14
días
han pasado desde el arresto de nuestro gerente Juan Lorenzo Holmann, y la toma de las instalaciones. Nuestra Redacción está hoy en el exilio. ¿Vas a permitir que la dictadura se salga con la suya?

45 mujeres nicaragüenses han sido asesinadas en este año 2022. LA PRENSA/ ARTE/ FÉLIX CASTILLO

Los rostros de las mujeres asesinadas en 2022

Leyes especiales, aumento de penas, hasta cadena perpetua, no logran evitar la violencia machista contra las mujeres. Un especialista en masculinidades cree que la solución es por otra vía

Contenido Exclusivo CONTENIDO EXCLUSIVO.

Si se pensaba que, con aumentar las penas por femicidios, o implementar la cadena perpetua, iba a detenerse la violencia contra las mujeres, las 45 mujeres nicaragüenses asesinadas en este año 2022 demuestran lo contrario.

Esa es la cifra de femicidios que contabiliza hasta este inicio de septiembre el organismo Católicas por el Derecho a Decidir.

Lea también: Martha Alicia Robinson y el hombre que la atormentó seis meses hasta matarla

La Revista DOMINGO buscó quiénes son esas mujeres, qué les pasó y qué ha ocurrido con sus agresores. Solo se encontró información de 33 de ellas y se las muestra en una infografía interactiva inserta en este artículo.

En este mismo artículo también se comparte una infografía de archivo que indica que, con los 45 de este año 2022, desde 2010 se han cometido aproximadamente 830 femicidios en Nicaragua.

Educación y sensibilización

El especialista en masculinidades Johnny Jiménez señala a la Revista DOMINGO que aumentar las penas no amedranta a los hombres, sino que, por el contrario, resalta el “músculo” del machismo.

Según Jiménez, la familia es muy importante porque es ahí donde debe iniciar la educación, que se le vaya enseñando a los niños que deben de respetar a las mujeres.

“Nos hemos olvidado en esta sociedad que lo que de alguna manera podría funcionar son los procesos educativos, procesos de sensibilización, procesos de educación o de reeducación para los hombres mayores. Estoy hablando de responsabilidades del Estado, pero también de responsabilidad de la familia, porque no es cierto que todo lo que aprendemos en la escuela se nos queda. Si no te lo refuerza la familia, si tu papá si tu mamá, si tu abuelo o tu abuela no te enseñan, o no te mencionan, o no te dan mensajes diarios claros de que a una mujer se le respeta, que a una niña no se le sube la falda, entonces no se va a lograr tener una sociedad respetuosa”, indica Jiménez.

Lea también: Fiscalía detalla cómo asesinaron a las hermanitas de Ciudad Belén

Para el especialista, es obvio que se tienen que penalizar los delitos contra las mujeres, pero esa penalización debe ir acompañada de campañas educativas hacia hombres y mujeres.

Jiménez celebra que el gobierno haya reactivado las comisarías de la mujer, pero también lamenta que siempre hay negligencias de parte de las autoridades policiales en la lucha contra la violencia hacia la mujer.

Indefensas

Hasta inicios de este año 2022, las mujeres, especialmente las que viven en áreas rurales muy alejadas, todavía contaban con el apoyo de muchos organismos que les apoyaban con ciertos recursos, además de acompañamiento jurídico y atención psicológica.

En la actualidad, el régimen Ortega Murillo cerró a esos grupos de mujeres que brindaban esa atención a las víctimas de la violencia machista, con lo cual también se terminaron muchos beneficios que recibían las mujeres víctimas. Es decir, quienes están sufriendo estos ataques del régimen orteguista son el pueblo, las mujeres en condiciones vulnerables.

A través del Ministerio de Gobernación (Migob), y de tres leyes recién creadas por el orteguismo, especialmente una que se conoce como de agentes extranjeros, la dictadura asfixió a muchos grupos de mujeres a quienes les canceló la personería jurídica, al mismo tiempo que también provocó la salida de Nicaragua de organismos internacionales que financiaban el trabajo de la lucha contra la violencia machista.

Lea también: 2021 cierra con 71 femicidios, misma cantidad que los reportados en 2020

Irónicamente, a pesar de que el régimen Ortega Murillo desarticuló a los grupos de mujeres, los jueces especializados en violencia continúan enviando a las mujeres víctimas de abuso sexual y otros tipos de agresiones a que sean tratadas precisamente por estos grupos de mujeres.

Manoseo a la 779

La ley 779, Ley Integral contra la Violencia hacia las Mujeres, entró en vigencia en junio de 2012 y con ella se pretendía parar la violencia machista contra las mujeres.

Sin embargo, las mujeres que trabajan en la lucha contra esa violencia consideran que la 779 comenzó a ser “manoseada” por el régimen Ortega Murillo en 2013, cuando se reformó y se abrió la posibilidad de que exista la mediación entre el agresor y la víctima.

Según la feminista Juanita Jiménez, el régimen “ha pervertido” todos los avances en la lucha contra la violencia machista hacia las mujeres y les ha dado “vía libre” a los agresores, según declaró en el medio Divergentes.

La última violencia se produjo el pasado lunes 4 de septiembre, cuando dos niñas de 7 y 10 años de edad fueron halladas asesinadas.

La Prensa Domingo Femicidios Ley 779 o Ley Integral contra la Violencia hacia las Mujeres machismo mujeres violencia contra la mujer
×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: