14
días
han pasado desde el robo de nuestras instalaciones. No nos rendimos, seguimos comprometidos con informarte.
SUSCRIBITE PARA QUE PODAMOS SEGUIR INFORMANDO.
carne de cerdo

Producción de carne de cerdo. Foto tomada del portal oficial El 19 Digital

Precio de la carne de cerdo alivia el fuerte incremento del precio de la carne de res en Nicaragua

En medio de la competencia que representa la importada, la producción de carne de cerdo creció 66 por ciento en la última década y sigue siendo más accesible para los bolsillos de los nicaragüenses

Pese a la creciente importación de carne de cerdo procedente de Estados Unidos que desde 2020, en el marco del DR-Cafta, entra al país libre de arancel, en la última década la producción nacional de carne de cerdo logró un crecimiento del 66 por ciento. Esto ha elevado la oferta, que pasó de 10,767.6 toneladas en 2014 a 26,008.8 en 2023; y también impulsó el consumo de esta carne que es más barata que la de res y ha mantenido un precio más estable, ya que en la última década su precio subió 40 por ciento, en cambio la de res registró un alza superior al ciento por ciento.

Según informes oficiales, en 2023 se produjeron 14,681.8 toneladas de carne de cerdo, el 73 por ciento de este volumen lo produjeron principalmente pequeños y medianos productores. Además, se importaron 11,327 toneladas, por lo que la oferta total fue de 26,008.8 toneladas. Esta oferta junto a la estabilidad del precio que además es mucho más bajo que el de la carne de res, estimuló el incremento del consumo.

Según el Instituto Nacional de Información de Desarrollo (Inide), el precio de la carne de cerdo se mantuvo relativamente estable, cerró el 2023 en 89.68 córdobas por libra, es decir, un alza de 1.3 por ciento con respecto a los 88.52 que costaba en 2022. En cambio, el precio de la carne de res casi duplica el de la porcina, y después de un incremento cercano al 7 por ciento, cerró el año pasado en 152.21 córdobas por libra.

Lea también: Cómo los productores de carne de cerdo de Nicaragua le han ganado la batalla al DR-Cafta

Producción creció 66% en una década

Los Planes Nacionales de Producción detallan en 2014 las granjas artesanales e industriales produjeron 8,831.8 toneladas de carne de cerdo y durante los siguientes diez años ese volumen registró un crecimiento sostenido hasta alcanzar 14,681.8 toneladas en 2023, es decir un crecimiento del 66 por ciento en una década. Este incremento se logró con el aumento en la cantidad de cerdos procesados, pero también por el aumento de su peso. Según los informes oficiales, el peso promedio de los cerdos sacrificados artesanalmente fue de 190 libras, superior a las 160 libras que promediaron en los años anteriores.

Según la Estrategia Nacional para el Desarrollo del sector porcino nicaragüense, la producción de cerdos ha evolucionado de un modelo tradicional que se realizaba en los patios, a granjas semitecnificadas. Esto ha garantizado el incremento del abastecimiento de la demanda local que pasó del 40 al 70 por ciento; y la meta es seguir incrementando la producción hasta alcanzar el abastecimiento del ciento por ciento de la demanda nacional.

Los detalles del más reciente inventario detallan que el hato porcino nicaragüense cuenta con 515,615 cabezas distribuidas en 150,338 unidades de producción, donde se utilizan razas criollas y en
menor proporción cruces con razas mejoradas. El 50 por ciento del hato porcino se encuentra principalmente en la Costa Caribe Sur, Costa Caribe Norte, Jinotega y Matagalpa.

Puede leer también: ¿Qué pasó con el pollo americano? Nicaragua sacrifica 70 millones de aves de corral, mientras crece producción de huevos

Importaciones crecieron 485% en una década

Según las autoridades agropecuarias, el 58 por ciento del inventario, corresponde a cerdos menores de 6 meses y el 42 por ciento a cerdos mayores de 6 meses; esto indica mayor disponibilidad para el sacrificio e incremento de la producción de carne, que abastece hasta el 80 por ciento del consumo nacional y reduce las importaciones. Como parte de los esfuerzos para mejorar la productividad y elevar la productividad, el 11 por ciento más de las familias productoras han realizado esfuerzos para mejorar su infraestructura productiva para la crianza de cerdos.

Pero no solo la producción se incrementó en la última década, también las importaciones. Los reportes de comercio exterior del Banco Central de Nicaragua (BCN) detallan que en 2014 se importaron 1,935.8 toneladas de carne, volumen que en 2014 creció a 11,327 toneladas, es decir un crecimiento 485 por ciento. Es decir, que en medio de los esfuerzos por incrementar la producción, crecieron más las importaciones.

Este crecimiento fue impulsado principalmente por el proceso de desgravación a las importaciones de carne de cerdo procedentes de Estados Unidos que contempla el Tratado de Libre Comercio entre República Dominicana, Centroamérica y Estados Unidos de América, (conocido como DR-Cafta), ya que como parte de este proceso a partir de 2020 el producto entra a Nicaragua libre de arancel.

Le puede interesar: Canasta básica a un paso de costar CS$20 mil, tras subir CS$819.30 durante el 2023

Carne de cerdo subió 40% en la última década

El incremento de 66 por ciento en la producción y del 485 por ciento en las importaciones elevó la oferta. En 2014 el mercado local tuvo a disposición 10,767.6 toneladas de carne porcina y ese oferta subió a 26,008.8 toneladas, es decir, que la disponibilidad de carne de cerdo en el mercado nacional aumentó en 141 por ciento en la última década.

Pero la competencia no ha frenado los esfuerzos por fortalecer la producción nacional de esta carne que además es más accesible al bolsillo de los nicaragüenses, ya que su precio es casi la mitad en relación con la carne de res.

La carne de cerdo es uno de los 53 productos de la canasta básica y según el Inide en diciembre de 2013 costaba 63.73 córdobas la libra, mientras que al cierre de 2023 el precio había subido a 89.68. Este incremento de 25.95 córdobas por libra que registró el producto en los últimos diez años representan un alza del 40 por ciento.

Pese a este aumento, esta carne sigue siendo más accesible que la de res que también está incluida en la canasta básica. En el mes de referencia de 2014, la carne bovina costaba 70.56 córdobas la libra, pero al cierre del año pasado su precio subió a 152.21 córdobas por libra, es decir, un incremento del 115 por ciento, que equivale a 81.65 por cada libra.

Puede interesarte

×

El contenido de LA PRENSA es el resultado de mucho esfuerzo. Te invitamos a compartirlo y así contribuís a mantener vivo el periodismo independiente en Nicaragua.

Comparte nuestro enlace:

Si aún no sos suscriptor, te invitamos a suscribirte aquí