14
días
Con nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann, detenido e instalaciones tomadas. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD! ¡LA DICTADURA NO PUEDE
OCULTAR LA VERDAD!
Con nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann, detenido e instalaciones tomadas. #LibertadParaLosPresosPolíticosdeNicaragua #LibertadParaLosPresos
PolíticosdeNicaragua

Monseñor Rolando Álvarez. Archivo/LA PRENSA

Conferencias episcopales de Centroamérica muestran su respaldo a líderes religiosos asediados por el régimen

Monseñor Rolando José Álvarez “en estos momentos experimenta persecución por ser profeta ante la situación difícil por la crisis sociopolítica que vive el pueblo nicaragüense”, expresó la Conferencia Episcopal Panameña

La Conferencia Episcopal de Costa Rica y la de Panamá se solidarizaron este sábado con los líderes de la Iglesia católica de Nicaragua que han sufrido asedio de la Policía y de paramilitares del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo en los últimos días.

El hostigamiento en contra de la Iglesia católica se ha enfocado por ahora en monseñor Rolando José Álvarez, obispo de la Diócesis de Matagalpa y administrador apostólico de la Diócesis de Estelí, y el padre Harving Padilla, de la Parroquia San Juan Bautista, en Masaya. Asimismo, el régimen ordenó eliminar el Canal Católico del servicio de televisión por cable.

Lea también: Arquidiócesis de Managua rechaza asedio a líderes religiosos y ONU advierte que ya nadie está libre de persecución en Nicaragua

Los obispos de la Conferencia Episcopal de Costa Rica expresaron, a través de un comunicado, su solidaridad a los obispos nicaragüenses y al pueblo de este país. “Tengan la seguridad de nuestra solidaridad y oración, especialmente en los momentos de prueba. Rogamos a Dios que les permita mantenerse fieles a su misión y les otorgue un espíritu de sabiduría”, dice el escrito.

Asimismo, pidieron al pueblo católico costarricense elevar una oración por Nicaragua y los obispos asediados.

Monseñor Álvarez se encuentra recluido en oración y ayuno en la Parroquia Santo Cristo de las Colinas, en Managua, templo que permaneció asediado este sábado, por segundo día, por la Policía orteguista.

En un recorrido que realizó durante la mañana de este sábado LA PRENSA por ese lugar, constató que agentes policiales y de la Dirección de Operaciones Especiales Policiales (DOEP), armados, están apostados en todo el perímetro de la iglesia.

Los agentes cerraron la calle que da a la entrada principal del templo.

Por su parte, el padre Padilla, quien ha sido asediado por la policía desde el pasado 14 de mayo, confirmó a LA PRENSA que este sábado los policías volvieron a apostarse en las afueras del templo religioso.

Le puede interesar: Policía orteguista cierra la calle de la parroquia donde se encuentra monseñor Rolando Álvarez

“Hace como una hora se volvieron a apostar con un dispositivo más numeroso y ahora cerraron las calles de acceso a la iglesia e interrogan a las personas que pasan, preguntándoles que cual es su destino. Prácticamente me tienen cercado”, expresó el sacerdote.

El religioso había dicho el viernes a este Diario que los policías se habían retirado el jueves por la tarde, pero este sábado volvieron. “Ayer se retiraron y hoy nuevamente se vinieron a apostar, pero ahora con un número mayor de policías y con antimotines. Ahorita está lloviendo, no sé si están en las patrullas, pero antes estaban en las patrullas y alrededor de todo el perímetro de la iglesia, en el parque San Juan”, precisó este sábado Padilla.

Esto dice la Conferencia Episcopal Panameña

La Conferencia Episcopal Panameña expresó su solidaridad con Monseñor Rolando José Álvarez, “en estos momentos en que experimenta la persecución por ser profeta ante la situación difícil por la crisis sociopolítica que vive el pueblo nicaragüense”.

“Nos unimos a la oración para que cese la persecución a Monseñor Rolando y al Padre Harving Padilla, quien también se le ha limitado vivir y celebrar la fe en un ambiente de libertad y paz”, indicó mediante un comunicado.

Desde el 2018, tras las protestas ciudadanas, los sacerdotes y obispos de la Iglesia católica han sido blanco de ataques verbales y agresiones físicas de parte del régimen de Ortega, por demandar el respeto a los derechos humanos.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: