14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!

De izquierda a derecha, frente a Daniel Ortega se coloca Mohsen Rezai. LA PRENSA / TOMADA DEL 19 DIGITAL

Argentina protesta y condena la presencia de Mohsen Rezai en la toma de posesión de Ortega por ser una «afrenta a la justicia»

La oposición argentina cuestionó y repudió la participación del embajador argentino Daniel Capitanich quien tenía la obligación de denunciar la presencia del funcionario iraní, uno de los imputados por la justicia argentina por el atentado de 1994

El gobierno de Argentina, liderado por el presidente Alberto Fernández, protestó y condenó la presencia del iraní Mohsen Rezai durante la toma de posesión de Daniel Ortega en Nicaragua. Rezai es uno de los imputados por la justicia argentina por el atentado que ocurrió en 1994 contra la mutua judía Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) de Buenos Aires, como resultado dejó 85 muertos cuyos casos siguen impunes.

«La República Argentina expresa su más enérgica condena a la presencia de Mohsen Rezai en el acto de toma de posesión del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega», señala un comunicado emitido por la Cancillería del país suramericano.

Lea además: Ortega dice «borrón y cuenta nueva», pide liberación de «presos políticos» en EE.UU., pero calla sobre los de Nicaragua

El gobierno argentino señaló que Rezai es vicepresidente de Asuntos Económicos de la República Islámica de Irán y que su presencia en Managua constituye «una afrenta a la justicia argentina y a las víctimas del brutal atentado terrorista contra la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), cometido el 18 de julio de 1994».

El diputado orteguista Wilfredo Navarro fue a quien le correspondió presentar a los «invitados de Ortega», al llegar el momento de presentar a Rezai lo anunció como «de la República Islámica Irán, al vicepresidenta de asuntos económicos, hermano Mohsen Rezai y a los miembros de su delegación». Rezai se puso de pie para saludar, mientras los fanáticos de Ortega aplaudieron su presencia.

Mohsen Rezai ,funcionario iraní buscado por la Interpol. LA PRENSA / TOMA DE CAPTURA

Al finalizar Ortega junto a sus homólogos Nicolás Maduro, de Venezuela; Miguel Díaz-Canel; y Rezai fueron fotografiados y hasta hicieron la señal del número dos, casilla del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

Embajador de Argentina estuvo presente

El embajador de Argentina ante Managua, Daniel Capitanich, estuvo presente durante la toma de posesión de Ortega este lunes 10 de enero. Fuentes de la Cancillería argentina dijeron a Infobae que Capitanich desconocía que Rezai iba a estar en Managua y por eso no denunció la presencia del iraní ante la justicia de Nicaragua, tal como lo dispone el acuerdo con la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol por sus siglas en inglés) y porque sobre el funcionario pesa una alerta roja.

«Estaba en otro sector de invitados, nunca lo vio; se enteró por Infobae de lo que había pasado», admitieron ante la consulta de este medio. Cabe destacar que Nicaragua forma parte de la Interpol y no detectó o no quiso ordenar su detención cuando Rezai ingresó a ese país.

Oposición pide explicación

La presencia de Capitanich en el mismo escenario donde estuvo el iraní probablemente complicará las relaciones de ambos países. La oposición en Argentina reaccionó de inmediato por tan bochornoso caso y pidió interpelar al canciller Santiago Cafiero en el Congreso para su explicación.

Waldo Wolff, diputado del PRO, expresó en su cuenta de Twitter que «ante la presencia cómplice de nuestra cancillería en el acto en el que se encontraba presente oficialmente el acusado por nuestra justicia por el atentado a la AMIA con pedido de captura internacional, estaremos presentando un pedido de interpelación urgente al canciller Santiago Cafiero».

En esa misma línea la parlamentaria y presidenta del partido PRO, Patricia Bullrich, se pronunció y señaló «¡El precio de apoyar dictaduras! Capitanich, en la asunción de Ortega en Nicaragua, junto a un acusado iraní por el atentado a la AMIA, con alerta roja de Interpol».

Subrayó que Capitanich ignoró la alerta: «Luchamos 4 años para mantener esas alertas y ahora las ignoran. El Memorándum fue una herramienta de impunidad», escribió en su Twitter.

Argentina le exige a Irán su cooperación para que Mohsen sea juzgado

Enseguida la Administración de Fernández exige una vez más al gobierno de Irán su cooperación de manera plena con la justicia argentina, «permitiendo que las personas que han sido acusadas de participar del atentado contra la AMIA sean juzgadas por los tribunales competentes”, agrega el texto.

La alerta emitida por la Interpol.

DAIA repudia la participación de Capitanich

En esa misma línea, la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) a través de un comunicado publicado en la cuenta de Twitter repudió la participación de Capitanich en el acto público donde estuvo Rezai.

«Es absolutamente inadmisible y preocupante que el embajador Capitanich haya respaldado con su asistencia y pasividad un hecho delictivo como es la presencia de un acusado por la justicia argentina, con pedid de captura de la Interpol en relación a su participación en el atentando terrorista en Buenos Aires el 18 de julio de 1995, sin reclamar su inmediata detención», se lee en el comunicado.

Lamentó que le Cancillería argentina no haya «elevado ninguna queja ni solicitara al gobierno de Nicaragua que active los mecanismos para que Interpol proceda a la captura de Rezai, considerando además que el embajador no puede alegar desconocimiento respecto de la presencia del diplomático iraní».

La DAIA hace responsable de dicho hecho al «embajador Capitanich».

Oposición argentina: «Otro agravio a la memoria»

A través de un comunicado conjunto, la oposición argentina y diputados de Juntos por el Cambio (JxC) convocaron de manera urgente al canciller Santiago Cafiero, para que rinda explicaciones sobre lo sucedido en Nicaragua, donde el embajador argentino, Daniel Capitanich, compartió escenario con Mohsen Rezai, acusado de terrorismo por el atentado a la AMIA y buscado por Interpol.

«A raíz de la participación del acusado por el atentado a la AMIA, Mohsen Rezai en un acto diplomatico con el embajador de Argentina en Nicaragua, Daniel Capitanich, convocamos de manera urgente la presencia del Minstro de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, Santiango Cafiero, para que dé explicaciones sobre lo sucedido», expresaron.

La oposición argentina califica dicha acción como «otro agravio a la memoria» y sostiene que es «inaceptable e inadmisible que se hayan pasado por alto alertas rojas de captura de la Interpol y que el representante del gobierno argentino no haya denunciado a las autoridades la presencia del minsitro iraní».

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: