14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!

Daniel Capitanich en diciembre de 2020 entregó sus cartas credenciales a Daniel Ortega, quien consumó su cuarto mandato consecutivo. LA PRENSA / Tomado de El 19 Digital

Daniel Capitanich, el embajador de Argentina en Managua, que generó un sismo en su país

Capitanich arribó a Nicaragua en septiembre de 2020, fue llamado a consultas en junio de 2021 y devuelto a sus funciones en Managua en noviembre de ese año. Esta es su historia

Contenido Exclusivo CONTENIDO EXCLUSIVO.

Mateo Daniel Capitanich es el nombre completo del embajador de Argentina en Nicaragua, aunque él prefiere que lo llamen por su segundo nombre «Daniel», en su cuenta de Twitter aparece como «Dani». Nació en 1969 en la ciudad Presidencia Roque Sáenz Peña, ubicada en la provincia de Chaco, es productor agrícola y actualmente tiene 52 años. Fue nombrado embajador en diciembre de 2020 por el gobierno del presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta, Cristina Kirchner.

La presencia del embajador argentino durante la toma de posesión de Daniel Ortega el lunes 10 de enero de 2022 en la que también participó Mohsen Rezai, uno de los imputados por la justicia argentina por el atentado de 1994 contra la mutua judía AMIA, en Buenos Aires y sobre quien pesa una alerta roja de la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol), despertó la condena de diversos sectores políticos y sociales del país suramericano quienes cuestionan y hasta demandan que Capitanich debe renunciar. Y más allá: ya se hacen cálculos de los efectos de este episodio en las relaciones internacionales de Argentina.

Lea además: Gobierno de Argentina envía queja a Nicaragua por presencia del iraní buscado por la Interpol

El parlamentario y presidente del Bloque de Diputados Nacionales de la Unión Cívica Radical (UCR), Mario Raúl Negri, se pronunció en su cuenta de Twitter y aseguró que «el régimen de Nicaragua golpeó a Alberto Fernández en la cara, primero lo apoyó en la CELAC y luego recibió en Managua a un imputado por el atentado a la AMIA. Esos son los socios estratégicos del Gobierno argentino. El embajador Capitanich debe renunciar».

¿Quién es Capitanich?

Capitanich fue intendente (Alcalde) de Campo Largo, cabecera de Chaco, entre 2011-2015 y desde ahí saltó al gobierno provincial como vicegobernador de Domingo Peppo durante 2015-2019. Al finalizar su período como vicegobernador, Capitanich se postuló para la intendencia de Sáenz Peña en las elecciones municipales de 2019, sin embargo perdió.

Capitanich se define en Twitter como «militante». Es miembro del Partido Justicialista, organización política que integra el Movimiento Peronista, una corriente política fundada por Juan Domingo Perón y María Eva Duarte, que incluye sindicatos, movimientos sociales, organizaciones de base y otros agrupamientos.

El embajador argentino en Managua, es hermano menor del gobernador chaqueño y exjefe de gabinete, Jorge «Coqui» Capitanich, quien en noviembre pasado sostuvo un encuentro con el mandatario Fernández, con quien dialogó sobre el triunfo electoral en esa provincia y sobre las obras de infraestructura en ejecución y proyectadas para Chaco, según información publicada en la Presidencia.

Capitanich, según medios argentinos, es considerado un funcionario «leal» a la vicepresidenta Kirchner. Una muestra de ello fue su saludo que publicó en Twitter en ocasión de su cumpleaños el 19 de febrero de 2021, colocó una fotografía junto a Kirchner con la leyenda «¡Feliz cumpleaños compañera Cristina!».

El nombramiento de Capitanich se dio después de cuatros años de tensión que vivió Nicaragua y Argentina, durante el gobierno de Mauricio Macri, debido a que la relación era diferente. Por ejemplo, Marcelo Fonrouge embajador en ese tiempo de Argentina en Managua se dedicaba a cumplir sus funciones protocolares, mientras la embajada del país suramericano ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Paula Bertol, atendía las denuncias de los nicaragüenses en detrimento de sus derechos humanos.

Presentó sus credenciales a Ortega y Murillo

Capitanich, según constata información y fotografías de medios oficialistas, presentó sus cartas credenciales el 12 de septiembre de 2020, al canciller orteguista Denis Moncada. Él en su cuenta de Twitter compartió las fotos del recibimiento de las credenciales por parte de Moncada, y agregó en un tuit su agradecimiento especial por «la deferencia de haberme recibido, y en él mis respetos hacia el presidente Daniel y a la vicepresidenta compañera Rosario».

Bajo el Acuerdo Presidencial N°. 117-2020aprobado el 21 de septiembre de 2020 y publicado 23 de septiembre de ese mismo año en el Diario Oficial La Gaceta, Ortega reconoció a Capitanich como Embajador Extraordinario y Plenipotenciario de la República Argentina ante el Gobierno de la República de Nicaragua.

Y a pesar de que Moncada ya había recibido sus cartas credenciales que lo acreditan como jefe de la misión diplomática en Managua. Ortega y Murillo durante un acto masivo recibieron las copias de estilos de 12 embajadores entre ellos Capitanich, el 15 de diciembre de 2020. Capitanich compartió las fotografías en la que se mostró muy sonriente.

En enero de 2021 en declaraciones al sitio El País Digital, Capitanich se mostró complacido con los avances del gobierno de Ortega en Nicaragua e indirectamente se refirió a la crisis sociopolítica: «Cuando vine a Nicaragua, me encontré con un país mucho mejor que lo que yo suponía. En los últimos años hubo un crecimiento muy importante, con excepción de lo sucedido en 2018 (situaciones de violencia)», aseveró.

Añadió que «se tranquilizó después del impacto del 2018. Obviamente hubo control de la situación, ya que comenzaron a haber situaciones de marcada violencia, hubo una serie de muertos y complicó la situación de Nicaragua a nivel internacional. Pero yo veo un país tranquilo, hay mucha presencia policial, así como en gran parte de Centroamérica».

Le puede interesar: Argentina y México llaman a consultas a sus embajadores en Nicaragua

En ese reportaje, también describió las protestas populares sucedidas durante abril de 2018, y que fueron aplacadas por la represión que ejecutó el régimen orteguista, como «un intento de golpe de Estado, para intentar derrocar a Ortega»; alineándose a la retórica que utiliza el oficialismo para argumentar la represión.

Tercero de izquierda a derecha, Capitanich aparece con sombrero.

El 27 de mayo de 2021, medios oficialistas informaron que Capitanich plantó un árbol de Madroño en el Centro Escolar República Argentina, como muestra de amistad entre nuestros países, junto a Miriam Raudez, que en ese momento fungía como ministra de Educación.

Fue llamado a consultas a su país

El 21 de junio de 2021, la Cancillería argentina llamó a Capitanich a consultas en su país para responder sobre el actuar del régimen orteguista y discutir «las preocupantes acciones político-legales realizadas por el gobierno nicaraguense», en ese momento Ortega emprendió una cacería contra opositores, entre ellos siete aspirantes presidenciales que gozaban de mayor popularidad y aceptación, según encuestas de opiniones, y que pretendían enfrentarse al caudillo sandinista el 7 de noviembre. También México llamó a consultas a su embajador.

De izquierda a derecha, el presidente de Argentina, Alberto Fernández, con Daniel Capitanich. TOMADA DE TWITTER

El llamado de Capitanich se dio seis días después, de que bajo «el principio de no intervención en asuntos internos», Argentina se abstuviera de votar el pasado 15 de junio la resolución sobre la situación de Nicaragua, donde la OEA condena las acciones represivas del régimen orteguista y exigió además la liberación de los opositores encarcelados.

Lea también: ¿Qué implica la votación contundente para la aprobación de la resolución de la OEA sobre la situación de Nicaragua?

El representante de Argentina, Carlos Raimundi, durante la sesión en la que se aprobó la resolución afirmó que su país no estaba de acuerdo «con los países que lejos de apoyar el normal desarrollo de las instituciones democráticas dejan de lado el principio de no intervención en asuntos internos, tan caro a nuestra historia, tampoco con la pretensión de imponer pautas desde afuera o prejuzgar indebidamente el proceso de procesos electorales, en este contexto no nos es posible acompañar el proyecto de resolución».

Una semana después de que la representación de Argentina ante la OEA en un giro sorpresivo votará a favor de la resolución que aprobó la Asamblea General de la OEA con la que se declaró «ilegítimas» las elecciones generales del pasado domingo 7 de noviembre y se estableció el 30 de noviembre como plazo máximo para «tomar las acciones apropiadas» sobre la situación de Nicaragua, la Administración de Fernández resolvió reponer a su embajador en Managua bajo el argumento de «tener información de primera mano» de lo que sucede en el país.

Compartió tarima con el terrorista iraní

El retorno de Capitanich a Managua lejos de ayudar o mejorar las tensiones que en su momento se dieron entre Nicaragua y Argentina, posiblemente las complicó. Tres días antes de la toma de posesión de Ortega, Capitanich confirmó a LA PRENSA que el gobierno de Fernández enviaría una representación al acto de la juramentación de Ortega y Murillo.

«Estamos a la espera de la confirmación de la persona que asistirá en representación de la Argentina. Asistirá alguien del ámbito del Gobierno, pero no podría confirmar quién sería la persona», dijo Capitanich a este Diario y afirmó que ya se encontraban en el país otros representantes de diversos espacios políticos de Argentina: «Hay unos representantes también de algunos espacios políticos que conforman el Frente de Todos que ya están en Managua, pero a parte estamos esperando representaciones del gobierno«, recalcó el diplomático.

Y solo un día después, fuentes del gobierno y de la Cancillería de Argentina desmintieron las declaraciones de Capitanich, y aseguraron que no enviarían ninguna representación. «El único representante argentino que va ‘es él’«, declararon al periódico Clarín fuentes cercanas al canciller Santiago Cafiero, y agregaron que el diplomático en Managua habrá «confundido» o querido «decir otra cosa».

Capitanich asistió a la toma de posesión de Ortega, donde estaba presente el terrorista iraní buscado por la Interpol por la masacre que ejecutó contra una comunidad judía en Argentina. Captura de pantalla

El embajador argentino en Managua figuró entre los invitados de Ortega durante su toma de posesión. Se observó a Capitanich muy sonriente y dando abrazos a Ortega. Sin imaginar, esa participación despertó el descontento de diversos sectores de Argentina, debido a que en la misma tarima estuvo el iraní Rezai, uno de los imputados por la justicia argentina por el atentado de 1994 y requerido por la Interpol.

Rezai, actual vicepresidente de Asuntos Económicos de Irán, es uno de los sospechosos, y con petición de captura internacional, del ataque contra la sede de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) el 18 de julio de 1994, que dejó 85 muertos y sigue impune. Las fotografía que fue circulada en diversos medios de comunicación argentinos, hizo que la Cancillería se pronunciara al respecto.

De izquierda a derecha: Nicolás Maduro, el iraní Mohsen Rezai, Daniel Ortega, y Miguel Díaz-Canel. CAPTURA DE PANTALLA

En un primer comunicado Argentina protestó y condenó la presencia del iraní Rezai debido a que su presencia en Managua constituye «una afrenta a la justicia argentina y a las víctimas del brutal atentado terrorista». Y posteriormente la administración de Fernández, ante la presión de diversos actores y de la misma comunidad judía, envió una nota verbal a la Embajada de Nicaragua en la que expresa su «enérgico reclamo».

Argentina considera que los hechos que se le imputan al iraní Rezai «constituyen un crimen de lesa humanidad», en virtud del derecho internacional consuetudinario, razón por la cual, «su presencia en la ciudad de Managua, aun cuando sea en su carácter de Vicepresidente de Asuntos Económicos de Irán, no lo exime de responder ante la Justicia argentina, lo que nos obliga a expresar nuestro enérgico reclamo».

Complicó los objetivos de encuentro de Argentina y EE.UU.

De acuerdo a un artículo publicado por Infobae, Capitanich sabía que el vicepresidente de Irán llegaría a Managua, y se enteró por el protocolo de la dictadura que había aterrizado con un avión oficial pocas horas antes de la ceremonia montada por el líder sandinista. Pero, Fernández y su canciller juran que Capitanich nunca informó que Rezai participaría de la asunción de Ortega. 

Según Infobae, el Palacio San Martín y la Casa Rosada (sedes de la cancillería y de la presidencia de Argentina, respectivamente) recibieron este martes llamadas desde el Departamento de Estado y el Ala Oeste de la Casa Blanca para preguntar sobre la presencia de Capitanich junto a Rezai en la asunción de Ortega. «La respuesta fue similar: no estaban juntos, y el embajador argentino en Nicaragua se enteró por los medios que el terrorista iraní estaba en Managua. En Washington no creyeron las explicaciones del gobierno argentino. Y asumen que Capitanich siguió las órdenes de Balcarce 50 (ubicación de la Casa Rosada), que estaría pagando la designación de Alberto Fernández al frente de la CELAC«, refiere el artículo.

Iraní buscado por la Interpol

Rezai era el comandante de la Guardia Revolucionaria de Irán cuando una bomba hizo explotar la AMIA, el 18 de julio de 1994. Es buscado por la Policía Internacional (Interpol), que tiene vigente una circular roja en su contra por el homicidio agravado de las 85 personas.

La ficha de la Interpol señala al iraní de «homicidio calificado, doblemente agravado (por haber sido cometido por odio racial o religioso y por ser un medio idóneo para causar un peligro común) en perjuicio de 85 víctimas fatales, en concurso ideal con lesiones leves y lesiones graves calificadas, en forma reiterada y daños múltiples agravados por haber sido cometidos por odio racial o religioso».

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: