14
días
han pasado desde el robo de nuestras instalaciones. No nos rendimos, seguimos comprometidos con informarte.
SUSCRIBITE PARA QUE PODAMOS SEGUIR INFORMANDO.

Cierran más de 3,200 restaurantes y cafeterías en Nicaragua, siendo Managua la más golpeada

Más de 400 restaurantes cerraron solo en Managua. A lo largo y ancho del país, no obstante, la gente está abriendo bares. Las zonas cafetaleras pierden docenas de cafeterías

Nicaragua ha triplicado la presencia de bares en casi todos los rincones del país, mientras la industria del descanso se queda con menos hoteles, cafeterías y restaurantes, según muestran las estadísticas del Instituto Nicaragüense de Turismo (Intur).

En el 2022, según cifras recién liberadas por el Intur tras un año de mantenerlas ocultas, Nicaragua además de perder establecimientos para alojar a turistas, también sufrió la destrucción masiva de restaurantes, pese a que el Banco Central de Nicaragua (BCN) informó de un fuerte crecimiento en la actividad del sector de hoteles y restaurantes. Solo en el 2022, un total de 3,257 restaurantes y cafeterías desaparecieron.

Según el Índice Mensual de la Actividad Económica (IMAE), el sector de servicios de hoteles y restaurantes en el 2022 se expandió 23.3 por ciento, convirtiéndose en una de las actividades económicas con mayor dinamismo ese año.

Sin embargo, las cifras del Intur reflejan que ese año el sector turístico sufrió la pérdida de 1,687 restaurantes y más de 200 establecimientos de alojamiento para viajeros, esto a pesar de que más de la mitad de los turistas ingresaron por el Aeropuerto Internacional Augusto C. Sandino y suelen tener mejor poder adquisitivo respecto a los que ingresan vía terrestre o acuática.

Lea además: Cierran más de 100 establecimientos de alojamiento turístico en Nicaragua, revela el Intur

Menos restaurantes

Nicaragua cerró el 2022 con un inventario de 2,031 restaurantes, menos que los 3,718 contabilizados en el 2021. La mayor pérdida de estos locales ocurrió en Managua, donde solo quedaron 720, de los 1,203 que había un año anterior. Es decir, una pérdida de 483 restaurantes.

Las ciudades coloniales (León y Granada) en el 2021 tenían cada una 196 y 60 locales, pero en el siguiente año solo reportaron 122 y 82, respectivamente. Es decir, que solo en Granada se reportó aumento en la cantidad de establecimientos para comensales.

También Chinandega registró una pérdida masiva de restaurantes. Solo en el 2021 un total de 220 locales anunciaron su cierre, lo que representó una reducción del 70.20 por ciento de la capacidad de atención a comensales turísticos. El inventario de restaurantes en ese departamento pasó de 313 a 93 el año siguiente.

Chontales también perdió casi la mitad de sus locales. En el 2021 tenía activos 178 restaurantes y al año siguiente el Intur reportó que solo 64 habían sobrevivido a la “mortandad” de locales. Es decir que en un solo año, ese departamento vio desaparecer el 60 por ciento de su capacidad de alimentar a los viajeros.

“Este cierre masivo de locales coincide con la persecución fiscal que hemos observado desde el 2019, cuando el Gobierno decidió aplicar una reforma fiscal draconiana, para poder cubrir el hueco financiero que se originó a raíz del congelamiento de la cooperación internacional y la caída de la recaudación en el 2018. Entonces, las empresas pueden aguantar uno o dos años, luego se van a la quiebra”, explicó un economista, que prefiere no ser citado por temor a represalias.

La causa del cierre

Pero además agregó otro elemento: el turismo no se ha recuperado y los números que se observan en cuanto a llegada de turistas por el Aeropuerto de Managua no es más que un espejismo, porque se trata realmente de migrantes que ingresan al territorio, con la idea de hacer rendir lo más que se pueda el poco dinero que traen para seguir la ruta de Nicaragua a México, donde deben pagar coimas, alimentación y otros gastos hasta llegar a la frontera con Estados Unidos.

“Entonces no vas a verlos a ellos sentados en restaurantes en Managua o en las fincas cafetaleras donde hay restaurantes, en las ciudades coloniales. Todos esos restaurantes si no tienen demandan cierran, porque además de hacer frente a la persecución fiscal también están asumiendo los elevados costos como electricidad, el de los alimentos, y sin ningún plan de incentivo por parte del Intur para recobrar la imagen país. ¿Qué hace la gente? Cierran sus restaurantes y migran o la otra opción, cruzarse a negocios más rentables, que es lo que vos estás viendo en el reporte del Intur”, explica.

Más bares

Efectivamente, las cifras del Intur muestran un aumento sustancial en el número de bares activos. En el 2021, en el país solo se contabilizaban 678 bares, sin embargo, al año siguiente estos locales crecieron a 3,124, es decir 2,446 más en el periodo analizado.

La cantidad de nuevos bares supera incluso el número de restaurantes que cerraron en el 2022. En Managua, por ejemplo, se tenían 279 bares en el 2021, sin embargo, al año siguiente aumentó a 988, compensando en parte los 438 restaurantes que clausuraron ese año.

“Estamos observando que a los propietarios de negocios les está resultando más rentable vender licor que comida. Y ojo, que generalmente es el turismo interno que suele demandar este tipo de servicio, más que el viajero que viene con su familia a pasear y sí necesita de un restaurante para ir a compartir con sus acompañantes, que es el turista que no está llegando a Nicaragua”, indicó.

Lea también: Nicaragua lidera el crecimiento de las remesas en Centroamérica al ingresar US$4,660 millones

Zona cafetalera pierde sus locales

De hecho, paralelo a la muerte masiva de restaurantes, también las cafeterías están desapareciendo. Solo en el 2022, un total de 1,570 de estos locales decidieron cerrar. El inventario a nivel nacional pasó de 2,189 en el 2021 a 619 al año siguiente.

En Managua, por ejemplo, en 2021 habían 746 cafeterías, pero en el 2022 estas se redujeron a 289. Las ciudades coloniales (León y Granada) pasaron de 132 y 107 cafeterías a 30 y 23 locales de este tipo de un año a otro.

En tanto, en las zonas cafetaleras también hay pérdidas de cafeterías. Matagalpa tenía un inventario de 112 y se redujo a 33 locales. En Jinotega el inventario pasó de 116 a solamente 11 locales. Mientras que en Nueva Segovia pasaron de 56 a 14 cafeterías. En lo referido a los restaurantes, estos tres departamentos dedicados a la producción de gran parte del café de Nicaragua, en conjunto tenían 491 restaurantes en el 2021, pero al año siguiente ese inventario se redujo a 259, es decir casi la mitad de su capacidad.

No obstante, la cantidad de bares en Matagalpa, Nueva Segovia y Jinotega pasó de 59 a 416.

Cierran restaurantes emblemáticos

En el caso de Estelí, que en los últimos años se estaba destacando por el rápido aumento de locales comerciales, los números del Intur reflejan que la oleada de cierre también lo ha afectado, especialmente por el lado de las cafeterías.

En cuanto a restaurantes estos pasaron de 77 a 136 de un año a otro. Los locales dedicados a vender bebidas alcohólicas pasaron de 58 a 70; y las cafeterías de 155 a 39 en Estelí.

“Posiblemente en el 2023 vamos a ver una pérdida más masiva que el 2022, pero eso seguramente lo sabremos hasta el 2025, porque dudo que vayan a soltar el reporte del 2023 este año, porque la estrategia es reducir el impacto que este tipo de información pueda tener en la percepción de la gente. Pero recordemos, que si en el 2022 registraron un récord en la recaudación de impuestos con más de 4,000 locales turísticos cerrados entre restaurantes, cafeterías y hoteles, ahora imaginate el 2023 cuando la economía se desaceleró y además estamos viendo ya en el 2024 locales muy conocidos como Pastelería Margarita cerrando sus puertas por asfixia fiscal”, precisó el analista.

Entre los restaurantes que han desaparecido desde el 2018 en Managua figuran: Intermezzo del Bosque, La Casa de Los Noguera y La Marseillaise.

A nivel global, Nicaragua cerró el 2022 con 5,937 locales dedicados a restaurantes (2,031), cafeterías (619), bares (3,124) y centros recreativos (163), inferior a 6,764 contabilizados en el 2021. En el año comparado habían 3,718 restaurantes, 2,189 cafeterías, 678 bares y 179 centros recreativos.

Economía Nicaragua Turismo archivo

Puede interesarte

×

El contenido de LA PRENSA es el resultado de mucho esfuerzo. Te invitamos a compartirlo y así contribuís a mantener vivo el periodismo independiente en Nicaragua.

Comparte nuestro enlace:

Si aún no sos suscriptor, te invitamos a suscribirte aquí