14
días
han pasado desde el robo de nuestras instalaciones. No nos rendimos, seguimos comprometidos con informarte.
SUSCRIBITE PARA QUE PODAMOS SEGUIR INFORMANDO.

La abogada Yonarqui Martínez se ha dedicado a la defensa de los presos políticos del régimen Ortega Murillo. LA PRENSA/Archivo

La historia de Yonarqui Martínez, una de las abogadas que recibirá el Premio Valors 2024

A partir de 2018, Martínez se dedicó por completo a la defensa de nicaragüenses detenidos por participar en las protestas que estallaron en abril de ese año

El Consejo de los Ilustres Colegios de la Abogacía de Catalunya (Cicac) entregará el 20 de junio el Premio Valors a nueve colegas nicaragüenses, en una ceremonia en Barcelona, España.

La abogada nicaragüense Yonarqui Martínez es una de las que recibirá el reconocimiento. La litigante dedica este premio a los nicaragüenses que defendió, a los presos políticos y a los abogados que han sido encarcelados por ejercer su profesión.

“Este premio lo tomo en conmemoración a todas esas personas que en algún momento las defendí y por aquellos que son mis colegas y están dentro de las cárceles. En mi caso, se lo dedico a todos los inocentes que nunca debieron estar en las cárceles y también para las personas que han estado siempre conmigo”, dijo Martínez a LA PRENSA.

De una familia humilde

Martínez relató que proviene de una familia no tan privilegiada económicamente, pero que “nunca faltó la comida en la casa”. El Derecho fue su primera opción para hacer la prueba de admisión en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua) en 2001.

“Estudié Derecho después de hacer un análisis de que no podía estudiar Medicina, que era otra carrera que también me gustaba. Estudié con todo el miedo porque muchos me decían que no iba a tener trabajo porque había muchos abogados”, contó.

La abogada Yonarqui Martínez asegura que proviene de una familia humilde. Foto: Cortesía.

Martínez recordó que una vez que salió de la universidad, no se dedicó al derecho penal que fue uno de sus grandes sueños.

“Después de terminar mi carrera, fui asesora legal de un banco y trabajé asesorando a usuarios del sistema de salud. Pero siempre, lo que me llamó la atención fue lo penal. En el banco era un trabajo de oficina y eso no me gustaba mucho”, expresó.

En 2018 comenzó a defender presos políticos

A partir de 2018, Martínez se dedicó por completo a la defensa de nicaragüenses detenidos por participar en las protestas que estallaron en abril de ese año. Confesó que en un inicio “no sabía a lo que me estaba metiendo, pero fue algo espontáneo”.

“Me encontré a unas personas llorando y me conmovió una señora que lloraba inconsolablemente porque no tenía dinero para la defensa de su hijo al que el gobierno lo acusaba de algunos delitos. Así empecé a defender a cuatro de una sola vez”, dijo Martínez.

La abogada Yonarqui Martínez en sus inicios en el Derecho. Foto: Cortesía.

En la oficina de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), con la que colaboraba, le dijeron que las víctimas no tenían con qué pagar, pero Martínez les aseguró que no cobraría honorarios. Así, según relata, luego de esos primeros cuatro presos políticos a los que defendía se hicieron ocho y después diez.

“El personal de CPDH me acompañó durante varias jornadas y había muchos defensores que llegaban a denunciar, pero eran pocos los que defendían. La defensa de derechos humanos es algo global, pero ya defender penalmente nadie quería. Además, pocos abogados lo hacían de gratis. Luego, llegaron otros abogados a la CPDH y ya éramos un grupo. Posteriormente me fui al Movimiento de Mujeres María Elena Cuadra”, agrega Martínez.

La tortura estaba a la orden del día

Martínez recuerda que una de las cosas que más le impactó fue haber visto como a los presos políticos los golpeaban tanto que perdían sus dientes y que incluso, a algunos menores de edad los quemaban con ácido.

“Hubo casos de menores de edad que me impactaron, como Jonathan Francisco Lira Matey, de 16 años, a quien le quemaron su piel con cigarrillos y le quebraron sus costillas”, dijo.

La abogada Yonarqui Martínez en una audiencia. Foto: Cortesía.

Defender a los presos políticos le costó muchos enemigos, entre estos el comisionado Juan Valle Valle. Posteriormente recibió amenazas del Ejército de Nicaragua.

“En un principio se nos permitía estar en sala, mirar a los acusados y decir a los familiares cómo estaban. Con eso me gané el odio de Juan Valle Valle, que acusó a unos muchachos de haberle robado, que era una gran mentira. En sala, me amenazó y luego me quitó el carro”, señaló.

Los casos más complicados

Martínez asegura que los casos más complicados que le ha tocado defender fueron los de Eliseo de Jesús Castro y Justo Rodríguez, quienes quedaron parapléjicos a consecuencia de las torturas que sufrieron en las cárceles de Nicaragua. “Son personas que las vi caminando y que me decían en sala que les hacían muchas cosas”, relata.

Justo Rodríguez pasó ocho meses tras las rejas del régimen luego que la mañana del 20 de abril del 2020 fuera detenido por oficiales de la Policía, quienes buscaban a un grupo de opositores que se habían manifestado el día anterior en el municipio de Moyogalpa, en la Isla de Ometepe.

Hasta el 10 de octubre de 2023, LA PRENSA conoció que el preso político Eliseo de Jesús Castro permanecía en el Hospital Antonio Lenín Fonseca luego de sufrir un derrame cerebral en el Sistema Penitenciario Jorge Navarro, conocido como La Modelo. Castro fue secuestrado el 11 de septiembre de 2019 y actualmente no puede caminar, ni valerse por sí mismo.

sexy Carolina, Nicaragua, presos políticos
Carolina expresó en una entrevista a LA PRENSA que no se arrepiente, que todos lo que apoyan esta causa política tendrán su recompensa de ver un país diferente y lo que hizo fue por amor a todos. LA PRENSA/Cortesía

“También fue un impacto grande la muerte de ‘Sexy Carolina‘. Antes de morir ella me llamó y me dio las gracias. Yo iba a ir a verla cuando estaba en sala de juicio, pero cuando salí de la audiencia ya había muerto. Todavía se me hace un nudo en la garganta saber que hay muchos presos que han fallecido sin tener justicia”, dijo Martínez.

La situación se complicó con los años

El 9 de mayo de 2023, la dictadura a través de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) suspendió de forma definitiva a Martínez como abogada y notaria pública, ordenando que entregara sus títulos profesionales, protocolos de su trabajo, sello y carné.

Familiares y Yonarqui Martínez, abogada de Justo Rodríguez, saliendo de La Modelo, cuando no les permitían llevarle comida y medicinas a reos de conciencia. LAPRENSA/Archivo

“Después que me despojaron de mi profesión con una orden de captura, decidí tener otras medidas de seguridad. No me retiré por completo de la defensa de derechos humanos”, relató Martínez.

El correo de sorpresa

Este 6 de mayo, cuando se conoció que Martínez junto con otros ocho juristas nicaragüenses recibirán el Premio Valors, asegura que en un inicio no se la creía.

“Estaba de un lugar para otro y miré como dos horas después el correo. La primera impresión fue llamar a la persona más importante de mi vida llorando y diciéndole que no me esperaba esto. Primero no me lo creía”, relató.

Lea además: La historia de un nicaragüense que encontró el éxito en el mundo de las App, luego que en Nicaragua no creyeran en él

Martínez dedicó su premio a los abogados que “no pueden elevar su voz” y por las personas que la ayudaron a resguardarse.

“Dulce Jarquín fue mi apoyo en los momentos difíciles y le estoy muy agradecida. Esta persona fue fundamental para ponerme a salvo”, dijo Martínez.

“El ejercicio de la defensa de los derechos humanos es una labor de día a día. Que te encarcelen por hacer tu trabajo es una gran injusticia. Yo voy a continuar con mi labor buscando cómo dar mi pequeño aporte”, finalizó.

Nacionales abogados Yonarqui Martínez archivo

Puede interesarte

×

El contenido de LA PRENSA es el resultado de mucho esfuerzo. Te invitamos a compartirlo y así contribuís a mantener vivo el periodismo independiente en Nicaragua.

Comparte nuestro enlace:

Si aún no sos suscriptor, te invitamos a suscribirte aquí