14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!
Erica María Guevara Mercado, de 40 años, fue una de las tres fallecidas en el accidente del pasado 28 de septiembre en Piedra Quemada, Nindirí. LA PRENSA/Cortesía

Erica María Guevara Mercado, de 40 años, fue una de las tres fallecidas en el accidente del pasado 28 de septiembre en Piedra Quemada, Nindirí. LA PRENSA/Cortesía

«¿Cómo es posible que una persona que mató a tres esté libre?». Familiares de fallecidos en accidente reclaman justicia

En Piedra Quemada, Nindirí, fallecieron madre, hijo y sobrina el pasado 28 de septiembre. La familia denuncia que la conductora que los arrolló está libre porque "es sandinista"

Contenido Exclusivo CONTENIDO EXCLUSIVO.

El día que murió Erica María Guevara Mercado junto a su hijo de 7 años y una sobrina de 13, el bus en el que viajaban no se detuvo en el kilómetro 21 de la Carretera a Masaya, donde le habían hecho parada. El busero se pasó de la entrada de Piedra Quemada y los dejó un kilómetro más adelante.

A la mujer de 40 años no le tocó más que caminar junto a su hijo Gonzalo Miguel Duarte, su otra hija de 18 años y su sobrina Cindy Galán Guevara. «El hombre malcriado le dijo que no podía dejarla ahí en la parada, entonces el bus pasó de viaje a dejarla al (kilómetro) 20, se apearon, ellos venían por ahí, cuando la camioneta apareció, dicen que la camioneta venía que era el Judas y se los pasó llevando», relata Cruz del Carmen Mercado, madre de Guevara.

Quien contó los últimos momentos de su vida a su familia fue la hija de Erica, la joven de 18 años que sobrevivió a la tragedia que enluta a la familia originaria de Piedra Quemada, Nindirí.

Lea también: Tres fallecidos en accidente de tránsito en Carretera a Masaya

«Ella fue la que se salvó, la mujer (conductora) se salió de la carretera y ella se tira (a un lado), mi esposa al verla lo que hizo fue agarrar al niño, pero ya no pudo salvarlo”, cuenta Gonzalo Duarte, esposo de Erica. Duarte hace una larga pausa mientras cuenta lo sucedido, las lágrimas no paran de caer en su rostro. «Ella lo quiso proteger, pero ya no pudo”, añade antes de perderse en su dolor.

Cruz del Carmen Mercado y Alfredo Guevara, padres de Erica Guevara y abuelos de los menores fallecidos. LA PRENSA

Camioneta los embistió

Erica Guevara y su familia fallecieron en un accidente de tránsito ocurrido al mediodía del pasado 28 de septiembre. La familia regresaba de ver al hijo mayor de Erica que está preso en Masaya, cuando bajaron del autobús, caminaron a un lado de la carretera y fueron arrollados por una camioneta conducida por Sherly Lianuska Arcia Márquez, de 35 años, quien según la Policía conducía a «exceso de velocidad».

Los cuatro peatones iban en dirección de Managua hacia Masaya, y la camioneta iba en sentido contrario. La hija de Erica, de 18 años, vio de frente como la camioneta se salía de la carretera e iba directo a ellos; la joven logró tirarse, no así su mamá y los dos menores que la acompañaban.

La conductora de la camioneta placas M 042455 huyó del lugar en otro vehículo y luego fue detenida por otros conductores que le dieron persecución hasta el kilómetro 14 de la Carretera a Masaya.

Lea además: Rastra impacta en vivienda y mata a niño de 10 años

La camioneta que embistió a la familia. LA PRENSA/Cortesía

“La pobre (Erica) le quebraron los dos pies, la parte de la cabeza la tenía desbaratada, quebrada su mano”, recuerda Gonzalo Duarte, de 35 años. Él se encontraba trabajando en Managua cuando le avisaron de la tragedia. La señora a la que le estaba limpiando el techo le dio 300 córdobas para que tomara un taxi y llegara más rápido al lugar. «Ella huyó y la agarraron por el (kilómetro) 14, no tuvo ni la voluntad ni el corazón de recoger a mi niño y llevarlo a un hospital, descaradamente huyó», añade Duarte.

¿Conductora en libertad?

La familia de Erica no ha visto a Sherly Arcia porque no estuvieron en la audiencia preliminar del caso. Pero esperan verla este 14 de octubre que se celebre la audiencia inicial en el Juzgado Local de Nindirí.

“Que es hipertensa, que está lesionada, es sandinista, no está detenida”, expresa Gonzalo Duarte, esposo de Erica y padre del menor de 7 años. Lo único que la familia conoce es que Arcia no está detenida en la delegación policial de Nindirí. “Que la mujer está libre dicen, porque es allegada al sandinismo, algo así”, añade Duarte.

Puede interesarle: Técnico dental acusado de matar a joven nicaragüense en Panamá y tirarla a tanque séptico fue su vecino

Imágenes duras, una familiar llora sobre los cadáveres de sus seres queridos. LA PRENSA/Cortesía

«¿Cómo es posible que una persona que mató a tres personas esté libre?», se pregunta en medio de lágrimas afuera de la vivienda en la que convivía con sus hijos y esposa en Piedra Quemada.

Familia humilde

«Ella (conductora) dijo como que tuvo un bajón de azúcar, pero venía a alta velocidad. Otros dijeron que venía usando el celular, no se sabe», manifiesta Alfredo Guevara, padre de Erica y abuelo de los dos menores fallecidos. “Entonces, ¿por qué huyó?, si no tenía culpa», se pregunta el señor de 78 años.

Para el anciano fue muy duro ver los tres ataúdes juntos en el patio de su humilde vivienda. «Nunca antes miré eso», dice mientras camina con dificultad y muestra donde colocaron los féretros para velarlos. «Anante estoy con vida», declara, ya que ha estado muy enfermo y tuvo punto de derrame.

La familia de Erica Guevara vive en una casa construida de zinc. Sus padres desconocen cómo va el proceso legal, no saben leer y todo lo dejaron en manos de Gonzalo Duarte (esposo de Erica) y del abuelo de la adolescente fallecida también en el accidente.

Lea también: Bailarina estafa a su pareja con 14,605 dólares haciéndole creer que tenía cáncer

Cindy Galán Guevara cuando era una niña. La menor acompañaba a su tía el día del accidente. LA PRENSA/Cortesía

Erica vivía con sus tres hijos y su esposo a unos 300 metros de la casa de sus padres, y a unos 300 metros de la entrada a la comunidad de Piedra Quemada. Era ama de casa, criaba a sus hijos y también estaba pendiente de algunos animalitos que tenía en su terreno: unos cerdos y gallinas, y de unos siembros. Mientras que su esposo trabaja «en el campo, con el machete».

Hijos con trauma

La sobreviviente del accidente todavía tiene excoriaciones grandes en el brazo derecho. Su papá cuenta que ella no quiere ir a clases después de lo ocurrido.

El otro hijo de Erica, de 12 años, también ha sufrido la ausencia de su mamá, se ha desmayado en un par de ocasiones. Su padre lo llevó donde una doctora. «Anteayer quiso ir (a clases) y se desmayó en la escuela. No va a seguir. Él no llora, se ha guardado todo eso y me dijo (la doctora) que si seguía así que le fuera a hacer unos exámenes», explica Gonzalo Duarte.

Lea también: El expolicía señalado de liderar una banda que asaltaba simulando allanamientos policiales

“Lo que quiero es que se haga justicia y pague por todo lo que hizo”, sentencia Duarte, quien tenía 18 años de convivir con Erica.

La familia Guevara Mercado es humilde, viven en la comarca Piedra Quemada. LA PRENSA

Para este jueves la familia de Erica planea asistir a los juzgados para ver por primera vez a Sherly Arcia. Cuando les avisaron del accidente, a pesar que no estaban lejos del lugar, la Policía ya se había llevado a la conductora.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: