14
días
han pasado desde el robo de nuestras instalaciones. No nos rendimos, seguimos comprometidos con informarte.
SUSCRIBITE PARA QUE PODAMOS SEGUIR INFORMANDO.

Inversiones en el Sector eléctrico. Foto tomada del portal oficial El 19 Digital

La industria, el sector eléctrico y minero fueron los principales destinos de la inversión extranjera

Las remesas se colocan detrás de los ingresos por exportaciones y en la tercera posición los ingresos por inversión extranjera, según las cuentas del BCN

Luego de anunciar que en 2022 la llegada de Inversión Extranjera Directa (IED) marcó un récord, ya que por primera vez en la historia rozó los dos mil millones de dólares, las autoridades económicas confirmaron que estos recursos se inyectaron, principalmente en el sector industrial y el de energía y minas. También contribuyeron a este crecimiento, las reinversiones que realizaron empresas de telecomunicaciones, comercio y servicios y otras.

Pese al incremento, la IED se mantuvo como la tercera fuente de ingreso de divisas del país, superada por las exportaciones y las remesas. Además, a criterio de especialistas la IED que se inyecta al sector energético no ha generado ningún beneficio para la población y tampoc es un sector que genere masiva creación de empleos.

Los ingresos brutos de la Inversión Extranjera Directa (IED) ascendieron a 1,842.3 millones de dólares, que equivalen al 11.8 por ciento del PIB. Este monto refleja un incremento de 25.3 por ciento con respecto a los 1,470.1 millones captados en 2021. Este aumento en fue impulsado por las inversiones en la industria y el sector de energía y minas. También, por mayores reinversiones de utilidades en empresas de telecomunicaciones, comercio y servicios, entre otras, detalla el informe anual 2022 del Banco Central de Nicaragua (BCN).

Lea también: Nicaragua captó cifra récord en inversión extranjera, según el orteguismo

Menos inversión nicaragüense en el exterior

El informe anual del BCN destaca que “la IED neta conservó la recuperación de los flujos en 2022, derivada de la reactivación de la actividad económica de todos los secores, al contabilizar 1,293.8 millones de dólares (1,220.1 millones en 202), equivalentes al 8.3 por ciento del PIB. Este resultado se explica principalmente por el aumento de inversiones en el sector industria, de energía y minas, comercio y servicios, entre otras.

El informe del BCN también detalla que la IED de nicaragüenses en el exterior fue de 12.8 millones de dólares. Este monto es menor con respecto a los 13.9 millones de capital nicaragüense que se invirtieron en el exterior durante el 2021.

Según el informe, “el crecimiento económico de algunas economías, principalmente de Estados Unidos” benefició a Nicaragua, ya que impulsó el crecimiento del flujo de las remesas y la Inversión Extranjera Directa (IED) procedente de ese país. También, porque una mayor demanda de bienes y servicios nicaragüenses por parte de ese mercado dinamizó las exportaciones.

IED es la tercera fuente de ingreso de divisas

El informe del BCN señala además “que por el lado de la cuenta financiera, en 2022 la economía nicaragüense captó recursos a través de la IED, finalizando el año con una posición deudora neta con el resto del mundo. Esto en un contexto de una mayor volatilidad en los mercados financieros globales. Y del endurecimiento de las condiciones financieras, asociadas a las preocupaciones de los altos niveles de inflación a nivel mundial.

A pesar del fuerte incremento del flujo de la IED bruta, se mantuvo la tendencia regional de que las remesas superen a la IED. Según el BCN, al comparar el flujo de remesas, como proporción del PIB, con otras fuentes externas de ingresos, se observa que la exportación de mercancías y las remesas mantienen su representatividad. Esta tendencia se mantuvo incluso entre 2018 y 2020, cuando la economía enfrentó choques adversos. En cambio el flujo de otras fuente de ingreso de divisas, entre ellas los ingresos por turismo y la IED sí se redujeron.

Además, mientras el flujo bruto de la IED creció 25.3 por ciento, el de las remesas subió 50.2 por ciento y también estableció récord. En 2022 Nicaragua recibió 3,224.9 millones de dólares en remesas y estas se consolidaron con la segunda fuente de ingreso de divisas. La primera siempre ha sido la exportación de mercancías que el año pasado generó 3,878.8 millones de dólares.

Lea también: Por qué el régimen de Ortega sigue reportando aumento en la inversión extranjera, siendo EE. UU. el principal origen de esta

IED en sector eléctrico no beneficia a la población

El economista y exdiputado opositor Enrique Sáenz, lamenta que la fuerte inyección de IED en el campo de la energía no haya beneficiado a los nicaragüenses, ya que no se ha traducido “en mayor generación, mayor consumo, más eficiencia o alivio en la tarifa”.

Sáenz asegura que actualmente se produce menos energía que hace ocho años. En 2014 Nicaragua produjo 4,438.5 megavatios hora (MWh) y en el 2022 generó 4,292.8 MWh. “¿Cómo es eso que han invertido tanto, pero ahora se genera menos que años atrás?”, cuestiona el economista.

Y añade que “si la millonaria inversión no se ha reflejado en el consumo, ni en la producción, ni en la generación, entonces ¿dónde está?” Además, asegura que la inversión tampoco ha servido para mejorar la tarifa, ni para reducir las pérdidas técnicas de la distribución. “Las perdidas técnicas, en lugar de disminuir han aumentado. Los mismos registros oficiales muestran que en el 2016 las pérdidas técnicas eran del 22 por ciento. Y en el 2021, cinco años después, habían aumentado a 23.3 por ciento”, señala Sáenz.

Mientras las inversiones en el sector crecen, las compras de energía a los países vecinos se ha incrementado en los últimos años. Según Sáenz, las compras han aumentado 500 por ciento en comparación con cuatro años atrás. Y el negocio consiste en comprar energía barata a los países vecinos para venderla cara a los nicaragüenses. Y concluye diciendo que según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) en 2021, el kilowatt hora en Honduras costaba 15 centavos de dólar, en Costa Rica 13 centavos y en Nicaragua 24 centavos.

Puede leer también: La energía eléctrica se ha convertido en un gran negocio para Daniel Ortega y una gran estafa para Nicaragua

Puede interesarte

×

El contenido de LA PRENSA es el resultado de mucho esfuerzo. Te invitamos a compartirlo y así contribuís a mantener vivo el periodismo independiente en Nicaragua.

Comparte nuestro enlace:

Si aún no sos suscriptor, te invitamos a suscribirte aquí