14
días
han pasado desde el robo de nuestras instalaciones. No nos rendimos, seguimos comprometidos con informarte.
SUSCRIBITE PARA QUE PODAMOS SEGUIR INFORMANDO.

Juan Lorenzo Holmann, generente general de LA PRENSA. Captura de video.

Juan Lorenzo Holmann: “Se robaron nuestra libertad, pero nunca nuestra dignidad”

El gerente general de LA PRENSA participó este martes en un panel de la SIP con el cronista deportivo Miguel Mendoza, la activista Tamara Dávila y el líder estudiantil, Lesther Alemán

“No resistimos, dimos la batalla”, así describió Juan Lorenzo Holmann, gerente general de LA PRENSA, cómo sobrellevó los más de 500 días privado injustamente de su libertad en Nicaragua, este martes durante su participación en el panel “Nicaragua despojada: un país sin legitimidad ni justicia”, realizado en el marco de la Reunión de Medio Año de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP).

En el foro, moderado por Carlos Jornet, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, también participó el cronista deportivo Miguel Mendoza, la activista Tamara Dávila y el líder estudiantil, Lesther Alemán. Todos ellos forman parte del grupo de 222 presos políticos excarcelados y desterrados por al dictadura orteguista el pasado 9 de febrero.

Lea además: Destino: ¡Libertad! Crónica del vuelo del destierro

“Siempre se lo mencionaba a mi mamá y a mi esposa cuando llegaban (a las visitas en el Chipote). Yo no estoy resistiendo, porque resistir significa que me tienen en el suelo o de rodilla y yo no estoy resistiendo, estoy en el centro del ring dando la batalla”, expresó Holmann, quien es también directivo de la SIP.

“Se robaron nuestra libertad, pero nunca se robaron nuestra dignidad y salís de ahí con la frente en alto y salimos de ahí habiéndolos derrotado porque nunca, a ninguno estoy seguro, pudieron poner de rodilla”, sostuvo Holmann.

En prisión a Holmann la oración lo mantuvo fortalecido, dijo, así como “las ganas de salir a ejercer nuestros derechos con mayor énfasis porque la cárcel nos enseñó el valor de la libertad”.

LA PRENSA va a seguir informando

El gerente general del Diario también se refirió a lo difícil que ha sido para LA PRENSA continuar informando, debido a los desafíos económicos y con toda una redacción en el exilio.

“Creo que Nicaragua es el país en Latinoamérica o en el mundo, que tiene más periodistas en el exilio. Prácticamente todos los periodistas independientes están fuera de Nicaragua”, lamentó.

“LA PRENSA ahorita está trabajando con el apoyo de varios amigos que nos han extendido la mano para poder seguir sosteniéndonos” señaló. A la vez agradeció el apoyo recibido por el Gobierno de Costa Rica “para poder tener a la mayor parte de nuestra redacción ahí”.

Lea también: LA PRENSA, 97 años de resistencia

También destacó y agradeció el apoyo de los lectores que “no nos han abandonado, suscribiéndose, y leyendo, buscando nuestras noticias, pero también nosotros nos debemos a ellos, es decir, nuestro trabajo es para ellos”.

Reiteró que “ha sido tránsito difícil, pero no imposible y creemos que vamos a lograr seguir adelante. No nos han podido poner de rodilla y no lo harán, seguimos haciendo nuestro trabajo, informando y ofreciendo nuestra plataforma para que el nicaragüense de apie, el nicaragüense que no tiene voz tenga una voz con que comunicar su dolor”.

La censura de Ortega ha sido derrotada

Por su parte Miguel Mendoza coincidió en que “el asunto de informar es una tarea difícil”, y señaló que “somos más de 200 periodistas en el exilio, son más de 30 medios de comunicación los que funcionan desde Costa Rica, Estados Unidos, España y otros país”.

Sin embargo, pese a las dificultades, las barreras que tiene el periodismo para cubrir la noticia en el terreno, “lo que anima es cuando uno ve salir al dictador, que lo hace muy pocas veces y uno se da cuenta como le estorba, le carcome que la libertad de expresión siga trabajando para llevar a los ciudadanos la información”, dijo Mendoza, quien también destacó la participación de la población por ofrecer la noticia.

Lea además: ¿Qué puede hacer la comunidad internacional para presionar al régimen?

“Aunque es difícil hacer videos en Nicaragua para documentar, la gente siempre está dispuesta información. Nosotros estábamos en prisión cuando se dio la famosa reunión de Ortega y su hermano (Humberto) y fue la gente en la calle fue la que hizo la filmación, o sea, la gente sigue suministrado información, de alguna manera la censura sigue siendo derrotada”, agregó.

https://twitter.com/sip_oficial/status/1650882424610365442

A la vez destacó que desde “recuperé la libertad y la contraseña de mis redes sociales, continúo haciendo lo que siempre he hecho: informar, comentar y opinar. A mí me metieron preso por opinar en las redes sociales”.

“La gente sigue informándose por los medios de comunicación que trabajan con las uñas. Hacen mucho esfuerzo para seguir llegando a los ciudadanos, ser parte de ese grupo de periodistas me hace sentir muy orgulloso”, reiteró Mendoza.

Holmann pido a los medios de comunicación internacionales que “mantengan nuestro dolor vivo para que las otras sociedades entiendan que es lo que está sucediendo en Nicaragua”.

Ortega no cederá al cambio sin presión, advierte Dávila

En su intervención, la activista Tamara Dávila, planteó que hay “que hacer un enorme trabajo para romper con esa enorme percepción que siento que hay en algunos intelectuales a nivel internacional, pero también en algunos políticos, que tiene que ver con que si al dictador no se le presiona probablemente él ceda, y esa es una gran ilusión, porque Ortega lo que ha mostrado es que no quiere dialogar, no quiere elecciones libres ni transparentes no está dispuesto a ceder en nada, por tanto la única manera de obligarlo es presionarlo”.

Dávila señaló que cada vez que la comunidad internacional aplica sanciones individuales a funcionarios del régimen, Ortega lo que hace es reprimir, y recalcó que aunque no haya sanciones Ortega sigue reprimiendo.

A criterio de Dávila “producto de esa presión adentro y fuera de país es que Ortega ha cedido” y por eso “está más debilitado que en 2018”.

“El tema de las presiones tiene que seguir y no solamente por parte de la comunidad internacional, sino por parte de nosotros, los nicaragüenses”, reiteró la opositora.

Tamara Dávila. Foto tomada de la SIP.

También advirtió que en el país el régimen volverá a llenar las cárceles de presos políticos. “La política de puerta giratoria del régimen no ha cesado, salen unos entras otros. Entonces hay que precisamente actuando”, agregó.

En cuanto al tema de la justicia, Dávila sostuvo que en “Nicaragua no puede haber ni perdón ni olvido”. “Tenemos que seguir empujando el compromiso por la justicia y ojalá hacia atrás porque hay muchas heridas en el país. Hay muchos muertos, dolores, heridas que no han sido sanadas y que por eso se repite, por tanto, el compromiso con la justicia, con la verdad, investigaciones profundas y fiscalías especiales que nos lleven a procesos de justicias reales en el país son sumamente necesarios y eso tenemos que seguirlo empujando”, expresó Dávila.

Lea además: “Silencio sepulcral” sobre la situación de monseñor Rolando Álvarez

Por su parte, el líder estudiantil Lesther Alemán, indicó que la oposición tiene un reto y es “construir una alternativa real para los nicaragüenses que de una vez por todas supere la noche oscura que ha significado Daniel Ortega y todo lo que ha desencadenado en contra nuestra, pero sobre todo reconocer la convicción, la fuerza y la fortaleza de los nicaragüenses aun en esta etapa de persecución hasta religiosa”.

“Nosotros estamos viendo nada más el zarpazo de una dictadura que pretendió ser una dictadura tranquila, pero no la hemos dejado tranquila, no hemos dejado tampoco que ese modelo se complemente, se solidifique como ellos en algún momento lo esperaba, Rosario Murillo vive un sueño frustrado por no ser presidente y nosotros en realidad hoy estamos más convencidos de que los jóvenes, las mujeres, la sociedad en general estamos por salir de la dictadura con la fuerza que nos caracteriza como nicaragüenses”, concluyó Alemán.

Puede interesarte

COMENTARIOS

  1. Hace 1 año

    El rostro de Davila is idéntica a la de su padre Irving Dávila, un acérrimo militante del abominable e infame Frente Sandinista. El tuvo la gran desilusión de darse cuenta lo que en realidad eran sus jefes: Una camada de hienas, “amigos de lo ajeno”. En buen cristiano, una mafia

×

El contenido de LA PRENSA es el resultado de mucho esfuerzo. Te invitamos a compartirlo y así contribuís a mantener vivo el periodismo independiente en Nicaragua.

Comparte nuestro enlace:

Si aún no sos suscriptor, te invitamos a suscribirte aquí