14
días
han pasado desde el arresto de nuestro gerente Juan Lorenzo Holmann, y la toma de las instalaciones. Nuestra Redacción está hoy en el exilio. ¿Vas a permitir que la dictadura se salga con la suya?

El dictador Daniel Ortega se ha blindado con un “combo” de leyes represivas que le servirán como armas en contra de los opositores a su régimen. LAPRENSA/ARCHIVO

La diplomacia del “limosnero y garrote” que practica Daniel Ortega

El economista Róger Arteaga valoró que todas las acciones y actitudes de Ortega desde 2018 le están pasando la cuenta a Nicaragua en los momentos más críticos que vive el país

En los últimos dos años, el dictador Daniel Ortega no ha escatimado en insultos contra los Estados Unidos, la Unión Europea y organismos internacionales, pero paradójicamente no se ruboriza para pedir recursos a estos “países ricos”, como los llama en sus discursos, y también a las organizaciones que incluso ha expulsado del país por demandar respeto a los derechos humanos.

Lea también: Dictadura continúa haciendo proselitismo político con emergencia por huracán Iota

El economista Róger Arteaga valoró que todas las acciones y actitudes de Ortega desde 2018 le están pasando la cuenta a Nicaragua en los momentos más críticos que vive el país, porque los organismos internacionales no quieren entregar la ayuda, mientras esté el régimen de Ortega en el poder.

Arteaga reveló que este miércoles 18 de noviembre, la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo (USAID) envió un equipo de asistencia para respuesta ante desastres por la sucesión de huracanes en Centroamérica y asignó 17 millones de dólares para Nicaragua, Honduras y Guatemala. La distribución de esos fondos es 8.5 millones para para Honduras, 7 millones para Guatemala y 1.5 millones para Nicaragua.

“La comunidad internacional no ve con buenos ojos a la Administración de Ortega y de acuerdo a eso es que distribuye la ayuda y entonces los afectados son los nicaragüenses, que no pueden recibir la ayuda que la comunidad internacional quiere dar. Pero el obstáculo para darlo se llama Daniel Ortega Saavedra y Rosario Murillo. (…) Esa es la historia de lo que está ocurriendo en Nicaragua, por una persona, no están recibiendo ayuda los que lo necesitan en Nicaragua”, aseguró Arteaga.

El pasado lunes 16 de noviembre, Ortega se mostró desesperado por recursos económicos de la comunidad internacional  durante una videoconferencia ante el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), en momentos que ya había causado grandes daños el huracán Eta y estaba por llegar al país el huracán Iota, que oficialmente este miércoles se anunció que dejó 16 muertos.

Los ofende y luego les extiende la mano

Pero en vez de pedir ayuda con un discurso serio, claro y responsable, Ortega ante todo señala que los “países ricos” invierten en armas para hacer la guerra a otros paísesdestaca que no han podido superar la pandemia del Covid-19, que han tenido miles de muertos, que son colonizadores, injerencistas, etcétera.

Arteaga dijo que con esa actitud pareciera que a Ortega no le importa nada. “Ortega está obstaculizando la ayuda y se reconoce que hay países que quieren ayudar a la población de Nicaragua. Sin embargo, al gobernante no le importa nadie más que su familia y mantenerse en el poder”, dijo Arteaga.

El opositor y exdiplomático, Carlos Tünnermann Bernheim, manifestó que el régimen de Ortega ha indispuesto a la comunidad internacional debido a esta actitud, pero también consideró que los países que quieren ayudar a Nicaragua piensan en el pueblo y no en los arrebatos del régimen.

“A nivel internacional ofende, molesta, pero en estos momentos esos gobiernos son gobiernos maduros, que saben que el destinatario de ayuda es el pueblo de Nicaragua y tienen que estar seguros que ese pueblo lo va a recibir. En consecuencia, en estos momentos deben dejar aparte lo que Ortega y piensen que el pueblo necesita esa cooperación en estos momentos tan difíciles”, dijo Tünnermann.

Asimismo manifestó que Ortega debe moderar su lenguaje para no seguir perjudicando al pueblo de Nicaragua, por eso la ayuda de Nicaragua puede ser menor o muy condicionada. “En este momento Ortega debe actuar como un gobierno responsable y dejarse de estar atacando a los que posiblemente tienen más posibilidad de ayudar”, dijo Tünnermann.

Los discursos antimperialistas de Ortega dirigidos a Estados Unidos son comunes y corrientes, aunque ese país es su primer socio comercial y uno de los principales cooperantes. A la Unión Europea la llegó a calificar de “fascistas, esclavistas, genocidas” en un discurso del 9 de noviembre de 2018, tras la presentación de un informe que confirmó la represión armada contra las protestas civiles ese año.

Lea además: Dictador Daniel Ortega insulta a la Unión Europea pero pide apoyo «incondicional» a la comunidad internacional

En ese mismo contexto de 2018, Ortega atacó a las Naciones Unidas, llamándole “infame” e “instrumento de la política de la muerte”, debido al informe que divulgó este organismo confirmando la brutalidad de la represión orteguista contra las protestas. Dos días después expulsó del país al equipo de derechos humanos de la ONU.

Pero a la hora de extender la mano, Ortega olvida la dignidad que pregonan él y su esposa Rosario Murillo, para exigirle a estos mismos que les den financiamiento.

En el pasado acto de aniversario de la Policía, el 1 de octubre, Ortega pidió a “los países desarrollados”, a “las potencias económicas mundiales” que “se reduzca la inversión en armamento militar, para que esos fondos se apliquen a los países en vías de desarrollo, entre los que nos encontramos nosotros”, dijo Ortega.

Política aguaceros ayuda Daniel Ortega Donación emergencia lluvias Nicaragua Rosario Murillo archivo
×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: