14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!

Archivo/LA PRENSA

Sistema Financiero pierde 167 sucursales y ventanillas bancarias en los últimos 5 años

Esta situación significa que el sector sigue reduciendo su nivel de bancarización y aumentando el desempleo en Nicaragua.

El Sistema Financiero Nacional no ha recuperado la cantidad de sucursales y ventanillas que tenía en Nicaragua antes del estallido de la crisis sociopolítica. Específicamente, en el último año la banca cerró uno de estos centros de atención, y desde marzo de 2018 se han clausurado 167 establecimientos, según los datos del Banco Central de Nicaragua (BCN).

Esta situación, a criterio de especialistas consultados por LA PRENSA, significa que el sector sigue reduciendo su nivel de bancarización y aumentando el desempleo en Nicaragua. Además, distancia los servicios bancarios en algunas zonas del territorio, afectando a la población.

En detalle, hasta marzo de 2018 —un mes antes de que estallara la crisis sociopolítica— funcionaban 612 sucursales y ventanillas bancarias en el territorio nacional, mismas que empleaban a 11,484 trabajadores. De estas, 267 estaban ubicadas en Managua y 345 en los departamentos.

Lea también: El BCN encarecerá el costo de acceso al córdoba al sistema financiero a partir del lunes. ¿Qué significa eso para la ciudadanía y precios?

En cambio, en marzo de este año, un total de 445 sucursales y ventanillas se encontraban operando en el país, con 8,788 trabajadores. De estas, 191 ubicadas en Managua y 254 en los departamentos.

Es decir que, desde marzo de 2018 hasta el mismo mes del corriente, se reporta el cierre de 167 establecimientos, 76 menos en la capital y 91 menos en los departamentos.

Cabe mencionar que, si se compara lo acumulado en marzo de 2022 con lo registrado en el mismo periodo de 2021, este año el sector perdió uno de estos centros de atención, pero registra a 358 trabajadores más.  

¿Cómo afectan estos cierres?

Como se mencionaba anteriormente, esta situación ha distanciado los servicios bancarios en algunas zonas del territorio, lo que afecta a la población, sobre todo a las personas que no tienen acceso a internet y que difícilmente podrían hacer uso de la aplicación de banca en línea.

Archivo/LA PRENSA

Además, en cuanto al desempleo en el sector, los números del máximo emisor bancario indican que desde marzo de 2018 se acumula la destrucción de 2,696 plazas en el Sistema Financiero Nacional.

El economista Marco Aurelio Peña explicó recientemente a LA PRENSA que una de las consecuencias inmediatas del cierre de estos establecimientos es el desempleo y señaló que otra implicación es que, al cerrar las sucursales y ventanillas, posiblemente habrá áreas que se compacten o fusionen y se cargará de más trabajo al personal que queda.

También expresó que el cierre de estos establecimientos perjudica a la población, puesto que ahora para hacer sus gestiones bancarias debe movilizarse más lejos y está más expuesta a robos.

Le puede interesar: Crecimiento económico no anima a la banca a reabrir 164 sucursales y ventanillas clausuradas en los últimos cinco años

En su momento también consideró que si verdaderamente el ritmo de expansión reflejara una reactivación económica sostenida, como aduce el Gobierno, “no tuvieran por qué cerrar, ante una expansión económica sostenida los bancos contratan más gente, abren más sucursales, más ventanillas, no lo contrario”.

De hecho, un economista y consultor externo, quien prefirió el anonimato por temor a represalias, explicó a inicios de abril que si hubiese una perspectiva de crecimiento económico más estable podría haber una distribución de ventanillas más accesibles para los sectores productivos, pero por el momento no surge esa posibilidad.

Comportamiento de los créditos

Las estadísticas del BCN revelan que hasta marzo del corriente los créditos sumaron 4,566 millones de dólares, 7.6 por ciento superior que lo contabilizado en el mismo mes de 2021 (4,240 millones).

Archivo/LA PRENSA

Asimismo, la entidad detalla que el monto acumulado en 2022 es inferior a lo registrado en marzo de 2020 (4,394 millones), 2019 (4,922 millones) y 2018 (5,935 millones).

El BCN, a través de su Informe del Sistema Bancario y Financieras referente a marzo de 2022, reveló que con relación a la evolución del crédito por sector los que presentaron mayores tasas de crecimiento interanual fueron el personal (15.4 por ciento), tarjetas de crédito (13.3 por ciento), e industrial (8.2 por ciento).

“En menor medida también crecieron el comercial (7.3 por ciento), ganadero (6.8 por ciento) y el agrícola (4.8 por ciento), mientras el crédito hipotecario se redujo en 2.4 por ciento”, se lee en el documento.

Depósitos crecen 13.5 por ciento

En contraste con el crecimiento del crédito, los depósitos bancarios reflejaron una recuperación un poco más sólida. Los números oficiales señalan que hasta el tercer mes de 2022 el saldo de depósitos ascendía a 6,214 millones de dólares, cifra superior en un 12.8 por ciento a lo contabilizado en el mismo lapso de 2021 (5,508 millones).

Lea además: Bancos de Nicaragua cierran 167 sucursales y ventanillas en cuatro años

Cabe destacar que el monto acumulado hasta marzo de 2022 también es superior a lo reportado en 2020 y 2019, e incluso superó los niveles observados en marzo de 2018 (6,113 millones).

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: