14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!
Artistas

Cuatro artistas comparten cómo es la realidad de la sobrevivencia en sus profesiones.

El drama de los que hacen arte por pasión y no cuentan con seguro médico

El covid vino a arrasar con muchas vidas y con ello se sumó el desempleo, uno de los gremios más golpeados es el de los artistas, muchos de ellos no cuentan con seguro para la salud

Uno de los gremios que ha sido golpeado fuertemente tras la llegada del covid-19 es el artístico, el que ya venía sufriendo estragos desde la situación sociopolítica del 2018. Que un artista se enferme provoca todo un desorden financiero en la familia, pues los gastos aumentan y lo poco que se gana no da ni para los medicamentos y en otro de los casos las familias se terminan endeudando.

Miguel Ángel Lanuza Palacios, mejor conocido en el ámbito musical como Ángel Mick, es un joven productor musical y cantante, que a sus cortos 20 años ya había logrado posicionarse muy bien en el ámbito musical nacional e internacional.

Miguel Ángel Lanuza Palacios, mejor conocido en el ámbito musical como "Ángel Mick". LA PRENSA/Archivo
Miguel Ángel Lanuza Palacios, mejor conocido en el ámbito musical como Ángel Mick. LA PRENSA/Archivo

De sus 31 años de edad, 11 los ha dedicado al mundo musical. De los ingresos obtenidos durante ese tiempo asegura que nunca ha cotizado al Seguro Social. «Siempre sigo en la música, generando ingresos a través de la producción, no tanto así de conciertos, no he cotizado porque tal vez nos duele deshacernos de lo poquito que se gana, tener que ir a pagar una cuota porque algo que en el momento consideramos que no lo vamos a ocupar, porque uno dice no me voy a enfermar…», refiere.

Ángel Mick hace un llamado a las personas que todavía se burlan del covid y les aconseja que lo tomen muy en serio. «Lo viví en carne propia, hace poco estuve con covid y fue una situación muy difícil para mí, conozco de personas que me han contado que solo les dio una leve tos, una gripe, pero en mi caso fue muy diferente, fue muy agresivo, estuve mucho tiempo en cama, una situación bien complicada realmente. Yo les recomiendo que tomen las medidas, que se cuiden mucho y ahora más que nunca que hay repunte, muchas personas conocidas mías han estado muriendo, uno cree que es algo leve, pero te puede agarrar, tumbar y mandar a la tumba, amerita que lo vean con respeto y responsabilidad», aconseja el joven granadino. Sus últimos dos sencillos son Jamaica y Bonita y sin novio que cuenta con videos en YouTube.

Lea además: Artistas nacionales que perdieron la batalla contra la covid-19, los que le ganaron y los que luchan por su vida

El artista considera que el tema de la salud es responsabilidad de cada persona. «A veces es cuestión de organizarse y priorizar el tema de la salud, las personas jóvenes somos un poco arrogantes en ese sentido, creemos que nunca nos va a pasar nada, que nunca nos vamos a enfermar, tal vez si no podés cotizar, no tenés seguro, poder ahorrar lo más que se pueda y tener un fondo para atenderte en un tipo de emergencia de salud, no tenemos ese tipo de cuidados, es como una reflexión que me quedó a mí de todo esto, invertir en la salud, es importante», manifiesta.

Sobre el sistema de salud refiere que, «el problema no es terminar en un hospital público, el problema es que muchas veces los hospitales públicos no tienen las condiciones para poder atender a las personas y además no solamente hablando de infraestructura y un tema de equipos médicos, yo siento que deja mucho que desear la atención que brinda el personal médico en los hospitales públicos, un trato bastante deshumanizado, pueden ver que te estás muriendo y no hacen nada, es muy deficiente el sistema de salud», refiere.

¿En el contexto que estamos con la situación sanitaria y desempleo a raíz de la crisis sociopolítica, se cancelaron muchas presentaciones, conciertos, cómo les ha golpeado esta situación?

«En general, los artistas de presentaciones y conciertos no generan muchos ingresos, por suerte para mí, como también aparte de ser cantante, soy productor, entonces me logro sustentar con el trabajo que hago en mi estudio de grabación y las producciones que hago, porque si fuera totalmente dependiente de los conciertos sí me la vería más difícil».

Escenario para contagios

Por su parte, la periodista y promotora cultural Waleska Cisne lamenta la situación de los artistas nicaragüenses al enfermarse y no contar con un seguro médico. «Es triste la realidad de los artistas nacionales en general, incluso desde antes de la pandemia, pero debido a ello se ha empeorado», dice.

La periodista y promotora cultural Waleska Cisne. LA PRENSA/Cortesía
La periodista y promotora cultural Waleska Cisne. LA PRENSA/Cortesía

Añade que la falta de actividades (conciertos, exposiciones, presentaciones de teatro, danza, etc.),  ha mermado los ingresos económicos para los artistas, «ha sido un golpe durísimo para ellos y ellas. He sabido de muchos que se han reinventado y han emprendido en otros menesteres, ya que no han podido conseguir plata en sus profesiones. Ahora, el artista tiene que trabajar para comer y pagar sus cuentas y si realiza un evento en un local, es un riesgo enorme ya que mucha gente no cumple con las normas sanitarias y esto se convierte en el escenario perfecto para contagios. Ahí el dilema entonces, ¿cómo pueden hacer los artistas para realizar sus eventos de manera segura?», se pregunta.

Cisne actualmente trabaja en Música en los Barrios (MelB) en Managua, Escuela de Música que pertenece a la Fundación Casa de los Tres Mundos, como asistente de la dirección y responsable de comunicaciones.

Se inició en el ámbito cultural en el 2001, cuando regresó de estudiar Publicidad en México. De esos 20 años, ha cotizado la mitad en tres diferentes trabajos que ha tenido.

«Estamos dando nuestras clases de manera virtual desde hace meses, debido a la pandemia. Y los conciertos que hacíamos presenciales durante el año, los estamos haciendo virtual (pregrabados), experiencia nueva para nosotros, para nuestros estudiantes y maestros, pero creemos que es lo más seguro. Ya hemos realizado 4 conciertos de esta forma y están en nuestro canal de YouTube, creemos también importante, por la salud mental y anímica de todos, no perder la energía y seguir trabajando hasta donde se pueda, desde nuestras casas», indica.

La promotora nicaragüense llama a cuidarse y tomar las medidas sanitarias indicadas. «He leído y escuchado muchos comentarios de personas que están en contra de las vacunas, de utilizar mascarillas y de respetar el distanciamiento y eso me da angustia, dolor y enojo, porque por personas como esas, es que esta pandemia está fuera de control. Lamentablemente, hasta que les toque a ellos vivir una experiencia dura, es que tal vez creerán», refiere indignada.

Lea también: Luis Pastor González: «He tratado de que la pandemia no venza los proyectos culturales»

Cisne a inicios de la pandemia perdió a un primo y hace un mes a su segunda madre (tía). «Ha sido doloroso para toda nuestra familia, sin mencionar un sinnúmero de amigos y conocidos que el covid los ha vencido, mi consejo es que no esperen a que alguien de su familia o ustedes mismos se enfermen. No ignoren las alertas. Prevengan, cuídense y respeten la vida de los suyos y de los demás», aconseja.

Teatro con medidas

Actor, docente universitario y director del colectivo artístico Los Ilustres Desconocidos, Nabucodonosor Ganímedez Morales, de 37 años, ha dedicado 15 años al mundo de las tablas.

Haciendo frente a las crisis de la pandemia, el colectivo artístico regresó en abril pasado con Oveja negra, aplaudida obra de stand up comedy estelarizada por los talentosos comediantes, Nabucodonosor Ganímedez Morales y Romel Martínez.

El actor, docente universitario y director del colectivo artístico Los Ilustres Desconocidos. Nabucodonor Ganímedez Morales. LA PRENSA/Cortesía
El actor, docente universitario y director del colectivo artístico Los Ilustres Desconocidos. Nabucodonosor Ganímedez Morales. LA PRENSA/Cortesía

«Nuestro secreto es que en tiempo de crisis el humor ha sido el remedio», dice. Esta comedia de humor y sarcasmo se estrenó en 2018, en el contexto de la crisis que entonces vivía el país. Ellos continúan haciendo teatro, tomando las medidas sanitarias. Recientemente estrenaron La ópera de 3 centavos, del dramaturgo Bertolt Brecht, una propuesta de teatro épico, en la Biblioteca Alemana Nicaragüense.

Ganímedez Morales asegura que todo lo que se ha vivido con la llegada de la pandemia y lo que vive Nicaragua desde mucho más antes le sirvió para reinventarse.

«En el año 2020 nos sirvió para reinventarnos y hacernos aliados de las redes sociales, evidenciando que en nuestro país muchos artistas no han desarrollado herramientas para la evolución del producto artístico… y por otro lado el público en su mayoría no está interesado en pagar por ver material en línea o por lo menos material nicaragüense, es claro que hay una subestimación al arte nacional, en este 2021 la cosa está peor, ya que estamos en un ambiente hostil por las elecciones, esto ha llevado a segmentar espacios, medios de divulgación y la situación sanitaria impide que nosotros ejerzamos nuestra profesión, en espacios nocturnos (bares, food park)», lamenta.

El artista teatral hace un llamado a cuidarse a los nicaragüenses para evitar la propagación del covid.  «Es el momento de hacer la diferencia e iniciar a cuidarnos, a nuestro entorno, ser responsables con los demás , en nuestra economía frágil es difícil pedir cuarentena para nosotros como artistas independientes igual ya que dependemos de nuestros eventos, es el momento de suspender por la preservación y es el momento que el gremio se una y realice opciones de entretenimiento sano y reeducar a nuestros públicos el apoyo al arte, es triste, pero la gente llega a los eventos por el consumo de licor en bares», finaliza.

Un grande de la música clásica

Por su parte el tenor y compositor Mario Rocha, con  26 años de carrera artística y desde el exilio, refiere que por 17 años ha cotizado en Nicaragua y ahora en el exilio lleva un año cotizando en la caja costarricense de Seguro Social.

Estudió Administración de Empresas y Música, ambas a nivel de licenciatura. «He sido músico toda mi vida. Solamente ejercí como administrador de empresas de 2001 a 2004 cuando trabajé en la Alcaldía Municipal de Boaco», cuenta.

El maestro de canto lírico Mario Rocha. LA PRENSA/Cortesía

Sobre las precariedades que pasan los músicos pinoleros, refiere que «los músicos en su mayoría pertenecen a un gremio informal porque no están organizados, muy poco se ha tratado sobre este tema. La vida del músico en Nicaragua es muy precaria porque no se goza de trabajos estables que le permitan ganarse la vida dignamente al artista», indicó.

Añadió que «con la actual situación de pandemia que atraviesa Nicaragua, muchos colegas sufren con la contaminación del covid-19 y están a expensas de lo que el sistema de salud público de Nicaragua le pueda o le quiera dar».

«Aquí tratamos de cuidarnos en lo mayormente posible y cuidar a los demás. La sensibilización que ha realizado Costa Rica a su población con respecto al tema ha sido ardua, no así la dictadura OrMu dentro de Nicaragua que irresponsablemente más bien favorece la propagación del virus y contaminación del pueblo con las convocatorias que realiza para realizar actividades masivas. Se ven los videos donde la gente asiste sin ninguna protección», expresó con molestia.

Sobre el seguro médico, del cual no todos los artistas gozan, Rocha refiere que el músico nicaragüense en su mayoría vive el día a día y difícilmente pueda tener un ahorro que lo respalde para una crisis de esta índole.

«En mi caso tuve que reinventarme en todos los aspectos posibles desde mi profesión como músico para seguir resistiendo y sobrevivir a la crisis del covid, todo ello me conllevó a cambios sustanciales que me permitieron salir adelante, tomando actitud positiva ante la nueva realidad para poder sobrellevar la situación. Tuve que aprender nuevas cosas, como el manejo de las tecnologías para editar audios, videos, etc., hasta el manejo de las redes sociales eficiente para venderme mejor como artista y educador», manifiesta.

Para finalizar hizo un llamado urgente a los nicaragüenses a que tomen conciencia del riesgo que conlleva el no cumplir con el protocolo correspondiente, «distanciamiento social, lavado de manos constante y uso de la mascarilla. Protegiendo nuestras vidas, protejamos las de los demás», finalizó.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: