14
días
han pasado desde el robo de nuestras instalaciones. No nos rendimos, seguimos comprometidos con informarte.
SUSCRIBITE PARA QUE PODAMOS SEGUIR INFORMANDO.

Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA), de El Salvador. Tomada de la UCA El Salvador

Aumentan solicitudes de exalumnos UCA para continuar sus estudios en universidades jesuitas de Centroamérica

Autoridades jesuitas adelantaron que están en conversaciones con otras universidades para dar respuesta a los estudiantes

A pocos días de que la Compañía de Jesús en Centroamérica junto a la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA), de El Salvador, y la Universidad Rafael Landívar (URL), de Guatemala, informaron que en respuesta a los estudiantes nicaragüenses de la confiscada UCA en Managua están haciendo todo lo necesario para recibirlos en el primer ciclo académico en enero de 2024. Las solicitudes de los nicaragüenses que quieren continuar sus estudios alcanzaron las tres mil.

El sacerdote jesuita José María Tojeira, designado como portavoz en la crisis que enfrenta la Compañía de Jesús en Nicaragua, informó que hasta esta semana la UCA de El Salvador había recibido dos mil solicitudes; mientras que la Universidad Rafael Landívar reportó mil solicitudes.

Le invitamos a leer: Universidades jesuitas de El Salvador y Guatemala se preparan para iniciar el primer curso académico con exalumnos UCA

“Hay mucha gente que quiere estar con nosotros, abrimos una página web ofreciendo a los que tuvieran alguna dificultad lo presentaran, y se han apuntado ahí 2,000 en la UCA de El Salvador y 1,000 en la Landívar de Guatemala. Los números como ven, tres mil personas, son muy altos, de gente que se siente amenazada y perjudicada. Allí pueden haber bastantes dificultades por las normas de cada país”, explicó Tojeira en entrevista a Somos Jesuitas.

El religioso explicó que esas dificultades van desde las convalidaciones de clases o de pensum académicos así como a los trámites de apostillado de certificados de notas que se requieren para este tipo de procesos, y ejemplificó que “si un estudiante le queda el trabajo de graduación y si viene a una universidad de acá, por ley, aunque le reconozcan todas las materias tendría que cursar unas siete u ocho clases más”.

Asimismo, Tojeira señaló que el objetivo es “ayudar a alumnos que están en el último año, que quieren graduarse en universidades nuestras. Estamos tratando de buscar posibilidades”.

En conversaciones con otras universidades

En esa misma línea, el portavoz jesuita adelantó que del mismo modo la Compañía de Jesús están en conversaciones con otras universidades jesuitas y no jesuitas para abrir más opciones a los estudiantes nicaragüenses afectados con la confiscación de la UCA.

“En Costa Rica ha habido una gran solidaridad. El Consejo Nacional de Rectores y la UCR (Universidad de Costa Rica) que es una universidad líder en contexto latinoamericano se han pronunciado con mucha fuerza en defensa de la UCA. Estamos tratando de buscar posibilidades”, apuntó el religioso. 

Lea más en: Vocero jesuita: “Lo que no se puede borrar es la memoria y nosotros estamos dentro de la memoria histórica de Nicaragua”

El pasado 1 de septiembre, la Compañía de Jesús puso a disposición los formularios donde los estudiantes nicaragüenses provenientes de la confiscada UCA pueden hacer su solicitud tanto en la Universidad José Simeón Cañas https://forms.gle/EgYdVdmGfXouG9Sy8, como en la Universidad Rafael Landívar https://forms.gle/BNpPkv93SK2BGzEz7.

La UCA, fundada en Managua por la Compañía de Jesús en 1960 fue confiscada el pasado 16 de agosto y sobre su campus el Consejo Nacional de Universidades (CNU) creó la Universidad Nacional Casimiro Sotelo.

Puede interesarte

×

El contenido de LA PRENSA es el resultado de mucho esfuerzo. Te invitamos a compartirlo y así contribuís a mantener vivo el periodismo independiente en Nicaragua.

Comparte nuestro enlace:

Si aún no sos suscriptor, te invitamos a suscribirte aquí