14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!
Presidencia, reforma al Presupuesto 2020, Nicaragua, Daniel Ortega, huracanes, pandemia

El dictador Daniel Ortega mantuvo su discurso confrontativo contra Estados Unidos varios días de la semana pasada. En la foto junto a su esposa y vicepresidenta del país, Rosario Murillo. LA PRENSA/ TOMADA DE LA PRESIDENCIA.

Ortega le causará más daño a la economía con sus ataques a EE.UU. y a la UE

Con sus discursos confrontativos, daña más la confianza de los inversionistas en Nicaragua, así como pone en riesgo el Ada UE-CA y el DR-Cafta, refieren economistas.

Desde el 2018, los flujos de inversión extranjera que recibía Nicaragua no se han recuperado. Asimismo, los flujos de cooperación externa se han deteriorado más. Pese a esto, el régimen de Daniel Ortega ha intensificado en estos días sus ataques directos a Estados Unidos y a varios países europeos, lo cual en opinión de tres economistas no abona a la recuperación de la confianza por parte de los agentes económicos, perdida en el país a raíz de la crisis sociopolítica.

El economista Maykell Marenco considera que, pese a que Ortega ataca en sus discursos a Estados Unidos y otros países, en la práctica el régimen hace otro tipo de manejo de las relaciones diplomáticas. “Hay un trabajo en materia de cooperación externa y de relaciones diplomáticas muy eficiente”. Sin embargo, Marenco manifestó que a pesar de ese buen manejo de sus relaciones con el exterior, esos ataques en sus discursos tienen una repercusión en la confianza de los agentes económicos hacia Nicaragua.

“El efecto de todo esto tiene que ver con la confianza, con la imagen país y la credibilidad en términos de administración pública… A nivel internacional se conoce todo eso que dice en sus discursos y se publica, es decir, la imagen pública de Daniel Ortega a la defensiva. Desde el 2018, la confianza se ha dañado exponencialmente y ha sido, y es, el principal reto para recuperar la economía. No puede existir confianza en los agentes económicos cuando existe un ejecutivo (o un presidente) siempre a la defensiva”, expuso Marenco.

Según el informe más reciente de la Balanza de Pagos del Banco Central, entre enero y septiembre de 2019, Nicaragua recibió 360.4 millones de dólares en concepto de Inversión Extranjera Directa (IED), pero en el mismo período, en 2020, sólo recibió 165.4 millones. Es decir, los flujos de IED registraron una caída de más de 54 por ciento.

Le puede interesar: Daniel Ortega intensifica agresividad de su discurso contra Estados Unidos.

Aunque ese resultado parece ser una consecuencia de la pandemia del Covid-19, lo cierto es que, en 2018, en los primeros nueve meses del año, los flujos de IED bajaron 23.3 por ciento y en 2019, en el mismo período, 43 por ciento. Esa disminución, los economistas la atribuyen a la pérdida de confianza en el país.

El viernes, 11 de diciembre, en un acto del Ejército de Nicaragua, Ortega acusó a Estados Unidos de ser “racistas”, “nazis”, “fascistas”, “esclavistas”, “tiranos”, “sinvergüenzas” y “asesinos del general Augusto C. Sandino”.

El lunes, 14 de diciembre, tres días después, en un acto del ALBA, el dictador atacó a los países europeos (Alemania, España y Reino Unido), a los que calificó de fascistas. “Ya el Parlamento Europeo es un parlamento de corte fascista. Hay representaciones de gobiernos no fascistas, es cierto, pero ya los gobiernos que no son fascistas, son cada vez menos sus representantes en el Parlamento Europeo”, agregó.

El martes, 15 de diciembre, en un acto con 12 nuevos embajadores en Nicaragua, y el viernes, 18, en un acto de la Policía Orteguista, el dictador volvió a sacar su retórica en contra de Estados Unidos.

El país norteamericano es el principal socio comercial de Nicaragua, ya que es el destino de la mayor parte de las exportaciones y el origen de la mayor parte de los productos que importa Nicaragua.

Según el Banco Central, entre enero y septiembre de este año, Estados Unidos fue el destino del 48.4 por ciento de las exportaciones tradicionales nicaragüenses. En ese período, además, EE.UU. fue el destino del 87.3 por ciento de los textiles nicaragüenses y del 84.8 por ciento de las exportaciones de tabaco, dos de los principales bienes dentro del régimen de zona franca.

Lea además: Régimen admite que tiene grandes dificultades para atraer inversión extranjera en los próximos cuatro años

Además, es el principal origen de las remesas familiares que recibe Nicaragua (62.4 por ciento en el tercer trimestre de 2020) y de los flujos de IED. Pero también es el que encabeza las presiones al régimen de Ortega a nivel internacional.

Para el experimentado economista y presidente de la Cámara de Comercio Americana de Nicaragua (Amcham), Mario Arana, la retórica de Ortega está dirigida a su base de partidarios. En ese sentido se podría pensar en que no tienen ninguna relevancia en el exterior. Sin embargo, Arana explicó que “el nivel de conflictividad existe, y está expresado en las políticas de esos países hacia Nicaragua, y las consecuencias las estamos viviendo desde hace años”.

“Con ese discurso no se está apostando a una salida de la crisis y más bien la puede profundizar. Pero también puede ser el preámbulo de un cambio de juego y la búsqueda de una salida a la crisis haciendo las reformas que se han pedido, porque tampoco es viable ningún gobierno con ese tipo de relación con tus socios comerciales y de inversión más importante. Eso ya lo vivimos en el pasado”, analizó el representante empresarial.

Acuerdos comerciales en la mira

El expresidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adán Aguerri, considera que el discurso de Ortega “sí puede traer más daño” a la economía del país.

Se basa en que “en el caso del AdA UE-CA, el tema de derechos humanos, democracia y gobernanza es parte indisoluble del acuerdo y uno de sus pilares fundamentales” y recordó que el Parlamento Europeo lo invocó en su más reciente resolución, en octubre último.

Le puede interesar: 21 meses sin que Nicaragua importe petróleo venezolano. ¿De dónde llega el crudo ahora y cuáles son los riesgos?

En ese sentido, Aguerri dijo que para los europeos ese es un tema muy importante y, si ellos tomaran la decisión de dejar fuera a un país de ese acuerdo, este perdería su arancel preferencial de exportación.

“Las empresas que ya exportan volverían a tener otra vez un arancel ordinario que les incrementaría el costo para exportar al mercado europeo. Se pierde competitividad, ya que, por ejemplo, si vos estás vendiendo café a Europa y Honduras también, vos tendrías un arancel ordinario, y ellos uno preferencial, por lo tanto, resulta menos competitivo el café nicaragüense que el hondureño”, explicó el expresidente del Cosep.

Las exportaciones que se envían a Europa generan unos 270 millones de dólares al año, un 10 por ciento del total de las exportaciones tradicionales del país. Aunque esa cantidad parezca mínima, en comparación con los cerca de 2,700 millones de dólares que generan en total las ventas al exterior, ciertos exportadores de productos específicos, como maní, cacao y café, tienen en este continente a sus mejores clientes. Aguerri dijo que además de esa región procede aproximadamente el seis por ciento de las importaciones del país.

Sin embargo, lo más importante del mercado europeo es su potencial, porque es un mercado de más de 500 millones de habitantes, que Nicaragua no lo ha sabido aprovechar y el régimen lo está poniendo en riesgo.

Aguerri señaló que, si bien es cierto que se puede buscar otros mercados, lo que al final se busca es darle algún tipo de ventajas comparativas a los productos de exportación para que eso estimule la atracción de inversiones nuevas al país. “Uno de los productos al que no le hemos podido sacar provecho por medio de este acuerdo es la carne. Nosotros somos un país que podríamos estar vendiendo a Europa a un mejor precio, pero, como no se ha logrado, la carne se está vendiendo a otros mercados con un precio menos favorable. Entonces, no es que no se va a poder colocar el producto, pero en condiciones menos favorables”, explicó Aguerri.

Le puede interesar: Parlamento Europeo aprueba resolución que pide sanciones para la dictadura de Daniel Ortega

En el caso de Estados Unidos, los ataques de Ortega, tienen un mayor riesgo para la golpeada economía de Nicaragua, afirmó el expresidente del Cosep.

Lo que puede pasar es que si “sube la parada Nicaragua” y “sube la parada Estados Unidos” al final quien sale perdiendo es Nicaragua, señaló. Aguerri recordó que el gobierno del país norteamericano ya ha hecho declaraciones en relación al TLC entre Estados Unidos, Centroamérica y República Dominicana, conocido como DR-Cafta. Asimismo, se ha referido constantemente a que no se sigan violando los derechos humanos y que el país vuelva al sistema democrático.

Mencionó que incluso “puede haber otros mecanismos para hacer que, aunque no nos saquen del Cafta se eleven los aranceles a los productos nicaragüenses y nos quiten competitividad”.

Para el exdirigente del Cosep, una decisión en el ámbito comercial por parte de Estados Unidos sería devastadora para Nicaragua, porque se verían afectados productos importantes en las exportaciones del país, como café, oro, carne, pescados, mariscos y la industria textil.

“Son más de 3,600 millones de dólares (entre exportaciones tradicionales y de zonas francas) los que dependen de Estados Unidos. Entonces, por supuesto, este tipo de situación (discursos confrontativos) podría traer más daño al país, a la ciudadanía en general”, refirió Aguerri. Además, aseveró que en la medida que sigue habiendo sanciones por parte del gobierno norteamericano, también los socios o empresas extranjeras se ven afectadas.

Lea también: A Ortega no le está yendo tan mal con los cooperantes en el 2020. Le llegan más fondos desde el exterior

El expresidente del Cosep señaló que además del discurso confrontativo de Ortega, el régimen decidió en esta misma semana promover una ley («Ley de defensa de los derechos del pueblo a la independencia, la soberanía y autodeterminación para la paz») que va a provocar la reacción de la comunidad internacional. “Ya se pasa del discurso a acciones y eso va a generar reacciones, y estas tienen un efecto negativo para la población nicaragüense”, opinó Aguerri.

Cooperación

Según Marenco, el tema de los flujos de cooperación se podría complicar más. Eso lo refirió al recordar que el país está advertido por parte de los europeos de ser dejado fuera del Acuerdo de Asociación entre la Unión Europea y Centroamérica (AdA UE-CA). “Una imagen país, transmitida por un líder que constantemente está atacando, pone en peligro este acuerdo de asociación”, explicó el economista.

De acuerdo con el informe de cooperación externa del Banco Central, en el primer semestre de 2020 Nicaragua recibió 32 millones de dólares de la Unión Europea, de ellos 31.6 millones fueron destinados al sector público y el resto al privado.

Ese monto es importante si se toma en cuenta que en ese período el país recibió sólo 76.9 millones de dólares en donaciones, de los cuales 58.6 millones fueron al sector público.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: