14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!

Relatos: Los 10 crímenes que conmocionaron Nicaragua en el 2021 y el estreno de la cadena perpetua

A 25 días de que finalice el 2021, LA PRENSA te presenta un compendio de esos hechos violentos que conmovieron a los nicaragüenses por la alevosía y ensañamiento con los cuales fueron cometidos y que ni la misma prisión de por vida fue capaz de frenar la violencia machista a lo largo de los 12 meses.

Contenido Exclusivo CONTENIDO EXCLUSIVO.

Cuando el reloj marque las 12:00 del 1 de enero del próximo año el 2021 habrá pasado a la historia como un año donde la mayoría de las víctimas de los crímenes que más conmocionaron a Nicaragua tuvieron rostro de mujer. Varios de los casos resueltos los agresores recibieron cadena perpetua, una pena máxima que se reincorporó de nuevo al marco jurídico nicaragüense a inicios de este año.

Por los 10 crímenes más sonados hasta el 6 de diciembre de este año, hay 15 condenados de los cuales seis han recibido por sentencia la prisión perpetua que entró en en vigencia el pasado 19 de enero.

Lea también :A juicio por el primer crimen del 2021 en Managua: mató a su prima

A 25 días de que finalice el 2021, LA PRENSA te presenta un compendio de esos hechos violentos que conmovieron a los nicaragüenses por la alevosía y ensañamiento con los cuales fueron cometidos y que ni la misma prisión de por vida fue capaz de frenar la violencia machista a lo largo de los 12 meses.

1. Amanecer sangriento

Joel Bellorín Silva hizo correr la sangre al amanecer del primer día del año al quitarle la vida a su prima Damaris Lisseth Silva Tórrez, de 35 años a quien le disparó cuando la víctima pasó a la orilla del taxi, donde el pistolero estaba sentando en el asiento delantero derecho.

En el hecho sangriento ocurrido en el barrio Camilo Ortega, en Managua, fue herido de bala en el abdomen Francisco Ruiz, pareja de Damaris Silva. El autor del primer crimen del 2021 enfrentará juicio a partir del el próximo 13 de diciembre porque Joel Bellorín fue capturado hasta el pasado 1 de agosto en Ciudad Sandino. Las autoridades atribuyen el crimen a rencillas personales entre víctima y victimario.

Al momento de ser ultimada por su primo, Damaris se dirigía a un paseo con otros miembros de su familia, quienes la esperaban a pocos metros donde ocurrió el crimen.

Durante la escena del crimen, Denis Silva, padre de la joven se preguntaba en voz alta: «¿Ahora quién me va a dar de comer?». El hombre reveló que hace un mes hubo un incidente entre su hija y el victimario, pero sin brindar detalles del mismo. La mujer dejó en la orfandad a dos niñas.

A la orilla de este taxia cayó herida de muerte Damaris Silva Torres. LA PRENSA/Archivo
A la orilla de este taxia cayó herida de muerte Damaris Silva Torres. LA PRENSA/Archivo

2. Enfrentamiento a muerte

Cuatro días después del crimen en el barrio Camilo Ortega, en una cuartería ubicada en el barrio Milagro de Dios, Distrito Cinco de Managua fue escenario de uno de los crímenes más escalofriantes de los últimos años.

En esa fecha, Manolo Mendoza Rodríguez, de 48 años, le abrió  a machetazos el abdomen, tórax y le amputó la mano izquierda a su vecino Mario Ramírez Pineda,  de 53,  quien lo agredió con un tubo. Mendoza se declaró culpable y sentenciado a diez años de prisión.

El crimen se originó porque el condenado estaba cegado por los celos al ver al fallecido en su cuarto. Según la acusación, el pleito que antecedió el horrendo hecho, comenzó cuando Ramírez miró a Mendoza llegar a lavarse las manos al lavandero donde su pareja, Lilliam López Morales lavaba frijoles.

Aunque López dijo a Ramírez que el hombre no le había dicho palabra alguna, el ahora fallecido inició la agresión golpeando en el rostro a Mendoza.

Mendoza al verse ensangrentado se dirigió a su cuarto para sacar un machete y responder a la agresión del vecino. Armados los dos hombres (uno del tubo y otro de machete) se enfrentaron verbalmente en el centro del patio de la cuartería, hasta que Ramírez perdió la vida.

La tarde del 4 de enero del 2021 Mario Ramírez Pineda fue ultimado machetazos por un vecino. eL cadáver es retirado en la ambulancia del Instituto de Medicina Legal, LA PRENSA/Archivo

3.Lanzada viva en un sumidero

La madrugada del 10 de de enero del 2021, Katring Ninell López Martínez desapareció cuando celebraba su cumpleaños 21. La joven fue encontrada sin vidas seis días después en un sumidero en la casa de Bryan Flores Chávez en Jalapa, Nueva Segovia.

La acusación de la Fiscalía estableció que Flores Chávez intentó violarla y la joven al resistirse, fue tirada al piso y se golpeó la cabeza, quedando inconsciente. El hombre amarró el cuerpo de la mujer y lo lanzó a un sumidero. La joven todavía estaba viva.

Para ocultar el cadáver, el sujeto tiró unas pesas de concreto y unas piezas de vehículo. El cadáver de la joven fue hallado hasta el sábado 16 de enero por la Policía.

Por este crimen el hombre fue sentenciado a 30 años de prisión por asesinato agravado;  mientras Jairo Iván Peralta Castillo quien según la Fiscalía colaboró con lanzado el cadáver al sumidero fue absuelto.

Katring Ninell López Martínez en la celebración de cumpleaños 21. LAPRENSA/Cortesía
Katring Ninell López Martínez en la celebración de cumpleaños 21. LAPRENSA/Cortesía

4.Mandado a matar por una deuda

La  mañana del 11 de enero del 2021 Nicaragua fue conmocionada por el asesinato de Diego Solórzano Pérez, de 75 años, que fue sorprendido por un sicario que abrió fuego sobre él cuando llegaba a su empresa en el barrio Monseñor Lezcano, Distrito Dos de Managua. La víctima murió minutos más tarde en el hospital Lenin Fonseca.

La Policía esclareció el crimen con la captura de los seis implicados, entre ellos el abogado del empresario y un matrimonio que tenía una deuda de 130, 000 dólares con la víctima. Los seis involucrados cumplen condena de 30 años de prisión.

Solórzano, hermano del obispo de Granada, monseñor Jorge Solórzano, fue ejecutado por dos sujetos a bordo de una motocicleta quienes recibieron un pago de 3,000 dólares. En el juicio fueron llevados 36 testigos y se presentaron pruebas documentales como cheques y otros.

Lea además:Tribunal de Apelaciones confirma condenas para asesinos de empresario Diego Solórzano

Los seis sentenciados por participar en el crimen del empresario Diego Donaldo Solórzano Pérez. LAPRENSA/Archivo
Los seis sentenciados por participar en el crimen del empresario Diego Donaldo Solórzano Pérez. LAPRENSA/Archivo/Cortesía

5. Horrendo crimen contra transexual

El 3 de marzo Bernardo Arístides Pastrana Ochoa y Jorge Luis Mondragón Acosta cometieron uno de los crímenes más violentos del 2021 y con el que posteriormente se estrenaría la cadena perpetua en Nicaragua el 22 de mayo. Ambos sujetos amarraron a un caballo al transexual Kendra Contreras, conocida como Lala, para luego arrastrarla hasta provocarle la muerte.

La víctima fue arrastrada por más de 400 metros y para rematarla sus asesinos la atacaron a pedradas hasta morir en un camino rural de la comarca La Ceiba, en Somotillo, departamento de Chinandega. Detrás del caballo corría Pastrana Ochoa, «quien no hizo nada para evitarlo» . Aprovechando que Lala estaba golpeada y amarrada del cuello, Mondragón Acosta agarró piedras y las dejó caer sobre el rostro y la cabeza de la víctima, también le dio patadas en la cabeza.

Los asesinos ocultaron el cuerpo en la maleza, y nuevamente le dejaron caer más piedras sobre la cabeza. Estas piedras fueron recolectadas por la Policía como pruebas para incriminar a los delincuentes.

El 22 de mayo la jueza Distrito Penal de Juicio de Chinandega, Rosa Baca Cardoza hizo historia al dictar la primera sentencia de prisión perpetua contra ambos sujetos.

Kendra Contreras, conocida como "Lala" fue asesinada a sus 22 años. LA PRENSA / CORTESÍA
Kendra Contreras, conocida como «Lala» fue asesinada a sus 22 años. LA PRENSA/ Cortesía

6. Se estrena reforma a Código Procesal Penal

El 21 de febrero, en la penumbra de la noche en una hacienda cafetalera en la comarca Las Delicias, jurisdicción de San Sebastián de Yali, Jinotega fue asesinada y violada Martina del Carmen Vargas Pérez, de 41 años.

Por este crimen los acusados Dary Carazo Merlo, de 24 años, y Norlan Olivas Castillo, de 20 años, se estrenó la Ley 1060 (Ley de reforma y adición a la Ley 406, Código Procesal Penal de Nicaragua) que amplía los plazos de detención policial de 48 horas hasta un máximo de 90 días, pero con autorización judicial. Los dos hombres fueron sentenciados a prisión perpetua meses después.

Durante el juicio oral y público, la Fiscalía demostró que los acusados tenían planeado con anticipación agredir sexualmente a la víctima para luego privarla de la vida y robarle. La mujer pidió a Olivas Castillo que la acompañara a su casa y mientras ambos iban caminando el hombre hizo señal a Carazo para que la interceptaran en unos cafetales, donde el hombre la tiró al suelo, se subió en su abdomen y aprovechándose del estado de indefensión de la víctima, la hirió con un machete ocasionándole dos heridas profundas en el cuello provocando que se desangrara, y al estar la víctima gravemente herida, es aprovechado por el acusado Olivas para agredirla sexualmente.

Dary Carazo y Norlan Castillo son juzgados con la nueva Ley 1060. Los hombres son acusados de violar y asesinar a una mujer en unos cafetales. LA PRENSA/Archivo/Cortesía

7. Padre mata a su hija para ocultar violaciones

El 17 de mayo del 2201 en el mismo sitio donde en diciembre del 2020 fue asesinado el dueño de una caponera, se produjo el hallazgo del cadáver de la joven de iniciales I.M.C.M, de 17 años con señales de haber sido estrangulada.

Inicialmente el sospechoso era su novio, pero después tomaron un giro inesperado y se descubrió que quien le quitó la vida fue su padre A.B.C.Z , quien cometió el crimen para procurar la impunidad de las violaciones que infirió a la víctima y su hija menor de 15 años.

Actualmente A.B.C.Z está a la espera de la sentencia por los delitos de violación en menor de 14 años y abuso sexual en perjuicio de su hija de 15 años en el Juzgado Sexto Especializado en Violencia de Managua y por parricidio y violación agravada en el Juzgado Segundo Especializado en Violencia de la misma circunscripción y donde la Fiscalía está pidiendo la prisión perpetua.

El cuerpo de la adolescente fue hallado en un basurero. LA PRENSA/Cortesía

8. La buscó para matarla

José Antonio Castro Muñoz se convirtió en el primer femicida en recibir una sentencia de prisión perpetua desde que la ley entró en vigencia el 19 de enero del 2021.

La prisión de por vida recayó sobre José Antonio Castro después de aceptar que mató de diez machetazos a su expareja, Ingrid de los Ángeles Baltodano Pérez en el parque Los Estudiantes en San Rafael del Sur.  

El  28 de febrero del corriente, a  eso de las siete de la noche Baltodano Pérez, se encontró con su novio Loxan José Espinoza Sánchez y cuando iban propiamente frente a la Iglesia la Trompeta del Barrio Julio Buitrago, se encontraron con el agresor, quien iba a bordo de su bicicleta BMX y que era su expareja.

Castro Muñoz pidió hablar con la mujer, pero esta le dijo “que no tenían nada que hablar, que las cosas estaban claras y que ya no quería nada con él”. El hombre comenzó a llorar y le rogó que lo perdonara por lo mal que se había portado con ella, pero la víctima le contestó “que estaba decidida, que ya no quería absolutamente nada con él”.

Ante esto, el agresor al ver que perdió el control y dominio sobre la mujer, la amenazó y le gritó: “tenelo por seguro que quien te mata soy yo, te voy a volar la cabeza hoy o mañana no sé cuándo, pero te voy a volar la cabeza, eso tenelo por seguro” y se fue.

La mujer se fue con su novio a una farmacia cuando descubrieron que Castro Muñoz los andaba vigilando. Este se bajó de su bicicleta y sacó un machete de metal y con el que procedió a dar dos machetazos sobre el pavimento. La mujer salió huyendo y al caer en la marcha este aprovechó el momento y la mató, según la Fiscalía.

José Antonio Castro Muñoz, de 23 años, se declaró culpable de femicidio. LA PRENSA

9. Asesinada en la frontera con Costa Rica

A las 9:30 de la mañana del 13 de abril del 2021 en una zona boscosa limítrofe de Costa Rica fue asesinada la migrante nicaragüense Norma Saravia Rugama, de 51 años, con señales de violencia. Ella desapareció el 31 de marzo del mismo año, pero sus familiares la había reportada como desaparecida el 8 de abril.

La mujer fue vista acompañada con Roberto Reyes Sequeira, de 31 años, nicaragüense, pero residente en Costa Rica, Alajuela, Los Chiles, quien se dedicaba al tráfico ilegal de migrantes. El hombre fue circulado por la Organización de Policía Internacional y luego capturado en Costa Rica para luego ser entregado a las autoridades nicaragüenses.

La investigación arrojó que el móvil del crimen fue el robo de 4,000 colones. Durante el juicio, una testigo dijo haber escuchado al reo decir que había matado a la mujer porque no se había dejado robar.

Lea también: Coyote sentenciado a pasar el resto de su vida en la cárcel por crimen de migrante nicaragüense

El dolor embargó a la familia de Norma Saravia, de 59 años. en su funeral LA PRENSA/Orlando Barrios
El dolor embargó a la familia de Norma Saravia, de 59 años. en su funeral LA PRENSA/Archivo.

10. Capataz Mata a madre e hija

De todos los imputados por los crímenes más connotados acontecidos en el transcurso del 2021, el único que no ha sido capturado es Wilmer Antonio González Méndez, de 31 años.

El 21 de julio en la comunidad Kuriwansito, en Mulukukú, el sujeto asesinó a sangre fría a Luz Maritza González, de 53 años y a su hija Dayiris Boniche. El hecho ocurrió en la finca San Jerónimo, que era propiedad de las víctimas, y donde el sospechoso trabajaba como capataz y era persona de confianza de las víctimas.

Doña Luz Maritza González salió temprano el 21 de julio con Wilmer, pero fue encontrada hasta las 11:50 de la noche con disparos en el cuerpo, a varios metros de la casa hacienda.

El 22 de julio Dayiris Boniche fue hallada a las 12:40 a.m. sin vida en la casa hacienda, la cual estaba cerrada y con las luces apagadas. El cadáver de la joven estaba cubierto con una sábana. El sujeto la mató a golpes, pero antes la violó.

Madre e hija fueron asesinadas el pasado 22 de julio en una Finca de una cumunidad en Mulukuku. LA PRENSA/Cortesía

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: