14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!
En Estados Unidos viven miles de migrantes nicaragüenses. Es el principal destino de los nicas que emigran. LA PRENSA/ ARCHIVO

En Estados Unidos viven miles de migrantes nicaragüenses. Es el principal destino de los nicas que emigran. LA PRENSA/ ARCHIVO

Quédate en México en vigencia. Rescatista explica los múltiples riesgos a los que se exponen los nicas en la frontera de EE. UU.

Migrar a Estados Unidos en busca de asilo ya era complicado. Ahora con la puesta en marcha del Quédate en México crecen los riesgos. LA PRENSA conversó con un rescatista de migrantes en la frontera con EE. UU. y explica qué se viene ahora. También hay recomendaciones

Contenido Exclusivo CONTENIDO EXCLUSIVO.

A partir de este lunes Estados Unidos endurecerá su política de asilo en sus fronteras. Luego de una batalla judicial, la administración de Joe Biden aceptó restablecer el polémico programa Quédate en México, lo que supone no solo un golpe para los migrantes que van tras el «sueño americano» sino también para los nicaragüenses que están huyendo de la represión del régimen de Daniel Ortega, puesto que ahora deberán esperar una respuesta de su petición del lado mexicano, donde enfrentarán múltiples obstáculos.

Está programado que el programa se reactive a partir de este lunes 6 de diciembre, luego que el mismo fuera derogado el primer día de mandato de Biden, pero dos quejas judiciales interpuestas por dos Estados consiguieron que el mismo fuera retomado a medida que la llegada de migrantes se ha disparado en la frontera entre México y Estados Unidos, donde el crimen organizado controla gran parte de ese territorio.

Miguel Ángel Macías Avitia, un mexicano retirado del Ejército que se dedica a rescatar a migrantes secuestrados por bandas criminales en este país, recuerda que la presencia de migrantes centroamericanos a la intemperie y en condición de indigencia, cuando el expresidente Donald Trump echó a andar por primera vez el programa Quédate en México, provocó «un desquicio de las autoridades locales y la población mexicana se volvió intolerante» con ellos.

«La ciudadanía radicada en las ciudades fronterizas ya no ve con buenos ojos a los migrantes, es molesto para los residentes fronterizos, y ciudades como Ciudad Juárez, Tijuana, Mexicali, Nogales, Laredo, Reynosa y Matamoros, se han convertido en lugares peligrosos y de confrontación a los migrantes», explicó a LA PRENSA.

Los puertos de entrada en los que se aplicará el programa una vez que esté del todo en vigor serán los de San Diego y Calexico (California), además de en Nogales (Arizona), y en cuatro puntos de Texas: El Paso, Eagle Pass, Laredo, y Brownsville, según el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, cita el diario The San Diego Union Tribune.

Este programa, calificado de inhumano por defensores de derechos humanos, obliga a los solicitantes de asilo en Estados Unidos a esperar en las fronteras de México durante un tiempo aún sin definir en el que sus casos son revisados por las autoridades migratorias estadounidenses.

Con estas nuevas medidas los migrantes ya no solo deben pensar en conseguir el pasaje y entregarse a las autoridades migratorias estadounidenses. Al quedar en cualquiera de las fronteras no solo están expuestos al secuestro o en el peor de los casos, a morir. También hay otros riesgos que debe valorar antes de decidir migrar.

Le puede interesar: EE. UU. y México reactivarán programa que envía a los solicitantes de asilo a esperar sus casos a México

En los últimos meses, por ejemplo, se han intensificado los secuestros y los asesinatos de migrantes porque no pueden pagar los secuestros, sin embargo Macías asegura que esta práctica es una de las más comunes en México, pero que hay más peligros a su paso.

Explica que los migrantes de cualquier nacionalidad al quedar en las fronteras están expuestos a una pobreza extrema, y por ende se ven forzados a delinquir, y dedicarse al trasiego de drogas, incluso cometer homicidios para no ser asesinados por los cárteles.

Lea también: ¿En qué consiste el programa Sembrando Oportunidades de Estados Unidos y México para detener la migración?

Agrega que en mucho de esto casos, los migrantes quedan en la indigencia, sin un lugar donde vivir. «Esto los lleva a que no tienen trabajo, por lo tanto no tienen ni para comer, son presa fácil del crimen organizado, la trata de personas e inclusive quienes puedan conseguir un trabajo irregular, son expuestos a ser explotados», explica.

Macías recuerda que en 2019, periodo en que fue instaurado este programa, los mexicanos no toleraban al ver a los migrantes en las calles, al verlos dormir a la intemperie y en la indigencia, pidiendo ayuda. «La gente siempre decía ´nadie los trajo´ o ´si se organizaron para venir hasta acá, por qué no se organizaron en su país´. Ya no existe la empatía», dice el recatista.

Asegura que las autoridades migratorias de Estados Unidos entregaban a los migrantes a las autoridades mexicanas, quienes ponían a los migrantes en gimnasios públicos habilitados como refugios y su apariencia era como el de un campo de concentración, vigilados y sin comida, ni servicios de ninguna índole, y del lado americano es exactamente lo mismo, relata el mexicano.

Biden aún considera que el programa tiene defectos y que trabajará para incorporar cambios para abordar “algunas preocupaciones humanitarias”, pero aún se desconoce cuáles son, aunque se habla de crear refugios seguros en la frontera. Además las autoridades dicen que continuarán buscando vías legales para acabar con el Quédate en México, que será establecido por una orden judicial.

Lea también: Detienen a migrantes nicaragüenses transportados en una “ambulancia” en Tabasco, México

Según datos de Pew Research, de enero del 2019 a enero del 2020, durante el último año de la administración Trump, alrededor de 60,000 migrantes fueron obligados a esperar su veredicto migratorio bajo el esquema de Quédate en México y en esas fechas se reportaron más actos de violencia y secuestros.

Macías alerta que en estos casos las mujeres y los niños son más vulnerables. «Los niños terminan abandonados y otros son enviados a casas de seguridad por las autoridades o incluso caen en tratas de personas y las mujeres en el mejor de los casos termina en prostitución, otras son encarceladas y algunas terminan muertas».

Según datos brindados por la Unidad de Política Migratoria de la Secretaría de Gobernación (Segob), las autoridades mexicanas detuvieron a 10,960 migrantes de Nicaragua entre enero y octubre de 2021, un nivel no observado en los últimos años, lo que muestra el impacto que dicha política tendrá en los nicaragüenses.

El clima, un riesgo

Miguel Ángel advierte que los migrantes no ven el clima como un factor de riesgo, sin embargo, los meses de diciembre, enero y febrero son muy fríos. «Para los migrantes no hay servicios médicos, ellos cargan con poca ropa, y muchas veces no es adecuada para esta temporada de frío, y estamos en pandemia con rebrotes, es ir a una muerte anunciada y segura», advierte.

El recastista advierte que si está pensando en migrar lo piense dos veces y en caso de hacerlo que busque los mecanismos más seguros para pasar por México. «Traten de acudir a las autoridades migratorias mexicanas en la frontera sur de México, no expongan a sus hijos, no sean un número más de las estadísticas de muertos», dice.

Lea además: Estados Unidos prevé reactivar la política migratoria «Quédate en México»

Se espera que el programa conocido como Protocolos de Protección al Migrante (MPP, por sus siglas en inglés) inicie en tres puertos fronterizos como San Diego y en las ciudades de Brownsville, Laredo y El Paso, en Texas. Luego se extenderá a los otros puertos antes mencionados.

Dudan que programa frene a nicas

Por su parte, un sociólogo, quien pidió el anonimato por miedo a ser encarcelado por el régimen orteguista, agrega que la migración nicaragüense no la detiene nadie porque hay repugnancia a varias cosas en la conciencia ciudadana del nicaragüense.

Dice que hay rechazo al precio que hoy tiene la fuerza de trabajo del nicaragüense. «Este país es el que paga menos por hora trabajada en la región; el nicaragüense aspira a tener condiciones superiores de ingresos y estabilidad laboral, tiene aspiraciones a vivir mejor; y existe miedo ante la represión, persecución, maltrato político».

Ante esta situación, asegura que el nicaragüense se quedará a cualquiera de los países que decida migrar porque está «harto de la pobreza y de las limitaciones».

Otro problema que se enfrentarán los nicaragüenses, basado en la experiencia durante la era de Trump, es que enfrentaban obstáculos legales como la falta de acceso a abogados e información sobre sus casos, según el medio estadounidense The San Diego Union Tribune.

El medio señala actualmente Estados Unidos estaba deportando a la mayoría de los indocumentados con base a una medida conocida como Título 42, que permite el rápido rechazo del migrante que busca pedir asilo, pero el Quédate en México se aplicará a aquellas personas que no encajan dentro de ese título. Es decir que cumplen con los requisitos para aplicar al asilo, pero deberán esperar respuesta fuera de ese país. Es un candado más.

Debe saber que las cortes de inmigración de Estados Unidos tenían al 31 de octubre de este año casi 1.5 millones de casos atascados, es decir que esperan una resolución, lo que ralentiza el proceso de los nuevos casos relacionados con la migración.

Medidas si está pensando en migrar

El defensor de Derechos Humanos, Braulio Abarca, del Colectivo DH Nicaragua Nunca +, recomienda algunas medidas que se pueden poner en práctica antes, durante y después de migrar, en caso de que los nicaragüenses decidan ir tras el sueño americano aunque esto implique múltiples obstáculos quedarse del lado mexicano. Al respecto menciona:

  • Lo primero es trazar una ruta segura, hacer un análisis de riesgo, de amenazas y un plan de mitigación de amenazas frente a cualquier eventualidad. Es importante tener un contacto de emergencia, aprenderse de memoria un número telefónico.
  • Avise a un familiar dónde va, con quién, todos los detalles necesarios. Cuando esté en algún albergue o en la frontera, comuníqueselo a su familia.
  • Para poder estar en un país como solicitante de refugio de forma regular es necesario llevar consigo la documentación de los casos, tener a mano pruebas, enlaces o cualquier documentación personal que permita al Estado donde se solicitará refugio saber quién es usted.
  • Es importante respetar las leyes internas de cada país, porque en la mayoría de los países que otorgan refugio o asilo, exigen y necesitan que las personas extranjeras o solicitantes de protección internacional tengan un comportamiento conforme a la ley y que no se inmiscuya en temas políticos, ni en la delincuencia ni en ningún delito.
  • Es importante tener un contacto de alguna persona ya sea en México o Estados Unidos.
  • También debe buscar asesoría e identificar alguna organización de derechos humanos en México que pueda brindarle asesoría legal, para que le ayuda a dar seguimiento a su caso desde México.
  • Es necesario tener un seguimiento psicosocial porque cada desplazamiento forzado genera un trauma y estos deben ser atendidos porque representan graves secuelas mentales.

Estados Unidos, un destino atractivo

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR, por sus siglas en español) informó que más de 108,000 personas de Nicaragua se han visto obligadas a abandonar su país desde la crisis sociopolítica de 2018, siendo el principal destino Costa Rica.

Sin embargo, el Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nunca Más, contabiliza entre enero y noviembre de este año que al menos 95 mil nicaragüenses han abandonado Costa Rica, -el país que históricamente ha sido el principal destino de migración para los nicaragüenses-, la mayoría de ellos rumbo a Estados Unidos.

Lea también: Cártel mexicano libera a siete nicaragüenses que mantuvo de rehenes

Según la Organización Internacional para las Migraciones, Estados Unidos ha sido el principal destino de los migrantes internacionales desde 1970. Desde entonces el número de personas nacidas en el extranjero que residen en el país se ha cuadruplicado con creces, pasando de menos de 12 millones en 1970 a cerca de 51 millones en 2020.

En el caso de Nicaragua, un país que históricamente no ha migrado comúnmente a Estados Unidos, esta organización reporta que en 2020, pasaron por la frontera de entre México y Estados Unidos 2,123 y en 2021 fue de 49,841.

Lea también: «No le avisé a nadie, solo a mi mamá». El relato sobre la huida de Nicaragua de la periodista Marisol Balladares

Según el sociólogo, Centroamérica necesita unirse frente al flagelo de la migración. «Es un peligro para la estabilidad de la región, en lo económico, en lo poblacional, y en lo cultural. No se puede atender de forma individual de algún país. El programa «Quédate en México» es parcial y no resuelve las causas de la migración, además, que se convertirá en un grave problema social y económico para el propio México. Todos las países de CA deben unirse para atender el problema», dice.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: