14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!

Rosario Murillo, y Daniel Ortega, sostuvieron un encuentro con la delegación de la República Islámica Irán. LA PRENSA / 19 DIGITAL

Argentina cuestiona que Interpol no detuviera a iraní circulado que permanece en Nicaragua

Este jueves Rezai sostuvo un encuentro con Daniel Ortega y Rosario Murillo en Managua. La portavoz de la presidencia argentina, Gabriela Cerruti, declaró que "correspondía más a Interpol que a los servicios de inteligencia de Argentina resolver"

El Gobierno de Argentina, liderado por el presidente Alberto Fernández, cuestionó este miércoles que la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) no detuviera al terrorista iraní Mohsen Rezai, uno de los imputados por la Justicia argentina por el atentado de 1994 contra la mutual judía AMIA de Buenos Aires, quien aún permanece en Nicaragua. Este jueves Rezai junto a su delegación sostuvo un encuentro con Daniel Ortega y Rosario Murillo en Managua.

La portavoz de la presidencia, Gabriela Cerruti, en rueda de prensa declaró que «habría que preguntarle a Interpol por qué no sabía que iba a estar ahí o por qué no llevó adelante la detención que tenia que llevar adelante».

Añadió que «correspondía más a Interpol que a los servicios de inteligencia de Argentina resolver esa situación».

Lea también: Daniel Capitanich, el embajador de Argentina en Managua, que generó un sismo en su país

Rezai, actual vicepresidente de Asuntos Económicos de Irán, es uno de los sospechosos, y con petición de captura internacional, del ataque contra la sede de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) el 18 de julio de 1994, que dejó 85 muertos y sigue impune. Rezai era el comandante de la Guardia Revolucionaria de Irán cuando una bomba hizo explotar la AMIA, el 18 de julio de 1994.

Es buscado por la Interpol, que tiene vigente una circular roja en su contra por el homicidio agravado de las 85 personas. La ficha de la Interpol señala al iraní de «homicidio calificado, doblemente agravado (por haber sido cometido por odio racial o religioso y por ser un medio idóneo para causar un peligro común) en perjuicio de 85 víctimas fatales, en concurso ideal con lesiones leves y lesiones graves calificadas, en forma reiterada y daños múltiples agravados por haber sido cometidos por odio racial o religioso».

Nicaragua debería darle cumplimiento a la alerta roja

Este jueves, Fernando Lottenberg, comisionado de la Organización de Estados Americanos (OEA) para el monitoreo y la lucha contra el antisemitismo, se pronunció en su cuenta de Twitter y afirmó que «Rezai se encuentra bajo alerta roja de la Interpol. Nicaragua, como miembro de la Interpol, debería darle pronto cumplimiento a la misma».

Añadió que como lo ha mencionado en ocasiones anteriores el secretario general de la OEA, Luis Almagro, «Teherán continúa siendo una amenaza para la paz y seguridad de Hemisferio Occidental, apoyando a grupos terroristas y sus fuentes de financiamiento al narcotráfico que desestabilizan la región y nuestras democracias».

Por su parte, Almagro dijo que «el episodio nos recuerda la deuda de Irán con las víctimas del atentado contra la AMIA y la justicia».

La protesta y condena de Argentina

Las fotografías donde aparece Rezai junto a los presidentes Nicolás Maduro, de Venezuela; Miguel Díaz-Canel, de Cuba y Ortega fue circulada en diversos medios de comunicación argentinos y de otros país, hizo que la Cancillería de Argentina se pronunciara al respecto.

En un primer comunicado Argentina protestó y condenó la presencia del iraní Rezai debido a que su presencia en Managua constituye «una afrenta a la justicia argentina y a las víctimas del brutal atentado terrorista». Y posteriormente la administración de Fernández, ante la presión de diversos actores y de la misma comunidad judía, envió una nota verbal a la Embajada de Nicaragua en la que expresa su «enérgico reclamo».

Argentina considera que los hechos que se le imputan al iraní Rezai «constituyen un crimen de lesa humanidad», en virtud del derecho internacional consuetudinario, razón por la cual, «su presencia en la ciudad de Managua, aun cuando sea en su carácter de Vicepresidente de Asuntos Económicos de Irán, no lo exime de responder ante la Justicia argentina, lo que nos obliga a expresar nuestro enérgico reclamo».

El Ejecutivo teniendo en cuenta «los lazos de amistad¿» que lo unen con el gobierno de Nicaragua, «así como las obligaciones que surgen del derecho internacional», espera «contar con la plena colaboración de la comunidad internacional para asegurar la comparecencia de los imputados y el esclarecimiento de la Causa AMIA».

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: