\ ¿Qué significado político tiene que el régimen orteguista rompa relaciones con Taiwán y reconozca a China?
14
días
han pasado desde el arresto de nuestro gerente Juan Lorenzo Holmann, y la toma de las instalaciones. Nuestra Redacción está hoy en el exilio. ¿Vas a permitir que la dictadura se salga con la suya?

El embajador saliente de Taiwan, Jaime Chin Mu Wu y el canciller Denis Moncada el reciente 14 de noviembre. LA PRENSA/Tomada de medios oficialistas

¿Qué significado político tiene que el régimen orteguista rompa relaciones con Taiwán y reconozca a China?

Conozca las consideraciones de expertos respecto a las causas y efectos políticos de la ruptura de relaciones diplomáticas del régimen de Daniel Ortega con Taiwán.

Contenido Exclusivo CONTENIDO EXCLUSIVO.

Diferentes analistas y expertos en derecho internacional coincidieron en que la ruptura del régimen de Daniel Ortega con el Gobierno de Taiwán, se debe a una apuesta por escoger a su cercano ideológico China Continental, y también valoraron que era un paso inevitable que generará más tensiones con los Estados Unidos.

Lea además: Régimen de Daniel Ortega rompe relaciones con Taiwán, su principal donante. El país asiático responde

La ruptura de relaciones diplomáticas con Taiwán, fue anunciada la tarde de este jueves 9 de diciembre por el canciller Denis Moncada, tan solo 23 días después que el mismo otorgó la Orden José de Marcoleta, grado de Gran Cruz, al embajador taiwanés saliente, Jaime Chin Mu Wu.

El 16 de noviembre de 2021, el régimen orteguista le otorgó la más alta condecoración para el servicio diplomático al embajador de Taiwán, Jaime Chin Mu Wu que en la foto saluda al canciller, Denis Moncada, posterior a la entrega de la Orden José de Marcoleta en el grado de Gran Cruz. LA PRENSA/Tomado de Canal 13.

El periodista y exdirector del Centro de Estudios Asiáticos de Nicaragua (CEAN), Alberto Alemán, manifestó que Ortega había mantenido las relaciones con la isla por “oportunismo y populismo”.

“Utilizaba a Taiwán como caja chica, para que le financiara proyectos populistas, que le permitiera siempre mantener apoyo de sectores populares, comprar votos o mantener contento al Ejército y a la Policía”, valoró Alemán.

China considera la isla de Taiwán como parte de su territorio, con la voluntad de reincorporarla eventualmente bajo su dominio, y ha aumentado en los últimos años la presión para aislarla diplomáticamente.

China o República Popular de China es gobernada por el Partido Comunista desde 1949 y es el país más poblado del planeta. En tanto, Taiwán, conocido como República de China (ROC por sus siglas en inglés), se ha comportado como república independiente desde el mismo 1949.

Vienen peores relaciones con Estados Unidos

No obstante, Alemán aseguró que el fin de esta relación ya se esperaba e incluso proyectó que cualquier otro gobierno diferente en el país habría tenido que enfrentar la disyuntiva entre seguir con Taiwán o aliarse con China.

El experto en temas asiáticos valoró que esta ruptura se aceleró por el deterioro de las relaciones entre Estados Unidos y Nicaragua, y la posibilidad de que el Gobierno de Joe Biden expulse al país del Tratado de Libre Comercio (TLC), como lo establece la Ley Renacer.

“La ruptura indica que Ortega, ante el aislamiento internacional por naciones democráticas en Latinoamérica y en el mundo, está haciéndose una aproximación diplomática-política muy importante hacia las grandes potencias autoritarias que son Rusia y China. Creo que el acercamiento con Rusia ha llevado también a esta decisión de romper con Taiwán y establecer relaciones con la República Popular China”, agregó Alemán.

Lea además: Los impresionantes números que muestran cómo Ortega «exprime» la lealtad y billetera de Taiwán y desplaza a la Unión Europea

El proceso electoral de este año se caracterizó por el control del régimen en el sistema electoral; la detención de destacados opositores, entre ellos siete aspirantes presidenciales; la escasa participación ciudadana, la reelección presidencial de Ortega de la mano de su esposa, Rosario Murillo, quienes este año cumplen 14 años en el poder de forma consecutiva. Todo esto fue condenado por Estados Unidos y motivó aumentar las sanciones a los funcionarios y familiares de Ortega.

Por otra parte, Alemán advirtió que la ruptura con Taiwán llevará a un empeoramiento mayor de las relaciones entre Estados Unidos y Nicaragua, debido a una Ley aprobada en 2019, bajo el Gobierno de Donald Trump, con el apoyo bipartidista en el Congreso, que exige romper relaciones con los países que apoyan a la República Popular China.

“Es una ley que goza de un apoyo total bipartidista, porque tanto republicanos como demócratas son amigos de China-Taiwán”, expresó Alemán.

Busca alternativa ante su próxima salida de la OEA

El sociólogo y analista político Oscar René Vargas valoró que Ortega, al verse aislado en la Organización de Estados Americanos (OEA) “decide buscar obtener el apoyo político de China, uno de los tres miembros del nuevo orden mundial tripolar”.

“El régimen sigue la lógica (de) que ahora existe un orden tripolar mundial (EEUU, Rusia y China), por lo tanto, para protegerse de Estados Unidos se arriman a Rusia y China en la creencia que es un paraguas, y que le da espacio internacional, al menos en la ONU (Naciones Unidas)”, manifestó el sociólogo.

Vargas agregó que el régimen Ortega-Murillo “tiene la idea que el nuevo orden tripolar le puede permitir jugar a las contradicciones entre Rusia-China y EE. UU., evitando su aislamiento total”.

Lea también: Los impresionantes números que muestran cómo Ortega «exprime» la lealtad y billetera de Taiwán y desplaza a la Unión Europea

Además, según el sociólogo, “Ortega ve que los Estados Unidos están perdiendo el control absoluto en América Latina por el empuje de China en sus relaciones comerciales con los principales países de América del Sur y en Centroamérica no tienen una estrategia definida y clara”.

Para Vargas, “Centroamérica se transformó para EE. UU. en una región inestable: migración, narcotráfico, pérdida de hegemonía absoluta en las relaciones internacionales. Sin tener una política a seguir. El Salvador, Costa Rica, Panamá y Nicaragua tienen relaciones con China. Honduras y sus interrogantes que se abren. Guatemala, con un gobierno corrupto, no sabemos qué hará”.

Ortega desechó un “aliado menor”

Un experto en derecho internacional que habló con LA PRENSA bajo condición de anonimato, destacó que Taiwán era un “aliado menor” en comparación con una potencia mundial como China, y también valoró que es un paso estratégico ante la posibilidad de que muy pronto China logre doblegar a Taiwán.

“Sin duda alguna en pocos años (China) tendrá a Taiwán nuevamente bajo su égida, por lo que apartarse antes que eso suceda es primordial para las naciones que aún reconocen a Taiwán. Si no lo hacen antes que eso pase en el Continente, no los aceptará como aliado y sería perder un aliado importantísimo a nivel político, diplomático y comercial”, manifestó el experto.

Lea además: ¿Le sobrevivirá a Ortega el «salvavidas» económico llamado Taiwán? Isla asiática en complicada encrucijada, dicen analistas

En ese sentido, esta misma fuente valoró que este es un paso natural a nivel geopolítico.

“Geopolíticamente hablamos de un paso que casi se podría considerar natural y/o necesario por el crecimiento y expansionismo de China continental en el mundo entero. Hablamos de que Ortega se alinea con un poderío cada vez mayor, y se hace con un aliado que lucha contra Estados Unidos por obtener más influencia a nivel mundial”, opinó.

El experto manifestó que para tomar esta decisión, el gobierno de Ortega debió tener en cuenta que China no da dinero como Taiwán “sin tanta revisión y para proyectos sociales”, aunque supone que llegaron a un acuerdo.

“Supongo que negociaron algo de eso, porque en los otros países de Centroamérica lo que han hecho es apoyar un proyecto de infraestructura estrella, podría ser el famoso canal, alguna carretera, el puerto de aguas profundas, pero luego no tendrán esa inyección de dinero líquido para sus ´obras sociales´. Si no lo hicieron, tendrán muchos problemas para con sus partidarios”, expresó el experto.

Pedro Salvador Fonseca, experto en relaciones internacionales y analista político nicaragüense, consideró que la ruptura de las relaciones y el giro de la política exterior de Nicaragua hacia la política de “Una Sola China” y por ende el establecimiento de relaciones con China continental tiene a su lectura “un impacto sin precedentes en la política exterior de Nicaragua y en el mapa geopolítico regional, por una parte Nicaragua había mantenido una tradición diplomática por décadas de tener relaciones con Taiwán, esto cambia a partir del día de hoy”.

Lea además: Se complica aún más relación de Daniel Ortega con la OEA, según analistas

Añade que en el contexto en el que las relaciones con Estados Unidos son cada vez más tensas, “Nicaragua ha encontrado en ellos un punto estratégico a su favor sobre todo para el fortalecimiento de relaciones comerciales, con esta medida se van afianzar más esas relaciones económicas y comerciales con un carácter de inversiones y negocios entre China y Nicaragua”.

También considera que con esta decisión “Nicaragua le da un poco la espalda al liderazgo hegemónico de Estados Unidos en la región”, y agrega que “Nicaragua le abre la puerta a China para seguir ampliando su margen de influencia en Centroamérica y Latinoamérica, queda claro que Nicaragua prefiere tener relaciones con un país que no cuestiona la crisis ni la violación de derechos humanos”.

A criterio del analista Fonseca, el hecho de que se hayan afianzado las relaciones de Nicaragua con China “no es precisamente negativo, lo que sí pueda tornarse negativo es que se involucre en conflictos de carácter internacional y pierda de vista la situación tan compleja que experimenta al interno”.

El canciller de Nicaragua, Denis Moncada, fue el encargado de leer el comunicado que anunció la ruptura de las relaciones diplomáticas con el gobierno de Taiwán “y deja de tener cualquier contacto y relación oficial” con la isla.

“El gobierno de la República de Nicaragua declara que reconoce que en el mundo existe una sola China. La República Popular China es el único gobierno legítimo que representa a toda China y Taiwán es parte inalienable del territorio chino”, leyó Moncada el comunicado oficial.

Por su parte Eddy Acevedo, asesor senior del del Woodrow Wilson Center de Estados Unidos, consideró que “era previsible que finalmente llegara el día que Ortega rompería relaciones con Taiwán. Era solo cuestión de tiempo. Al fin del día, Ortega tomó millones de dólares de Taiwán y los dejó solos en el altar. Dime con quién andas y te diré quién eres. Debemos prestar más atención a la influencia China que sigue aumentando en Latinoamérica porque hoy es Nicaragua pero la siguiente ficha en caer puede ser con el nuevo gobierno entrante en Honduras”.

Taiwán en pro de la democracia

A inicios de diciembre, la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen inauguró el Foro de Parlamento Abierto 2021, cuyo objetivo era reafirmar el compromiso del Gobierno de expandir las asociaciones resilientes con miembros del mundo democrático, dio a conocer la oficina presidencial de la isla asiática.

“Por ser un Estado en la primera línea para la defensa del estilo de vida democrático, Taiwán está dispuesta a compartir su experiencia y colaborar con socios de ideas afines en todo el mundo para salvaguardar los valores universales de la libertad y la democracia”, señaló Tsai durante la inauguración del evento el 2 de diciembre a la vez que agregó que se esperaba que este foro ayudase a forjar una alianza más fuerte entre las democracias a fin de reforzar la resiliencia colectiva frente al creciente autoritarismo.

Por otro lado, lado mandataria taiwanesa compartió este 8 de diciembre desde su cuenta de Twitter su participación en el 70 aniversario de la Cámara de Comercio Americana (AmCham Taiwan), señalando que “Desde su fundación, AmCham ha sido un impulsor clave de la asociación Taiwán-US (Estados Unidos) y esperamos otros 70 años de cooperación y progreso”.

Imagen
Presidenta de Taiwan, Tsai Ing-wen (segunda de izquierda a derecha), asumió en mayo de 2016. Tomada de redes sociales.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: