14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!

Más de una treintena de organizaciones le dicen no a un diálogo con el régimen de Daniel Ortega.

Organizaciones de exiliados y diáspora en Costa Rica rechazan diálogo con el régimen

Los líderes de más de 35 organizaciones afirman que "nunca ha existido las condiciones para dialogar"

Más de 35 organizaciones integrantes del Mecanismo de Coordinación — conformado por grupos de exiliados y la diáspora nicaragüense en Costa Rica— cerraron fila y de forma unánime rechazaron desde ya el eventual diálogo que el régimen de Daniel Ortega pretende convocar después de que oficialmente inicien un nuevo mandato de cinco años en Nicaragua.

Los líderes de las organizaciones quienes afirman que «nunca ha existido las condiciones para dialogar con una pareja de dictadores que han sido acusados de cometer crímenes de lesa humanidad y han violado gravemente los derechos humanos del pueblo nicaragüense».

Lea además: El SICA llega a su 30 aniversario en medio de la indecisión de elegir próximo secretario general, ¿cuáles son los efectos?

«No puede haber diálogo mientras no cese el estado policial, la liberación de los presos políticos, el restablecimiento de la institucionalidad y el retorno de los exiliados», señalan en un comunicado oficial.

Sostienen que «no hay condiciones»

Magdiel Galeano, de la organización Flor de Sacuanjoche, manifestó que «Ortega está llamando a ese diálogo con las personas que a él le importan, realmente ahí no se está tomando en cuenta a la población y a la oposición nicaragüense, él se va asentar con el gran capital de Nicaragua, no podemos sentarnos con ese genocida».

En esa misma línea, María José Rivas de la organización Creciendo Con Alas dice que «no se puede dialogar con un régimen que es totalmente ilegítimo, no se puede dialogar con unos criminales y estando Ortega en el poder jamás habrán condiciones para dialogar».

El representante de la Resistencia Campesina, Yader Serrano, manifestó que para dialogar «tiene que haber un diálogo sincero pero con la verdadera oposición que somos nosotros».

Enseguida, el coordinador del Movimiento Campesino en el exilio, Nemesio Mejía, refirió que «nosotros no podemos sentarnos como una organización seria, creíble y luchadora con un gobierno que no existe en Nicaragua, debemos dialogar claro que sí, pero con nosotros mismos, con la oposición para buscar una ruta de salida y brindarle al país y a la comunidad internacional una línea de trabajo horizontal donde todos seamos incluidos».

Afirman que no se puede dialogar teniendo presos políticos

Los representantes de las organizaciones también sostuvieron que es imposible sentarse a dialogar con Ortega mientras mantenga encarcelado a más de 160 presas y presos políticos en las diferentes cárceles del país. Previo a las cuestionadas elecciones con la que Ortega consumó su reelección, desató una cacería desde mayo pasado y encarceló a más de 40 opositores, entre ellos siete aspirantes presidenciales, activistas opositores, defensores de derechos humanos, empresarios entre otros.

Insistieron en dejar por sentado su postura de que las personas encarceladas no pueden ser «monedas de cambio».

Le puede interesar: ¿Qué se puede esperar de la próxima sesión de Parlamento Europeo sobre Nicaragua?

El excarcelado y exiliado en Costa Rica, Snayder Suazo, afirmó que «no hay condiciones, no hubo y nunca ha habido condiciones, no se puede dialogar con un asesino que ha cometido crímenes de lesa humanidad contra Nicaragua, contra la población, entonces no existe y no existirá un diálogo porque no hay condiciones, además hay presos políticos y ellos no son ninguna forma de negociación, su libertad es un derecho y desde ahí no puede haber un diálogo».

Régimen busca legitimar las elecciones

Durante el encuentro los líderes opositores incluidos analistas políticos coincidieron en denunciar que Ortega con el diálogo «busca legitimar sus votaciones»

«Sentarnos a dialogar o hacer el intento por dialogar no va a generar la solución a la crisis porque tenemos a una pareja de dictadores que no han cumplido los acuerdos del 2019, no tenemos garantías de esas organizaciones que se vayan a asentar con Ortega y doña Rosario», afirmó María Laura Alvarado.

Lea más en: Nicaragua y tres países más del istmo quedan fuera de la Cumbre de las Democracias de EE.UU.

Por su parte el analista político y exdiputado liberal, Eliseo Núñez considera que «hoy nos enfrentamos a un tercer diálogo donde Ortega tiene una ilegitimidad no solo interna sino a nivel internacional».

En ese sentido, el excarcelado político e integrante de la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB), Jesús Téfel, catalogó que ese diálogo de Ortega es un «mamotreto o monólogo» para según Téfel «buscar como legitimarse o como ganar algo de tiempo porque sí está sintiendo la presión, aunque se rechace este diálogo no rechazan el diálogo como mecanismo para la construcción de paz (…) sería llegar a entregarte en bandeja de plata y darle más oxígeno para ganar tiempo, ya que tiene cerrado todos los espacios democráticos».

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: