14
días
han pasado desde el robo de nuestras instalaciones. No nos rendimos, seguimos comprometidos con informarte.
SUSCRIBITE PARA QUE PODAMOS SEGUIR INFORMANDO.

Fachada de las instalaciones de Radio María, en Bolonia, Managua, tras la cancelación de su personería jurídica. LA PRENSA

Católicos, extrabajadores y voluntarios cuentan cómo vivieron el día que se apagaron los micrófonos de Radio María

"Y con voz melodiosa, nos dona la paz, y con voz melodiosa, nos dona la paz", fue el estribillo del canto que se escuchó cuando los monitores y el equipo de transmisión se apagaron.

Eran las 3:03 de la tarde del 9 de julio del 2024 cuando la voz de Radio María se apagó en Nicaragua, tras casi 24 años de fundación. Una llamada al coordinador de la emisora, Róger Munguía, con la orden de “apagar la radio”, obligó a silenciarla. No hubo despedida, no hubo explicación, los oyentes dejaron de escuchar el canto “Balada para María” en las frecuencias 99.9 FM. y la 90.7 FM. Lo que llegó después fue el eterno silencio.

“Y con voz melodiosa, nos dona la paz, y con voz melodiosa, nos dona la paz”, fue el estribillo del canto que se escuchó cuando los monitores y el equipo de transmisión se apagaron. Este día, la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo, a través del Ministerio del Interior (Mint), canceló la personería jurídica de la asociación perteneciente a la Familia Mundial de Radio María (World Family of Radio María).

El martes la emisora tenía planeado operar normal. Empezó su transmisión a las 6:00 de la mañana, como se acostumbraba, pero la decisión del Ministerio del Interior cambió por completo lo programado. Se llamó a los voluntarios de la radio que tenían programas en vivo para notificarles que no se iban a realizar, y la orden de la junta directiva era operar hasta el 15 de julio, sin embargo, no se logró porque una llamada telefónica lo cambió todo.

“La junta directiva decidió laborar hasta el 15 de julio, pero este mismo día, el ingeniero de las antenas de la radio llamó al coordinador para que apagara la radio, se apagó y se cerró la radio pasadas las 3:00 de la tarde, no sabemos quién dio la orden”, contó a LA PRENSA una colaboradora de la emisora.

Lea detalles: Dictadura cancela personería jurídica de la Asociación Radio María

La noticia de la cancelación de la personería jurídica hizo que los teléfonos de Radio María no dejaran de sonar, asimismo pasó con las redes sociales, los oyentes llamaban y escribían preguntando sobre qué iba a pasar con la emisora, porque no hubo ningún comunicado por orden de la junta directiva.

Extrabajadores, colaboradores y oyentes de Radio María, bajo la condición de anonimato, dijeron a este medio que aún no superan la noticia, pero se sienten eternamente agradecidos con la radio.

Casa, escuela y familia: eso era Radio María

Rosa es una nicaragüense que vive en el extranjero desde los años 80, es una fiel oyente y madrina de Radio María. Se quiebra al recordar cómo se despertó la madrugada del martes 9 de julio para escuchar la emisora en línea.

“Yo me despertaba escuchando la radio, salí a hacer unas diligencias al mediodía, antes del Rosario y ya cuando vine en la tarde puse la radio y ya no estaba. Estoy como si se me hubiera muerto un familiar, me hace falta la radio, era la que me acompañaba en mis momentos de soledad”, relató llorando Rosa.

A pesar de que tiene otras opciones para seguir escuchando la Palabra de Dios, asegura que “no es igual”. La emisora también fue una escuela de formación para jóvenes profesionales que comenzaban su carrera universitaria y otros que ya la habían culminado.

Uno de ellos que acompañó durante más de nueve años a los oyentes trata de no quebrarse al contar el rol de la emisora. “Es una radio evangelizadora, su programación era meramente espiritual, no pactaba anuncio, ni nada, todos sus fondos eran producto de las donaciones de los oyentes, siempre se trató de mantener ese perfil, porque había mucho respeto a la audiencia, porque siempre nos prefirieron, porque en otras radios interrumpían los anuncios publicitarios”, afirmó.

Capilla de Radio María en Nicaragua. LA PRENSA

Al preguntarles qué representó Radio María en sus vidas, las personas lo resumen en que fue su primer hogar y una familia donde crecieron de manera profesional, personal y espiritual.

“Radio María fue, es y será para mí una bendición, fue mi primera escuela cuando estaban los tiempos de libertad en nuestro país. Fue la radio que me abrió las puertas y me dio la oportunidad de ejercer mi carrera; no tengo palabras para expresar lo agradecido que estoy con Radio María”, describió un extrabajador en el exilio, quien fungió como locutor y asistente mixer.

Otra extrabajadora aseguró: “Para mí Radio María fue un gran pilar en mi vida espiritual y profesional, me abrió sus puertas sin pensarlo, aprendí muchísimo, fue mi luz y mi esperanza en tiempos difíciles, no me permitía caer, porque detrás de cada micrófono habían cientos de oyentes que esperaba un mensaje de amor”.

“Yo llegué a sentir la radio como mi familia, uno de los espacios donde disfruté, llegué a acompañar bien a la audiencia en los programas de animación que lo disfrutaba. Tener a la par de tu zona de trabajo al Santísimo expuesto es otro nivel como católico, sentirse tan cerca de la presencia de Dios, yo tengo una enorme gratitud a la radio porque me abrió las puertas cuándo más lo necesité”, expresó otro extrabajador.

“Radio María es luz”

Las experiencias de los extrabajadores de la radio en su día a día con los oyentes también marcaron sus vidas.

Uno de ellos cuenta que “estaba en locución en un programa de animación, y sonó el teléfono de cabina, era un joven, que me dijo: ‘Lo estoy escuchando, estoy a punto de suicidarme, pero por última vez necesito escuchar algo que me reconforte, palabras que quizás puedan impedir que haga esto’. Desde allí me di cuenta que el trabajar en Radio María era una inmensa responsabilidad, hay mucha gente que atravesaba dificultades y que necesitan una luz en su camino; Radio María era eso, luz. Luz que ha sido apagada lamentablemente”.

Las instalaciones de la cabina de Radio María en Nicaragua. LA PRENSA

Otra de las experiencias que quedaron atesoradas en los extrabajadores de la radio era compartir presencialmente con los oyentes que visitaban las oficinas de la radio.

“Había una señora (Juanita Luna) que ya falleció, ella tenía diabetes y por eso estaba perdiendo su visión, la primera vez que la escuché fue en un programa de animación y ella decía: ‘Me encanta Radio María porque no veo y siempre me ayuda a orientarme qué hora del día es, es mi compañera’. Ver que la labor de la emisora iba más allá del Evangelio, estar en el día con la gente era gratificante”, comentó una extrabajadora.

Otro extrabajador indicó que sin lugar a dudas “siempre hubo una historia que nos tocó el corazón, nos hizo personas más humanistas, le tratábamos de dar palabras de aliento, consejo, teníamos una enorme empatía con la audiencia”.

Todos los que accedieron hablar con este Diario bajo la condición de anonimato no dudan en expresar su eterno agradecimiento a la Radio de la Virgen y afirman que la noticia aún no la superan.

“Fue una noticia muy dura, es algo que aún no supero, ni superaré. Pero la radio renacerá y volverá a transmitir su Evangelio”, expresó uno de los extrabajadores.

Transmitir el monólogo de Murillo como solución

A inicios de la semana se supo que la radio incluyó en su programación el monólogo diario de Murillo, la cogobernante y primera dama. LA PRENSA consultó en ese momento a Róger Munguía, coordinador de la radio, pero no se obtuvo respuesta.

Tras la cancelación de la personería jurídica, publicada en La Gaceta, diario oficial, en el Acuerdo Ministerial No. 24-2024-OSFL, trabajadores dijeron que incluir el monólogo oficialista fue una decisión de los integrantes de la junta directiva como una medida para tratar de acelerar el proceso de acreditación.

Según el Ministerio del Interior, la radio no presentó “estados financieros en el periodo 2019-2023 y la junta directiva vencida desde el 13 de marzo de 2023”.

Colaboradores de la emisora dijeron que “se tenía tres años que Gobernación (hoy Ministerio del Interior) no le daban sus credenciales como Asociación, y todos los meses se iba a presentar estados financieros, todo lo que pedían, pero siempre le ponían pretextos y no lo aceptaban”.

Fachada de las instalaciones de Radio María Nicaragua. Foto: Tomada del sitio web de Radio María.

Ante ese panorama, los integrantes de la junta directiva estaban desgastados y cansados de no tener una respuesta positiva y decidieron en febrero de 2024 retransmitir los monólogos de Murillo.

“Para acelerar el proceso de la acreditación y quedar bien ordenaron que se pasara el mensaje de Murillo. Esto fue idea de los de la junta directiva, pero al parecer no le habían dicho ni al Gobierno, ni a Telcor, ni al Ministerio del Interior”, apuntó una colaboradora.

La negativa de conceder la acreditación a la emisora provocó que bancos nacionales cerraran las cuentas bancarias de la radio, empezando con el BAC y en abril de este año, dos cuentas del Banco de la Producción (Banpro).

Lea también: Radio María informa bloqueo de cuentas bancarias en Banpro

Estos cierres de cuentas bancarias provocaron una drástica reducción de personal, por lo que la emisora empezó a echar mano de personas voluntarias. Transmitía las 24 horas al día y los siete días de la semana, sin pautas comerciales y su principal sostén económico eran las donaciones de los oyentes.

En junio de este año, Radio María Nicaragua informó la disminución de su horario de transmisión a través de sus dos frecuencias en Frecuencia Modulada (FM), con una nueva jornada de emisiones de 5:00 de la mañana a 7:00 de la noche.

Los años más difíciles que vivió Radio María

Radio María fue fundada en Italia en 1986 y llegó a Nicaragua en el año 2000, cuando obtuvo su personería jurídica y recibió una licencia del Instituto Nicaragüense de Telecomunicaciones y Correos (Telcor) para operar en los 1,400 Khz en AM, frecuencia que abandonó en 2004 para iniciar sus transmisiones en los 99.9 para Managua, Masaya y Granada y 90.7 en FM para León, Rivas y Chinandega.

La emisora, cuya identidad es mariana, también era conocida como la Radio de la Virgen, su programación estuvo centrada en la oración, la celebración de la Santa Misa y una diversidad de programas con orientación para el crecimiento espiritual y humano, noticias del acontecer de la Iglesia, música católica y programas de salud.

Los colaboradores y excolaboradores de la emisora coinciden en asegurar que los años más difíciles ocurrieron a partir del 2020, pese a que el estallido de la crisis sociopolítica en 2018 puso a prueba la funcionalidad de la radio.

“Ahí viví el 2018, nunca se habló de política, aunque afectaba a la Iglesia, hasta ese momento no se habían tomado (de parte de la junta directiva) medidas de suprimir programas de la parrilla, pero siempre se evitaba hablar de temas políticos, se editaban los programas o mensajes que hicieran alusión a algo que estaba relacionado con lo que ocurría en el país”, contó un extrabajador de la radio.

Monseñor Silvio Báez, obispo auxiliar de Nicaragua, en Radio María. LA PRENSA

A tal punto que los programas que dirigía el obispo auxiliar Silvio José Báez fueron eliminados de la parrilla de la radio en 2020. Los programas eran las Lectio Divina y las reflexiones bíblicas. También en julio del 2022 se sacó de la programación el ‘Pastoreo, Comunión y Oración’ que dirigía monseñor Rolando Álvarez y las misas que se retransmitían desde la Catedral San Pedro en Matagalpa.

“Cuando el nombre de monseñor Silvio Báez se hizo más presente a nivel nacional, la junta directiva ordenó ir sacando cada uno de los programas de la radio. El obispo era un gran colaborador de la radio, eran muy gustadas sus reflexiones, pero se sacó todo de la parrilla”, indicó el extrabajador.

Respecto a los programas del obispo Álvarez fueron eliminados de un solo. “Nosotros transmitíamos los jueves su programa, y pasó igual, todo lo quitaron de la parrilla de un solo, dejamos de transmitir las misas de Matagalpa, fue la orientación más drástica, con monseñor Silvio fue algo más pautado”, comentó.

Cada año en mayo, la Radio de la Virgen se unía a las más de 70 Radio María en el mundo en el Mariathón, una actividad que consistía en colecta nacional para el sostenimiento de la emisora y ampliar la presencia de la Familia Mundial de Radio María en otros países.

Colecta de Radio María en Managua durante 2021.

“Por lo que pasaba en el país se dejó de hacer el Mariathón, y ya solo se hacían colectas en los supermercados, farmacias donde se dejaban las alcancías, o casa a casa, pero no en todos los departamentos, solo en Managua”, contó una colaboradora.

Cada 4 de septiembre Radio María celebraba sus aniversarios, en este año cumpliría 24 años de presencia en el país. Normalmente se hacía una misa de acción de gracias, y después un compartir con los colaboradores, voluntarios y oyentes de la emisora.

Las instalaciones de Radio María estaban ubicadas en Bolonia, Managua, ahí funcionaba su estudio, en una casa que alquilaban a la Asociación Sagrado Corazón de Jesús. Sumado a eso tenía una casa que recientemente le donaron y donde planeaban reinstalarse, pero no fue posible por el presupuesto que implicaba en medio de la crisis que vivía.

Además tenía sus antenas, equipos y una camioneta. Todo ahora pasará a manos de la Procuraduría General de la República (PGR) quien realizará el traspaso de los bienes muebles e inmuebles a nombre del Estado de Nicaragua.

La Familia Mundial de Radio María se pronunció este miércoles tras la cancelación de la personería jurídica, desde su cuenta de Facebook escribió que “la persecución en Nicaragua contra la Iglesia católica vio un nuevo capítulo ayer por la tarde (martes). Les pedimos oraciones por esta situación”.

Puede interesarte

×

El contenido de LA PRENSA es el resultado de mucho esfuerzo. Te invitamos a compartirlo y así contribuís a mantener vivo el periodismo independiente en Nicaragua.

Comparte nuestro enlace:

Si aún no sos suscriptor, te invitamos a suscribirte aquí