14
días
han pasado desde el robo de nuestras instalaciones. No nos rendimos, seguimos comprometidos con informarte.
SUSCRIBITE PARA QUE PODAMOS SEGUIR INFORMANDO.

Guillermo Belt, ex asesor de la OEA

¿Qué significa que Nicaragua esté en la agenda de la próxima Asamblea de la OEA?

El 17 de mayo cinco países solicitaron incorporar en la agenda de la Asamblea General el tema de Nicaragua, aunque no está definido si finalmente se incorporará

La posible inclusión del tema de Nicaragua en la agenda de la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), en su quincuagésimo cuarto (54) período ordinario de sesiones que se realizará del 26 al 28 de junio en Paraguay, permitirá que la crisis sociopolítica del país centroamericano pueda ser abordada al más alto nivel del organismo, a consideración del exasesor de la OEA, Guillermo Belt.

El pasado 17 de mayo, un grupo de países, representados por la Misión Permanente de Canadá ante la OEA, solicitó a la presidencia de la Comisión Preparatoria incluir el tema “La situación en Nicaragua”, en el proyecto de temario de la Asamblea General. Sin embargo, todavía no está definido si se incluirá en la agenda.

El diplomático aseguró a LA PRENSA que de concretarse la incorporación en la agenda, contribuiría a mantener el interés de la comunidad internacional y el foco sobre la situación de Nicaragua, pese a que el país se salió oficialmente del organismo el 21 de noviembre de 2023, una vez cumplidos los dos años desde que el régimen orteguista denunció la carta de la OEA.

Lea también: Asamblea General de la OEA aprueba resolución que expresa alarma por la situación de Nicaragua (2023)

Belt aseguró que un primer interés que mostró la organización sobre Nicaragua fue la creación de un grupo de países voluntarios que darán seguimiento a la situación del país centroamericano ante el Consejo Permanente. Sin embargo, consideró que esto “no se quedó ahí” y que ahora pretenden elevar el tema nuevamente ante la Asamblea General, el máximo órgano de la OEA.

Conferencia de prensa tras la clausura de la 53 Asamblea General de la OEA en Washington DC el 23 de junio de 2023. LA PRENSA/OEA

“Ahora se ha dado un paso más y esta medida es muy importante porque quiere decir que los cinco países consideran que no es suficiente con mantener el ojo puesto sobre Nicaragua a nivel del Consejo Permanente, sino que también conviene que esta situación la vea el máximo órgano de la OEA, que es la Asamblea General, que es una reunión de ministros de Relaciones Exteriores”, dijo Belt.

Esto significa que los cinco países que solicitaron incluir el tema de Nicaragua en la agenda desean que a nivel de cancilleres se discuta la situación que enfrenta el país centroamericano, por lo que consideró que es muy difícil que la Comisión Preparatoria, que es el Consejo permanente, rechace la solicitud de los países.

¿Qué ha pasado en anteriores asambleas generales?

En 2018 la Asamblea General de la OEA abordó por primera vez la crisis de Nicaragua y aprobó una resolución condenando la represión, instando al diálogo y expresando la disposición del organismo para desplegar una misión de observación electoral antes de los comicios.

El 28 de junio de 2019 la Asamblea General aprobó una resolución en la que llamó al Consejo Permanente a realizar gestiones al más alto nivel para una solución pacífica a la crisis en Nicaragua y que se rindiera un informe en un plazo máximo de 75 días. Además, instó a que se retomaran las negociaciones entre la dictadura y la Alianza Cívica.

Lea también: ¿Próxima resolución de la OEA es un paso hacia atrás del organismo frente al régimen?

El 7 de octubre de 2022, la Asamblea General pidió a la dictadura que cesara toda acción violenta, que restablezca los derechos cívicos y políticos, las libertades religiosas y el Estado de derecho. En una resolución aprobada por aclamación antes del cierre de la Asamblea celebrada en Lima, Perú, pidió al régimen acceso pleno a organismos internacionales de derechos humanos.

Sede de la OEA tomada por la dictadura Ortega Murillo. Foto: Archivo.

El 23 de junio de 2023, la Asamblea General aprobó una resolución que reconoce que los miembros del clero y comunidades religiosas “sufren, entre otras cosas, detención arbitraria, hostigamiento y expulsión injustificada”; la seria y sistemática violación del derecho a la libertad religiosa en el ámbito público y privado; el cierre forzoso de centros de enseñanza primaria, secundaria y universitaria creados por la Iglesia católica; el cierre de entidades dedicadas a obras de caridad y asistencia social; la denegación de acceso a lugares de culto y el impedimento de la difusión de creencias religiosas mediante la supresión de medios de comunicación católicos”.

Lea también: OEA pone fin al Grupo de Trabajo sobre Nicaragua y crea un “grupo voluntario” para dar seguimiento a la crisis

“No puedo asegurar qué dirá la Asamblea General, pero puede haber una declaración, se puede aprobar una resolución que exprese el continuo interés de la OEA por la situación de Nicaragua, que reiteren el llamado al retorno al orden constitucional o puede ser algo en esa línea”, dijo Belt al respecto.

Oposición debe aprovechar interés de la OEA

Belt consideró que de quedar el tema de Nicaragua en la agenda de la Asamblea General, la oposición nicaragüense debe aprovechar la oportunidad para hacer incidencia y visibilizar aún más el tema ante la comunidad internacional.

“A mí me gustaría ver una posición común y compartida por el mayor número posible de organizaciones que conforman el amplio universo de la oposición nicaragüense. Por ejemplo, en qué le gustaría ver por parte de la Asamblea General sobre Nicaragua. Ese planteamiento tendría que hacerse ya en un solo texto”, recomendó Belt.

Puede interesarte

×

El contenido de LA PRENSA es el resultado de mucho esfuerzo. Te invitamos a compartirlo y así contribuís a mantener vivo el periodismo independiente en Nicaragua.

Comparte nuestro enlace:

Si aún no sos suscriptor, te invitamos a suscribirte aquí