14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!
OEA, Luis Almagro, Alianza Cívica, Daniel Ortega

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, se reunió con el dictador Daniel Ortega en diciembre de 2016. LAPRENSA/ARCHIVO

OEA debe buscar nueva estrategia para presionar a Ortega, dicen analistas

Se espera que el Secretario General de la OEA, Luis Almagro, presente este lunes 17 de enero, un informe sobre sus gestiones diplomáticas con Nicaragua

Todo hace indicar que, tras la prorroga solicitada hace un mes por el Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, para entregar un informe sobre sus gestiones con el Gobierno de Nicaragua, este podría ser presentado el lunes 17 de enero.

El Consejo Permanente de la OEA, encomendó desde el pasado 8 de diciembre a Almagro que gestionara acciones diplomáticas con el régimen de Daniel Ortega, con el fin de acordar una reunión para negociar una salida a la crisis sociopolítica del país, que se ha agravado por la creciente represión y la farsa electoral del pasado 7 de noviembre.

La OEA declaró ilegítimas las elecciones de noviembre pasado y en respuesta el régimen decidió retirar a Nicaragua de esa organización. Además, obviando la declaración de ilegitimidad, Ortega tomó el pasado lunes 10 de enero, posesión presidencial por quinta vez y cuarta consecutiva.

Ahora cumplido el nuevo plazo que pidió, Almagro, debe presentar un informe sobre un posible fracaso en cuanto a sus gestiones diplomáticas con Nicaragua.

“Lo que le toca a Almagro ahora es presentar el informe y hacer recomendaciones sobre las acciones que puede adoptar en el marco de la Carta Democrática la OEA como tal, y las recomendaciones para que los países miembros adopten también sanciones y algunas medidas a partir de este momento”, opinó el experto en derecho internacional, temas de integración y catedrático de la Universidad de Costa Rica (UCR), Carlos Murillo Zamora.

Incrementará la presión y las sanciones

Por su parte, Eddy Acevedo, exasesor personal en política exterior de la excongresista Ileana Ros-Lehtinen y actual asesor senior del Presidente del Woodrow Wilson Center (o Centro Nacional para Académicos Woodrow Wilson), señaló que de continuar con una actitud negativa para solucionar la crisis del país, “la dinastía Ortega enfrentará más sanciones y más aislamiento porque la comunidad internacional está exigiendo un regreso al orden democrático”.

Acevedo precisó que en 2016, “la OEA intentó mediar un diálogo en Nicaragua que fracasó y solo ayudó a darle más oxígeno a Ortega”. Por lo tanto, considera que avanzando hacia el futuro, “la OEA necesita una nueva estrategia para que los mismos errores no vuelvan a ocurrir otra vez de manera indirecta”.

A la vez recordó que en el último año (2021), la administración del presidente de Estados Unidos, Joe Biden ha suspendido de toda discusión comercial y ha cortado el acceso a programas de comercio libres de impuestos a varios países en el mundo.

“Entonces con proyectos de ley como el Nica Act y la Ley Renacer Act, ya aprobados, más presión va a venir contra el régimen de Ortega, incluyendo la revisión de la participación de Nicaragua en el Tratado de Libre Comercio entre República Dominicana y Centroamérica con Estados Unidos (DR-Cafta por sus siglas en inglés)”, advirtió Acevedo.

El apoyo de México y Argentina a Ortega

Por otro lado, a juicio del especialista en temas de integración, las resoluciones de la OEA ya no tendrán el mismo apoyo masivo que han tenido en el pasado “porque algunos países como México y Argentina dirán que ya el gobierno tomó posesión y que lo que hay que hacer es promover la democracia, resoluciones en términos diplomáticos”.

“Yo insisto en que ya la dictadura está consolidada y ese tipo de medidas no va a ser que cambie las cosas, además el régimen tiene un sólido apoyo de Rusia, China y en América Latina, por su puesto de Argentina y México. Así que yo no veo que vaya haber ningún cambio más allá de las acciones diplomáticas, normales de las presentaciones y aprobación de informes”, reiteró Murillo Zamora.

Al respecto, a lo largo del 2021, en referencia a las resoluciones aprobadas por la OEA, el Gobierno de México —ideología de izquierda— liderado por Andrés Manuel López Obrador (AMLO) y el Gobierno argentino, encabezado por el presidente Alberto Fernández, también de izquierda, se han destacado por el abstencionismo.

La prórroga

El 8 de diciembre, el Consejo Permanente de la OEA aprobó con 25 votos a favor, uno en contra y ocho abstenciones una resolución en la que afirma que Nicaragua incumple sus compromisos con la Carta Democrática Interamericana y pidió al régimen aceptar una misión de alto nivel que ayude a conducir la realización de reformas electorales integrales.

El cabildeo con el régimen fue encomendado al secretario general de la OEA, Luis Almagro. Sin embargo, el 17 de diciembre (2021), fecha en que vencía el primer plazo, Almagro informó a través de una comunicación al entonces, presidente del Consejo Permanente, Josué Fiallo, que no recibió ninguna respuesta del régimen Ortega Murillo, y solicitó que se extienda el plazo hasta mediados de enero de 2022.

“No existiendo al momento de cursarle la presente comunicación una respuesta definitiva sobre el particular, y vista la circunstancia política y las fechas en curso, es que entiendo que sería oportuno y conveniente extender el plazo del 17 de diciembre como fecha límite, prorrogándolo hasta mediados del mes de enero entrante para informar al Consejo Permanente el resultado final de la gestión, si existiera acuerdo del cuerpo que preside a partir de las coordinaciones necesarias que usted entienda a bien realizar”, refirió Almagro el 17 de diciembre.

Podría interesarle: HRW destaca en informe anual el panorama represivo de Nicaragua en el año electoral

Cabe mencionar que desde el 3 enero de 2022, Fiallo dejó de ser el presidente del Consejo Permanente de la OEA, y asumió el cargo el Representante Permanente de Saint Kitts y Nevis (San Cristóbal y las Nieves) ante el organismo regional, Warren Everson Alarick Hull, hasta el 31 de marzo de 2022.

San Cristóbal y Nieves forma parte de los países caribeños que también se abstienen de emitir un voto sobre la situación que atraviesa Nicaragua.

Esta semana, el jefe de gabinete de Almagro, Gonzalo Koncke consideró que «es muy difícil trabajar con Managua». La agencia de noticias AFP reportó que Koncke, quien participó el miércoles, 12 de enero, a nombre de Almagro en un foro organizado por el Diálogo Interamericano, centro de estudios con sede en Washington, indicó que «el secretario general acudirá al Consejo Permanente cuando tenga resultados para comentar».

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: