14
días
han pasado desde el robo de nuestras instalaciones. No nos rendimos, seguimos comprometidos con informarte.
SUSCRIBITE PARA QUE PODAMOS SEGUIR INFORMANDO.

Daniel Ortega junto al empresario chino Wang Jing tras la firma del tratado de construcción del Canal Interoceánico, el cual despojaría de sus tierras a cientos de nicaragüenses. LA PRENSA/Archivo

Wang Jing, el estafador caído en desgracia, ahora viviría en Estados Unidos

Xinwei Group, la empresa del supuesto multimillonario que construiría el canal en Nicaragua, fue declarada en quiebra. Del paradero de Wang Jing es poco lo que se sabe, pero sus estafas fueron ampliamente documentadas

La promesa de la construcción del canal interoceánico en Nicaragua fue la cortina de humo por la que los nicaragüenses conocieron sobre el supuesto multimillonario chino, Wang Jing. Pero no la única en su historial. Ahora, del empresario que estafó a miles de inversores, es poco lo que se sabe. “Desapareció” del ojo público y, según medios chinos, hay informes de que vive una “vida feliz” en Estados Unidos.

El pasado abril, según medios de China, Xinwei Group, la empresa que dirige Wang Jing, fue declarada en quiebra, casi tres años después de que, en junio de 2021, su cotización en la Bolsa de Valores de Shanghai fue suspendida debido a “movimientos financieros irregulares”, que habrían dejado una estafa de unos 31 mil millones de dólares, adicional al ocultamiento de enormes deudas de su empresa Xinwei Group.

“Detrás de la quiebra del Grupo Xinwei se puede decir que el actual controlador Wang Jing es el hombre rico más misterioso en la historia empresarial china. Nadie sabe su verdadero origen, educación y experiencia profesional”, dijo el medio Sina Finance, propiedad de Sina Corporation, una prestigiosa compañía de telecomunicaciones de China.

Las estafas de Wang Jing incluyeron supuestas excavaciones en minas de oro, la promesa de la construcción de un canal interoceánico y el lanzamiento de satélites. Nada de esto ocurrió y, al contrario, estafó a varios gobiernos y a 150 mil accionistas de sus empresas, obtuvo decenas de miles de millones de ganancias engañosas. Y desapareció.

¿Cómo lo hizo?

De los orígenes de Wang Jing hay varias teorías, pero mucho más misterio. Apareció en la escena empresarial muy de la nada. Nació en Pekín en 1972 y sus padres eran trabajadores comunes y corrientes. Ingresó a la Universidad de Medicina Tradicional China de Jiangxi pero su ambición lo llevó a fundar su primera empresa, “Beijing Changping Health Care Company” y su negocio principal era en realidad un centro de baños.

“Pero Wang Jing es muy bueno etiquetándose. Se presentó como un experto en medicina tradicional china y atención médica. Al vender cursos de salud y diversos productos de salud, utilizó sus métodos de marketing únicos y sus habilidades de comunicación persuasiva para acumular la primera olla de oro”, describe el medio Sina Finance.

Lea además: Por qué el régimen de Ortega debe derogar de urgencia las leyes del Gran Canal para proteger las reservas internacionales del BCN

El mismo Wang Jing se describía como un empresario que se dedicaba a inversiones mineras en el sudeste asiático y que poseía minas de oro, minas de sal de potasio y minas de piedras preciosas. Entre ellas, una mina de oro en Camboya valorada en 5 mil millones de dólares, de acuerdo con reportes periodísticos de China. Ahí fue donde inició todo. Se le concedió incluso el título de uno de los 200 hombres más ricos de China y se empezó a decir que convertía las piedras en oro.

 “Tengo un entorno extremadamente común. Nací en Pekín en 1972 y crecí en Pekín. No soy la segunda generación de funcionarios ni la segunda generación de personas ricas. Actualmente vivo con mi madre, mi hermano menor y mi hija”, decía el mismo supuesto empresario.

Cuando adquirió Xinwei Group decía que había hecho su fortuna cuando abrió una mina en Camboya. En ese país fue donde realizó su primera movida: firmó un contrato por 3,000 millones de yuanes, más de 400 millones de dólares, con una empresa camboyana, y para recuperar rápidamente el monto de la transacción “usó sus acciones y activos como garantía y luego la empresa camboyana utilizó este dinero para pagarle a Xinwei”.

Es decir, la manera utilizada por Jing para empezar a ganar dinero consistió básicamente en firmar contratos de venta; Xinwei actuaba como garante y solicitaba al banco que concediera préstamos a la empresa camboyana; y esta empresa camboyana utilizó los préstamos para comprar equipos a Xinwei. Por lo tanto, los ingresos que obtuvo Xinwei fueron esencialmente dinero prestado de los bancos.

Otro portal de noticias chino revela que dicho modelo de acceso a dinero rápido aplicado por Xinwei en Camboya “se ha aplicado a otros proyectos del grupo en el extranjero en Rusia, Ucrania, Nicaragua, Mozambique, Panamá, Irlanda y Uganda”. Es decir, las empresas,  se endeudaban, a costa de generar ganancias a Xinwei, sin garantías de que este cumpliría con los megaproyectos firmados.

El cuento chino del Canal Interoceánico en Nicaragua

A la cabeza de Hong Kong Nicaragua Development (HKND), Wang Jing recibió del régimen de Daniel Ortega una concesión en 2013 –por 50 años y otro 50 prorrogables– para la construcción del fallido Gran Canal Interoceánico. Proyecto del que no se cavó ni una zanja.

El proyecto prometía grandes inversiones y empleos, pero resultó ser “una farsa”, califican los medios de China. “El Presidente de Nicaragua fue el más emocionado y rápidamente prometió darle a Wang Jing el 8 % de los derechos de ingresos y 100 años de derechos de operación una vez finalizado”, dice el medio Sina Finance.

Wang Jing flanqueado por miembros del régimen y el hijo de los dictadores, Laureano Ortega, cuando dieron por inaugurado el inicio de las obras del Gran Canal Interoceánico en diciembre de 2014. Las obras jamás iniciaron en realidad. TOMADA DE EL 19 DIGITAL

La obra del Gran Canal Interoceánico de Nicaragua fue inaugurada oficialmente en diciembre de 2014, en el país apenas fue visible por las obras físicas que se materializaron en la zona de Rivas antes de detenerse por completo, violentando el plazo de 72 meses establecido por la Ley 840, que otorgaba la concesión canalera.

El plazo para la ejecución del proyecto del Canal Interoceánico de Nicaragua venció el 14 de junio de 2019 y el proyecto sigue en un estado de limbo, sin que las autoridades del país den una explicación sobre lo que ha ocurrido alrededor de este.

Las otras grandes promesas de humo

En Ucrania, Wang Jung anunció que invertiría 10 mil millones de dólares para construir un puerto de aguas profundas, lo que atrajo la atención de medios financieros autorizados y del “Financial Times” británico. Incluyeron a Wang Jing en la lista de los “25 chinos más dignos de atención”.

“Por supuesto, después de que se conoció esta noticia, nadie dio seguimiento a este proyecto”, menciona Sina.

Wang Jing también planeó reformar el Metro de Moscú, modernizar el Ferrocarril Transiberiano y desarrollar grandes yacimientos petrolíferos en Mozambique. Asimismo planeaba crear una “Red de información aérea y espacial”, que es similar a la empresa Starlink de Elon Musk. El objetivo era establecer un sistema de red satelital independiente, para ello iba a lanzar 32 satélites para 2019. No ocurrió.

Estas ideas sólo aparecieron en los medios de comunicación, foros bursátiles e informes de analistas y básicamente no se implementaron. Es decir, no fueron más que promesas vacías sin ningún progreso real.

Con sus supuestos inversores, Wang Jing creó a “ricos” de la nada. Investigaciones periodísticas muestran que estas personas eran: ancianos que luego desaparecieron del radar, aldeanos que no tenían conocimiento ni riquezas, entre otros fantasmas.

La caída en desgracia

El reciente mes de abril, Haitong Securities, la corredora patrocinadora de Xinwei Group, emitió un anuncio de advertencia de riesgo. El anuncio muestra que el administrador del Grupo Xinwei recibió una sentencia civil del Tribunal Popular Intermedio N° 1 de Pekín el 11 de abril de este año, y el tribunal falló el 9 de abril declarando la quiebra de la empresa.

Según información de la Red Nacional de Información de Casos de Quiebras y Reorganización de Empresas, citado por los medios de China, el Tribunal Popular Intermedio N° 1 de Pekín falló el 9 de abril declarar a Beijing Xinwei Technology Group Co., Ltd. . en quiebra. Esto a solicitud de la misma empresa.

En diciembre de 2023, la Oficina Reguladora de Valores de Pekín demostró que Xinwei Group había cometido fraude financiero durante muchos años. Entre ellos, ingresos inflados. Y en junio de 2021 Xinwei Group fue expulsada de la Bolsa de Valores de Shanghai e inhabilitó a Wang Jing durante los próximos 10 años para participar en el mercado bursátil chino.

Desde entonces no se sabe el paradero de Wang Jing. Los medios chinos simplemente reportan que desapareció del mapa, y que según reportes no ampliados, se encuentra viviendo en Estados Unidos.

El empresario chino Wang Jing fue recibido por Laureano Ortega, directivo de ProNicaragua, en el Aeropuerto de Managua, en julio de 2014. LA PRENSA/Presidencia de Nicaragua/EFE

Dictadura sigue con el cuento chino

Sin embargo, de cuando en cuando el orteguismo –sobre todo desde que restableció relaciones con China– revive el cuento chino del canal, sin explicar cómo ni cuándo se llevará a cabo. Ni por quién.

Incluso, la oficina de la Autoridad del Gran Canal Interoceánico de Nicaragua sigue recibiendo, año con año, una partida del Presupuesto General de la República para gastos administrativos y pago de personal. Para este 2024 se le asignaron 8.6 millones de córdobas –más de 235 mil dólares al cambio oficial–. Y desde 2013 ha recibido más de 70 millones de córdobas –más de 1.9 millones de dólares–.

La última vez que los medios de propaganda de Daniel Ortega y Rosario Murillo publicaron algo del supuesto multimillonario chino fue en noviembre de 2021. En esa ocasión, de acuerdo con la propaganda oficial, Wang Jing envió una carta al régimen calificando los resultados que se adjudicó Ortega en las votaciones presidenciales como una “contundente victoria del FSLN”, que “demostró una vez más que el pueblo nicaragüense eligió inquebrantablemente la ruta revolucionaria en Nicaragua iniciada por Augusto Sandino, Carlos Fonseca y Daniel Ortega”.

Política Canal interoceánico Daniel Ortega Wang Jing archivo

Puede interesarte

COMENTARIOS

  1. Hace 2 meses

    Hasta sus credenciales académicas son falsas. Nunca se graduó en la universidad.

×

El contenido de LA PRENSA es el resultado de mucho esfuerzo. Te invitamos a compartirlo y así contribuís a mantener vivo el periodismo independiente en Nicaragua.

Comparte nuestro enlace:

Si aún no sos suscriptor, te invitamos a suscribirte aquí