14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!

Archivo/LA PRENSA

¿Por qué Nicaragua podría experimentar a corto plazo mayores oleadas de cubanos desde Panamá que las de 2019?

Ortega convierte a Cuba en el primer emisor de viajeros para Nicaragua desde el Caribe. Llegan más cubanos que españoles, canadienses o sudamericanos. Los números tienden a dispararse en las próximas semanas.

Contenido Exclusivo CONTENIDO EXCLUSIVO.

Aunque son viajeros que no necesariamente tienen capacidad para ayudar a reactivar el turismo nicaragüense, que acumula tres años de recesión, el régimen de Daniel Ortega ha convertido a la isla en el principal emisor de turistas para Nicaragua desde el Caribe, una estrategia que comenzó en 2019 cuando anunció facilidades a cubanos que viajar al país, lo que ha ocasionado incluso que hoy por hoy vengan más ciudadanos de la isla que canadienses, españoles o sudamericanos, según reflejan los anuarios estadísticos publicados por el Instituto Nicaragüense de Turismo (Intur).

El reciente anuncio de eliminar por completo el visado para estos ciudadanos podría ocasionar que los ingresos desde la isla se disparen en las próximas semanas pese a que por ahora no hay conexión aérea La Habana-Managua, y la oleada incluso puede ser mayor que la registrada en 2019, cuando la llegada de cubanos pasó de 701 en el 2018 a 44,829, lo que significó un incremento de 6,295 por ciento de un año a otro.

El medio digital 14ymedio, reportó que desde que el Gobierno de Daniel Ortega informó del libre visado para los cubanos, cuya medida tildó de «manzana envenenada» contra la administración Joe Biden, la búsqueda de boletos para venir a Nicaragua se ha incrementado, pero los isleños se han topado con la decisión de Copa y Conviasa  de no tener fecha ni siquiera cuándo se reanuadaran los vuelos a Managua.

De hecho, Conviasa anunció que retomará vuelos con Nicaragua el próximo 3 de diciembre, pero limitó la ruta solo de Managua-Panamá y no ha dado información sobre cuándo retomará la conexión La Habana-Managua, que era el principal atractivo para Nicaragua, porque si bien Cuba no es emisor de turistas para el país, este puente había permitido que cubanos llegaran a Managua para hacer compras en el mercado Oriental y otros comercios.

Lea además: Cámara de Turismo pide al Gobierno restablecer todas las aerolíneas y revisar requisitos de ingreso al país

El medio 14ymedio informó ayer que la falta de vuelos Managua-La Habana, que también es considerada una ruta de escape de los cubanos que buscan llegar a Estados Unidos huyendo de la dictadura y la crisis económica, había ocasionado indignación en la isla lo que provocó que decenas de personas se apostaran en las afueras de las agencias de viajes para presionar por la reactivación de la conexión.

«La ruta de taxis privados que llevan hasta el lugar (las agencias de viajes) también estaban repletas de viajeros que se dirigían hacia el que se ha convertido en el punto de mayor confluencia de la capital cubana, donde la cola no es para comprar alimentos sino un ticket de avión que algunos consideran el primer paso hacia la emigración», relata el medio cubano al describir la desesperación de los isleños para viajar a Nicaragua.

Y agrega: «En las calles habaneras ya es fácil escuchar sin necesidad de buscarlas conversaciones en las que se habla de viajar hasta Nicaragua gracias a la manzana envenenada de Ortega para Biden».

Avalancha puede llegar desde Panamá

Pero la oleada de cubanos puede estar más cerca de lo que parece, pese a la falta de conexión directa Managua- La Habana. La embajada de Panamá en Cuba emitió un comunicado donde informó que los cubanos no requieren de visado para viajar de tránsito a ese país. La escala no puede exceder las 12 horas de espera, aclaró. Esto, entonces, facilitaría la oleada de cubanos a través de Copa o Conviasa, que empezará vuelos en diciembre.

«Los pasajeros en tránsito son todas aquellas personas que ingresan a Panamá por la vía aérea con el fin de seguir viaje a otro país», afirmó la sede diplomática según divulgaron medios de ese país que incluso explicaron rutas para llegar a Managua vía Ciudad de Panamá.

«Ahora con la eliminación del requisito de visa, podría esperarse una avalancha de cubanos en Nicaragua. Turismo de compras o intenciones migratorias serían las principales motivaciones de los antillanos», publicó el medio directoriocubano.info tras explicar la ruta para llegar a Managua.

Según la revista ADN Cuba, en la isla a los cubanos que viajan con fines comerciales usualmente se les conoce como “las mulas”, pues realizan turismo comercial yendo y viniendo de países que les prestan en primer lugar facilidades migratorias por las relaciones políticas con Cuba, en segundo lugar pocas restricciones comerciales y por supuesto, amplia oferta de productos y bajos costos.

La apuesta de Ortega viene desde el 2019

Pero más allá de ello, lo cierto es que el anuncio del régimen de Ortega de facilitar el ingreso de cubanos al país se convirtió en una apuesta que nació en el 2019, también en plena disputa con Estados Unidos, lo que ha ocasionado que Cuba sea el primer destino de origen de viajeros desde el Caribe, que al igual que Nicaragua también depende del turismo.

En el 2019, cuando Ortega anunció que los cubanos solo requerirían tener un pasaporte válido, llenar unos formularios y mostrar interés de hacer compras en Nicaragua, así como pagar una tasa consultar de un poco más de 17 dólares, al país ingresaron más cubanos que turistas de países con alto poder adquisitivo, como los europeos, canadienses y sudamericanos.

Por ejemplo, en ese año llegaron 25,644 canadienses frente a los 44,829 cubanos; 14,832 mexicanos; incluso supera el número de viajeros desde Panamá, cuando apenas ingresaron 30,160 turistas.

El número de llegada de caribeños supera a las naciones europeas comparando viajeros por cada país. En el 2019, antes del impacto de la pandemia y cuando se facilitaron los ingresos a los cubanos, de España vinieron 14,757 turistas, el nivel más alto respecto al resto de países que conforman el bloque europeo. De Alemania llegaron 8,911 viajeros a Nicaragua.

Lea además: En veremos el retorno de aerolíneas de EE. UU., mientras finanzas del aeropuerto Augusto C. Sandino no levantan cabeza

Tal ha sido el impacto de la política de Ortega con Cuba, que en el 2019 del total de viajeros desde el Caribe (47,860), el 94 por ciento llegó desde La Habana, algo que hasta ese año no se había observado porque los flujos de viajeros no superaban cada año ni los 2,000 cubanos.

La tendencia en el 2020 se mantuvo, pese al impacto de la pandemia. Aunque hubo una reducción, los viajeros cubanos seguían superando a los que venían de naciones con turistas de mayor poder adquisitivo. El año pasado, según el anuario estadístico, ingresaron 17,049 cubanos, casi el cien por ciento proveniente de esa región del mundo.

El ingreso de cubanos el año pasado representó un poco más del 70 por ciento del total de turistas que vinieron de Europa, el cual ascendió a 22,418.

Antes de las políticas de Ortega, adoptada en el 2019, desde el Caribe la llegada de viajeros era mínima, siendo República Dominicana el primer emisor para Nicaragua.

El libre ingreso anunciado por el régimen de Ortega esta semana, que ha ocasionado fuertes críticas desde Estados Unidos, se convierte en la ruta más fácil y accesible para los cubanos que cada año buscan huir de la dictadura y las penurias económicas y salen tras el «sueño americano».

Hasta ahora en Centroamérica todos los países tienen política de visados, incluso en su mayoría de América Latina. Existen algunas exenciones, pero solo se aplican a los titulares de pasaportes diplomáticos, oficiales y de servicio, según información del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba.

De esta manera Nicaragua se convirtió en el primer de país de América Latina, sin incluir el Caribe, de no exigir visado a los cubanos. El sector turístico nicaragüense en ocasiones anteriores ha señalado que este tipo de viajeros no es el que necesita la industria del descanso para recuperarse de los estragos de tres años de recesión, lo que confirmaría que la estrategia del Gobierno no está pensada para ayudar al sector local.

Le puede interesar: Nicaragua está a un paso de no recuperar este año las aerolíneas claves de Estados Unidos

El régimen de Ortega, con su violencia estatal, ha ocasionado un fuerte deterioro de la imagen país lo que ha provocado que los países, incluido Estados Unidos, emita alertas de viajes aconsejando a sus ciudadanos a no venir al país porque se exponen a múltiples riesgos. Ortega ha respondido a uno de los mayores temores de Estados Unidos: alentar la inmigración facilitando la ruta de acceso, lo que ha sido fustigado en Washington.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: