14
días
han pasado desde el robo de nuestras instalaciones. No nos rendimos, seguimos comprometidos con informarte.
SUSCRIBITE PARA QUE PODAMOS SEGUIR INFORMANDO.

1512352046

Me casé con un ciudadano o ciudadana estadounidense, ¿qué debo hacer para tramitar mi residencia?  

Te contamos el proceso que debés realizar, hayas entrado a Estados Unidos de forma regular o irregular

Si vivís en Estados Unidos y te casaste con un ciudadano o ciudadana de ese país, tenés derecho a convertirte en residente y posteriormente en ciudadano, pero para eso necesitás realizar un proceso migratorio. Si entraste con visa a Estados Unidos el proceso es uno, si entraste de forma irregular el proceso cambia. Aquí te contamos qué necesitás hacer en ambos casos.   

Ambos necesitan tener pasaporte vigente, partidas de nacimientos, acta de matrimonio, actas de divorcios si han sido previamente casados, actas de nacimiento de los hijos, si es que los hay. “Quien hace la petición (el ciudadano) necesita también haber declarado sus impuestos, porque tiene que comprobar que el solicitante no va a ser una carga para el gobierno”, explica Mariana Ehrenberg, abogada de migración.  

Le puede interesar: ¿Puedo casarme en Estados Unidos, aunque no tenga papeles? Sí. Te decimos cuáles son los requisitos 

La declaración debe ser de los últimos tres años, al menos. En caso de no tenerlo, la opción es presentar una declaración jurada explicando por qué el ciudadano no ha declarado sus impuestos y así adquirir un aval financiero, asegura la especialista.

¿Qué necesitás?   

El o la ciudadana estadounidense debe presentar digitalmente la petición I-130, conocida como “Petición de Familiar Extranjero”, ante el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS), cuyo costo es de 535 dólares. Con esto se busca que las autoridades migratorias reconozcan el matrimonio. Aquí debés mostrar cuentas bancarias en común, seguros, fotos del matrimonio, viajes, etc., esto para comprobar que el matrimonio es real y no un fraude.   

Una vez aprobada, el siguiente paso, si el aplicante entró ilegalmente, es solicitar un perdón provisional por haber ingresado de forma irregular a Estados Unidos. Este proceso se hace digital o podés enviar la solicitud por correo a una oficina, según el Estado donde estés. Aquí tenés que llenar el formulario I-601A, que cuesta 630 dólares.  

Lea además: ¿Cómo recibir apoyo si sos solicitante de asilo en Estados Unidos?

“Aunque se haya casado con un ciudadano americano o una ciudadana, tiene que pedir un perdón porque la ley requiere que, para obtener una residencia dentro de EE.UU., la persona debió ser inspeccionada o admitida o haber obtenido un perdón”, explica la abogada, quien agrega que obtener un perdón migratorio puede durar entre seis y 44 meses. En este periodo, recomienda la abogada, no debe salir del país.  

Una vez aprobado el perdón por haber entrado al país de forma irregular, tenés que llenar el formulario de la solicitud de visa de inmigrante (DS-260), que cuesta 325 dólares, luego debés viajar a tu país de origen para que en el Consulado de Estados Unidos te haga la entrevista y si no existen obstáculos como deportaciones previas o crímenes, te otorgan la visa de inmigrante y podés ingresar a Estados Unidos legalmente.  

En el caso de las personas que no pueden regresar a su país de origen porque esto representa un peligro para su vida, el abogado que lleva el caso debe notificar desde el inicio del proceso a Migración y no esperar llegar hasta este punto, porque esto atrasaría el caso, explica la abogada.  

“Lo que se hace es transferir un caso de una embajada a otra, pero es necesario ser ciudadano de otro país o haber vivido en otro país. Se debe solicitar una transferencia a través de un abogado y presentar documentación que demuestre que se cumple con los requisitos. En caso de no poder ir al país de origen, también se puede solicitar asilo”, explica la abogada.  

Lea también: ¿Puedo viajar dentro de Estados Unidos si no tengo papeles?

Pero si no tenés ningún obstáculo, ya estando en Estados Unidos, hacés un pago para la visa de inmigrante y te puede llegar la residencia entre dos y ocho semanas, explica a LA PRENSA la abogada.   

Lo que debés saber es que si llevás menos de dos años casado o casada, te darán una residencia condicional, por dos años. Y si no es el caso y son más años de matrimonio, te otorgan una residencia permanente que dura diez años y debe ser renovada. Después de entre tres y cinco años de estar casada o casado, podés pedir la naturalización, es decir, la ciudadanía.   

Entré legal a EE.UU., ¿es diferente?  

Si entraste de forma legal a Estados Unidos, el procedimiento es distinto, pero siempre debés llenar varios formularios. Uno de los beneficios es que podés hacer un ajuste de estatus dentro de EE.UU. y ya no tendrás que salir al país donde naciste, caso contrario cuando entrás ilegal.   

Más en: Los beneficios de tener un número ITIN en Estados Unidos y cómo sacarlo

Aquí lo que tenés que hacer primero es presentar el formulario I-485, que es una solicitud de ajuste de estatus, es decir, aquí Migración comprueba si sos elegible para una residencia permanente en los Estados Unidos. Este formulario tiene un costo de 1,225 dólares, según el sitio web de USCIS.   

Lo siguiente es presentar el formulario I-130 que es la petición familiar, pero como estás dentro del país, estos formularios, tanto el I-485 y el I-130, podés presentarlos juntos, a esto se le conoce como presentación concurrente, según la abogada. Este te cuesta 535 dólares.   

Antes del 2021, también tenías que presentar el formulario I-944, que es una declaración de autosuficiencia, es decir, demostrar que no serás una carga para el Gobierno, sin embargo, este proceso quedó invalidado.  

Lea además: ¿Qué derechos tenés si sos detenido en Estados Unidos por la Policía o Migración y no tenés papeles? 

El siguiente paso es llenar el formulario I-693 que consiste en presentar un informe de los exámenes médicos y los registros de vacunaciones que tengás dentro de Estados Unidos. Otro dato que debés saber es que cuando iniciás este proceso de ajuste no podés salir del país. La abogada advierte que cada caso es diferente y que es importante la asesoría legal. 

¿Quiénes no aplican?  

Aunque un migrante esté casado con un ciudadano estadounidense, esto no garantiza que se le apruebe la residencia, incluso hay personas que no pueden aplicar al proceso. Por ejemplo, no aplica una persona que tenga una deportación previa, primero debe arreglar ese proceso. Tampoco aplican personas que hayan cometido un crimen o que tienen antecedentes penales.  

Le puede interesar: ¿Qué opciones tienen los migrantes indocumentados para recibir atención médica en Estados Unidos?

Algunas recomendaciones  

La abogada experta en temas migratorios recomienda buscar abogados certificados. Sugiere además que para conocer los gastos gubernamentales visités la página de Inmigración www.uscis.gov. “En nuestra oficina no tenemos un costo fijo, sino que evaluamos cada caso independiente. Y así aseguramos que tenemos una tarifa justa”, dice.  

Puede interesarte

×

El contenido de LA PRENSA es el resultado de mucho esfuerzo. Te invitamos a compartirlo y así contribuís a mantener vivo el periodismo independiente en Nicaragua.

Comparte nuestro enlace:

Si aún no sos suscriptor, te invitamos a suscribirte aquí