14
días
han pasado desde el robo de nuestras instalaciones. No nos rendimos, seguimos comprometidos con informarte.
SUSCRIBITE PARA QUE PODAMOS SEGUIR INFORMANDO.

Diez datos fuertes sobre el opositor ruso Navalny, la Némesis de Putin

Murió en circunstancias extrañas, preso en Siberia. Antes fue envenado, y salvado por médicos alemanes. Regresó a Rusia y fue nuevamente apresado. Alexey Anatolyevich Navalny era una piedra incómoda para Vladimir Putin

Envenenado. Navalny se desplomó durante un vuelo sobre Siberia y cayó en coma el 20 de agosto de 2020. A través de una gestión humanitaria, fue trasladado a Alemania donde le salvaron la vida.  El 2 de septiembre, el gobierno alemán reveló que las pruebas realizadas mostraban “signos inequívocos” de envenenamiento con un agente neurotóxico del grupo Novichok. El Novichok fue utilizado también en marzo de 2018 contra el exespía ruso Sergei Skripal en Salisbury, Inglaterra. Navalny acusó a Putin de haber ordenado a agentes del Estado que le envenenaran.

Regreso y prisión. Nalvalny anunció en las redes sociales que regresaría a Rusia desde Alemania y el 17 de enero de 2021 llega a Moscú. Al día siguiente se le ordena permanecer en prisión preventiva y el 2 de febrero de ese año un tribunal lo condena a más de dos años y medio de prisión por violar los términos de la libertad condicional desde 2014 mientras estaba en Alemania, términos que según las autoridades rusas,  qlo obligaban a presentarse periódicamente independientemente de su situación médica. La sentencia provoca protestas en todo el país.

Huelga de hambre. El opositor ruso inició el 31 de marzo de 2021 una huelga de hambre en protesta contra la negativa de los funcionarios de la prisión a concederle acceso a una atención médica adecuada. La huelga la suspende el 23 de abril siguiente tras recibir atención médica.

Desaparecido. En diciembre de 2023 abogados de Navalny denunciaron que el opositor ruso ya no se encontraba en la colonia penal IK-6, al este de Moscú, a la cual llegó desde junio de 2022, y que su situación era de “desaparecido”. Estados Unidos expresó su preocupación por la suerte del líder ruso. Luego, y tras 20 días de viaje, el equipo de Navalny lo encontró en la aldea de Kharp, a unas 65 millas al norte del círculo polar ártico. Navalny expresó en redes sociales que sufrió un traslado de prisión “agotador” de más de 6,000 kilómetros.

Elecciones. Putin un nunca enfrentó a Navalny en las urnas. El opositor ruso intentó competir en 2018, pero su candidatura fue vetada después luego que un tribunal ruso le condenara por malversación de fondos. Navalny acusó a Putin de “chuparle la sangre a Rusia” a través de un “estado feudal” que concentra el poder en el Kremlin y aseguró que sus disputas legales eran represalias del Kremlin por sus críticas.

Bloguero. Su ascenso en la política rusa comenzó en 2008, al denunciar en su blog las malas prácticas y la corrupción en algunas de las grandes corporaciones controladas por el Estado. Una de sus tácticas fue convertirse en accionista minoritario de las principales compañías petroleras y bancos y hacer preguntas incómodas sobre irregularidades en las finanzas estatales, señala la cadena inglesa BBC. “En redes sociales, sus seguidores eran predominantemente jóvenes y se dirigía a ellos con un lenguaje agudo y contundente, burlándose del establishment leal al presidente Putin”, dice.

Críticas. Navalny también se ganó críticas entre los opositores rusos por sus posiciones ultranacionalistas y xenofóbicas. En 2014, cuando le preguntaron sobre la anexión de la península de Crimea en Ucrania, dijo que, aunque Crimea había sido “apoderada” violando el derecho internacional, “la realidad es que Crimea es ahora parte de Rusia. Crimea es nuestra”.

En febrero de 2021, Amnistía Internacional retiró el estatus de “preso de conciencia” a Navalny por comentarios hechos unos 15 años atrás, entre los que se incluía un video en el que comparaba a los inmigrantes con cucarachas. Dos meses después, la organización devolvió esa categoría al opositor, alegando que el gobierno ruso había utilizado “esa decisión interna, que no teníamos intención de hacer pública, para seguir violando los derechos de Navalny”.

Humor. Un día antes de su muerte, la última audiencia judicial en la que participó por videoconferencia, bromeó con el juez que estaba del otro lado de la línea: “Señoría, le enviaré mi número de cuenta bancaria para que pueda utilizar su enorme salario de juez federal para alimentar mis finanzas personales, porque me estoy quedando sin dinero, y gracias a sus decisiones, se acabará aún más rápido. Entonces deposíteme”.

Muerte. Navalny murió 16 de febrero de 2024, a los 47 años, en circunstancias aun no esclarecidas, en la prisión donde se encontraba desde fines del año pasado, dentro del Círculo Polar Ártico. Su muerte significa el fin de una lucha tanto política como personal contra el presidente Vladimir Putin.

Puñetazo. A falta autopsia, se estableció que Navalny murió súbitamente. La prensa británica apunta a un puñetazo en el corazón como la posible causa de su muerte. Vladimic Osechkin, fundador de la organización de Derechos Humanos Gulagu-net, declaró a The Times que los hematomas que se vieron en el cuerpo de Navalny corresponderían a ese puñetazo que utilizan los agentes del KGB y que, supuestamente, se produjo tras haberle expuesto durante un periodo prolongado al frío de Siberia.

Puede interesarte

COMENTARIOS

  1. Hace 2 meses

    Putin como el Che Guevara es un asesino en serie.

×

El contenido de LA PRENSA es el resultado de mucho esfuerzo. Te invitamos a compartirlo y así contribuís a mantener vivo el periodismo independiente en Nicaragua.

Comparte nuestro enlace:

Si aún no sos suscriptor, te invitamos a suscribirte aquí