14
días
han pasado desde el arresto de nuestro gerente Juan Lorenzo Holmann, y la toma de las instalaciones. Nuestra Redacción está hoy en el exilio. ¿Vas a permitir que la dictadura se salga con la suya?

Ninoska Solís, de 29 años, marcó 37 goles en la temporada 2022 de la primera división femenina, LA PRENSA/ CORTESÍA

“Andá a jugar con muñecas”. La goleadora que se forjó jugando con hombres

El hostil proceso de formación y roce con los hombres pulieron sus condiciones futbolísticas. En 2012 dio el salto a la primera división femenina con 18 años y ahora acumula tres títulos de goleo y un récord de 18 goles en un partido

Era el año 2006. Los equipos de futbol femenino en edad de formación eran escasos, casi eran inexistentes. Las muchachas de esa generación, como Ninoska Solís, aprendieron a jugar entre hombres. “Era un reto en ese tiempo, no dejaban jugar a las mujeres, a mí me acuerparon mis primos”, confiesa Solís, quien aprendió a jugar futsal en las calles del barrio de Villa Libertad, donde participaba en las ligas de categoría libre con sus siete primos. “Sólo me daban 10 o 20 minutos, que para mí era mucho. A medida que jugaba era notable que desarrollaba otras capacidades, que solo la calle te las da, y me incluyeron más”,  afirma la atacante, ahora con 29 años, tras conseguir su tercer título de goleo en la primera división femenina.

La niña de 12 años que jugaba entre hombres se convirtió en una de las grandes goleadoras de la primera división. En su último cetro individual marcó 37 tantos que ayudaron a la UNAN a conquistar ante Atlético Somotillo la final del Clausura 2022 y ahora buscan en doble partido (el domingo en Managua y el 28 en Somotillo) el título nacional en la finalísima. “Jugar con varones es diferente que con mujeres. Donde una mujer llega a lucirse genera su conflicto”, afirma Solís, quien se ha caracterizado por hacerle a sus marcadores el túnel o “cañito”, una jugada que una vez provocó una trifulca en una semifinal de futsal masculina en Villa Libertad y casi le rompe el tobillo. “Mis primos se le tiraron encima al muchacho y todo se descontroló. El árbitro suspendió el partido por eso y yo pensaba que me había lastimado el tobillo porque fue fuerte, pudo haber sido grave”, relata Ninoska, quien fue campeona de goleo con 14 tantos en la copa de primera división femenina de 2014.

UNAN perdió 2-1 (3-3 global) ante Somotillo el partido de vuelta y se impuso 3-1 en la tanda de penalti. LA PRENSA/ CORTESÍA/ FENIFUT

Puede interesarte: Diriangén busca la gesta contra el campeón de la Liga Concacaf

Vivió dos realidades en las canchas. Adentro los varones trataban de no golpearla o jugarle fuerte mientras no le hiciera un caño porque se sentían humillados. ”Mis primos decían que no lo hiciera porque me terminaban golpeando, pero al final se me olvidaba, era mi forma de jugar”, señala la delantera, que afuera de la cancha sufrió algunas agresiones verbales. “En ese tiempo me decían ‘vos no podés jugar porque sos mujer, vos no tenés que estar aquí, andá a jugar con muñecas, andá a cocinar’.  Era difícil que una mujer encajara donde el futbol era solo para varones”, apunta Ninoska, quien supo combinar su carrera de futbolista y sus estudios al graduarse de psicología en el 2019, carrera que piensa ejercer si consigue una maestría en psicología deportiva. “De lo contrario pienso que seré entrenadora una vez me retire”, explica.

El hostil proceso de formación y roce con los hombres pulieron sus condiciones. La federación de futbol hizo una convocatoria para una selección sub-20, fue seleccionada y de ahí dio el salto a la primera división con 18 años. En la temporada 2012 de su debut, igualó un récord de goles en un juego y estableció una nueva marca de anotaciones en una temporada en manos de Claudia Mojica, una legendaria goleadora del futbol femenino y miembro del Salón de la Fama. El 27 de mayo de 2012 le clavó 18 tantos al Niquinohomo, al mismo adversario que Mojica le hizo la misma cantidad el 3 de agosto de 2000. El 26 de septiembre del mismo año en la semifinal, el Saúl Álvarez goleó 7-0 al Diriangén, el club en el que Mojica se inmortalizó, y Ninoska marcó un doblete para llegar a 64 dianas y dejar atrás el registro de 62 tantos de Claudia en la temporada 2003. “En ese momento no era consciente de todo lo que había logrado”, afirma la capitalina, quien terminó con 66 y Sheyla Flores estableció la marca vigente en 72 goles el sábado 18 de julio de 2015.

La crisis económica que atravesó en 2019 la llevó a tomar la decisión de marcharse a los Estados Unidos. Su plan era ayudar a su familia y comprar su carro para moverse con mayor facilidad a los entrenamientos y la universidad porque planea seguir estudiando. Trabajó en el área de cocina en una gasolinera durante cinco meses y en su tiempo libre se entrenaba en un campo cercano donde vivía. Regresó a finales de septiembre de ese año y no tenía equipo. En 2020 llegó la pandemia y pasó un tiempo sin jugar hasta que la UNAN la fichó y esta temporada volvió a brillar. “En las temporadas anteriores no marcaba tantos goles porque jugaba de enlace y hasta de contención. Estaba estática. Ahora estoy de enlace pero el profe me da mucha libertad y llego desde la segunda línea”, explica Ninoska, quien anhela coronarse con la UNAN en la finalísima y jugar en el extranjero, su único sueño pendiente.

Deportes futbol femenino en Nicaragua Primera División femenina UNAN archivo
×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: