14
días
han pasado desde el robo de nuestras instalaciones. No nos rendimos, seguimos comprometidos con informarte.
SUSCRIBITE PARA QUE PODAMOS SEGUIR INFORMANDO.

¿Qué pasó con el pollo americano? Nicaragua sacrifica 70 millones de aves de corral, mientras crece producción de huevos

Concluyó el proceso de desgravación del DR-Cafta y ahora la importación de pollo americano es libre, pero desde 2023 está disponible un contingente de 443 toneladas de pechuga fresca, refrigerada y congelada

En medio de los incrementos en el precio de los productos de la canasta básica, la carne de pollo y el huevo son la fuente más accesible de proteína en la dieta de los nicaragüenses. Esto provocó que en los últimos cuatro años la producción de huevo creciera en alrededor del 15 por ciento. Sin embargo, la de carne de pollo se mantiene estancada, ya que en 2023 se dejó de importar pollo americano porque concluyó el proceso de desgravación y se liberó la importación. Y aunque se abrió un contingente de República Dominicana, todo indica que no se usó. Esto implica que el consumo se ha reducido.

Según informes del Ministerio Agropecuario y Forestal (Mag) durante el 2023 se sacrificaron cerca de 70 millones de pollos que produjeron 360 millones de libras de carne. La matanza es similar a los 69.67 millones de aves que según los reportes del Banco Central de Nicaragua (BCN) se procesaron en 2017, aunque los de ese año tenían un peso menor, ya que según el Plan Nacional de Producción, Consumo y Comercio de ese periodo, solo produjeron 321.80 millones de libras de carne.

De hecho, según las estadísticas del BCN la matanza de pollos del 2017, es la más alta de los últimos siete años, ya que en los años siguientes bajó hasta caer a 62.55 millones de pollos en 2021; aunque al año siguiente comenzó a recuperarse. Hasta noviembre de 2023 el acumulado era 64.09 millones de aves sacrificadas. Teniendo en cuenta que la producción mensual ronda los 6 millones de aves, el total de 2023 alcanzará los 70 millones de aves que reporta el Mag.

Lea también: Comer pollo y huevo en Nicaragua se ha vuelto otro lujo, tras años de alzas constantes

Producción de carne de pollo se estancó

El alza en el precio de la carne de pollo podría estar frenando el consumo, ya que en los últimos tres años subió 30 por ciento. Según reportes del Instituto Nacional de Información de Desarrollo (Inide), pasó de 44.43 córdobas la libra en 2020 a 57.29 córdobas la libra en 2023.

Entre 2011 y 2022, a la producción local se sumaron cada año, hasta 4,500 toneladas (9.90 millones de libras) correspondiente al contingente contemplado en el Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos, Centroamérica y República Dominicana, conocido como DR-Cafta. Esto permitía la importación, exenta del Derecho Arancelario a la Importación (DAI), de muslo y pierna congelada procedente de Estados Unidos, actividad que según las condiciones del tratado, se liberó a partir del 1 de enero del 2023.

Un reciente informe del Ministerio de Fomento, Industria y Comercio (Mific) publicado por medios oficialistas, detalla que desde septiembre de 2011 hasta 2022, ejecutó el Plan Pollo Solidario, como una opción para que los consumidores de menor ingreso de Managua, Masaya, Matagalpa, Jinotega, Chinandega y León, adquirieran carne de pollo (muslos y piernas) a bajo precio, en los mercados populares, donde se distribuía como pollo solidario.

También puede leer: Canasta básica a un paso de costar CS$20 mil, tras subir CS$819.30 durante el 2023

Ya no hay contingente de pollo americano

En el marco del DR-Cafta, a partir de 2016 se comenzaron a reducir gradualmente los aranceles a la importación de nueve productos agrícolas y pecuarios procedentes de Estados Unidos; arroz, carne bovina, sorgo, maíz amarillo, frijol, piernas y muslos de pollo, leche en polvo y cebolla. En el caso de las piernas y muslos de pollo el proceso de desgravación concluyó el 1 de enero del 2023.

Al desaparecer el arancel, se eliminó la cuota establecida en el contingente de pollo procedente de Estados Unidos que contemplaba el DR-Cafta y la importación es libre y con cero arancel. Sin embargo, las estadísticas de comercio exterior del BCN no reportan importaciones de pollo durante el 2023. Incluso, desde el año pasado al no estar disponible el contingente de Estados Unidos, el Mific abrió el contingente procedente de República Dominicana, que también contempla el DR-Cafta.

Este es por 443 toneladas (974,600 libras) de pechugas frescas, refrigeradas o congeladas con un pago del 10 por ciento de arancel. Este se incluyó en las cuatro convocatorias que realizó el Mific el año pasado. Pero en el informe que presentó recientemente el Mific no incluyó ese dato, es posible que no se haya utilizado y la importación no se concretó.

Contingente de pollo de Republica Dominicana

Durante este año también está disponible ese mismo contingente. En noviembre el Mific abrió la primera convocatoria para importar las 443 toneladas (974,600 libras) de pechugas frescas, refrigeradas o congeladas, procedentes de República Dominicana, que pagan un arancel del 10 por ciento. En 2025 será el último año de vigencia de este contingente y tendrá cero arancel; y a partir de 2026 se podrá importar libremente pollo procedente de ese país con cero arancel y sin cuota.

Sin embargo, es posible que no haya interés en la importación de ese contingente, ya que según el Plan Nacional de Consumo y Comercio la producción nacional de carne de pollo abastece el 94 por ciento del consumo nacional, por lo que la importación no sería necesaria y si se realiza competiría por el mercado, con la producción nacional.

En semanas recientes, Juan Caldera, uno de los mayores distribuidores de pollo americano en el mercado Oriental, dijo a Canal 10, que no sabía de por què este pollo, que es más accesible al consumidor, no estaba ingresando al mercado nacional.

El pasado 13 de enero Caldera dijo al medio televisivo de que el “pollo americano se ausentó del mercado Oriental desde noviembre del año pasado. En enero no hay luz verde para el pollo americano, no sé qué pasa… ojalá las autoridades correspondientes pueden poner carta en el asunto para que las importaciones continùen”.

También puede leer: Nicaragua duerme ante el Cafta

Producción de huevo en granja crece 4%

El el caso del huevo la historia es diferente, en los últimos cuatro años, es decir, durante la ola de alzas provocó el proceso inflacionario que afecta a muchos países, el precio de la docena de huevos subió 26 por ciento. Según los reportes del Inide en 2020, en promedio costaba 57.10 córdobas la docena y en diciembre de 2023 ya valía 72.79 la docena. Sin embargo, el crecimiento de la producción no se detuvo.

En 2020, según las estadísticas del BCN, las granjas industriales y semi tecnificadas produjeron un total de 54.67 millones de docenas y aunque todavía está pendiente el reporte de diciembre se calcula que en 2023 la producción llegó a unas 56.40 millones de docenas, es decir, un crecimiento de casi 4 por ciento, con respecto al 2020, es decir antes que iniciara la crisis inflacionaria. Pero si se compara con los 49.32 millones de docenas que se produjeron en 2017 el crecimiento del 2023 representa un crecimiento del 15 por ciento.

Sin embargo, esta no es la producción total del país. El reporte del Ministerio Agropecuario (Mag) que incluye también la producción de patio dice que el año pasado se produjeron 34 millones de cajillas de huevo, es decir unos 85 millones de docenas, lo que reflejaría el fuerte incremento en el consumo.

Además, un reciente informe presentado por el Mag, dice que el año pasado, la demanda de huevo impulsó el establecimiento de 63 nuevas granjas semi tecnificadas y una tecnificada, que contribuirán a que la producción nacional siga garantizando el abastecimiento del 100 por ciento de la demanda nacional de huevo.

Puede interesarte

×

El contenido de LA PRENSA es el resultado de mucho esfuerzo. Te invitamos a compartirlo y así contribuís a mantener vivo el periodismo independiente en Nicaragua.

Comparte nuestro enlace:

Si aún no sos suscriptor, te invitamos a suscribirte aquí