14
días
han pasado desde el robo de nuestras instalaciones. No nos rendimos, seguimos comprometidos con informarte.
SUSCRIBITE PARA QUE PODAMOS SEGUIR INFORMANDO.

A 18 años del DR-Cafta con EE.UU., ¿por qué el alcance comercial de ese TLC no se repetirá con el acuerdo con China?

El DR-Cafta cumplió 18 años de vigencia, en los que consolidó a Estados Unidos como el principal socio comercial del país, algo similar ocurrió con Costa Rica que tras una década de vigencia de su TLC con China afianzó a ese país como su segundo socio comercial

Tras cumplir 18 años de vigencia el pasado 1 de abril, el Tratado de Libre Comercio entre República Dominicana, Centroamérica y Estados Unidos (conocido como DR-Cafta por sus siglas en inglés), mantiene a Estados Unidos como el principal destino de las exportaciones nicaragüenses. Pero el acuerdo no abrió este mercado, en realidad solo fortaleció la relación, porque desde hace varias décadas ese ya era el principal destino de los productos nicaragüenses. Por tanto, es una tendencia que no se repetirá con el TLC con China ni con ningún otro país, ya que consolidar un socio comercial toma mucho tiempo.

De hecho, desde la entrada en vigencia del acuerdo el 1 de enero de 2006 hasta el año pasado el monto de los envíos a ese país crecieron en 210 por ciento, ya que pasaron de 1,526 millones de dólares a 4,744 millones en 2023. Pese a este crecimiento, diversos análisis señalan que desde la firma del DR-Cafta Estados Unidos ha reducido sus compras a la región, y Nicaragua es el único país que durante los 18 años de vigencia del convenio ha mantenido la balanza comercial a su favor, es decir, le vende más de lo que le compra.

“Solo Nicaragua es el país firmante del DR-Cafta que mantenía, y aún mantiene, una balanza comercial positiva con Estados Unidos, mientras los demás, pasaron de posiciones favorables a ocupar puestos de desventaja comercial”, señaló Antonio Ciriaco, decano de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, Republica Dominicana, a medios de ese país.

Lea además: Cómo impactará a Ortega la entrada en vigencia de los pilares claves del AdA con la Unión Europea

Nicaragua el más beneficiado del DR-Cafta

El catedrático atribuye la ventaja de Nicaragua sobre el resto de países a “tratamientos especiales” que los negociadores del convenio consiguieron para algunos productos. Pero además, advierte que el caso de Nicaragua “no es tan representativo”, ya que su intercambio comercial con Estados Unidos es de los más bajos junto con el de El Salvador.

Las estadísticas confirman que el porcentaje del total de las exportaciones que se coloca en ese mercado se ha reducido. Según registros del Banco Central de Nicaragua (BCN), en 2006 Nicaragua exportó 1,066 millones de dólares en productos bajo el régimen general y 966 millones bajo el régimen de Zona Franca, para una exportación total de 2,032 millones de dólares, y según registro del departamento de Comercio de Estados Unidos, ese año ese país le compró 1,526 millones, que representaron el 75 por ciento del total.

Tras 18 años de vigencia del DR-Cafta, el porcentaje de esas compras se ha reducido, aunque no tanto, como en el resto de países. Según el BCN el año pasado las exportaciones totales sumaron 7,543.3 millones de dólares y el mercado estadounidense —según el Departamento de Comercio de ese país—, absorbió 4,744.4 millones de dólares en productos, monto que equivale al 63 por ciento del total. Es decir, que con respecto a 2006, el año pasado el porcentaje del total de las ventas que se colocó en ese mercado bajó 12 por ciento.

DR-Cafta no abrió mercados, solo consolidó

El 18 aniversario del DR-Cafta también implica un reto para algunos sectores del país, entre ellos el avícola y el arrocero. En el caso del sector avícola desde 2023 concluyó el proceso de desgravación del pollo y quedó liberada la importación de pollo americano. Algo similar ocurre con el arroz, cuyo proceso de desgravación también concluyó en 2023 y quedó libre la importación de arroz estadounidense que por recibir subsidio para su producción en más barato que el producido localmente.

Un estudio realizado por la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades) atribuye la reducción de las compras a diversas causas, entre ellas a que tras la firma del DR-Cafta se debilitó la colaboración público-privada para definir una agenda de acciones para aprovechar el convenio; la atracción de inversiones tuvo un limitado impacto en la mayoría de los países; y el aumento de las regulaciones para el comercio exterior elevó los costos en valor y tiempo.

En relación con lo que dice el catedrático dominicano sobre la poca representatividad del caso de Nicaragua porque es de los países que exporta los montos más bajos, en 2009 cuando el DR-Cafta entró en vigencia para Costa Rica, ese país exportó al mercado estadounidense 5,611.6 millones de dólares y el año pasado 10,459 millones. Es decir, que en trece años de vigencia del convenio consiguió un crecimiento de 86 por ciento en sus ventas y consolidó a Estados Unidos como su principal socio comercial. Pero con montos que representan más del doble de lo que Nicaragua ha vendido siempre a ese país.

Lea además: En descenso uno de los pocos salvavidas del régimen: exportaciones caen, pero perspectivas apuntan a que estas saldrán a flote

China ya era segundo socio de Costa Rica

El mercado estadounidense absorbe cerca de la mitad de las exportaciones totales de Costa Rica y ese país puede servir de ejemplo para lo que puede ocurrir con el Tratado de Libre Comercio (TLC) que Nicaragua firmó con China. En 2007 Costa Rica estableció relaciones diplomáticas con China y en 2010 firmó un TLC con el gigante asiático.

Según la Promotora de Comercio Exterior de Costa Rica (Procomer) las exportaciones a China crecieron a un promedio de 21 por ciento anual. En 2010 cuando entró en vigencia el TLC Costa Rica exportó al mercado chino 1,274.5 millones; entre otros productos mandó: tilapia, camarón, flores, plantas, cacao, yuca, pinturas, chocolates, palmito, ron y cueros.

En 2022 las exportaciones costarricenses al mercado chino sumaron 3,46.7 millones de dólares y los productos que se enviaron fueron entre otros: dispositivos médicos, carne y despojos bovinos, jugo de naranja, pieles y cueros, cítricos, preparados o conservados, cobre para reciclar, demás dispositivos semiconductores, jugo de piña y café.

TLC con China no dinamiza las ventas

Este monto marca una gran diferencia con respecto a la futura relación comercial de Nicaragua con China, y es que según Procomer desde 2006, China era el segundo destino para las exportaciones costarricenses y estaba concentrada en cuatro productos: procesadores y controladores electrónicos, partes y accesorios de computadoras y menos del 1 por ciento en desechos de cobre y cueros curtidos. Esto implica que tras más de una década de vigencia el TLC entre China y Costa Rica, solo ha consolidado a China como el segundo socio comercial de Costa Rica y ha diversificado los productos que le vende.

En cambio Nicaragua solo envía al mercado chino un mínimo porcentaje de sus exportaciones. De hecho, en los últimos años la tendencia fue entre el 60 y 70 por ciento del total de los envíos a Estados Unidos y el restante entre 30 y 40 por ciento, dividido en pequeñas venta en alrededor de cincuenta países, tradicionalmente China ha comprado menos del 3 por ciento del total de las exportaciones de Nicaragua.

Cabe recordar que desde el 1 de mayo del 2023 el Acuerdo de Cosecha Temprana garantiza el ingreso de 66 productos nicaragüenses al mercado chino; y desde el 1 de enero de 2024 está vigente el TLC que amplía la lista de beneficios. En casi año y medio de apertura comercial las ventas a ese mercado no se han incrementado, pese a que la propaganda oficial apuesta a convertir a ese país en el principal socio comercial de Nicaragua.

China hace compras mínimas

Como parte de esa apuesta del régimen Ortega Murillo la meta es que en cuatro años las exportaciones superen los mil millones de dólares, es decir sustituir el lugar que actualmente ocupa Estados Unidos.

El más reciente reporte de comercio exterior del Ministerio de Fomento, Industria y Comercio (Mific), en los primeros cuatro meses de 2024 solo se enviaron al mercado chino 30.6 millones de dólares. La cifra representa más del doble en relación con los 14.2 millones que se enviaron en 2023; sin embargo, solo representan el 1.1 por ciento de los 2,558 millones de dólares que sumaron las exportaciones totales del país en el primer cuatrimestre del año.

Esta cifra contrasta con los 1,199 millones de dólares que compró Estados Unidos, monto que representa el 47 por ciento del total de los envíos al exterior. Si las ventas nicaragüenses siguen el ritmo de crecimiento de alrededor del 20 por ciento anual que consiguió Costa Rica, a Nicaragua le tomará varias décadas conseguir los mil millones de dólares que se plantea vender a ese mercado.

Puede interesarte

×

El contenido de LA PRENSA es el resultado de mucho esfuerzo. Te invitamos a compartirlo y así contribuís a mantener vivo el periodismo independiente en Nicaragua.

Comparte nuestro enlace:

Si aún no sos suscriptor, te invitamos a suscribirte aquí