14
días
han pasado desde el arresto de nuestro gerente Juan Lorenzo Holmann, y la toma de las instalaciones. Nuestra Redacción está hoy en el exilio. ¿Vas a permitir que la dictadura se salga con la suya?
migrantes.

Captura de pantalla

“En Nicaragua no hay nada que hacer”, las declaraciones de los nicas migrantes encontrados en un contenedor en México

Regresar al país no es una opción para los connacionales, quienes prefieren seguir con la peligrosa travesía con la esperanza de llegar a EE. UU. para trabajar y suplir sus necesidades

“¿De dónde son originarios todos?”, pregunta el reportero mexicano asomándose por el largo cajón de metal repleto de gente. “¡De Nicaragua!”, responde de inmediato un coro de voces de mujeres, hombres y hasta niños. La falta de trabajo y la esperanza de más oportunidades para una vida mejor, fue lo que motivó a más de cien nicaragüenses encontrados hacinados en el contenedor de un furgón de carga en México, a enrumbarse en la peligrosa travesía hacia Estados Unidos para cumplir el “sueño americano”.

Enrollados, sentados en el piso del vehículo que viajaba a puertas cerradas y con un minúsculo ducto de ventilación por el cual también se colaba la luz, algunos tratan de cubrir sus rostros cansados, otros se soplan con lo que tienen a mano y unos cuantos lanzan frases sueltas: “Que nos dejen pasar…”, “No somos malos, somos personas que buscan oportunidades”, “Solo queremos seguir nuestro camino…”. Afuera la policía mexicana inspeccionaba el vehículo e interrogaba al conductor que fue detenido bajo los cargos de tráfico de personas.

Lea además: Por qué es tan peligroso el cruce por el río Bravo. Esto es lo que debe saber

“Vamos a buscar la vida al otro lado (en EE. UU.), venimos arriesgando todo, pero qué se va a hacer, allá en Nicaragua está feo, no hay trabajo, no hay nada qué hacer”, dijo uno de los hombres al medio mexicano Impacto Visión Noticias, que dio cobertura al hecho. Todos se dirigían a Piedras Negras, ciudad fronteriza del noreste de México, en el estado de Coahuila, donde pretendían usar el peligroso paso natural por el río Bravo para llegar a Estados Unidos.

Las autoridades mexicanas reportaron el pasado 13 de agosto la detención de 127 migrantes en la carretera de Coahuila, todos nicaragüenses, y según La Razón, otro diario mexicano, las personas tenían tres días de viajar hacinadas, sin agua ni alimentos.

Los extranjeros fueron trasladados a la agencia estatal del Instituto Nacional de Migración (INM) para analizar su situación migratoria, pues de no acreditar su estancia legal comenzará el proceso de retorno a sus países de origen, precisó La Razón.

Nicaragua, un país sin condiciones de vida

Entre los entrevistados por el medio Impacto Visión Noticias, estaba una nicaragüense que viajaba con su niña de 5 años.

El reportero mexicano le pregunta si no le daba miedo realizar ese peligroso viaje hacia Estados Unidos junto a su pequeña hija, la mujer contestó que la necesidad que enfrentaba en Nicaragua la obligó a tomar esos riesgos. Antes de terminar de hablar contiene el llanto.

Raymond Lagos, migrante que viajaba en la furgoneta, se mostró devastado con la detención: “Tengo familia en Nicaragua… dejo a mi hijo y a mi madre”. Ante la pregunta de que si no teme no volverlos a ver, si perece en su intento de llegar a Estados Unidos, responde: “¿Qué se va a hacer? Tengo que rifarme, quedarse allá (Nicaragua), no se puede, porque está difícil la cuestión, entonces tengo que rifármela como sea”. Él salió desde Nueva Segovia.

Puede interesarle: Otros cuatro nicaragüenses desaparecen antes de llegar a Estados Unidos

Según reportes de medios locales de Coahuila, los migrantes se encuentran en el Gimnasio Beto Estrada, en Piedras Negras, debido a que las instalaciones del Instituto Nacional de Migración de México (INM), en Monclova y Piedras Negras se encuentran repletas de migrantes de distintos países. Aunque estos centros de detención están en su máxima capacidad, los operativos para detectar inmigrantes siguen desarrollándose en coordinación con autoridades municipales, estatales y el INM.

Casi cien mil nicas detenidos en fronteras norteamericanas

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés) revela que desde enero a julio de este año 96,193 nicaragüenses han sido detenidos en las fronteras norteamericanas, siendo mayo, el mes con más detenciones registradas (19,087).

Estos datos solo son de nicaragüenses que lograron llegar a ese país de forma irregular, fueron detenidos y registrados por el sistema estadounidense, es decir que la cantidad de viajeros puede ser mucho mayor, tomando en cuenta que muchos no logran llegar hasta su destino por diferentes circunstancias.

La extendida crisis sociopolítica que vive Nicaragua, que ha agudizado el desempleo, la inseguridad y la represión del régimen de Daniel Ortega, ha obligado que las familias emigren en busca de tener una mejor entrada económica que suplan sus necesidades.

Estados Unidos es junto a Costa Rica los principales destinos que buscan los nicaragüenses para emigrar.

Nacionales Estados Unidos México Migración Nicaragua archivo
×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: