14
días
han pasado desde el arresto de nuestro gerente Juan Lorenzo Holmann, y la toma de las instalaciones. Nuestra Redacción está hoy en el exilio. ¿Vas a permitir que la dictadura se salga con la suya?

Mario Amador, gerente general del Comité Nacional de Productores de Azúcar de Nicaragua (CNPA). LA PRENSA

EE. UU. quita a Nicaragua la cuota de compra de azúcar 2023 en el marco de la OMC; sector en “shock” por decisión

Estados Unidos reparte entre un grupo de 40 países una cuota de importación de 1.1 millones de toneladas de azúcar, cuyo proceso ocurre entre septiembre y febrero de cada año fiscal.

El gobierno de Joe Biden decidió dejar a Nicaragua fuera de la cuota anual de importación de azúcar acordada con la Organización Mundial de Comercio (OMC), una medida que tiene en shock a la industria azucarera local, que pese a las señales que EE. UU. ya envió en abril pasado, estaba confiada en que no sería excluida de la repartición del nuevo periodo de compra correspondiente al año fiscal 2023.

Mario Amador, presidente del Comité Nacional de Productores de Azúcar (CNPA), confirmó a LA PRENSA la exclusión y señaló que aún confían en que se trata de un error en el anuncio, por lo que están buscando una respuesta a la situación en la Embajada de Estados Unidos en Managua y con las autoridades de Gobierno de Nicaragua.

Lea además: EE. UU. ignora oferta de azúcar de Nicaragua durante proceso de redistribución del excedente de la cuota del año fiscal 2022

“Yo me estoy enterando ahorita y estamos en shock, pero no tenemos información. Pedí una entrevista con la gente de la Embajada (de EE. UU. en Managua) y me dicen que hasta el lunes me pueden atender, no sé qué pasó, no tengo muchos comentarios. Si es cierto, sería un impacto fuertísimo para la economía nacional”, dijo Amador en declaraciones a LA PRENSA.

Cada año Estados Unidos reparte entre un grupo de 40 países una cuota de importación de 1.1 millones de toneladas de azúcar, cuyo proceso ocurre entre septiembre y febrero de cada año fiscal. Esto le permite a Nicaragua vender una parte de su producción en el mercado estadounidense en condiciones preferenciales.

Efectivamente el documento, en poder de LA PRENSA, indica que en Centroamérica solo El Salvador, Costa Rica, Guatemala, Honduras y Panamá recibirán cuota de azúcar para exportar a Estados Unidos en condiciones preferenciales en el periodo fiscal 2023, mientras que Nicaragua quedó fuera lo que deja en el limbo a unas 22,000 toneladas que tampoco pueden ser enviadas a China, admitió Amador.

“Tenemos que ver qué es lo que pasó, queremos creer que fue un error, pero también estamos preguntando en la OMC, en Ginebra, para ver qué se puede hacer, si hay alguna gestión que podamos hacer. La verdad es que esta es una cuota asignada al país, no es una cuota asignada al sector, el país la asigna al sector. Habrá qué ver que va a hacer el Gobierno (de Nicaragua)”, dijo Amador.

En el documento se detalla que para el periodo fiscal 2023, Estados Unidos repartió 1.11 millones de toneladas métricas. Amador dice que “en teoría hace unos días nos consultaron si teníamos azúcar disponible, les dijimos que sí, que teníamos azúcar disponible”.

“Es una cuota mínima obligada ante la OMC”, enfatiza. Desde febrero de este año, la agencia de prensa AP había adelantado que Estados Unidos estaba analizando quitarle a Nicaragua la cuota anual en el marco de la OMC para presionar al empresariado nicaragüense para que aporte más en la lucha por la democracia en Nicaragua.

“Cualquier acción que afecte a miles de millones en el comercio anual con EE. UU. podría infligir un grave daño económico a la élite empresarial del país, que en su mayoría se ha mantenido en silencio, mientras crecían las tácticas represivas de Ortega, dijo el funcionario”, de acuerdo con AP citando fuentes gubernamentales de Biden.

Reasignar la cuota azucarera del país le quitaría a Nicaragua un subsidio por valor de millones de dólares cada año. “Elegir el azúcar podría ser una forma de movilizar a Carlos Pellas, el hombre más rico de Nicaragua y dueño de la mayor productora de azúcar”, dijo AP.

Lea además: Sector azucarero anuncia la mayor producción en 130 años y admite que perder el DR-Cafta sería “un golpe durísimo para cualquier industria”

Amador explicó que si bien la cuota de 22 mil toneladas representa un mínimo de las 800 mil toneladas que produce el país, el problema es que esas toneladas que quedan fuera se suman a las que también quedaron en el limbo tras el fin del mercado de China Taiwán, lo que empeora las perspectivas.

“No es tanto el tema de la colocación, es el tema del precio y las complicaciones el tener que recuperar cuota, el tener que renegociar contrato con los compradores, con los que has tenido una relación de años y que ahora ya no la tenés con ellos. Todo ese tema te complica un poco”, indicó.

Señaló que esas 22 mil toneladas equivalen a unos nueve millones de dólares en ingresos al país, pero recordó que con Taiwán quedaron en el “aire” unas 60 mil toneladas. “En total hemos perdido 90 mil toneladas”, especificó.

Amador dijo que por ahora no se podría enviar a China, porque el Acuerdo de Cosecha Temprana, que el Gobierno de Nicaragua anunció recientemente y que se suponía iba a cubrir todos los productos que antes el país exportaba a Taiwán, dejó por fuera el azúcar nicaragüense.

“Yo sabía que no iba a ser así, porque China en sus relaciones con Costa Rica, con El Salvador, con Panamá, no ha asignado un grano de cuota de azúcar para ninguno de esos países con los que ha abierto relaciones comerciales o diplomáticas”, dijo Amador.

El problema es que China también produce azúcar de remolacha y de caña y “ellos cuando tienen que importar abren contingentes por un momento. Hace cuatro años exportamos como 200 mil toneladas a China, pero no es un nuevo mercado permanente, es un mercado eventual”.

De no revertirse la decisión y de confirmarse la decisión, Amador dice que el “golpe es compartido con los productores privados, ellos reciben el 54 por ciento de las ventas de Nicaragua, entonces si la industria pierde nueve millones de dólares, entonces ellos perderán el 54 por ciento de ese dinero, los pequeños y medianos productores que siembran caña de azúcar. Es un impacto generalizado que va a impactar a los productores privados mucho más que a los ingenios todavía, porque ellos tienen una posición económica más frágil, afectará al país en general porque si los productores privados no tienen rentabilidad en su producción cambiarán sus fincas o de productos”.

Lea además: EE. UU. envía otro mensaje al sector azucarero de Nicaragua, días después de excluirlo de la repartición de un excedente

Economía azúcar archivo
×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: