14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!

Médico infectólogo Carlos Quant saliendo del Conchita Palacios,. LA PRENSA/Wilmer López

Minsa cita a médicos para cuestionarles sobre sus declaraciones por la pandemia y «recordarles» la Ley de Ciberdelitos

Los doctores independientes José Luis Borgen y Carlos Quant fueron citados «de carácter obligatorio» a la Dirección de Regulación Sanitaria. Borgen afirmó que las autoridades le dijeron que "hay que tener cuidado con las declaraciones y recordar la Ley de Ciberdelitos"

Los médicos independientes José Luis Borgen y Carlos Quant comparecieron «con carácter obligatorio» este jueves ante la Dirección de Regulación Sanitaria y la Dirección de Asesoría Legal del Ministerio de Salud (Minsa) para ser cuestionados por las valoraciones técnicas que brindan sobre la pandemia a los medios de comunicación y les «recordaron» la existencia de la Ley de Ciberdelitos.

Las citatorias se llevaron a cabo en la sala de la Dirección de Regulación Sanitaria del Minsa, ubicada en el Complejo Nacional de Salud Concepción Palacios, mejor conocido como Conchita Palacios.

Al salir de la entrevista, que duró cerca de media hora, el doctor Borgen comentó que los funcionarios públicos le advirtieron que «tuviera cuidado» con las declaraciones que emite a los medios de comunicación con relación al manejo del Covid-19 en Nicaragua y lo amenazaron con aplicarle la Ley de Ciberdelitos en caso de incurrir a «noticias falsas que crean alarma en la población».

«Lo que me dijeron básicamente es que en las expresiones que estoy dando en algunas entrevistas estoy diciendo cosas falsas que están creando alarma en la población y prácticamente recordarme la Ley de Ciberdelitos o ‘Ley Mordaza’, que el Minsa emite sus mensajes semanales y que esa es la información que se debe de manejar», declaró el médico independiente.

Doctor José Luis Borgen ingresando al Conchita Palacios. LA PRENSA/Wilmer López.

Lea también: Doctor Borgen al salir de la Fiscalía: «Me obligaron a entregar el diagnóstico de María Asunción Moreno»

Agregó que los funcionarios le manifestaron que como institución el Minsa tiene la «potestad» de revisar los consultorios de cada médico. «Lo que les dije es que cuando uno da opiniones sobre cómo se maneja la pandemia es para que el Gobierno o el Minsa corrija y que trate de trabajar en consenso con todos los que estamos abocados a garantizar la salud de la población», manifestó Borgen.

«Nosotros no diseminamos información falsa»

A las 4:00 de la tarde del mismo jueves también fue citado el médico infectólogo Carlos Quant, quien es miembro del Comité Científico Multidisciplinario (CCM), organización médica independiente que surgió de forma espontánea como una iniciativa médica para atender y dar respuesta desde sus especialidades sobre la pandemia del Covid-19.

A su salida del Complejo, el especialista manifestó que las autoridades sanitarias también le mencionaron que varios médicos han emitido información falsa sobre el comportamiento de la pandemia y le recalcaron que la única fuente oficial encargada de brindar información sobre el tema es el Ministerio de Salud.

«Obviamente yo no me siento amenazado ni mucho menos porque no ando diseminando información falsa. No sé cuál es la razón de esta citatoria, nosotros solo tratamos de brindar información de protección sobre la pandemia para que el virus impacte menos en la población, es decir, la idea incluso es coadyuvar al Minsa para que no impacte sobremanera el impacto de la epidemia», recalcó Quant.

Puede interesarle: Minsa calla sobre caso de variante delta detectado en Costa Rica y vinculado a Nicaragua

Esta narrativa emitida por el Minsa al gremio médico independiente se da unas semanas después de que la vicepresidenta designada, Rosario Murillo, manifestara enfáticamente que esta institución sanitaria  es la única autorizada para emitir información sobre temas de salud. Esto después de que médicos alertaran sobre el aumento de contagios y hospitalizaciones a causa del Covid-19.

Médico infectólogo Carlos Quant, tras su salida del Conchita Palacios. LA PRENSA/Wilmer López.

«En el sentido de que el Minsa es el que tiene la autoridad estamos total y absolutamente de acuerdo, pero nosotros le dijimos que la idea es coadyuvar en el control de la pandemia y lo que hace falta es un poquito más de información e incluso apoyar en ese sentido, pero como no hay muchos datos de cómo se comporta la epidemia, a lo mejor algunos colegas especulan alrededor de esto, pero nosotros nos limitamos a la información disponible», aclaró Quant.

Llamadas antes de citatoria formal

En el caso del doctor Quant, fue el único que recibió inicialmente la citatoria vía correo electrónico, a diferencia del doctor Borgen quien denunció que su cita se hizo de manera verbal, vía telefónica, hecha por el señor José Adán Fletes, quien se identificó como asesor legal del Minsa y le informó que debería presentarse a las instalaciones del Conchita Palacios. «Cuando le pregunté ¿cuál era el motivo?, me dijo que cuando estuviera ahí me iba a explicar».

Tras recibir esta citatoria verbal, Borgen solicitó que le enviarán una carta membretada puesto que «esa informalidad no es correcta». «Sin embargo, hoy en la mañana me volvió a llamar el asesor legal, dice que me mandó una comunicación a través de mi correo electrónico, pero le expliqué que no accedo a mi correo desde hace meses, porque la contraseña no me la acepta, así que debo de tener más de mil mensajes sin ver, y no he creado otro. Así que pedí que me enviaran físicamente la carta a mi casa».

Una fuente cercana a los médicos independientes confió a este Diario que hay al menos otros tres galenos que han recibido la misma notificación en físico.

Citado ante la Fiscalía

El pasado 13 de julio el doctor Borgen, miembro de la Unidad Gremial por Nicaragua, organismo que también es parte de la Unidad Médica Nicaragüense (UMN), llegó al Ministerio Público respondiendo a la citatoria que recibió para entrevista relacionada con una consulta médica que brindó a la precandidata presidencial María Asunción Moreno el pasado 10 de julio.

Al salir de la Fiscalía, Borgen expuso que durante la hora y media de entrevista los fiscales lo interrogaron por la orden de reposo de 15 días que extendió a Asunción Moreno. El galeno agregó que la ciudadana ameritaba «reposo absoluto y tratamiento médico»  por una infección severa, eso fue lo que explicó a los funcionarios del Ministerio Público.

Borgen detalló que como parte de la entrevista los fiscales lo obligaron a presentar como «prueba» el diagnóstico médico que realizó a la doctora María Asunción Moreno, revelar el padecimiento y de paso explicarlo, violando de esta manera —dice el especialista— la confidencialidad que existe entre médico y paciente.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: