14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!

Las cifras de contagios y muertes que presenta el Minsa desde que se registró el primer caso de covid son mucho menores de las que registra el Observatorio Ciudadano Covid-19. LA PRENSA/Archivo

El miedo de que ómicron, la nueva variante de covid llegue a circular en Nicaragua

El Minsa ha manejado de forma hermética la pandemia. Fue hasta dos semanas que se conoció, por medio de la OPS, que circulan las variantes gamma, beta, alfa y delta. Con ómicron, que está generando preocupación nivel mundial, el miedo es mayor

Ómicron, la nueva variante del virus SARS-CoV-2 está generando gran preocupación a nivel internacional porque podría representar un mayor riesgo de reinfección que otras variantes que también son de preocupación, según anunció la Organización Mundial de la Salud (OMS). Esta nueva variante ha encendido las alarmas en diversos países que han retomado ciertas medidas que habían sido relajadas.

Los dos primeros casos de esta variante en el continente americano fueron reportados este domingo por Canadá, sin embargo países como Estados Unidos, Brasil e incluso Guatemala ya habían impuesto restricciones de viajes a países del sur de África, especialmente Sudáfrica, donde se halló por primera vez la variante el reciente 24 de noviembre. Y aunque ya se han reactivado estas medidas, el peligro de que se esparza por todo el mundo es real, como está sucediendo en Europa.

Sobre esta nueva cepa aún hay más preguntas que respuestas: ¿es más agresiva que las otras?, ¿las vacunas existentes funcionarán? Son temas que están siendo aún estudiados por organismos y agencias internacionales y que preocupan a todos los países. Sin embargo, el miedo en Nicaragua se incrementa debido al manejo hermético con el que el régimen de Daniel Ortega, a través del Ministerio de Salud (Minsa), ha tratado la pandemia.

Por ejemplo, fue hasta el 17 de noviembre que la Organización Panamericana de la Salud (OPS) informó que en Nicaragua circulan las cuatro variantes hasta ahora consideradas de preocupación: gamma, beta, alfa y delta. Este anuncio se hizo seis meses después de que médicos independientes dentro del país advirtieron que estas variantes ya circulaban en territorio nacional, información que el Minsa ha mantenido en secreto.

Incluso, tras el anuncio de la OPS, las autoridades del país siguen sin referirse a este tema y sin informar a la población sobre las variantes, los síntomas y la peligrosidad de cada una. Al contrario, el gobierno central, a través de las diferentes instituciones estatales, sigue promoviendo miles de aglomeraciones cada fin de semana. Solo este 27 y 28 de noviembre, Rosario Murillo, vicepresidenta, vocera y primera dama del país, dijo que se realizarían al menos 4,500 actividades “culturales, deportivas, tradicionales” en diversos departamentos.

El especialista en epidemiologia Leonel Argüello recuerda que las variantes no solamente se importan, sino que se producen en cada país por el aumento del contagio. En el caso de ómicron, explica, puede que circule perfectamente en Nicaragua y la gente no lo sepa. «Lamentablemente en Nicaragua la gente se contagia en vez de evitar el contagio, entonces tenemos muchas posibilidades de que esas variantes circulen en el país”, dice y agrega que no se descarta una nueva ola de contagios, que puede ser tanto por la variante delta como por ómicron.

Lea además: Todo lo que debe saber sobre las variantes del covid-19 que circulan en Nicaragua

La OMS solicitó a los países que cumplan una serie de medidas para tratar de controlar la propagación de esta nueva variante, como mejorar los esfuerzos de vigilancia y secuenciación, notificar los casos, realizar investigaciones de campo y evaluaciones de laboratorio para mejorar la comprensión de los impactos potenciales.

“En el caso específico de Nicaragua, (las autoridades) tienen las capacidades de poder tomar las muestras para poder identificar las variantes y enviarlas a los laboratorios de referencia, esto es una responsabilidad del gobierno”, menciona Arguello.

Sobre la nueva variante

El epidemiólogo Leonel Argüello dice que la principal preocupación con esta nueva variante es que las vacunas actuales no funcionen y es que esta nueva cepa es muy diferente a la que surgió en Wuhan, China, lo que puede significar que las vacunas hasta ahora creadas no sean tan efectivas.

La OMS alertó que el número de casos de ómicron está aumentando en casi todas las provincias de Sudáfrica, donde el índice de vacunación es bajo. Además se ha detectado a tasas más rápidas que los aumentos repentinos de infección anteriores, lo que hace pensar que puede tener una ventaja de crecimiento.

«Esta variante tiene una gran cantidad de mutaciones y la preocupación es que cuando hay tantas mutaciones, éstas pueden impactar el comportamiento del virus ”, dijo la doctora Van Kerkhove, epidemióloga de la OMS. Añadió que tomará varias semanas entender el impacto de esta nueva variante.

Lea también: Nicaragua, un país sin información de salud, en el segundo año de la pandemia de la covid-19

Por su lado, el epidemiólogo Argüello dijo que “esta variante tiene una característica de hacer unos cambios, estos cambios se producen porque existe un alto nivel de contagio, cuando nosotros decimos ‘por favor, no a las aglomeraciones’, ‘no se junte las personas sin las debidas medidas de precaución’ (…) (es porque) esa interrelación de gente hace que aumente el contagio y al aumentar el contagio aumentan las posibilidades que surjan nuevas variantes”, comenta el especialista Argüello.

Ante ello, el médico recomienda reforzar las medidas de protección como el distanciamiento físico, el uso adecuado de la mascarilla, el lavado constante de manos y la vacunación con las dosis respectivas. “Sobre todo y especialmente en Nicaragua que no tenemos acceso (a pruebas)”.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: