14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!

Piden justicia por la muerte del repartidor Eduardo Francisco Pilarte

«No queremos venganza, se lo dejamos todo a Dios». El clamor de la familia de Eduardo Pilarte

El joven asistía los domingos al culto, también jugaba futbol con sus amigos del barrio. Esta es la historia del repartidor de comida que falleció en un accidente, muerte que ha conmocionado al país

«¿Por qué mi papá está en esa caja?», preguntó David Pilarte González, de 5 años, a su mamá, mientras familia y amigos velaban el cuerpo de Eduardo Francisco Pilarte, el joven repartidor de comida que falleció tras ser impactado por el conductor de una camioneta en Managua.

«Tu papá está dormido, está en el cielo», respondió Heydi González, mamá del niño. «Él es un niño que no sabe, y le dice, ‘mamá y cuándo mi papá se despierte, ¿dónde va a dormir’?'», cuenta Yolanda González, abuelita del joven repartidor de comida.

En medio de lágrimas, la abuelita recuerda a Pilarte como un muchacho sin vicios, muy querido por todas las personas, y muy trabajador. «Cuando él venía a verme, a veces me encontraba dormida porque yo tengo diabetes y me decía: ‘Viejita, ya vine’, y cuando él se iba yo le decía que Dios te guarde y le daba la bendición, porque nosotros somos una familia cristiana».

Yolanda González (centro) abuelita de Eduardo Pilarte. LA PRENSA

Mientras mueve sus manos temblorosas, Yolanda González asegura que aconsejaba a Pilarte para que condujera despacio y con mucha precaución. «Yo le decía, mirá los accidentes, cuando alguien venga y vos tengás la preferencia, déjalo pasar hijo, porque muchos andan tomados y no tienen conciencia del dolor que causan a la familia», sin saber que su nieto moriría en un accidente de tránsito.

Puede interesarle: Multitudinaria despedida a joven repartidor de comida

Agrega que les invade un dolor inmenso en su familia, porque Pilarte era un joven amable, sano y su familia asegura que le gustaba apoyar a las personas que lo necesitaban. «La gente lo quería, y estamos agradecidos al ver cómo lo despidieron, por el apoyo de la gente, mis vecinos que nos han mirado como familia», dice.

El entierro de Eduardo fue multitudinario, por donde pasaba el cortejo fúnebre el tráfico se paraba. Los motociclistas que laboran para plataformas delivery le hicieron guardia de honor, pitaban y aceleraban sus motos en señal de despedida.

Un adiós para siempre

«Adiós mi hijo, que Dios te guarde mi muchachito, tené cuidado, yo no sería capaz de soportar un dolor (la muerte de él)», fueron las palabras de Yolanda hacia Eduardo, cuando el joven de 29 años le dijo: «Ya me voy abuelita». Eso ocurrió la mañana del viernes, y él pasó saludándola y luego iría a repartir comida rápida para la empresa Pedidos Ya, donde llevaba trabajando desde junio de 2021.

«No queremos venganza, se lo dejamos todo a Dios, y que se haga justicia terrenal y si no la obtenemos, tendremos justicia divina», dice Yolanda González, de 76 años.

Pilarte murió la noche del viernes 7 de enero en un accidente de tránsito cerca de los semáforos de Larreynaga en Managua, cuando fue impactado por la camioneta conducida a exceso de velocidad por Williams Osmar Pastrán Moreno, de 43 años, quien se encuentra en prisión preventiva y enfrentará audiencia inicial este 19 de enero.

Lea además: Motociclistas realizan homenaje a repartidor de comida que murió en accidente de tránsito

Ese día, cuentan sus familiares, también pasó pitando por la noche, eran las 6:40 p.m. apróximadamente, y un vecino le gritó: «¿Ya vas a salir de trabajar?», él respondió: «Solo voy a dejar el último pedido, a las 9:00 salgo». Una hora después estaba muerto.

Ericka Alemán, tía de Eduardo Pilarte, espera que este caso no quede en la impunidad. «Era dedicado a su hogar, a su familia, su esposa, y era un buen cristiano», recuerda Alemán, quien dice que Pilarte despidió el 2021 en la iglesia evangélica donde asistía junto a toda su familia. «Había una media vigilia y todos fueron a dar gracias a Dios».

Ericka Alemán, tía de Eduardo Pilarte. LA PRENSA

La tía cuenta que su sobrino asistía todos los domingos al culto junto a su familia, también le gustaba jugar futbol con sus amigos del barrio.

«Guayo», como le decían de cariño, se crió en el barrio René Polanco, en medio de una familia numerosa, y de principios cristianos. Era el mayor de tres hermanos, Jennifer, de 23 años, y Alison, de 16, quien estaba hospitalizada en el Manolo Morales cuando se enteró del fallecimiento de Pilarte.

«Vivían enamorados»

Heydi González, de 27 años, esposa de Eduardo Pilarte, no quiso brindar declaraciones, sin embargo, Ericka Alemán cuenta que los jóvenes estaban casados desde hace siete años, y que cada día vivían como «eternos enamorados».

Eduardo Pilarte junto a su esposa Heydi González. LA PRENSA/Cortesía

«El miércoles (5 de enero) ellos salieron solos, dejaron al niño, y ellos andaban como novios, enamorados. Hablaron de tener a una niña este año, pero ya no se pudo, esos son los misterios de Dios», dice Alemán.

A través de una publicación en Facebook, Heydi se despidió de su esposo, a quien agradece por los diez años que estuvieron juntos y por procrear a su hijo.

Lea también: Dejan en prisión preventiva a conductor acusado de muerte de repartidor de comida

Gamaliel Talavera, de 29 años, amigo de la infancia de Eduardo Pilarte, no concibe su muerte, dice no entender su ausencia. «Entre él y yo solo había seis meses de diferencia en las edades, crecimos juntos, estudiamos juntos la secundaria, y después un año en la universidad, jugábamos futbol, era mi hermano», dice.

«Era mi hermano»

Talavera asegura tener los mejores recuerdos de su infancia, en ellos visiblemente aparece Pilarte. «Cuando éramos niños no salíamos de la nintendería, pero siempre fue obediente, incluso cuando sus padres le decían que se fuera para dentro, él hacía caso», recuerda.

Gamaliel Talavera, de 29 años, amigo de Eduardo Pilarte. LA PRENSA

«Él andaba buscando el pan de cada día cuando pasó ese accidente que acabó con su vida, yo espero que se haga todo conforme la ley, porque la justicia terrenal a veces no pasa», dice.

Pilarte fue sepultado la tarde del pasado domingo 9 de enero en el cementerio Milagro de Dios. Por la mañana de ese mismo día, Williams Osmar Pastrán fue llevado a los juzgados a la audiencia preliminar.

repartidor pedidos ya hugo Eduardo Pilarte Aguilar accidente
Eduardo Francisco Pilarte Aguilar trabajaba para Pedidos Ya, pero antes trabajó para Hugo. LA PRENSA

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: