14
días
han pasado desde el arresto de nuestro gerente Juan Lorenzo Holmann, y la toma de las instalaciones. Nuestra Redacción está hoy en el exilio. ¿Vas a permitir que la dictadura se salga con la suya?

Rosario Murillo. Captura de pantalla

Murillo lanza amenaza y diputados del régimen acusan a obispo Rolando Álvarez de estar “incitando a la violencia”

Mientras la policía mantiene sitiado en su domicilio al obispo de la Diócesis de Matagalpa, el régimen sube de tono las amenazas

Los diputados sandinistas Carlos Emilio López y Wilfredo Navarro acusaron por separado al obispo de Matagalpa, monseñor Rolando Álvarez, de estar “incitando a la violencia”, en tanto la vicepresidenta designada, Rosario Murillo, amenazó afirmando “que no se deben infringir las leyes, mucho menos cometer delitos”.

Estas declaraciones se dan en el contexto de asedio policial a la sede episcopal de Matagalpa, de donde monseñor Álvarez no ha podido salir para celebrar la misa en la catedral de esa ciudad, porque los policías del régimen Ortega Murillo se lo impiden.

LA PRENSA intentó contactar al presidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN), monseñor Carlos Herrera, pero no respondió llamadas ni a los mensajes enviados.

El obispo Álvarez es una de las pocas voces críticas que todavía se mantienen en el país. El régimen Ortega Murillo persigue y encarcela a todos sus detractores y críticos, lo que desde 2018 ha provocado el exilio de numerosos opositores, precandidatos, periodistas, defensores de derechos humanos e incluso obispos y sacerdotes se han visto obligados a salir del país, para resguardar su seguridad.

Lea además: Rosario Murillo dice que están “manipulando los símbolos sagrados”, mientras el régimen ataca a la Iglesia católica

En declaraciones a un medio de comunicación oficialista, el diputado Wilfredo Navarro se refirió a lo ocurrido este jueves 4 de agosto, cuando monseñor Álvarez salió de la sede episcopal de Matagalpa para enfrentar a los policías que lo han mantenido bajo asedio los últimos cuatro días.

“Este señor Álvarez debe quedar claro que él no está por encima de la ley y con sus actitudes ha hecho que se le pierda el respeto y se le trate como a un político cualquiera”, dijo Navarro.

Los diputados Wilfredo Navarro y Carlos Emilio López.

El diputado Carlos Emilio López manifestó en un largo y repetitivo escrito que publicó en sus redes sociales que “los falsos sacerdotes violan la Ley de Dios, que es la ley del amor al prójimo, y violan las leyes terrenales que garantizan la paz, la democracia, la tranquilidad y el orden público”.

Por su parte, la vicepresidenta designada, Rosario Murillo, en su comunicación habitual del mediodía, advirtió este viernes “que no se deben infringir las leyes y mucho menos cometer delitos”.

“Hay que tomar en cuenta que no se debe, no se puede infringir las leyes y mucho menos cometer delito, porque provocar, hacer ostentación de impunidad es un delito, sobre todo cuando lo que se provoca es discordia, desenfrenos. No se puede sembrar odio o discordia, al contrario tenemos que trabajar en paz, movernos hacia delante en paz y con cariño, sin venenos”, expresó Murillo.

La vocera oficial del régimen agregó que “todos hemos conocido a lo largo de nuestras vidas como instituciones que merecen respeto y generar descrédito hacia esas instituciones que merecen respeto también es un delito, es pecado de lesa espiritualidad”.

COMENTARIOS

  1. Hace 1 semana

    “Pecado de lesa espiritualidad”.Ñooo,ahora si se la fumo ❤️ y ,como en los 6️⃣0️⃣ en la

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: