14
días
Con nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann, detenido e instalaciones tomadas. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD! ¡LA DICTADURA NO PUEDE
OCULTAR LA VERDAD!
Con nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann, detenido e instalaciones tomadas. #LibertadParaLosPresosPolíticosdeNicaragua #LibertadParaLosPresos
PolíticosdeNicaragua
Silvio Prado, OEA, elecciones municipales

Silvio Prado, doctor en Ciencias Políticos y experto en temas municipales. LA PRENSA / Jader Flores.

Silvio Prado: “La Iglesia Católica le disputa al gobierno el contacto con la población”

El sociólogo y politólogo Silvio Prado dice que el régimen de Daniel Ortega va contra la iglesia Católica porque “no se cuadra ante él”, es la institución social más cercana a la población y representa un conflicto para el “chayismo”, la religión de la que Rosario Murillo pretende ser su sacerdotisa

Contenido Exclusivo CONTENIDO EXCLUSIVO.

A criterio del sociólogo Silvio Prado, al régimen de Daniel Ortega solamente le falta someter a la Iglesia Católica para instaurar un modelo de pensamiento único, y por ello es que ha intensificado la persecución contra sacerdotes y religiosos.

En esta entrevista, Prado también habla sobre las intenciones de Rosario Murillo de ser una “sacerdotisa de su propia religión”.

Prado, quien es experto en temas de municipalidad, también nos habla sobre las elecciones municipales de este año, sobre el deterioro de las alcaldías, la migración masiva de nicaragüenses y sobre el papel de la oposición, el cual él considera que ha sido “lamentable”

¿Cree que la situación de Nicaragua pueda mejorar?

Es un escenario que va a peor, que todos los días empeora porque estamos ante un régimen autoritario que ha decidido que su forma de gobernar es mediante la dominación y con la mayor violencia posible. Tanto la violencia física como se demuestra con los presos políticos, como con la violencia institucional y simbólica que significa la cancelación de tantas personalidades jurídicas. Todos estos son gestos de violencia contra las personas y contra la sociedad. Es un gobierno autoritario que ha decidido borrar de Nicaragua todo rasgo de derechos individuales y colectivos y va a peor porque es un régimen que en su corazón tiene la incertidumbre y la inseguridad.

En los últimos meses se ha visto una salida masiva de nicaragüenses hacia el exterior

Sí, es una forma de evadir la represión. Yo entiendo a la gente. Si en un país no tenés libertades, no podés trabajar, tenés que irte. La gente se va porque no hay vida posible en ese país (Nicaragua). Una forma de vida no es solo comer, ir a bailar, es también tener la libertad de ser como vos querés ser. La libertad de pensar, la libertad de formar un club, una asociación, un gremio. Si no tenés ni libertades, ni posibilidad de mejorar tu bienestar, pues tenés que irte. De alguna forma la dictadura está empujando a la población a que se vaya para quedarse con los pocos fieles que le van quedando. Es lo que han hecho todas las dictaduras en América Latina y en el mundo, empujar a la gente a que se vaya porque creen que el país es una finca y solo se van a quedar con la gente que les acepta sus reglas del juego. Es una forma de protesta silenciosa el hecho de irse del país.

¿Cómo ve a las bases de Daniel Ortega?

Todos los días le salen nuevos desafíos, nuevas deserciones desde sus filas. Su represión es cada día peor en los dos sentidos, tanto para reprimir a los que no comulgan con sus ideas como a los suyos propios. Es como una boa, que se va contrayendo en torno a sí misma y ahí va oprimiendo a la sociedad, tanto a los suyos como a los que no son suyos. Esa es la característica de un régimen totalitario que en su credo no da ningún tipo de margen hacia las personas o a las organizaciones, inclusive a las propias, por eso no es extraño que a la vez que reprime a opositores, persigue a los críticos dentro del Frente Sandinista, dentro de sus funcionarios.

LEA TAMBIÉN: Gioconda Belli: “La que está organizando la represión es Rosario Murillo”

Que un día renuncia el embajador en la OEA, pues su desconfianza hacia sus funcionarios es peor. Que un día un personaje casi folclórico dentro del Frente Sandinista como el Chino Enoc hace críticas muy descubiertas contra la forma de dirigir al Frente, pues oprime todas las posibilidades para que no se produzcan esas críticas. Es un régimen de gobierno que su única forma de relacionarse con los demás es enseñándose para atemorizar y dar lecciones a los suyos: “Si ustedes siguen con eso, les puede pasar esto”. Entonces la mejor forma de ser ciudadano es no pensar de forma crítica, no opinar de forma crítica y no organizarse ni proponerse nada que tenga que ver fuera de los propósitos y de las líneas que ha trazado la dictadura para la sociedad.

¿Cómo ve las elecciones municipales de este año?

Las alcaldías son oficinas de la dictadura. El gobierno local como tal no existe. Hay una condición básica para que exista el gobierno municipal y es que sean autónomos y si no hay autonomía, no hay gobierno local. Lo que hay es una administración de las decisiones centrales, pero el autogobierno que gestiona los asuntos de sus ciudadanos a partir de los intereses y de las demandas de sus ciudadanos, no hay, porque los gobiernos locales no tienen capacidad propia para decidir, para tomar decisiones a partir de lo que le demanden sus pobladores.

Las elecciones municipales que vienen van a ser otra pantalla como fueron las elecciones nacionales, una farsa, porque ¿qué elecciones va a haber cuando no hay libertad para presentar candidatos, para formar partidos políticos? El único espacio que va a haber para los partidos son esos partidos de zacate, eso no es de verdad porque no hay partidos ni candidaturas que desafíen al poder y lo lógico dentro de una democracia es que la oposición desafía al poder. Es lógico y es necesario. La población no va a ir a votar. Si no fue a votar a las nacionales, a las locales menos.

¿Cómo ve el hecho de que algunos alcaldes se hayan sumado a la represión en contra de opositores?

Las alcaldías son oficinas administrativas de las decisiones nacionales y en el peor de los casos, los alcaldes como en los casos de Estelí y Matagalpa, son jefes de los paramilitares. Cambiaron completamente su naturaleza de gobernantes locales a cabecillas de la represión y de los asesinos. La gente tiene razón de sentirse olvidada, apartada, abandonada porque siente que no es beneficiaria de una gestión que está únicamente enfocada en responder a los intereses del gobierno central o del partido.

¿Cómo valora la persecución a la Iglesia Católica? Esta semana detuvieron a un sacerdote en Nandaime

Si ayer fueron los médicos, fueron los estudiantes, las universidades, la sociedad civil que la han estado arrasando, ahora van con un segmento de la sociedad que no le garantiza ninguna fidelidad, que no se cuadra ante él (Ortega). La Iglesia Católica le disputa varios ámbitos al gobierno, entre ellos el contacto con la población y no hay en Nicaragua otra institución social que tenga más contacto con la población que la Iglesia. Le disputa esa relación directa y le disputa el plano de la ideología. Un gobierno que se precia de abarcar un espectro ideológico desde el cristianismo, socialismo, solidario, para ellos un espectro religioso que no obedezca a ellos es un serio problema. Si tuvieran una Iglesia Católica plegada que repitieran su discurso, no habría ningún problema.

Silvio Prado, sociólogo especializado en temas municipales. Óscar Navarrete/ LA PRENSA.

¿Tiene algo que ver Rosario Murillo en esta persecución a la Iglesia?

El otro ámbito que no es ideológico, sino que es el ámbito de la espiritualidad, o sea el alma de la población. Rosario Murillo pretende ser una sacerdotisa de su propia religión, una religión que podríamos llamarle “chayismo” y todos los días predica el amor, y la hermandad y todo lo demás. La iglesia Católica con su discurso de esperanza, de creer en un futuro mejor, que todos los tiranos son temporales, tiene un discurso que cala dentro de la población y donde germina la semilla de la rebeldía. La iglesia Católica es su último obstáculo para instaurar un modelo de pensamiento único.

LEA TAMBIÉN: La desesperación de un lisiado de abril que no tiene para comer

¿Cómo impacta en la población cuando se meten con sus líderes espirituales?

Se siente fatal. Esos errores el Frente Sandinista ya los cometió en los ochenta cuando era un partido más fuerte, mejor estructurado, con un perfil ideológico más claro, ya se equivocó y yo creía que el Frente ya se había dado cuenta que nunca va a poder sustituir el credo religioso de la población. Para las personas que son religiosas, se meten con algo de su esfera íntima, con una entidad que lleva años y años en esto, una serie de símbolos y ritos que están asentados dentro de la mentalidad de la población. Podés hacerlo a través de una educación laica y podés formar una conciencia crítica, pero si querés sustituir un credo religioso con otro credo seudoreligioso de la Chayo Murillo, pues van mal, van fatal. Están creando mayor caldo de cultivo para mayor descontento.

La población todavía no muestra ese descontento como lo hizo en 2018

¿Quién anticipó el estallido social de 2018? El que me diga a mí, inclusive el 16 de abril, que iba a haber un estallido de esa naturaleza, yo le pago lo que me pida. Nadie lo sospechaba. Estos son ciclos de acumulación. La gente estaba harta en 2018 después de tantos años. Esta vez, la represión ha sido mayor y lógicamente la población tiene miedo. La gente tiene miedo que la echen presa, que la desaparezcan, que la torturen, que la maten, que les quiten sus casas, que las confisquen o que tengan que irse al exilio o que las destierren como pasó con estos pobres músicos. ¿Por qué no se rebela la gente? Porque no ha llegado el momento y porque no ha habido un factor de movilización. Yo creo que la dictadura está contribuyendo a un nuevo estallido social. Todos los días contribuye porque ha creído que la forma más eficiente de gobernar es la represión y la gente se harta.

¿Cómo ve a la oposición?

El papel de la oposición ha sido lamentable. Siguen con los mismos trabones y no han querido aprender de los errores y la población no escucha otra propuesta, otro discurso. Siguen los pleitos de egos. Hay un montón de grupúsculos de todo tipo. Los ves en los comunicados. Hay más siglas que personas que firmen. Eso es triste. No son capaces de ponerse de acuerdo, pesan más las diferencias que las coincidencias. El hecho que la oposición esté de acuerdo en derrocar a Ortega no es suficiente. Eso fue suficiente al comienzo, pero no en este momento. Ahora es necesario estar en torno a demandas que mezclen varias cosas: lo inmediato, lo estratégico. ¿Vos te vas a meter en una oposición que hay un pleito de perro todos los días? Hasta se pelean en público, en el twitter, en youtube. ¡Por el amor de Dios! Hay muchísima inmadurez. No niego que hay gente que está haciendo muchos esfuerzos y yo no creo que la oposición esté desunida porque estén presos, yo creo que no. Es un tema de egos, de “yo no me hablo con vos”, de incapacidad de administrar las diferencias. Si vos no estás de acuerdo con lo que dice la Fulana o el Zutano, entonces ya pleito, y me voy y formo otro grupo, aunque solo seamos tres o cuatro, pero ya le pongo una sigla. Así de absurdo.

Silvio Prado, doctor en Ciencias Políticos y experto en temas municipales. LA PRENSA / Jader Flores.
Silvio Prado es doctor en Ciencias Políticas y vive en España. ARCHIVO

Plano Personal

Silvio Prado nació y creció en Managua, pero lleva varios años viviendo en Madrid, España. Se graduó como sociólogo de la Universidad Centroamericana (UCA), y tiene un doctorado en Ciencias Políticas de la Universidad Complutense de Madrid.

Se ha especializado en temas municipales. No le gusta que le llamen “analista político”.

Fue director del Centro de Estudios y Análisis Políticos (CEAP) y ha trabajado en organizaciones en el ámbito municipal en Boaco y Juigalpa.

Le gusta escalar montañas y hacer senderismo. También le gusta la cocina. Dice que disfruta preparar un plato siciliano llamado caponata, pero su plato estrella es el marmitako, que es a base de atún.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: