14
días
han pasado desde el robo de nuestras instalaciones. No nos rendimos, seguimos comprometidos con informarte.
SUSCRIBITE PARA QUE PODAMOS SEGUIR INFORMANDO.

El canciller ruso, Serguéi Lavrov, condecoró con la orden de la Amistad a Laureano Ortega Murillo, hijo de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

Laureano Ortega agradece en Moscú la “cooperación permanente” con Nicaragua, mientras en Managua se cae su discurso

El hijo del dictador Laureano Ortega califica la cooperación de Rusia como "histórica y permanente", pero en el 2022 no ingresó ni un dólar de Moscú en cooperación

Mientras en Moscú, el hijo de la pareja dictatorial Laureano Ortega Murillo agradecía a Rusia por su “cooperación solidaria histórica y permanente con el pueblo nicaragüense desde los tiempos de la Unión Soviética hasta el día de hoy”, en Managua el Banco Central (BCN) publicó el informe oficial del 2022, donde se muestra que Moscú no ha brindado cooperación desde el 2015.

Según el informe oficial de cooperación externa (préstamos y donaciones), en el 2022 Nicaragua alcanzó los 958.3 millones de dólares, de los cuales 723.1 millones de dólares fueron entregados al sector público, donde ni China ni Rusia figuran entre los cooperantes.

“Reiteramos la firme solidaridad del Gobierno y pueblo de Nicaragua con la Federación de Rusia en esta batalla que libran por la soberanía y vida del pueblo ruso y por la paz mundial en contra del fascismo y hegemonismo”, dijo Laureano Ortega, quien instó a los demás países a unirse para “hacer frente a tanta ilegalidad” perpetrada por occidente contra terceros países. En su discurso atacó especialmente a Washington.

Lea además: Ni el régimen de Ortega es optimista con China: sus metas de exportación de 2023 lo delatan

Impacto en la cooperación

Lo que olvidó el hijo de Ortega es que gran parte de la cooperación de Nicaragua en el 2022 provino especialmente de instituciones y países que están en occidente. Según el reporte oficial, las principales fuentes de la cooperación total fueron: BCIE (472.4 millones de dólares), Países Bajos (120.5 millones), BID (82.1 millones), Banco Mundial (62.1 millones), Alemania (47.3 millones), Estados Unidos (28.8 millones) y Unión Europea (23.8 millones).

En el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo, Estados Unidos tiene un peso significativo en su contribución de capital, así como otros países de occidente, especialmente europeos.

Según el informe de cooperación, la última vez que Rusia aportó fondos a Nicaragua vía cooperación fue en el 2015, cuando aportó 1.4 millones de dólares en donaciones al sector público. Entre 2007 y 2015, Moscú solo ha aportado en su conjunto y de forma intermitente 149.8 millones de dólares en donaciones.

El informe oficial reporta que solo entre 2012 y 2015, los recursos rusos se ejecutaron en programas no reembolsables como entrega de medios de transporte y equipos Sinapred, donaciones de trigo en el 2012 y 2013 por un monto de 30.2 y 30.3 millones de dólares por año; y un programa de servicio de mecanización a pequeños y medianos productores agrícolas y ganaderos (adquisición de tractores y cosechadoras) en 2015, por un monto de apenas 1.4 millones de dólares.

Pese a ello, Laureano Ortega instó a los países a unirse a Rusia. “Es muy importante que nos unamos más que nunca con Rusia, con los países hermanos, amigos como China e Irán que estamos siendo todos agredidos por esta ola de locura, de irracionalidad” de occidente.

Acosta resta importancia al dólar

Al discurso se unió Iván Acosta, titular del Ministerio de Hacienda y Crédito Público, quien en una entrevista brindada al medio ruso RT en Español, dijo que “EE. UU. ha sido un vecino que ha abusado de su posición y su fuerza, y eso no podemos repetirlo (…). Washington apuesta por sus viejas doctrinas y no toma en cuenta que los pueblos están buscando alternativas de relaciones distintas, de cooperación, de intercambio, de respeto”.

Y aunque la economía es altamente dependiente del dólar, Acosta le restó valor y dominio a esa moneda y aseguró que esa divisa ya no es fiable. “El uso del dólar “probablemente funcionó bien en los años 70, pero en la actualidad, definitivamente, no es una opción sostenible para el comercio”, afirmó, argumentando que Washington utiliza su moneda como “instrumento de sanción”.

El dólar domina las principales fuentes de ingresos externos de Nicaragua. Por ejemplo, del total de las exportaciones generales el año pasado (3,878 millones de dólares), Estados Unidos inyectó a la economía nicaragüense 1,804 millones, sin incluir zona franca, que dirige más del 70 por ciento de su producción a ese mercado.

China apenas compró en productos 12 millones de dólares y Rusia 1.79 millones de dólares, lo que muestra el peso del dólar estadounidense en la economía nicaragüense.

Además del total de las remesas (3,224.9 millones de dólares), los migrantes que están en Estados Unidos enviaron 2,469.7 millones de dólares.

Lea también: ¿El “fin del dólar” está cerca como dice la dictadura?

Ausentes en la inversión extranjera

En tanto, el año pasado los flujos netos de Inversión Extranjera Directa sumaron 1,293.8 millones de dólares, de los cuales 399.9 millones de dólares provinieron de Estados Unidos, según reportes del Banco Central de Nicaragua. Entre los inversores no aparece Rusia ni China.

En la entrevista ofrecida por Acosta en Moscú, dejó entrever que la apuesta es buscar cómo sustituir el mercado estadounidense abriendo negocios en economías emergentes euroasiáticas. “Para Latinoamérica y, en particular, Nicaragua, Eurasia viene a ser una región muy importante. Nosotros tenemos que movernos hacia la dirección donde se mueve el crecimiento económico. La zona de más rápido crecimiento es Asia” y Eurasia es parte de ella, dijo Acosta.

“Esta región nos abre grandes posibilidades para la diversificación, para buscar nuevos mercados, para movilizar tecnologías que no tenemos en Latinoamérica y, sobre todas las cosas, lograr mover hacia nuestros mercados los productos euroasiáticos”, afirmó.

Economía

Puede interesarte

COMENTARIOS

  1. Hace 12 meses

    Los Estados Unidos de América mantienen económicamente a Nicaragua con sus exportaciones y las remesas. Además, todos estos refugiados nicaragüenses son mantenidos económicamente con los impuestos de los estadounidenses: Escuela pública, salud pública, estampas de comida y otras ayudas de bienestar social. Metele pluma y son millones y millones de Dólares en ayuda a Nicaragua. Nicaragua los pare y Estados Unidos los cría. Por consiguiente, Estados Unidos de América es el papá de Nicaragua. Y el que diga lo contrario es un malagradecido.

×

El contenido de LA PRENSA es el resultado de mucho esfuerzo. Te invitamos a compartirlo y así contribuís a mantener vivo el periodismo independiente en Nicaragua.

Comparte nuestro enlace:

Si aún no sos suscriptor, te invitamos a suscribirte aquí