotación de minas y canteras con un 10 por ciento mensual y 6.6 por ciento a febrero, por mayor extracción de oro, plata, piedra cantera, hormigón, piedra triturada, yeso, toba, sal y piedra pómez.

La construcción también está entre los crecimientos líderes con un 9.9 por ciento mensual y 10.9 por ciento en el primer bimestre. El BCN lo atribuye a mayor producción de los materiales como el acero, piedra cantera, adoquines, piedra triturada y cemento.

Comercio creció

Según el reporte del BCN, el comercio creció 11.6 por ciento (11.4 por ciento a febrero), por incremento en las modalidades de comercio al por mayor y al por menor.

Los servicios de hoteles y restaurantes crecieron 17.1 por ciento (14.7 por ciento en el acumulado bimestral), debido al incremento tanto en los servicios de hoteles como en los de restaurantes.

Por su parte, la intermediación financiera y servicios conexos se expandió en febrero 7.2 por ciento (4.9 por ciento en el acumulado), debido a mayores entregas de créditos y captación de depósitos a la vista y de ahorros, tanto en moneda extranjera como nacional.

El grupo de transporte y comunicaciones creció 2 por ciento (2.7 por ciento en el acumulado enero-febrero). La actividad de transporte creció 6.8 por ciento y los servicios de comunicaciones 1.8 por ciento.

En tanto, energía y agua creció 7.8 por ciento y 6.7 por ciento a febrero. La generación de energía eléctrica creció 8.1 por ciento, debido a la mayor producción de energía termoeléctrica, en sistemas aislados y de biomasa. Por su parte, el suministro de agua y alcantarillado también creció.

El Banco Mundial (BM) pronosticó la semana pasada para Nicaragua tres años de bajo crecimiento económico, luego de una expansión de 4.3 por ciento el año pasado. En una actualización de sus pronósticos, en el marco de sus reuniones de primavera en conjunto con el Fondo Monetario Internacional (FMI), estimó que el PIB nicaragüense crecerá este año 3.7 por ciento y luego en los próximos dos años se mantendrá en 3.5 por ciento.

Las perspectivas de Nicaragua

El Banco Central de Nicaragua informó la semana pasada que mantiene su perspectiva de entre 3.5 y 4.5 por ciento el crecimiento esperado para este año, tras el 4.6 por ciento reflejado el año pasado. El Fondo Monetario Internacional mantuvo en 3.5 por ciento la proyección en su actualización este mes en Washington.

“Si bien las perspectivas para el año 2024 son favorables, persisten riesgos que podrían afectar la evolución macroeconómica, como la materialización de choques por conflictos geopolíticos que deriven en aumentos en los precios del petróleo y los alimentos, generando presiones sobre los precios domésticos, y los efectos del endurecimiento de la política monetaria global para contener una inflación más persistente, lo que pudiera desacelerar aún más la dinámica de producción mundial y afectar las exportaciones. En el país, también persisten los riesgos relacionados a los eventos climáticos”, indicó.

El máximo emisor bancario confía en que las señales de fortaleza que ha exhibido la economía en los últimos meses ayuden “a mitigar los riesgos y propiciar un crecimiento mejor al previsto. Así, una fortaleza es el grado de apertura alcanzado, destacándose los ingresos generados por el sector exportador, y la continuidad en los flujos de recursos externos”.

Adicionalmente cita “la estabilidad del Sistema Financiero, que ha aumentado la captación de recursos a través de los depósitos para canalizarlos hacia el crédito, en conjunto con la adecuada coordinación de las políticas fiscales, monetarias y financieras, también contribuyen al crecimiento económico”.

Puede interesarte

×

El contenido de LA PRENSA es el resultado de mucho esfuerzo. Te invitamos a compartirlo y así contribuís a mantener vivo el periodismo independiente en Nicaragua.

Comparte nuestro enlace:

Si aún no sos suscriptor, te invitamos a suscribirte aquí