14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!

Rosario Murillo. LA PRENSA/ARCHIVO

Rosario Murillo exige la eliminación de las sanciones por parte de las «potencias coloniales»

La vicepresidenta designada de Nicaragua insistió en que esas medidas son "ilegales y coercitivas que no tienen nada que ver con la buena voluntad, con la democracia, que solo tienen que ver con el egoísmo y la prepotencia, la ambición de continuar dominando"

La primera dama, vocera gubernamental y vicepresidenta designada de Nicaragua, Rosario Murillo, exigió este lunes 6 de diciembre, la eliminación de todas las medidas coercitivas por parte las «potencias coloniales», en una clara alusión a las sanciones que tanto Estados Unidos y otros países han impuesto sobre funcionarios del régimen orteguista, e incluso sobre ella misma.

«Exigir respeto, exigir se anulen esas medidas coercitivas, ilegales que van contra las cartas internacionales que deberían, deberían de regir los destinos del mundo, en términos de derecho, convivencia, respeto a esas cartas, y eliminación de esas medidas ilegales, coercitivas que no tienen nada que ver con la buena voluntad, que no tienen nada que ver con la con la democracia, que solo tienen que ver con el egoísmo y la prepotencia, la ambición de continuar dominando y subordinando al mundo de las potencias coloniales y neocoloniales», expresó Murillo en su intervención del mediodía a través de los medios oficialistas.

Lea además: Organizaciones de exiliados y diáspora en Costa Rica rechazan diálogo con el régimen

La vocera del régimen inició su exigencia alegando que el vicecanciller de Rusia, Sergei Ryabkov, siempre brinda declaraciones «enfáticas, claras y contundentes» y agregó que «siempre se refiere a nuestra Nicaragua exigiendo respeto para nuestro país (…) exigir respeto para todos los países y pueblos, para los procesos internos, nacionales y exigir respeto para la participación para todos los foros internacionales».

Murillo como vicepresidenta designada ha sido sancionada por Estados Unidos, Canadá, la Unión Europea, y Reino Unido las medidas implican desde congelamientos de bienes y restricciones migratorias, por lo que la primera dama tiene restricciones de movilización en los países sancionadores. Es decir, que la vicepresidenta no puede viajar al país norteamericano, a Canadá y mucho menos a los de la UE; Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Chipre, Croacia, Dinamarca, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Países Bajos, Polonia, Portugal, República Checa, República de Eslovaquia, Rumanía y Suecia.

De la misma manera han sido sancionados altos funcionarios de distintas instituciones estatales y altos mandos de la Policía y el Ejército de Nicaragua.

Las sanciones a Murillo

  • Por Estados Unidos 

El 27 de noviembre de 2018, bajo la administración del expresidente Donald Trump, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos a través de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) sancionó a Murillo, a quien señaló de corrupción desenfrenada, desmantelamiento de las instituciones democráticas, violaciones a los derechos y explotación de recursos públicos de Nicaragua para beneficio personal.

Como alcance de la sanción, el Departamento del Tesoro anunció el bloqueo de propiedades y de todas las actividades financieras relacionadas con Murillo Zambrana en Estados Unidos y entidades bajo la jurisdicción del sistema financiero de ese país. Además fue agregada a la lista negra de la OFAC.

Le puede interesar: Estados Unidos sanciona a Rosario Murillo, el corazón de la dictadura, y a Néstor Moncada Lau por corrupción y violación de derechos humanos

Y tan solo 24 horas después, el 28 de noviembre, la vicepresidenta designada de Nicaragua fue sancionada bajo la Ley Global Magnitsky de Estados Unidos.

  • Por Canadá

Siete meses después, el 21 de junio de 2019, Murillo fue sancionada por el Gobierno de Canadá, en respuesta a violaciones graves y sistemáticas de derechos humanos que se han cometido en Nicaragua. En ese momento, Canadá afirmó que estaba imponiendo sanciones contra miembros clave del Gobierno de Nicaragua en virtud de la Ley de Medidas Económicas Especiales.

La primera dama nicaragüense fue declarada desde ese momento como inadmisible en Canadá bajo la Ley de Protección de Inmigración y Refugiados. Además, la incluyeron en la lista de prohibición de cualquier transacción —de hecho, una congelación de activos— al prohibir a las personas en Canadá, y a los canadienses fuera de Canadá, participar en cualquier actividad relacionada con cualquier propiedad de esta persona o proporcionarles servicios financieros o relacionados.

  • Por la Unión Europea

Este 2 de agosto, el Consejo de la Unión Europea (UE) impuso sanciones a Murillo Zambrana y siete funcionarios más del régimen de Daniel Ortega en Nicaragua, incluyendo a uno de sus hijos, Juan Carlos Ortega Murillo. Los 27 Estados miembros de la UE inmovilizaron los bienes de Murillo; además, los ciudadanos y las empresas de la UE están sujetos a la prohibición de poner fondos a su disposición y de viajar, lo que les impide entrar al territorio de la UE o transitar por él.

A Murillo, la UE la sancionó en el cargo de vicepresidenta de Nicaragua, primera dama y dirigente de la Juventud Sandinista. Según el presidente Daniel Ortega, Rosario Murillo comparte la mitad del poder con él, explica el documento de la UE. Estas sanciones fueron prolongadas el pasado 11 de octubre hasta el 15 de octubre de 2022.

Lea además: Unión Europea sanciona a Rosario Murillo, Juan Carlos Ortega y a seis funcionarios más del régimen

«Ella jugó un papel decisivo en alentar y justificar la represión de las manifestaciones de la oposición por parte de la Policía Nacional en 2018. En junio de 2021, amenazó públicamente a la oposición nicaragüense y desacreditó a los periodistas independientes», subraya la UE. Añade que, por lo tanto, Murillo «es responsable de graves violaciones de los derechos humanos, de la represión a la sociedad civil y a la oposición democrática, y de socavar la democracia en Nicaragua».

  • Por el Reino Unido

Recientemente, Reino Unido impuso el 15 de noviembre sanciones contra ocho nicaragüenses de alto rango, entre ellos Murillo, vicepresidenta designada.

Los motivos por lo que fue sancionada, según Reino Unido, es porque que «hay motivos razonables para sospechar que, en su puesto de vicepresidenta, Murillo tenía autoridad y conocimiento de la represión de manifestaciones y actividades políticas respaldada por el Estado; represión de civiles, incluso a través de su liderazgo en la Juventud Sandinista, y el descrédito de periodistas independientes y la exclusión de candidatos del proceso electoral».

Y señala a Murillo como «responsable de socavar la democracia y el imperio de la ley, la represión de la sociedad civil y la oposición democrática y de violaciones de derechos humanos».

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: