14
días
han pasado desde el robo de nuestras instalaciones. No nos rendimos, seguimos comprometidos con informarte.
SUSCRIBITE PARA QUE PODAMOS SEGUIR INFORMANDO.

Alejandro Giammattei, presidente de Guatemala. LA PRENSA/AFP

Guatemala considera “lesiva” la participación de Rusia en el SICA

El régimen de Ortega ha presionado los últimos días para que se apruebe la entrada de Rusia y este miércoles se reunirá en Managua con el canciller ruso, Serguéi Lavrov

El Gobierno de Guatemala, encabezado por el presidente Alejandro Giammattei, rechazó el ingreso de Rusia como país observador del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), una exigencia hecha el fin de semana por el dictador nicaragüense Daniel Ortega, quien este miércoles recibirá en Managua la visita oficial del canciller ruso Serguéi Lavrov.

La postura de Guatemala la hizo pública este 18 de abril, un día después de haberla expresado en la reunión virtual extraordinaria del Consejo de Ministros de Relaciones Exteriores del SICA, convocada por Nicaragua, quien ostenta la Secretaría General del organismo regional para el período 2022-2026, cuyo funcionario es Warner Vargas.

Le invitamos a leer: Ortega arremete contra EE. UU., la Iglesia católica, y pide la expulsión de Taiwán del SICA para que entre Rusia

De acuerdo con la información del SICA, la solicitud para que Rusia se convirtiera en un país observador en el organismo regional fue presentada el 13 de diciembre de 2018, junto a las solicitudes de Canadá, Chile, Suecia, que a diferencia de Moscú ya fueron admitidos.

Invasión unilateral a Ucrania

En el comunicado, Guatemala argumentó que el rechazo de que Rusia ingrese al SICA obedece a la invasión unilateral que mantiene desde hace 14 meses Moscú en Ucrania. De hecho, la Corte Penal Internacional (CPI) giró una orden de captura contra Vladímir Putin por crímenes de guerra.

“A la luz de los acontecimientos recientes en el conflicto ilegal, no provocado e injustificado de la Federación de Rusia contra Ucrania, Guatemala reitera su posición de que, a la fecha, no se puede respaldar y bajo ninguna circunstancia concretar la formalización del Acuerdo mencionado, pues la participación de la Federación de Rusia es lesiva para los principios que buscamos promover como región”, indicó Guatemala.

Lea más: Analizan papel que jugaría Rusia de ser observador del SICA

Enseguida, mencionó que dicho acto debe posponerse hasta que “Rusia cese sus hostilidades contra Ucrania y vuelva a la senda del diálogo y la diplomacia”, y por ello, indicó que ha solicitado formalmente al secretario general del SICA a que “se abstenga de formalizar el acuerdo de participación de Rusia como Observador del SICA, ya que ello conlleva a la violación del Artículo 26”, del Protocolo de Tegucigalpa sobre las funciones que tiene el secretario general.

El exembajador de Nicaragua ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Arturo McFields Yescas, celebró en su cuenta de Twitter la postura de Guatemala y la calificó como “otra victoria de abril”, en alusión al quinto aniversario de la rebelión cívica, cuyas protestas antigubernamentales fueron reprimidas con violencia y dejaron más de 355 ciudadanos asesinados, según datos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

https://twitter.com/ArturoMcfields/status/1648448168319934465

El estatus de país observador lo tienen 40 organizaciones y países —según el sitio web del SICA— entre los que destacan: Estados Unidos, Canadá, España, Chile, el Vaticano, Brasil, Italia, Japón, Perú, Alemania, Taiwán, Australia, Corea del Sur, Francia, Ecuador, Uruguay, Colombia, Reino Unido, Unión Europea, Nueva Zelanda, Marruecos, Qatar, Turquía, Serbia, Bolivia y Suecia.

Régimen insiste en aceptar a Rusia en el SICA

Durante la reunión virtual, el canciller orteguista Denis Moncada insistió en la admisión de Moscú y remarcó que la misma fue aceptada desde diciembre de 2018.

Moncada argumentó que “el Reglamento de Admisión de Observadores ante el SICA no contempla la suspensión de un proceso de formalización del acuerdo con un Estado que ya ha sido admitido como observador. Por consiguiente la intención planteada por Costa Rica y Guatemala es improcedente, no tiene cabida, no es aceptable”.

El canciller orteguista señaló que las decisiones de los Consejos son de obligatorio cumplimiento y que “la cuestión de Rusia–Ucrania es un tema que está fuera de la agenda regional”.

“Puede ser un tema de relaciones bilaterales de los Estados, no cabe como tema de discusión del SICA”, dijo en su comunicación.

Daniel Ortega junto a Rosario Murillo sostuvo un encuentro con el presidente de la Agencia China de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Cidca). Tomada de El 19 Digital

Este sábado el dictador Daniel Ortega sostuvo un encuentro en Managua con Luo Zhaohui, presidente de la Agencia China de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Cidca), ocasión que aprovechó para acusar a Belice y Guatemala de bloquear la entrada de Rusia como país observador en el SICA y exigió expulsar a Taiwán del organismo regional por considerarlo una base militar de EE. UU.

Ortega consideró que es “absurdo” que en Centroamérica donde la mayoría de países —Costa Rica, El Salvador, Honduras y Nicaragua— además de República Dominicana y Panamá, tienen relaciones con la República Popular de China se mantenga dentro del SICA a Taiwán, a quien tildó de ser “una base militar yanqui”.

“Somos seis países, queda solo ya Guatemala y Belice que lo que tienen es una relación con una base militar yanqui, ahí no hay ningún estado, ningún gobierno”, sostuvo. Asimismo advirtió que “no se puede revertir una decisión ya tomada” y que en su lugar se debe revertir la presencia de Taiwán en el SICA que ya no tiene razón de ser porque es una base militar yanqui que está incrustada en un sistema de asociación que es de Estados independientes y autónomos de la región centroamericana”.

El SICA está conformado por Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Panamá, Belice y República Dominicana, con el fin de constituir una región de paz, libertad, democracia y desarrollo, para lo cual busca profundizar la integración económica de estas naciones. La sede del organismo se encuentra en San Salvador, cuya construcción fue financiada con fondos otorgados por el Gobierno de Taiwán.

Puede interesarte

×

El contenido de LA PRENSA es el resultado de mucho esfuerzo. Te invitamos a compartirlo y así contribuís a mantener vivo el periodismo independiente en Nicaragua.

Comparte nuestro enlace:

Si aún no sos suscriptor, te invitamos a suscribirte aquí