14
días
han pasado desde el arresto de nuestro gerente Juan Lorenzo Holmann, y la toma de las instalaciones. Nuestra Redacción está hoy en el exilio. ¿Vas a permitir que la dictadura se salga con la suya?

Estos son los países en el hemisferio donde la reina Isabel II funge como jefa de Estado, ¿cuál es su rol político?

Son miembros de la OEA, la mayoría pertenece a la Celac y algunos al Alba. ¿Cómo definen sus decisiones políticas?

Contenido Exclusivo CONTENIDO EXCLUSIVO.

Con 96 años de edad, la reina Isabel II, del Reino Unido, continúa teniendo presencia como jefa de Estado en al menos 50 países conocidos como Commonwealth o Mancomunidad de Naciones. En el hemisferio occidental, casi el 40 por ciento de los países (13 de 35) forma parte de esta instancia: Antigua y Barbuda, Belice, Canadá, Granada, Guyana, Jamaica, Trinidad y Tobago, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Dominica, Bahamas y Barbados.

Dominica, Trinidad y Tobago y Barbados son estados independientes asociados a la Mancomunidad, su sistema es de república parlamentaria, es decir que hay un presidente y un primer ministro, el resto de países son sistemas que aún mantienen a la reina Isabel como su jefa de Estado, con un gobernador como su representante y tienen un primer ministro.

Trinidad y Tobago se independizó en 1968, Dominica lo hizo en 1978 y Barbados concluyó su proceso de independencia en noviembre de 2021.

Sandra Mason asumió la Presidencia de Barbados en noviembre reciente. Getty Images

En el caso de Guyana, las autoridades británicas reconocieron la independencia en 1966, pero debido a sus nexos históricos aún forma parte de la Mancomunidad.

La Commonwealth o Mancomunidad Británica de Naciones es una comunidad de países vinculados directamente al Reino Unido que mantienen estrechos lazos comerciales e intercambios en otros ámbitos. El Reino Unido sigue siendo uno de los países más poderosos e influyentes en el panorama internacional y la quinta economía mundial.

El 11 de diciembre de 1931, el Parlamento Británico aprobó el Estatuto de Westminster, que estableció un estatus de igualdad legislativa entre los dominios autogobernados del Imperio Británico y el Reino Unido. Así surge la Commonwealth británica.

La reina Isabel II firma la nueva Constitución de Canadá en 1982. A su lado, sentado, el exprimer ministro canadiense Elliott Trudeau. Tomada de Internet

Lea también: Rechazo de los ocho expresidentes ticos a candidato del régimen de Ortega en Secretaría SICA, ¿incidirá en decisión de Chaves?

El reinado de Isabel II es uno de los más largos de la historia. Lleva 70 años en el trono de Inglaterra y de los países de la Commonwealth. El 6 de febrero de 1952 fue nombrada reina tras el fallecimiento de su padre, el rey Jorge VI y, según la BBC, es la jefa de Estado de 138 millones de personas.

Elizabeth Alexandra Mary es su nombre legal, contrajo matrimonio con el teniente Felipe de Mountbatten, príncipe de Grecia y Dinamarca, más conocido como Felipe de Edimburgo, fallecido el año pasado. Un año después dio a luz a su primer hijo, el príncipe Carlos, en total son cuatro hijos que tuvo Isabel con Felipe: Carlos príncipe de Gales, Anne princesa real, el príncipe Andrew de York y el príncipe Edward conde de Wessex.

Algunos países son partes de la OEA, Celac y Alba

Tres de los países donde la reina Isabel II es la jefa de Estado forman parte de varias organizaciones regionales, como la Organización de Estados Americanos (OEA), la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y la  Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba).

Son miembros de la OEA: Santa Lucía, San Cristóbal y Nieves, Antigua y Barbuda, Bahamas, Barbados, Belice, Dominica, Jamaica, Grenada (Granada), Trinidad y Tobago, San Vicente y las Granadinas y Canadá.

En el caso de la Celac, el mecanismo intergubernamental de diálogo y concertación política, los países integrantes son: Antigua y Barbuda, Bahamas, Barbados, Belice, Dominica, Granada, Jamaica, San Cristóbal y Nieves, San Vicente y las Granadinas, Santa Lucía, y Trinidad y Tobago.

De estos países también son miembros del Alba: San Vicente y las Granadinas, Antigua y Barbuda, Santa Lucía, Dominica, San Cristóbal y Nieves y Granada.

Lea más en: ¿Puede aún la OEA hacer algo respecto a Nicaragua?

En foros como la OEA, San Vicente y las Granadinas, por ejemplo, se ha caracterizado por abstenerse en las resoluciones que aprueba el organismo en cuanto a la situación y crisis sociopolítica de Nicaragua. Por su parte Santa Lucía, Antigua y Barbuda, Canadá, Belice, Jamaica, Bahamas, Dominica, San Cristóbal y Nieves, Granada, Barbados y Trinidad y Tobago apoyaron la más reciente resolución del Consejo Permanente de la OEA que exige a Nicaragua que le devuelva las oficinas expropiadas del organismo en Managua.

Cabe destacar que de hecho la resolución de la Asamblea General de la OEA que declaró que las elecciones presidenciales de 2021 son ilegítimas fue impulsada por la representación de Canadá en nombre propio y en representación de las misiones permanentes como Antigua y Barbuda. De los países caribeños que son miembros votaron a favor: Granada, Jamaica, Antigua y Barbuda, Bahamas, Canadá, y Barbados que en ese momento aún formaba parte de “reinos de la Commonwealth”, se abstuvieron: San Vicente y las Granadinas, Santa Lucía, Belice, mientras que San Cristóbal y Nieves estuvo ausente.

¿Cómo toman sus decisiones políticas y qué representa la reina?

Partiendo de lo anterior surge la interrogante de ¿cómo estos países toman sus decisiones o rumbo político? LA PRENSA consultó a expertos en relaciones y derecho internacional quienes explican el modelo que siguen estas naciones.

El experto en derecho internacional, temas de integración y catedrático de la Universidad de Costa Rica (UCR), Carlos Murillo Zamora, resalta que se debe tener en cuenta que en esos países “hay una división entre el jefe de Estado y jefe de Gobierno”.

Le puede interesar: ¿Tiene Ortega carta abierta para incidir en su candidato si es ratificado como secretario general del SICA?

Y por lo anterior explica que “hasta ahora históricamente el jefe de Estado ha sido la reina Isabel II y el jefe de gobierno es el primer ministro que está en cada uno de los países por una cortesía al Reino Unido, porque estos países fueron colonias británicas, entonces las decisiones políticas las decide el primer ministro y el gobierno de cada uno de esos países, y los embajadores, pero por una formalidad cuando se habla de jefe de Estado es cuando aparece la reina, por eso cuando estos países van a reuniones como la Cumbre de las Américas se habla de jefe de Estado y Gobiernos. Es una formalidad, lo que representa la reina es un reconocimiento de que son parte de la Commonwealth, pero la reina no decide nada de lo que ocurre en esos países”.

Analista internacional Carlos Murillo Zamora. LA PRENSA / CORTESÍA

Analista internacional Carlos Murillo Zamora. LA PRENSA / CORTESÍA

Por lo que Murillo Zamora no duda en asestar que lo que prima en estos países es el sistema parlamentario donde eligen al primer ministro que es el jefe de gobierno que representa al país tanto en asuntos internos, como en política exterior.

“Entonces la reina, incluso en la mayoría de esos países, tiene décadas de no visitarlos y cuando lo hacen el príncipe Carlos y el príncipe Guillermo, que lo hacen en nombre de la reina, los atienden como invitados especiales, pero no tienen nada que ver en asuntos políticos internos. Hace muchas décadas cuando asistía la reina a esos países, asistía al parlamento a una sesión honoraria, pero fue una formalidad que fue desapareciendo poco a poco”, resaltó.

En esa misma línea, Carlos Cascante Segura, profesor de la Escuela de Relaciones Internacionales de la Universidad Nacional de Costa Rica (UNA), refiere que la representación monárquica es “simbólica”, puesto que “son países donde sus sistemas políticos es independiente en relación con la Gran Bretaña, la institución del parlamento y el primer ministro son las que predomina, y la jefatura del Estado en términos prácticos la maneja el primer ministro y en términos políticos también, entonces generalmente las decisiones son internas, no tanto vinculadas a Gran Bretaña”.

Carlos Cascante Segura, experto costarricense. LA PRENSA / TOMADA DE INTERNET

Precisamente agrega que los países o pequeñas islas del Caribe desarrollaron movimientos nacionalistas e independentistas, un poco antes de la II Guerra Mundial y se fortalecieron después con el proceso de descolonización, dice que “los británicos buscaron un mecanismo para darles una mucha mayor autonomía sin que necesariamente dejaran de formar parte del sistema británico y durante los años 50 y 60 (del siglo pasado) desarrollaron el Commonwealth”, indicó.

Cascante explicó que “en el sistema estos países gozan de una autonomía muy grande, tienen una personalidad internacional propia, es decir, pueden formar parte de organismos internacionales, etcétera, pero como un símbolo de la presencia con la Gran Bretaña mantuvieron como cabeza del gobierno a la monarquía británica, en ese elemento de simbología, también había un elemento económico que era que estos países tenían facilidades financieras y comerciales con la Gran Bretaña”.

Le puede interesar: Régimen de Ortega busca la Secretaría General del SICA. Conozca por qué no la tiene garantizada

Por su parte, un experto en relaciones internacionales y exfuncionario nicaragüense comparte que el jefe de Gobierno es el que “actúa en las situaciones políticas” y la reina es “una figura decorativa” en las comunidades de islas, y “políticamente no significa nada porque la reina no da órdenes a nadie ni en su propio país”.

¿Por qué países deciden que Isabel no sea más su jefa de Estado?

Sobre esta interrogante, el experto Murillo Zamora sostiene que se podría entender que la razón principal es que sencillamente se está “ingresando en el siglo XXI” y opina que “si la reina no cumple con ninguna función no tiene sentido, mejor recuperan ese cargo de jefe de Estado y lo que tendrían que decidir esos países es que nombran, como ocurre en Francia, a un presidente que es el jefe de Estado y hay un primer ministro que es el jefe de gobierno y eso ocurre en muchos países”.

Ejemplifica que en América Latina se juntó la figura del jefe de Estado con el jefe de gobierno, y que si eso llegase a pasar en esos países “no va a pasar nada. Quitan a la reina como la jefa de Estado y no va a cambiar absolutamente nada en ninguno de esos dos países, y ni creo que la reina los invada por haber quitado a la reina como la jefa de Estado”.

Reina Isabel II. LA PRENSA/ARCHIVO

Cascante Segura destaca que con el paso del tiempo “estos países han querido desarrollar primero una identidad propia que implica eliminar toda simbología de su pasado colonial, pero también mayor diversidad comercial y eso se ha conjuntado con la mayor presencia de China en el Caribe”.

Continúa y cita como ejemplo el caso de Barbados “cuando se convirtió en república algunos indicaron que eso lo hacía para tener mayor facilidades para comerciar con China, y es factible que en los próximos años tengamos esa conformación, que estos países pasen de ser monarquías a repúblicas precisamente con ambos intereses por dos razones: crear su propia identidad política, fortalecer su propia identidad política con un rechazo del pasado colonial, y dos: no estar encadenados solo a tener un comercio privilegiado con Estados Unidos y la Gran Bretaña, sino cada vez más tener mayor amplitud para negociar con otros países”.

El exfuncionario nicaragüense, por su parte, insiste en que no se debe dejar atrás que “hay un impacto en eso, sentirse independiente por completo. No le veo nada malo que lo hagan, por ejemplo en Centroamérica todos los países son independientes”.

No obstante, no duda en sostener que tras la independización de algunos países se tiene que tener mucho cuidado con la influencia venezolana, país vecino de algunos países de la Mancomunidad, es el caso de Guyana, Trinidad y Tobago, Granada y San Vicente y las Granadinas. “Nicolás Maduro se siente el rey, o desea tener más poder del que ya tiene, podría ser lo que quiere Maduro después que se quiten el peso de esa corona inglesa, tener mayor influencia”.

Los primeros ministros de los países caribeños

Canadá

Justin Trudeau es el primer ministro de Canadá desde 2015. De 50 años, Trudeau es miembro del Partido Liberal. Desde el 26 de julio de 2021, el cargo de gobernadora general de Canadá (representante de la Reina Isabel II) lo asumió Mary J. May Simon

Belice

Desde el 12 de noviembre de 2020, Johnny Briceño, de 61 años, asumió el cargo de primer ministro de Belice, es líder del Partido Popular Unido, que generalmente se califica como social demócrata-centro izquierda. La antigua Honduras Británica se independizó del Reino Unido en 1981, identificándose con el sistema de gobierno Monarquía Constitucional Parlamentaria, manteniendo a la reina Isabel II como la máxima autoridad del Estado.

Jamaica

Andrew Holness es el primer ministro de Jamaica desde el 2 de marzo de 2016. Con 49 años, es miembro del Partido Laborista de Jamaica, ubicado como organización de centro-derecha. En marzo de 2022, Holness oficializó la intención de la isla de independizarse del Reino Unido.

Barbados

Barbados es una isla del este caribeño y una nación independiente de la Mancomunidad Británica. Desde el 25 de mayo de 2018 fue electa primera ministra Mia Mottley, de 56 años, siendo la primera mujer en ocupar el cargo. Es presidenta del Partido Laborista de Barbados, el más antiguo del país, considerado de centro-izquierda. El 30 de noviembre de 2021, Sandra Mason, de 73 años, asumió el cargo como presidenta del país, la primera en su historia; es una política independiente elegida por el Legislativo en el cargo.

Bahamas

Philip Davis, de 71 años, es el primer ministro de Bahamas desde 2021. Miembro del Partido Progresista Liberal, calificado de centro-izquierda.

Dominica

Desde el año 2004, Roosevelt Skerrit es el primer ministro de Dominica. Con 50 años, es miembro del Partido Laborista de Dominica (PLD), identificado con ideología de socialismo democrático (socialdemocracia). El presidente de la Mancomunidad de Dominica es Charles Savarin desde el 2 de octubre de 2013, con 78 años, también miembro del PLD.

Granada

 Dickon Mitchell, de 44 años, fue juramentado el reciente 24 de junio como primer ministro de Granada, tras derrotar a Keith Mitchell, de 75 años, quien iba tras su sexta reelección. Keith Mitchell asumió el puesto en 2013, anteriormente estuvo en el período 1995-2008. Había sumado 22 años en el cargo, en dos diferentes períodos. Dickon Mitchell, es miembro del Congreso Nacional Democrático (NDC), un partido de izquierda.

San Vicente y las Granadinas

El primer ministro de San Vicente y las Granadinas, Ralph Gonsalves, de 75 años, asumió el cargo el 29 marzo de 2001, lleva 21 años en funciones. Fue el único país del hemisferio que no asistió a la IX Cumbre de las Américas, celebrada recientemente en Estados Unidos, en “solidaridad” por no haber invitado a lo regímenes de Nicaragua, Cuba y Venezuela. Es conocido como el “camarada Ralph”, es líder del Partido de la Unidad Laborista, calificado de izquierda.

Guyana

Actualmente de 42 años, Irfaan Alí, asumió la Presidencia de la República Cooperativa de Guyana, país ubicado en Suramérica, el 2 de agosto de 2020, era el candidato del Partido Popular Progresista Cívico, calificado de centro-izquierda. En la misma fecha asumió el puesto de primer ministro Mark Phillips, de 60 años, designado por Alí.

San Cristóbal y Nieves

Timothy Harris, de 57 años, es el primer ministro de San Cristóbal y Nieves desde el 18 de febrero de 2015. Es miembro del Partido Laborista del Pueblo (centro-izquierda), llegó al cargo como candidato de la coalición Unidad en Equipo.

Santa Lucía

Desde el 28 de julio de 2021, Philip J. Pierre, de 67 años, asumió el cargo de primer ministro de Santa Lucía. Es líder del Partido Laborista Santa Lucía, de ideología social-demócrata, calificado de centro-izquierda.

Antigua y Barbuda

Gaston Browne, de 55 años, es el primer ministro de este país insular desde el 13 de junio de 2014. Es miembro del Partido Laborista de Antigua, de ideología social-demócrata.

Trinidad y Tobago

Paula-Mae Weekes es la presidenta de Trinidad y Tobago. Tiene 58 años y asumió el cargo el 19 de marzo de 2018. Es una política independiente. Fue candidata por el Partido Nacional del Pueblo, calificado de centro-derecha.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: